Óscar y Valeria, el sueño migrante que se convirtió en pesadilla al cruzar el Río Bravo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Enrique Gomez @Enrique39356091

Óscar y Valeria, el sueño migrante que se convirtió en pesadilla al cruzar el Río Bravo

Las víctimas, que huían de la pobreza en El Salvador, tenían papeles para estar en México, pero trataron de cruzar el río para llegar a Estados Unidos.
Enrique Gomez @Enrique39356091
Comparte

Wendy Martínez Ramírez, de 28 años, es hermana de Óscar Alberto y tía de Angie Valeria, los dos migrantes salvadoreños que murieron este 23 de junio cuando trataron de cruzar el Río Bravo a la altura de Matamoros, Tamaulipas. 

La última vez que habló con su hermano fue el domingo.

“Tenía dos meses de estar en México. Estaba contento porque había recibido papeles. La idea era permanecer allí, pero luego cambió de opinión”, dijo en conversación telefónica desde San Martín, un municipio aledaño de San Salvador. 

Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, y su hija Angie Valeria, que estaba por cumplir dos, se ahogaron al intentar alcanzar Estados Unidos. Con ellos se encontraba Tania Vanessa Ávalos, de 21 años, esposa y madre de los fallecidos. 

Leer: Quiénes son Óscar y Valeria, padre e hija que murieron en Río Bravo

Los tres habían obtenido una visa humanitaria para estar en México. Sin embargo, su objetivo era pedir asilo en el norte. Nunca llegaron a presentar los papeles. La frontera está colapsada y los funcionarios estadounidenses reciben a los solicitantes a cuentagotas. Por eso, familias como la de Óscar, Tania y Valeria se ven obligadas a pasar meses en los albergues de los estados norteños como Tamaulipas.

Según relató la sobreviviente a sus familiares, perdieron la paciencia y trataron de cruzar un río que, en los últimos días, viene especialmente caudaloso a causa de las lluvias. 

Óscar cruzó primero a su hija y regresó a por su esposa. Cuando se alejó vio que la pequeña se había lanzado al agua. Regresó para salvarla y la corriente los arrastró a los dos. Los encontraron boca abajo, ahogados, con Valeria abrazada a la espalda de su padre. 

“Iba en busca del sueño americano, como tanta gente”, dice Wendy, la hermana, todavía en shock desde que su cuñada Tania le llamó con el terrible mensaje: “Óscar está muerto. Se ha ahogado”. 

La noticia fue un durísimo golpe en la casa de San Martín donde residen Wendy y su madre, Rosa María. 

La imagen de Óscar y Angie Valeria en el agua, boca abajo, flotando inertes, se ha convertido en símbolo del horror en la migración hacia Estados Unidos. En septiembre de 2015, el cuerpo sin vida del pequeño Aylan Kurdi, encontrado en las costas de Turquía, representó a los cientos de personas que se dejaron la vida al tratar de cruzar el Mediterráneo. Ahora Óscar y Angie Valeria, abrazados en el agua, son la imagen de la Centroamérica que muere buscando una vida mejor. 

Óscar y Valeria son un símbolo de políticas crueles e inhumanas, pero para Wendy, son su hermano y su sobrina que no regresarán a casa.

“Él no tuvo nunca problemas de nada. Era una de esas personas a las que no les gusta meterse en problemas”, dice sobre su hermano.

Leer: 15 mil elementos de la Guardia Nacional impedirán el cruce de migrantes hacia EU

San Martín es un lugar de esos en los que, aunque intentes escapar de los problemas, los problemas pueden ir a buscarte a la puerta de tu casa. Se trata de un municipio cercano a San Salvador, a 25 kilómetros del centro de la capital. En sus calles operan tanto el Barrio 18 como la Mara Salvatrucha (MS-13), las dos grandes pandillas que están en el origen de muchas de las migraciones hacia Estados Unidos. 

Óscar, sin embargo, escapaba de la pobreza, que también es una terrible amenaza en El Salvador, Honduras o Guatemala. 

No tenía a nadie en Estados Unidos. No tenía ni los 8 mil dólares que cuesta un coyote. Difícil para un extrabajador de una pizzería reunir tanto dinero. 

A la espera de la repatriación de los cuerpos

Por el momento, los cuerpos de Óscar y Valeria se encuentran en la morgue de Matamoros, Tamaulipas. Tienen que esperar a que los gobiernos salvadoreño y mexicano arreglen los papeles de la repatriación.

Enrique Gómez, primo del fallecido, denunció en su cuenta de Twitter que les estaban exigiendo entre 7 mil y 8 mil dólares para devolver los cuerpos a El Salvador. Finalmente, el gobierno de Nayib Bukele será quien abone el traslado de los cuerpos y un pasaje para que Tania Vanessa Ávalos, la viuda, les acompañe. “El gobierno nos ha estado apoyando”, confirma Wendy, la hermana de la víctima. 

