close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

11 mil 437 personas fueron desplazadas en 2018 por el crimen organizado y conflictos territoriales

Entre enero de 2016 y diciembre de 2018 el total de personas internamente desplazadas por la fuerza ascendió a 338 mil 405.
Cuartoscuro
4 de junio, 2019
Comparte

Durante 2018 se registraron al menos 25 episodios de desplazamiento interno forzado en México, que afectaron a 11 mil 491 personas, de los cuales mil 437 eran niñas y niños, reveló un informe elaborado por la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH).

Los estados afectados fueron Guerrero, con 5 mil 056 personas desplazadas; Chiapas, con 5 mil 035; Sinaloa, con 836; Oaxaca, con 300 y Michoacán con 240.

En el informe ‘Desplazamiento Interno Forzado Masivo en México’, entre enero de 2016 y diciembre de 2018 el total de personas internamente desplazadas por la fuerza ascendió a 338 mil 405.

Sin embargo, en el mismo periodo se redujo 50.4% el número de personas desplazadas, que en 2016 fueron 23 mil 169, para 2017 se registraron 20 mil 390 y en 2018 se tuvo conocimiento que 11 mil 491 fueron afectadas.

Lee: Desplazados de Guerrero acusan que el gobierno federal no tiene una estrategia para ayudarlos

Sobre las causas que provocaron los episodios de desplazamiento, la CMDPDH indicó que en todos ellos “se registró la presencia y/o el uso directo de la violencia”.

Veinte de los 25 episodios fueron causados por violencia por parte de grupos armados, en Guerrero, Sinaloa y Michoacán.

Otros cinco de los 25 fueron causados por violencia política, conflictividad social y/o conflictos territoriales, en Chiapas y Oaxaca.

En el informe, la organización detalló que en el 84% de los casos se usaron armas de fuego, en el 80% se reportó que la población recibió amenazas y en el 52% se indicó que casa, cultivos o negocios fueron quemados, destruidos o baleados.

Te puede interesar: Desplazados de Guerrero denuncian que gobierno los obligó a rentar casas y no les ha pagado

Además, en el 32% se reportó el saqueo de viviendas, en 24% hubo extorsión o cobros de cuotas de piso, en el 20% se dio con violencia el desalojo y en 16% hubo reclutamiento forzado de personas.

En el 16% de los episodios de desplazamiento forzado se reportó la desaparición de personas pertenecientes a la comunidad y en el 12% de los casos las comunidades ya habían sido obligadas a huir de sus viviendas en ocasiones anteriores.

¿Quiénes son los desplazados?

De acuerdo con el reporte, en todos los episodios de desplazamiento interno forzado en 2018 se mencionó que entre las víctimas se encontraban “familias”, lo que indica un perfil diverso de personas: mujeres, hombres, jóvenes, niñas, niños y adultos mayores.

En el 72% de los casos se mencionó específicamente la presencia de niñas y niños, en el 60% se reportó que mujeres fueron afectadas por el desplazamiento, mientras en el 20% los afectados pertenecían a poblaciones indígenas.

Lee también: 12 pasos para proteger víctimas de desplazamiento

En el 52% se mencionó específicamente la presencia de adultos mayores, en el 28% de hombres, en el 16% de jóvenes y en el 12% se reportó que había mujeres embarazadas.

Respecto al tipo de localidad donde tuvieron lugar los episodios de desplazamiento, se observó que el 84% ocurrió en entornos rurales, 8% en comunidades urbanas, el 4% sucedió en poblaciones rurales y urbanas, mientras en otro 4% no se pudo determinar las características del lugar.

En el último año, se tuvo conocimiento que en tres de los 25 episodios por lo menos parte de la población desplazada regresó a sus lugares de origen o de residencia habitual, y en un caso hubo un intento fallido de retorno.

En dos de los casos, sucedidos en el municipio de Leonardo Bravo, Guerrero, se reportó que la población retornó a sus hogares bajo presión de funcionarios del gobierno y/o sin que hubiera condiciones que garantizaran su plena seguridad.

Más sobre el tema: Una comunidad de casi 2 mil personas huye por la violencia en Chiapas

Además de los episodios incluidos en el informe, la CMDPDH reportó que se registraron dos episodios de desplazamiento interno forzado no masivo en 2018, provocados por intolerancia religiosa, uno en Chiapas y otro en Oaxaca.

También mencionó el caso de Coatzacoalcos, Veracruz, donde, antes de 2018, comenzó a registrarse la salida masiva de habitantes por motivos relacionados con la inseguridad.

Para la organización es preocupante que, aunque se trató de un fenómeno con amplia distribución a lo largo del país, se concentró “de forma desproporcionada” en Guerrero y Chiapas, además de que en algunos casos se vieron involucrados agentes del Estado, lo que “evidencia que este no falla solo por omisión”.

