close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

AMLO pide a funcionarios que se vayan a trabajar a bancos o calificadoras si no les gusta su gobierno

El mandatario dijo que hay muchos funcionarios que no comparten su proyecto y que quisieran que las cosas siguieran igual, ellos deberían irse.
Cuartoscuro
24 de julio, 2019
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los funcionarios públicos que no estén de acuerdo con los cambios que impulsa dejan su gobierno y se vayan a trabajar a un banco, una calificadora o dar clases a una universidad.

“Sí nos gustaría que los que están ahí agazapados, que vienen de tiempo atrás, que no comparten el proyecto nuevo, que no están a favor de la cuarta transformación, que quisieran que continuara lo mismo, pues en un acto de honestidad deberían de decir ‘ya me voy, esto no me gusta, no estoy de acuerdo'”, dijo el mandatario este miércoles en su conferencia matutina.

Lee: Urzúa revela sus desacuerdos con AMLO sobre aeropuerto, Dos Bocas, impuestos y CFE

López Obrador expuso que no habla de trabajadores de base “porque se podría alegar es que de eso viven” sino de trabajadores bajo otro esquema de contratación que “se podrían ir a trabajar a un banco, a una calificadora, a dar clases a una universidad de buen nivel económico, de esas que tienen buenos ingresos porque cobran bastante colegiatura”.

Aseguró que a diferencia de estos funcionarios, está muy contento con el trabajo que ha realizado la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero a quien calificó como una “extraordinaria profesional”. “Tiene mucha experiencia en todo lo que tiene que ver con la impartición de justicia. Estamos muy contentos con ella y no queremos que se vaya”, esto ante los rumores de su posible salida del gabinete.

Añadió que los rumores de la salida de Sánchez Cordero vienen de “adversarios que están desconcertados, molestos, no se porqué si llevamos años actuando de la misma manera”.

Lee: Lealtad a AMLO debe ser norma cotidiana: Sánchez Cordero en plenaria de Morena

El secretario de Hacienda de México, Carlos Urzúa, presentó el pasado 9 de julio su renuncia al cargo y se convirtió en el cuarto funcionario del gabinete que deja su gobierno, en apenas 7 meses que lleva en el poder. Esta ha sido la salida más reciente de un funcionario de alto nivel designado por López Obrador.

Tras su salida, Urzúa volvió al Tecnológico de Monterrey, su alma mater, para volver a dar clases.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Nightingale de Google: el escandaloso proyecto que le permitió acceder al historial médico de millones

Google acaba de cerrar un trato con una enorme empresa de salud en Estados Unidos, Ascension, gracias al cual tuvo acceso al historial clínico de millones de pacientes de hospitales del país.
Getty Images
12 de noviembre, 2019
Comparte

Google ha ganado acceso a una cantidad masiva de datos en Estados Unidos gracias a un acuerdo con una gran empresa de servicios sanitarios.

Se trata de la compañía Ascension, que gestiona 2,600 hospitales en el país.

Gracias al proyecto Nightingale (que significa ruiseñor en inglés), Google tiene acceso a historiales clínicos, nombres y direcciones sin necesidad de haber consultado a los pacientes, según informó el diario estadounidense The Wall Street Journal, el primer medio en dar la noticia.

El gigante tecnológico dijo que esa es “la práctica habitual”.

Entre los datos a los que Google tiene acceso, según el acuerdo, también hay resultados de pruebas de laboratorio, registros de hospitalización y fechas de nacimiento.

Ni a los médicos ni a los pacientes se les informó de que Google puede ver esa información.

El informe de The Wall Street Journal señala que la empresa comenzó a tener acceso a esos datos el año pasado y que se amplió durante el verano.

Google señaló en su página web que su trabajo con Ascension se adheriría a todas las regulaciones de la industria, como la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud en Estados Unidos, de 1996, también conocida por sus siglas en inglés, HIPAA.

“Para ser claros… los datos de los pacientes no se pueden combinar -ni se combinarán- con ningún dato de consumo de Google”, añadió la compañía.

Cirujana con una tableta

Getty Images
Ni los pacientes ni los médicos fueron informados.

Ascension dijo que el trato le ayudaría a “optimizar” el cuidado de los pacientes e incluiría el desarrollo de herramientas de inteligencia artificial para ayudar a los médicos.

La compañía de servicios de salud también dijo que comenzaría usando los servicios de almacenamiento en la nube de Google y aplicaciones empresariales como G Suite.

Preocupaciones sobre la privacidad

Sin embargo, el proyecto Nightingale ya ha despertado críticas por parte de quienes argumentan que les quita control a los pacientes sobre sus propios datos.

“Hay un enorme problema en que estas asociaciones público-privadas se hagan todas bajo contratos privados, de manera que es bastante difícil obtener algo de transparencia“, le dijo a la BBC Jane Kaye, directora del Centro de Derecho, Salud y Tecnologías Emergentes (HeLEX) de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

“Google dice que no los vincularán con otros datos, pero lo que hacen todo el tiempo es refinar sus algoritmos, perfeccionar lo que hacen y ganar una mayor ventaja comercial”.

Las organizaciones sanitarias están cada vez bajo más presiones para mejorar la eficiencia y la calidad de los cuidados a los pacientes.

Muchas de ellas están valorando el uso de la inteligencia artificial en un esfuerzo por mejorar sus servicios, pero a veces estas acciones despiertan críticas negativas sobre cómo se manejan los datos de los pacientes.

En Reino Unido, la filial de Google para el desarrollo de inteligencia artificial, DeepMind, infringió la ley cuando no pudo explicar a los pacientes cómo usarían sus datos para crear una aplicación sobre una enfermedad renal.

La herramienta, llamada Streams, fue diseñada para resaltar qué pacientes tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad renal aguda.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss

https://www.youtube.com/watch?v=U72BRgPU7_g

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.