Leer: migrante salvadoreño y su hija mueren ahogados en Río Bravo

Tania se encuentra, junto a un primo, en la Casa del Migrante de Matamoros. Su responsable, el padre Francisco Gallardo, explica que “trae secuelas fuertes”. “Para gestionar esto necesita acompañamiento, ayuda humanitaria. Está física y psicológicamente muy mal, aunque también está mostrando la valentía de gestionar todo lo que rodea a la tragedia”, dice el religioso, una de las pocas personas que mantiene contacto con ella.

Tania Vanessa Ávalos tiene 21 años. Vio cómo el agua se llevaba a su marido y su hija. A sus dos décadas de existencia ya ha sido testigo de una de las cosas más horribles que puede ver el ser humano: observar cómo el agua se traga a tu familia. 

Al margen del apoyo psicológico del que habla el padre Gallardo, la mujer tiene que gestionar papeles. Quiere tener la garantía de que podrá acompañar a los féretros con los cuerpos de su marido y su hija y, en caso de desearlo, regresar a México para pedir asilo en Estados Unidos.

Ese era el plan de toda la familia. Pero todo se torció y el agua se llevó por delante a Óscar y Valeria. 

“Iban a pedir asilo pero, como les pasa a muchos, hay que esperar mucho tiempo, hay momentos de angustia y desesperación”, dice el padre Gallardo. 

El sacerdote explica que ha sido testigo de muchos casos como el de la familia Martínez. Gente que se desespera y que trata de pasar al otro lado del río “incluso sin saber nadar”. 

“Ese es el famoso sueño americano, la pesadilla para tantos hermanos migrantes”, dice Gallardo.

El religioso advierte que las lluvias han incrementado el peligro para quienes intentan cruzar Río Bravo. La propia Casa del Migrante, en la que actualmente están albergadas más de 200 personas, sufrió una inundación a causa de las fuertes precipitaciones.

A las adversidades climatológicas se suma la presión de la Guardia Nacional, desplegada después del acuerdo entre México y Estados Unidos para impedir que los migrantes alcancen el norte. Gallardo cree que las últimas medidas implementadas provocan inseguridad entre un colectivo especialmente vulnerable. 

Por el momento no hay fecha para la repatriación de los cuerpos. Se hizo cargo del caso la secretaría de Asuntos Exteriores, la que dirige Marcelo Ebrard, el responsable de la negociación con Estados Unidos para incrementar el número de policías en la frontera y frenar a los migrantes.  

Óscar quiso una vida mejor para él y para su hija Valeria y ambos terminaron ahogados en Río Bravo antes de alcanzar Estados Unidos. Su familia, en El Salvador, espera la llegada de los féretros para darles sepultura.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué hay detrás de los cambios de política de EU hacia Cuba y Venezuela

El alivio de algunas restricciones a ambos países marca un giro de Washington respecto a la estrategia de mano dura de Trump y busca dar señales de cambio a la región, según analistas.
19 de mayo, 2022
Comparte

Después de insistir por un buen tiempo con sanciones, reproches y presión extrema, Estados Unidos comenzó a flexibilizar su política hacia dos de sus mayores antagonistas latinoamericanos: Cuba y Venezuela.

Washington anunció por separado esta semana que aliviaría sus restricciones para viajes y remesas a Cuba, así como para las negociaciones de la principal petrolera estadounidense en Venezuela.

Las medidas son limitadas y están lejos de suponer una normalización de las relaciones de EE.UU. con los gobiernos de ambos países.

Pero sí resulta evidente el giro que la Casa Blanca de Joe Biden busca darle a la estrategia de mano dura diseñada por el anterior presidente Donald Trump para esos países.

Y detrás de este cambio hay varios motivos, según expertos.

Una cumbre polémica

Los anuncios de Washington surgieron mientras el gobierno de Biden se prepara para organizar la novena Cumbre de las Américas el mes que viene en Los Angeles.

La antesala del cónclave está signada por pugnas y un riesgo de boicot de algunos presidentes por la probable exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua, países a los que EE.UU. ha sugerido que dejaría fuera por considerarlos autocráticos.

Joe Biden

Getty Images

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha condicionado su asistencia al encuentro a la participación de esas tres naciones, una postura que también asumió su homólogo boliviano, Luis Arce.

Otros gobiernos latinoamericanos cuyos presidentes prevén asistir a la cumbre, como Argentina, Chile y Honduras, también pidieron que todos los países de la región sean invitados.

EE.UU. ha respondido que aún debe tomar la decisión final sobre los invitados y abrió un diálogo con López Obrador sobre su reclamo.

