close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Chiapas: 66 niñas y niños cumplen un mes en desplazamiento forzado

132 habitantes de la región tsotsil han sido desplazadas por la disputa de hectáreas entre comunidades, entre los desplazados hay 64 menores de edad, incluyendo bebés en etapa de lactancia.
Cuartoscuro
Por Rodrigo Soberanes
27 de julio, 2019
Comparte

Seis hombres armados entraron en una camioneta a la comunidad tsotsil de San Pedro Hidalgo el pasado 25 de junio y perpetraron el primer ataque del día que dejó una persona herida y pánico entre la población, que es principalmente de niños. La segunda y definitiva incursión fue más intensa y los pobladores salieron huyendo en busca de refugio.

La agresión alcanzó también a la comunidad vecina de San Pedro La Grandeza, pero sus habitantes quedaron “encerrados” puesto que tomar el único camino de salida suponía un riesgo inminente de emboscada. Por eso decidieron huir hacia el monte y esperar el siguiente amanecer para buscar un refugio con techo y comida.

Leer más: Desplazados de Chenalhó exigen a AMLO justicia y seguridad para volver a casa

En las comunidades quedaron abandonadas las cosas, terrenos y todas las pertenencias de las familias. También estaban regados por las calles los casquillos percutidos de municiones de alto poder que fueron usados en el ataque.

Al próximo día encontraron refugio en Jotolch’en, la tercer comunidad del ejido que lleva el mismo nombre donde ya se encontraban los demás pobladores que habían logrado escapar más temprano. El recuento de personas desplazadas fue de 132, de las cuales 64 son menores de edad, incluyendo bebés en etapa de lactancia.

Mientras los últimos desplazados encontraban refugio ese 26 de junio, las dos comunidades desplazadas eran tomadas. De acuerdo con información obtenida por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba), la mayoría de las casas fueron saqueadas y quemadas.

Quedaron destruidos los sembradíos donde se cosechaban productos para comercializar y también las huertas que cada familia tenía para su auto consumo. Los animales de granja y los caballos ya no están. Cuando las familias regresen a sus comunidades no encontrarán ninguna de sus posesiones.

Te puede interesar: Desplazados de Guerrero denuncian que gobierno los obligó a rentar casas 

Este conflicto se originó desde 1980 por la disputa de 338 hectáreas entre los municipios de San Andrés Duraznal y Pueblo Nuevo Solistahuacán. Es un territorio cuya situación legal no está no está definida puesto que el Registro Agrario Nacional (RAN) sólo le dio un acta de posesión a las tres comunidades del ejido de Jotolch’en pero nunca un título agrario.

Con el pasar de los años “varias personas han sido asesinadas” pero no ha habido una sistematización de los casos en relación con el conflicto actual. El precedente más inmediato y claro fue el crimen del campesino Agustín Gómez, quien fue baleado fuera de su casa frente a sus hijos en la comunidad de San Pedro Hidalgo, el pasado 28 de abril.

Este jueves se cumple un mes de que sucedieron esos hechos en el ejido Jotolch’en, del municipio San Andrés Duraznal, en Los Altos de Chiapas, donde se han escrito cinco historias de violencia armada y desplazamiento forzado causado por conflictos territoriales.

Las personas siguen desplazadas y las más vulnerables -menores y adultos mayores- padecen enfermedades con frecuencia. Son tres comunidades sobreviviendo con las provisiones de una. En las casas donde cabe una persona ahora hay tres.  

Leer más: Indígenas presos en Chiapas cumplen 130 días en huelga de hambre; ya están en fase crítica

De acuerdo con el Frayba, durante el año pasado ambas partes negociaron y la parte de San Andrés Duraznal había accedido a que se repartieran por igual las tierras ejidales con pobladores de la comunidad de Emiliano Zapata, del municipio de Pueblo Nuevo Solistahuacán.

Personas allegadas al conflicto creen que la no intervención de las autoridades municipales y estatales permitió que estallara el conflicto y que ahora, con la herida abierta, será más difícil solucionarlo, como ocurre en Aldama y Chenalhó, otros municipios de Los Altos donde hay un conflicto armado con cientos de personas desplazadas y que no se ha podido solucionar a pesar de la incursión del Ejército y la policía.

