Pueblos de Aldama, Chiapas, bajo ataque por conflicto territorial y sin actuación de autoridades
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Pueblos de Aldama, Chiapas, bajo ataque por conflicto territorial y sin actuación de autoridades

Pobladores y activistas aseguran que casi todos los días hay balazos en la zona donde colindan los municipios de Aldama y Chenalhó; los habitantes del primero acusan a grupos paramilitares de dispararles mientras realizan sus actividades cotidianas.
Cuartoscuro
24 de mayo, 2019
Comparte

A las 2 de la tarde de este miércoles 22 de mayo, Juan Lunes Santiz, de 19 años, recibió un balazo mientras se encontraba en el patio de su vivienda, en la comunidad de Cocó, municipio de Aldama, en Los Altos de Chiapas. Acababa de volver del trabajo en el cultivo del café y la milpa.

“Entró a su casa, dejó sus herramientas, como llevaba hambre, pasó por el patio para ir a la cocina a traer su comida. Ahí fue cuando le dieron. Así pasa acá en Aldama, en cualquier momento te puede llegar un balazo”, dice Abel, uno de los vecinos del joven, quien pidió no poner su nombre real.

Una comunidad de casi 2 mil personas huye por la violencia en Chiapas

La bala se alojó en el pie derecho del muchacho, en el empeine. Abel dice que los policías y militares que se supone cuidan la zona, llegaron ya nada más para llevarse al herido al Hospital de Las Culturas en San Cristóbal de Las Casas, donde permanece hasta ahora.

“Casi todos los días disparan desde Santa Martha (Chenalhó) a las comunidades de Aldama, sobre todo a Tabak, Cocó’, San Pedro Cotsilnam, Stselej Potop, Xchuchte y Puente, las que están en la franja donde colindan ambos municipios”, explica Azalia Hernández, vocera del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba).

Los pobladores, agrega, “son víctimas de ataques con armas de fuego por parte de grupos civiles armados de corte paramilitar, procedentes del ejido Manuel Utrilla del municipio de Chenalhó, responsables del desplazamiento forzado masivo de 2036 personas, quienes salen de sus comunidades hacia la montaña cuando empiezan los disparos y luego regresan”.

Todos vienen y prometen, pero seguimos en la misma: la vida de los desplazados de Aldama, Chiapas

La rivalidad entre la agencia municipal de Santa Martha, en Chenalhó, y las comunidades de Aldama es histórica. Solo un río divide a ambas localidades. Las parcelas de ambos lados son el más reciente factor de disputa.

Los problemas de tierras entre ambas zonas vienen desde de la década de los años 70 cuando se hizo la reforma agraria en el país. Pero durante mucho tiempo,  habían logrado negociar y consensar.

Una acción del gobierno volvió a detonar el problema, el Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares (Procede) con el que se hicieron nuevos planos de los bienes comunales de los que resultó que una porción de tierra que aparentemente era de Aldama quedó dentro de Santa Martha.

Fue a mediados de 2016 cuando los conflictos empezaron a subir de tono en la zona limítrofe, hasta llevar al desplazamiento de 90 familias de Cocó, 145 de Tabak y de otras zonas de Aldama, quienes después de un año volvieron a sus comunidades, pero permanecen bajo ataque por parte de sus vecinos.

Resultado de esos ataques, de acuerdo a datos proporcionados por los pobladores, desde finales de 2017 a la fecha han sido asesinadas cuatro personas y 12 han resultados heridas, entre ellas dos menores de edad.

“Un niño de tres años estaba jugando cerca de su casa cuando una bala lo alcanzó, otro menor estaba comiendo con su familia e igual, de pronto le entró la bala. A otras personas les ha tocado mientras cortan leña, mientras están en la milpa, mientras andan en los caminos. Aquí ya no se puede hacer vida normal. Los niños ya no juegan, tienen miedo”, cuenta Abel.

El Frayba tiene reportes en el mismo sentido. Como el de enero, cuando una señora estaba en el patio de su casa, dándole de comer a sus gallinas, y la hirieron en la mejilla.

Los ataques se intensifican en tiempo del corte de café o en festividades, pero no hay una explicación de por qué se incrementaron este miércoles, cuando empezaron desde las 7 de la mañana hacia diversas comunidades de Aldama, sobre todo Cocó, Xchuchte y Tabak. A las 12 del día los balazos abarcaron casi toda la franja en donde colindan los dos municipios.