En el gobierno de Biden niegan que esta polémica por la cumbre tenga alguna relación con los cambios de política hacia Cuba y Venezuela.

“El momento de esto diría que está completamente separado de lo que ha dicho el presidente mexicano respecto a Cuba”, sostuvo un alto funcionario del gobierno de EE.UU. al explicar el martes a periodistas el alivio de sanciones a Venezuela.

El funcionario dijo que las medidas, que incluyen una autorización “limitada” a la petrolera estadounidense Chevron para negociar posibles actividades futuras con Venezuela, buscan respaldar un reinicio del diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y sus opositores.

Nicolás Maduro

Getty Images
El gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela podrá entablar negociaciones con la petrolera estadounidense Chevron.

Señaló además que el gobierno de Biden llevaba meses preparando su nueva política hacia Cuba, que autoriza vuelos comerciales a ciudades de la isla más allá de La Habana y suspende el límite de US$1.000 por trimestre a las remesas.

Sin embargo, algunos analistas observan un vinculo claro entre estos cambios y las críticas de la región a la Cumbre de las Américas a celebrarse del 6 al 10 de junio.

“Es una muestra de que la administración Biden no quiere llegar a la cumbre con las manos vacías”, dice Cynthia Arnson, directora del programa latinoamericano del Wilson Center, un centro de análisis independiente en Washington, a BBC Mundo.

Y agrega que el objetivo de la Casa Blanca es mostrar diferencias con el gobierno de Trump en las políticas sobre Cuba, Venezuela y la migración, en medio de las dudas sobre los compromisos que se lograrán en la cumbre.

De hecho, muchos anticipaban que Biden aliviaría las restricciones impuestas por Trump a Cuba y Venezuela poco después de asumir en enero de 2020, pero diferentes razones demoraron el cambio.

Banderas de países americanos en Washington.

Getty Images
La cumbre de las Américas se realiza en junio en Los Angeles.

“El país obvio”

Pese al afloje de las restricciones a Cuba y Venezuela, los analistas consideran improbable que Biden invite finalmente a ambos países al cónclave de Los Angeles.

En esto también pesan razones de política doméstica: la presencia de autoridades de cubanas o venezolanas en EE.UU. provocaría rechazos internos a meses de las elecciones de mitad de período en noviembre.

Los cambios anunciados esta semana por Washington fueron criticados no solo por opositores republicanos, sino también por demócratas como Bob Menéndez, que preside el poderoso comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU.

Bob Menéndez

Getty Images
El senador demócrata Bob Menéndez ha rechazado los planes de la administración Biden para Cuba y Venezuela.

“Darle a Maduro un puñado de dádivas inmerecidas solo para que su régimen prometa sentarse a negociar es una estrategia destinada al fracaso”, sostuvo Menéndez en un comunicado.

El alto funcionario del gobierno de Biden que habló bajo la condición de que su nombre se mantuviera en reserva negó que el permiso a Chevron vaya a derivar en un aumento de ganancias para el gobierno de Maduro, quien sigue bajo sanciones de Washington.

También advirtió que EE.UU. podría aumentar o aliviar más las sanciones a Venezuela en función de lo que ocurra en el diálogo entre el gobierno de Maduro y sus opositores.

Y señaló que el objetivo de Washington es lograr avances hacia elecciones libres y justas en Venezuela, negando que el foco esté en el petróleo.

Pero algunos prevén un mayor rédito para la petrolera estatal venezolana PDVSA luego de este anuncio.

“Tarde o temprano, Chevron explorará petróleo y PDVSA se beneficiará de eso”, dice a BBC Brasil Ryan Berg, investigador para América Latina del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), una organización bipartidista en Washington.

Otros creen que EE.UU. ve en Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de crudo en el mundo, una oportunidad para rebajar el precio del petróleo, que se disparó tras la invasión de Rusia a Ucrania en febrero.

En marzo, mientras EE.UU. impulsaba sanciones al petróleo ruso, enviados de Biden viajaron sorpresivamente a Venezuela para conversar reservadamente con Maduro, un aliado de Moscú que dijo estar dispuesto a aumentar la producción petrolera.

Venezuela liberó a dos prisioneros estadounidenses luego de aquel encuentro, que también generó críticas de republicanos y demócratas en Washington.

Ahora cobra fuerza para algunos la idea de que el pulso de Occidente con Rusia también ha movido la política de EE.UU. hacia Venezuela.

“La visita en marzo (a Maduro) fue parte de una mirada global sobre cómo sustituir el petróleo de Rusia al mundo con producción en otros sitios”, señala Arnson. “Y en América Latina, el país obvio es Venezuela”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rlYN7MCr_i0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.