Trabajadores del ISSSTE denuncian falta de pagos y contratos por medidas de austeridad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: ISSSTE

Trabajadores del ISSSTE denuncian falta de pagos y contratos por medidas de austeridad

Alrededor de 100 personas estaban bajo el esquema de eventuales, y ahora llevan seis meses trabajando sin que gobierno les pague por su labor.
Foto: ISSSTE
21 de junio, 2019
Comparte

Martha ve con preocupación cómo la deuda que tenía en enero en una tarjeta ya subió a más del doble, porque no tiene con qué pagar: desde principio de año no le han depositado su salario como empleada de la subdirección de pensiones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Como ella hay alrededor de 100 personas, el 70% del área, que estaban bajo el esquema de eventuales y ahora llevan seis meses trabajando sin que gobierno les pague por su labor. Además, ya no tienen contrato de ningún tipo, por lo que sufren la incertidumbre de que realmente se les pague lo adeudado.

Leer: Gobierno federal anuncia más despidos, recortes en viáticos y comunicación

Por las medidas de austeridad, el ISSSTE no pudo renovar los contratos por honorarios con los que estaban estos trabajadores, algunos incluso desde hace más de cinco años, como Martha (nombre falso para proteger su identidad por temor a represalias). Pero a diferencia de otras dependencias, esta no prescindió de los empleados, sino que los ha mantenido trabajando con la promesa de resolver la situación.

Ante la prohibición presidencial de seguir usando la partida de honorarios, les ofreció darle a cada uno una adjudicación directa para prestación de un servicio, denominada “Programa Extraordinario de Atención a Resoluciones Judiciales en Materia Pensionaria”, según consta en un oficio personalizado que cada empleado recibió, del que Animal Político tiene copia.

Y aún con esa modalidad, no han recibido pagos ni certezas.

Del retraso habitual al cambio de régimen

Martha y Alicia, otra trabajadora en la misma situación (cuyo nombre también ha sido cambiado) cuentan que ya estaban acostumbradas a los retrasos en los pagos cada año, porque había que hacer un nuevo contrato, les decían que se tardaba el proceso y que había que subir sus datos al SPEI. Así que empezaban a cobrar a partir de febrero, y a partir de ahí ya se regularizaban sus pagos.

Varias veces también sufrieron el abuso de que el contrato saliera con fecha del 15 de enero, y entonces ya no les pagaran la primera quincena del año. En 2018 además se perdió la regularidad de pagos en el resto del año y vivieron retrasos constantes.

Este 2019, con la nueva administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, sus jefes les advirtieron que se acababan los trabajadores eventuales, pero que eso significaría que se crearían nuevas plazas, por lo que les pidieron trabajar incluso más duro para ganarse el lugar.

“Nos han tenido con muchas mentiras. En algún momento se nos exigió trabajar mucho, por lo mismo de que según nos iban a dar contratos, porque con esto de que no iba a haber honorarios, seguramente es porque nos iban a dar una plaza. Entonces que le echáramos ganas, y sí, lo que fue enero y febrero salíamos tarde de trabajar, ¡quién no va a querer plaza si te lo están prometiendo!”, recuerda Martha.

Al cumplirse el primer trimestre del año, los empleados empezaron a presionar para que les dijeran qué pasaba. El subdirector de prestaciones les contestó que no se preocuparan, que el presupuesto ya estaba aprobado y que era cuestión de trámites.

Les pidió que volvieran a llevar sus papeles, que ya habían presentado al empezar el año, porque les avisó de la nueva modalidad de adjudicación directa y que los contratos saldrían con fecha de inicio del 1 de abril.

El dinero adeudado de los tres meses previos, entonces, ya no se los darían de una sola vez, sino que esa cantidad ya venía repartida en el cálculo del pago anual, es decir, el adeudo lo irían recibiendo repartido a lo largo del año.

Otra vez, sin embargo, cayeron en la incertidumbre, ya que aunque el mes pasado llevaron sus papeles y firmaron para obtener ese contrato por adjudicación directa, la nueva comunicación que recibieron fue que falta la firma de un directivo que tiene que autorizar. No les han dicho ni quién es, ni por qué no lo ha firmado. Entre pasillos, dicen, corren los rumores de que es alguien que en esos días dejó de trabajar ahí, o que se fue de vacaciones.

Lo único cierto es que al 20 de junio siguen sin tener en sus manos un contrato,  ni un solo peso por los ya casi siete meses que han trabajado.

Empiezan a ausentarse por falta de pagos

Los trabajadores de esta área atienden demandas legales de pensionados, y ajustan las pensiones según resoluciones judiciales, un trabajo que el ISSSTE no puede parar.

Pero esta semana, el jefe de Alicia les dijo que ya no se presentaran hasta que no hubiera una solución concreta a las contrataciones. Algunos sí lo hicieron, pero otros no por lo que implican los trámites legales. Ella asegura que en las últimas semanas han empezado a faltar compañeros, y eso ya ocasionó que el ISSSTE reciba multas por incumplimientos.