“Ya no sabemos ni por qué. Hay 60 hectáreas de tierra que tenemos en disputa con el municipio vecino de Chenalhó, pero creo que ya ni es por eso, esto ya es un conflicto social, más que por tierras. Ellos son paramilitares, andan muy armados, traen armas de alto calibre, en las ráfagas se escucha, y luego andan tomados. Son los herederos, los mismos hijos, de los que perpetraron la masacre de Acteal”, afirma Abel.

Buscarán la ruta

Durante su conferencia del este jueves 23 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador escuchó de voz del periodista Ernesto Ledesma la situación que viven los pobladores de Aldama, de quienes el Frayba y Abel aclaran que no están desplazados de forma permanente de sus comunidades.

Van y vienen. Abel dice que cuando empiezan los disparos, corren a la montaña. “Si pasan rápido, volvemos a nuestras casas, si no, nos quedamos escondidos donde se pueda, y si cae la noche, nos cubrimos con lo que se pueda, con lo que nos puedan acercar familiares, amigos”.

Con el gesto serio, Obrador escuchó a Ledesma hablar del incremento de la violencia en la zona durante esta semana. El presidente le pidió a Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, que atienda el tema. “Tenemos la obligación de intervenir y pedirle al gobierno de Chiapas que haya una respuesta”, afirmó.

Animal Político solicitó una entrevista con Alejandro Encinas para saber cuál es la estrategia que tiene la subsecretaría para atender a los desplazados de Chiapas, pero su oficina de comunicación social respondió que estaba en un viaje en Nayarit y no podía tomar la llamada.

Detienen en Chiapas a 367 migrantes que iban hacia EU

La oficina de comunicación informó que la subsecretaría hará una ruta de salud por los heridos que reportó Ledesma y que este viernes el subsecretario tendrá reuniones sobre el tema de seguridad en esa área.

Cuestionados sobre cuál ha sido la estrategia para atender el problema, respondieron que se han coordinado acciones con la Secretaría de Seguridad Pública Ciudadana y con la Marina en materia de seguridad, “desde el 27 y 28 de diciembre, cuando fueron a la zona”.

El Frayba acusa “que el gobierno federal pensó que con instalar una base de operaciones mixtas se resolvería el problema, pero la violencia no se acabará mientras no se investigue a los autores de los ataques y se les desarme, que es la exigencia de los pobladores de Aldama”.

Aun estando aquí la policía y los militares, dice Abel, los de Santa Martha no dejan de disparar. “El 23 de enero se instaló la base de la policía en la comunidad de Cocó, según para mantener la seguridad. Pero los policías recibían también los disparos y mejor se fueron. El 9 de abril huyeron”.

Abel asegura que el miércoles, cuando arreciaron los balazos a las comunidades, pidieron apoyo. “Llegaron siete policías y ocho militares, con un carro pequeño de bajo tonelaje. Pero nada más se llevaron al herido. No hacen nada, dicen que no los pueden detener, que no tienen orden para eso, y solo se esconden o solo se llevan a los heridos”.

Comuneros desplazados de Chiapas viven con el miedo de ser asesinados o detenidos

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rescatan en México a niños de un campamento perteneciente a Lev Tahor, grupo judío ortodoxo

El grupo de Lev Tahor se extiende actualmente por Israel, EU, Macedonia del Norte, Marruecos, México y Guatemala.
29 de septiembre, 2022
Comparte

La policía de México sacó a un grupo de niños y adolescentes de un campamento en la jungla, perteneciente a un grupo judío ultraortodoxo en el país, según pudo saber la BBC.

Los agentes arrestaron a dos miembros de Lev Tahor sospechosos de estar involucrados en tráfico de personas y cometer ofensas sexuales graves, incluyendo violación, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel.

Uno de los menores rescatado del campamento, de 3 años de edad, fue puesto en un vuelo con destino a Israel.

El grupo Lev Tahor (Corazón Puro en hebreo) se conoce por sus prácticas extremas y por imponer un régimen estricto a sus miembros.

Aboga por los matrimonios infantiles, impone castigos severos a las transgresiones más pequeñas y les pide a las mujeres y a las niñas desde los 3 años de edad que se cubran completamente con túnicas.

Los lineamientos le han ganado el apodo del Talibán judío, debido a las similitudes que su código de vestimenta tiene con el que impone el grupo islamista sunita que controla Afganistán.