El lugar más próximo donde Las comunidades desplazadas en Jotolch´em pueden acceder a alimentos y medicinas es la cabecera municipal de Simojovel pero hay un solo camino y está vigilado por el grupo armado que les agredió. Consideran que están “sitiados”.

Tampoco hay acceso vía telefónica porque es un lugar sin señal, lo cual agrava su condición de aislamiento, según el testimonio que la persona encargada de reportar la situación al Frayba dio a Animal Político.

“El día del ataque se comunicaron con la comandancia regional de Simojovel, y respondieron que iban a entrar a controlar la situación pero no lo hicieron. Ahora el tema es la seguridad porque están sitiados”, dijo la fuente.

Te puede interesar: Chamulas musulmanes: la historia de cómo el islam llegó a Chiapas (y se quedó)

Frayba solicitó medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Por los antecedentes de soluciones fallecidas en otros casos de desplazamiento, creen que esa puede ser la salida más efectiva.

Este conflicto está precedido de un contexto generalizado de violencia. Durante 2010 el Ejército desmanteló en Pueblo Nuevo Solistahuacán una red delictiva conformada por funcionarios públicos, incluyendo a Ciro Díaz Sánchez, quien era el alcalde en funciones, y a Pedro Bautista, alcalde electo en esos momentos. El Ejército los buscó el 25 de noviembre en sus casas pero habían escapado.

El párroco de Simojovel, Marcelo Pérez, ha denunciado durante años la presencia de grupos delictivos que actúan con la ayuda de autoridades en esa región tsotsil. Incluso, él ha sido víctima de numerosas amenazas

San Andrés Duraznal es uno de los 10 municipios donde fueron anuladas las elecciones municipales el pasado 1 de julio.

La persona entrevistada por Animal Político contó que el ejido de Jotolch´en se negó a participar en actividades políticas y se cree que es una de las razones de la no intervención del municipio.

“El municipio no ha respaldado la situación. Ya se ha solicitado al gobierno del Estado y al municipio que se atienda la situación humanitaria y las enfermedades que hay entre los niños”, dijo.

Las fuentes consultadas dijeron que la región tiene plenamente identificado al grupo armado que perpetró los ataques. Animal Político consultó a la Fiscalía General del Estado de Chiapas si está investigando los hechos y si hay personas detenidas. Hasta el momento no han respondido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué hacer (y qué no) cuando quieres pedir un aumento de salario

Probablemente tus responsabilidades laborales merecen un mejor salario del que te están pagando. Pero ¿cómo pedir un aumento de sueldo? ¿Qué debes hacer y qué no, antes de sentarte a conversar con tu jefe?
24 de julio, 2019
Comparte

¿Cuánto dinero vale tu trabajo? O más bien, ¿es la respuesta a esa pregunta igual a la suma que te paga tu empleador?

Si no es así, debes solicitar un aumento y eso significa que debes negociar con la persona que paga tu salario. Este paso es algo que le da terror a mucha gente, pero no debería ser motivo de miedo.

“Nadie es despedido por pedir un aumento de sueldo”, dijo Pip Jamieson, fundador del sitio para profesionales The Dots. “Al contrario: pedir más dinero muestra ambición y que deseas permanecer en la empresa”.

Pero hay maneras correctas y maneras incorrectas de pedir un aumento de sueldo.

Aquí te explicamos algunas cosas que debes y no debes hacer cuando se trata de pedir más dinero por el trabajo que haces.

Correcto: hacer una investigación apropiada

Visita un sitio web de comparación de salarios o habla con una agencia de contratación o con su departamento de Recursos Humanos para averiguar el tipo de pago que deberías tener tu trabajo.

Necesitas evidencia sólida para respaldar tu aumento: objetivos de ventas alcanzados, contratos firmados, objetivos cumplidos. Recuerda: es sorprendente lo poco que podría saber la persona que decide tu salario, especialmente en las empresas grandes.

Pilas de dinero.

Getty Images
¿Crees que es hora de pedir un aumento de sueldo?