El CMDPDH concluyó que, a pesar de algunos avances en el reconocimiento institucional del desplazamiento interno forzado, “aún existen desafíos importantes en lo que se refiere a la atención integral” de este, como la falta de un diagnóstico especializado y comprehensivo sobre la situación de las víctimas.

Lee: Desplazamiento forzado: el saldo oculto de la guerra

“Asimismo, la ausencia de un marco normativo y de programas de atención y protección a nivel federal agrava la situación de vulnerabilidad de las víctimas, generando, además, la violación continuada de una serie de derechos humanos y diversas formas de revictimización”, agregó.

De acuerdo con la organización, es urgente que el Estado mexicano elabore un diagnóstico especializado del fenómeno, cree un marco normativo compatible con los estándares internacionales en términos de protección de personas internamente desplazadas, la implementación de políticas públicas para atender a las víctimas y trabaje en la construcción de soluciones duraderas al fenómeno.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
BBC

La conmovedora cabina telefónica en Japón para "hablar" con los muertos

El "teléfono del viento" es un centro de peregrinaje para aquellos que perdieron seres queridos en el terremoto y tsunami que golpearon a Japón en marzo de 2011.
BBC
13 de junio, 2019
Comparte

El terremoto y tsunami que golpeó a Japón el 11 de marzo de 2011 con olas de más de 9 metros dejó una estela de destrucción y muerte en las comunidades costeras.

Otsuchi, un pequeño pueblo en el Norte de Japón, perdió todo, incluyendo a 2.000 de sus pobladores.

Uno de sus habitantes, Itaru Sasaki, estaba de duelo por la muerte de su primo antes de la llegada del tsunami. Para sobrellevar el dolor, decidió instalar una cabina telefónica en una ventosa colina a orillas del océano Pacífico.

Entrar a esa cabina blanca y discar el teléfono de su primo en un antiguo teléfono negro desconectado, le hacía sentir que podía hablar y ser escuchado.

Según Sasaki, allí, las palabras eran arrastradas por el viento.

Tras el devastador tsunami, la fama del “teléfono del viento” creció y el lugar se convirtió en un centro de peregrinaje para aquellos que perdieron seres queridos.

La periodista de la BBC Miwako Ozawa, quien estuvo en Otsuchi poco después del tsunami, regresó al lugar 8 años después para ver cómo sus habitantes lidian con el duelo y cómo el teléfono les ayudaba.

Terremoto y tsnumami en Otsuchi.

Getty Images
El terremoto y tsnumami de 2011 en Otsuchi dejó 2.000 muertos y destruyó gran parte del pueblo. En todo Japón murieron unas 19.000 personas.

Conversaciones con el viento

“Hola, Noboyuki, es papá. ¿Qué estás haciendo ahora? ¿Estás con mamá?”, dice uno de los visitantes de la cabina.

El hombre, que perdió a su hijo en el tsunami y a su esposa 4 años después, mantiene una emotiva conversación con su hijo.

“Apenas consigo seguir trabajando, seguir adelante”, dice entre sollozos.

“Si todos nosotros todavía estuviésemos juntos -tu madre, tú y yo-, las cosas estarían mejor. Doy lo mejor de mí para seguir adelante”, agrega.

El hombre le promete a su hijo que volverá “cuando llegue la primavera”, y agrega: “Resiste. Y, por favor, cuida a tu madre”.

Hombre hablando por teléfono del viento

BBC
“Hola, Noboyuki, es papá. ¿Qué estás haciendo ahora? ¿Estás con mamá?”, dice uno de los visitantes de la cabina.

De acuerdo con Ozawa, cientos de personas han visitado la cabina en estos años.

En muchos sentidos, explica, el “teléfono del viento” muestra la relación que tienen los japoneses con la naturaleza, la muerte y las fuerzas invisibles que conectan a la humanidad.

“Sabía que nadie me respondería, pero sentí que mi esposa estaba ahí“, dice un hombre que enviudó tras el tsunami, quedando solo a cargo de sus 4 hijas.

El teléfono negro dentro de la cabina.

BBC
Además de un teléfono negro antiguo, dentro de la cabina hay una libreta donde la gente deja mensajes.

“Le dije que nuestras hijas y yo estuvimos buscando su cuerpo por mucho tiempo y que, cuando ya nos habíamos dado por vencidos, en el último día de búsqueda, la encontramos“, cuenta a Ozawa.

“Y le dije que sé que no puede volver, pero que en un futuro yo puedo ir hacia ella”.

Según Ozawa, a medida que los habitantes de Otsuchi avanzan lentamente en la reconstrucción del pueblo y enfrentan la realidad del aumento en frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos, esa cabina telefónica sirve como un recordatorio de las vidas que no serán olvidadas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kGxskMQ5l3E

https://www.youtube.com/watch?v=VtZC2ETz-Mk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.