El operativo

La policía entró en el campamento, situado unos 17 kilómetros al norte de la ciudad de Tapachula, en el estado de Chiapas, en la mañana del pasado viernes.

Un niño saca su mano por debajo de una cerca a manera de protesta.

Reuters
Se vio a varios miembros de la secta Lev Tahor protestando en las instalaciones donde los mantienen, en el estado de Chiapas.

Un juez federal dio la orden de arrestar a varios líderes del grupo de los cuales se sospecha la participación en abuso a menores, después de una investigación llevada a cabo por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada.

Una fuente israelí con conexiones al operativo de rescate dijo que los niños y niñas fueron separados rápidamente del resto del grupo, ante el temor de que otros miembros los pusieran en riesgo al intentar impedir el rescate.

Se encontró a 26 miembros del grupo en el campamento, dentro de los cuales había israelíes con ciudadanía doble de países que incluían Canadá, EE.UU. y Guatemala, explicó el Ministerio de Relaciones Exteriores israelí.

Agregó que en el operativo se arrestó a un ciudadano canadiense y un ciudadano israelí. Otros dos miembros requeridos por la justicia se encuentran a la fuga después de abandonar el campamento dos días antes dela acción policial.

Otros cinco fueron detenidos por presunta violación de las leyes migratorias.

El resto de los miembros de la secta se encuentran en instalaciones de la Secretaría de Bienestar de México, a la espera de la decisión que se tome con ellos, dijo la Cancillería israelí.

El menor de 3 años era el hijo de un israelí, Yisrael Amir, quien abandonó el grupo anteriormente. Amir voló con su hijo a Israel este lunes.

“Culto peligroso”

Niñas de la secta

Raffi Berg
Hay niños de hasta 3 años en la secta Lev Tahor.

La policía de México trabajó en conjunto con un grupo de cuatro voluntarios de Israel, incluyendo exagentes del Mossad, para llevar a cabo la operación.

La unidad élite de policía que llevó a cabo la redada “de manera muy cuidadosa y sin acudir a métodos violentos” incluía agentes masculinos y femeninos por el gran número de mujeres y niños en la secta, dijo la fuente israelí.

“Las autoridades mexicanas cumplieron con su labor de la mejor manera posible”, añadió.

La operación echó a andar aproximadamente hace dos años, cuando Amir y otros familiares de miembros de la secta le pidieron ayuda a los exagentes del Mossad.

El equipo viajó entre Israel y Guatemala, donde la agrupación religiosa se instaló en 2014, y llevó a cabo operaciones de seguimiento en colaboración con autoridades locales, agencias de seguridad y un investigador privado guatemalteco.

En enero, unos 40 o 50 miembros de la secta cruzaron la frontera de forma ilegal hacia México, donde se les siguió hasta una zona selvática en el norte de Tapachula.

El grupo en Guatemala

El liderazgo del grupo en Guatemala está en el centro de la investigación de un caso de secuestro desde 2018, cuando dos menores que fueron llevados a Nueva York por su madre luego de escapar de la comunidad fueron raptados nuevamente.

Fueron rescatados tres semanas después en México.

Nueve miembros de la secta fueron acusados por este caso:

  • Cuatro -incluido el hijo del fundador de la secta y actual líder, Nachman Helbrans- están en prisión.
  • Uno fue condenado, pero quedó en libertad por sentencia cumplida.
  • Se espera que otro sea sentenciado en noviembre.
  • Otros dos están a la espera de juicio y uno está bajo custodia en Guatemala.

El rabino Shlomo Helbrans formó Lev Tahor en Israel en 1988 y luego se mudó a EE.UU.

Estuvo preso dos años después de ser sentenciado por secuestro en 1994. Se ahogó en México en 2017.

El grupo cuenta con unos 350 miembros y ha sido obligado a mudarse de país en país en los últimos años después de estar bajo escrutinio de las autoridades locales.

Actualmente se extiende por Israel, EE.UU., Macedonia del Norte, Marruecos, México y Guatemala. Por lo menos 70 u 80 de sus miembros permanecen en el país centroamericano.

Mientras algunos describen a Lev Tahor como ultraortodoxo, el grupo sigue sus propias reglas y ha sido considerado un “culto peligroso” por una corte israelí.

Sus líderes niegan haber violado leyes locales y dicen que son perseguidos por sus convicciones.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ccR7nBO-7w0&list=PLLhUyPZ7578fO1FAne436D26PBdXhqG4p&index=22

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.