Leer: Recortes y falta de personal afectan la atención a usuarios en hospitales de alta especialidad

Martha cuenta que los jefes directos ya están molestos también con las autoridades, pero algunos ven con malos ojos que los empleados se ausenten, a pesar de no estar cobrando. Por ello, asegura, todos tienen miedo de organizar una protesta en forma o darlo a conocer fuera de la dependencia, lo que ha generado un ambiente laboral hostil y la presión de no saber si vale la pena seguir esperando o buscar otro trabajo.

Animal Político pidió al ISSSTE su versión sobre esta situación, pero el área de comunicación social contestó que la no renovación de contratos de honorarios era generalizada en la administración pública. Se le hizo ver que en otros casos las personas han dejado de trabajar, en lugar de que se les haga continuar con sus actividades sin pagarles, a lo que ya no hubo respuesta.

Presidencia y la Secretaría de Hacienda no respondieron las peticiones para hablar del tema.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El niño que ganó una criptoriqueza en vacaciones creando imágenes digitales de ballenas

Benyamin Ahmed, de 12 años, hizo un conjunto de más de 3.000 imágenes de ballenas y vendió tokens digitales, más conocidos como NFT, de ellas.
28 de agosto, 2021
Comparte

Sólo tiene 12 años, pero ya acumula un capital que roza los US$400.000.

Benyamin Ahmed decidió usar las vacaciones escolares para crear con su computadora una serie de obras de arte pixeladas titulada Weird Whales (“Ballenas raras”) y venderlas como tokens no fungibles (NFT).

Con los NFT, las obras de arte se pueden “tokenizar” para crear un certificado digital de propiedad que se puede comprar y vender.

Los NFT son un activo inimitable en el mundo digital que puede ser comprado y vendido como cualquier otro tipo de propiedad, pero no tienen forma tangible en sí mismos. Son digitales.

Pueden ser entendidos como certificados de propiedad de activos virtuales o físicos.

Por lo general, no le dan al comprador la obra de arte real o sus derechos de autor.

Como nunca ha tenido una cuenta bancaria tradicional, Benyamin Ahmed mantiene sus ganancias en forma de Ethereum, la criptomoneda en la que se vendieron.

Los compañeros de clase de Benyamin aún desconocen su criptoriqueza recién conseguida, aunque ha hecho videos en YouTube sobre su pasatiempo, que disfruta junto con la natación, el bádminton y el taekwondo.

Weird Whales

Benyamin Ahmed
La colección de Weird Whales tiene más de 3.000 imágenes de ballenas.

“Mi consejo para otros niños que tal vez quieran entrar en este espacio es que no se sientan obligados a programar tal vez porque los compañeros lo presionen. Tanto si te gusta cocinar como si te gusta bailar, hazlo lo mejor que puedas“, dijo.

El padre de Benyamin, Imran, un desarrollador de software que trabaja en finanzas, alentó a Benyamin y a su hermano, Yousef, a comenzar a programar a los cinco y seis años respectivamente.

Los niños han tenido la ventaja de contar con una sólida red de expertos en tecnología a los que pedir consejo y ayuda, pero él está muy orgulloso de ellos.

Proyecto serio

“Era un ejercicio un poco divertido, pero me di cuenta de que estaban muy receptivos y que eran realmente buenos”, contó Imran.

“Entonces empezamos a ponernos un poco más serios, y ahora practicamos todos los días. Pero no les puedes agobiar con estas cosas, no puedes decir que van a aprender a programar en tres meses”.

Los chicos hacían 20 o 30 minutos de ejercicios de codificación al día, incluso durante las vacaciones, explicó.

Benyamin Ahmed

Benyamin Ahmed

Weird Whales es la segunda colección de arte digital de Benyamin, después de un set anterior inspirado en el videojuego Minecraft.

También se vendió, aunque no por tanto como Weird Whales.

Esta vez, se inspiró en el conocido meme de una ballena pixelada y un popular estilo de arte digital, pero utilizó su propio programa para crear el conjunto de 3.350 ballenas tipo emoji.

“Fue interesante verlos eclosionar a todas todos, ya que fueron generándose y apareciendo en mi pantalla lentamente”, dijo.

Benyamin ya está trabajando en su tercera colección con temática de superhéroes.

También le gustaría hacer un “juego submarino” con las ballenas.

“Eso sería asombroso”, dijo.

Christie's

Getty Images
Cuando Christie’s subasta una obra, el ganador se la lleva a casa, pero los NFT solo son digitales

Imran está “100% seguro” de que su hijo no ha infringido la ley de derechos de autor y ha contratado abogados que “auditen” su trabajo, además de recibir asesoramiento sobre cómo registrar sus propios diseños.

El mundo del arte está dividido sobre la tendencia actual de los NFT.

Hay artistas que dicen que son una vía adicional de ingresos.

Y hay muchas historias de ventas por sumas increíblemente altas.

Pero también existe escepticismo sobre si se trata de una inversión realista a largo plazo.

El exsubastador de Christie’s Charles Allsopp le dijo a BBC News que comprarlos “no tiene sentido”.

“La idea de comprar algo que no está ahí es simplemente extraña”, dijo a principios de este año.

“Las personas que invierten en esto no son muchas, pero aun así espero que no pierdan su dinero”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.