“Trabaja en función de eso”, dice Dulcie Shepherd Swanston, autora de It’s Not Bloody Rocket Science (No es tan malditamente difícil) y fundadora de la empresa de capacitación empresarial Profitably Engaged. “El tipo de cualidades que necesitas para obtener un aumento es el mismo tipo de cualidades que necesitas para ser un buen empleado”.

Incorrecto: exigir más dinero sin una justificación

Tessa Fyson había estado trabajando para el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido durante seis meses, cuando decidió pedir más dinero por su trabajo.

“Cuando me hicieron la inevitable pregunta ‘¿Por qué deberíamos darte un aumento salarial?’, me quedé helada”, dice. “Las reuniones con la gerencia me ponen muy nerviosa y perdí la capacidad de hablar. Me sentí ingenua cuando me dijeron que pensara en las razones y luego volviera”.

Jamieson insiste en que los empleados deben ver el pago como un contrato comercial (no como un favor) y que por eso debe ser negociado seriamente.

Por lo tanto, no debes decir que necesitas el dinero para pagar el alquiler o comprar bolsos de Prada.

No pidas un aumento salarial acabado de comenzar en un empleo.

Getty Images
No pidas un aumento salarial acabado de comenzar en un empleo.

Pero Lou Goodman, director de marketing del sitio web de empleo Monster para Reino Unido, Irlanda y Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo), advierte: “Siempre vale la pena que una empresa sea empática con tu vida personal, porque si pierden a un empleado, los recursos necesarios para encontrar, reclutar y capacitar a alguien nuevo puede ser considerables”.

“Pero al final, el pago debe reflejar el desempeño de alguien y el desempeño de la propia compañía”.

Correcto: escoger un buen momento

Elige un momento en el que todos estén de buen humor, por ejemplo, después de la finalización (exitosa) de un proyecto. Averigua cuándo tu empresa planifica su presupuesto, para estar seguro de que no estás pidiendo un imposible.

“Tienes que ser inteligente”, dice Shepherd. “Habla con tu jefe tres o cuatro meses antes de la próxima revisión salarial”.

Incorrecto: solicitar un aumento demasiado pronto

Si tu último aumento de sueldo fue el año pasado o si acabas de empezar en un nuevo trabajo, tendrás que encontrar algunas buenas razones para justificar una solicitud de aumento tan pronto.

“Demasiada gente comienza un nuevo trabajo y luego quiere un aumento de sueldo. Esto me desconcierta cuando el trabajo fue aceptado con esa oferta de salario”, dice Charlotte Green, una entrenadora de desarrollo personal en Aprendizaje y Capacitación .

Si quieres pedir más dinero, asegúrate de haber investigado lo suficiente.

Getty Images
Si quieres pedir más dinero, asegúrate de haber investigado lo suficiente.

“Un aumento de sueldo premia la lealtad y el tiempo. El trabajo duro cosechará recompensas financieras”.

Correcto: asegurarte de estar en el rango de salario correcto

Cada vez más las empresas están definiendo los salarios por puesto, reduciendo la posibilidad de negociaciones individuales de salario.

“Para los empleadores es muy útil tener una estructura. Si no la tienen y comienzan a pagarle a cada persona diferentes cantidades por hacer el mismo trabajo, las cosas pueden ponerse feas”, explica Swanston.

Incorrecto: pedir un salario por encima del rango

“Estás siendo ingenuo si pides más”, dijo Swanston. “De todos modos, es normal que tengas curiosidad por tu calificación de pago. Puede haber un error, o puede haber una buena razón por la que deberías estar en un nivel de salario distinto del que tienes”.

Si te niegan el aumento, recuerda que puedes pedirlo en otro momento.

Getty Images
Si te niegan el aumento, recuerda que puedes pedirlo en otro momento.

Sin embargo, Goodman dice que aunque los rangos de salarios pueden limitar la cantidad que puedes pedir, tienen ventajas: “Puede haber un amplio margen de movimiento dentro de un rango de pago. En realidad, es bastante útil ya que proporciona un marco para las negociaciones y te brinda puntos de referencia”.

Correcto: expresar seguridad

El sitio web de Monster aconseja a los empleados “sentarse derecho, tener contacto visual con tu jefe”.

“La confianza es clave en esta conversación, así que habla lentamente y con un propósito, y usa gestos con las manos para reforzar tus puntos, si este es tu estilo natural”.

Fyson dice que uno de las mayores enseñanzas que se llevó del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido fue la siguiente: “¡Luce seguro! Todos hacemos más de lo que la descripción de nuestro trabajo nos dice que debemos hacer, pero también está bien querer una recompensa económica por eso”.

Incorrecto: agitarte, reírte nerviosamente o permitir que tu mirada vague por la habitación o cubrir tu boca mientras hablas

Monster dice que todo esto sugiere a la persona que está al otro lado del escritorio que te sientes incómodo o inseguro con lo que estás pidiendo.

También dice que debes tratar de no rellenar ningún silencio o dar un paseo. Solo espera una respuesta y dale a entender a tu jefe que esperas una.

Correcto: solicitar una suma concreta

Puede parecer contrario a la intuición, pero una investigación hecha por Columbia Business School encontró que pedir un salario específico y preciso funciona mejor que una cifra redondeada.

"El tipo de cualidades que necesita para obtener un aumento de sueldo es el mismo tipo de cualidades que necesita para ser un buen empleado".

Getty Images
“El tipo de cualidades que necesitas para obtener un aumento de sueldo es el mismo tipo de cualidades que necesitas para ser un buen empleado”.

Los investigadores ubicaron a los “negociadores” en escenarios tales como comprar joyas o negociar la venta de un automóvil usado.

Algunos hicieron ofertas precisas, otros hicieron ofertas redondeadas. En general, se vio que las personas que ofrecían una cantidad precisa estaban más informadas sobre el valor real del artículo en venta.

Uno de los autores del informe de 2013, la profesora Malia Mason, dijo: “La aplicación práctica de estos hallazgos, que indica que estás informado y estás utilizando un número preciso, se puede utilizar en cualquier situación de negociación para sugerir que hiciste tu tarea. ”

Incorrecto: ser ambiguo

“Los negociadores deben recordar que, en este caso, los ceros realmente no agregan nada a la mesa de negociaciones”, dijo el profesor Mason.

Pero ten en cuenta que si solicitas un aumento salarial de US$1.245,25, es posible que tengas que explicar por qué esos 245 o esos 0.25.

Correcto: hablar sobre el futuro

“Hay más cosas de las que hablar que solo del salario”, dice Jamieson. “Hay otras cosas que afectan tu felicidad en el trabajo: flexibilidad, vacaciones, beneficios. Estas son todas las cosas de las que deberías hablar”.

Mostrarte seguro es la clave para conversar con tu jefe sobre un posible aumento de sueldo.

Getty Images
Mostrarte seguro es la clave para conversar con tu jefe sobre un posible aumento de sueldo.

Tessa Fyson finalmente consiguió su aumento salarial en Servicio Nacional de Salud y después de varios años se cambió a una carrera en mercadotecnia para una firma de reclutamiento. Una vez más pidió un aumento salarial y esa vez estuvo mejor preparada.

Lo que sus empleadores ofrecieron no fue lo que había pedido, pero hubo otros beneficios. “Regresaron para ofrecer un pequeño aumento cada vez que alcanzara mis objetivos trimestrales”, dijo, “y un ascenso en el título del rol que desempeñaba”.

“Puede que no haya sido exactamente lo que estaba buscando, pero el hecho de que intentaran apoyarme significó mucho”.

Incorrecto: ceder

“Si no quisieron darte más dinero ahora y no creen que ese sea tu valor, pregúnteles qué es lo que aumentará tu valor y qué debes hacer. Ese tipo de retroalimentación es muy útil y sienta las bases para la próxima discusión,” dice Shepherd.

Y por supuesto siempre puedes dejar ese trabajo.

“Cuando estás negociando”, señala Jamieson, “la amenaza de irte siempre está implícita”.

“No necesitas explicarlo, y lo mejor para ti es que se trata de un mercado de vendedores. Las mejores empresas se quedan con el mejor talento a través de ofertas más atractivas, y así debe ser”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

  • ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=16AhQaStWxg&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=J-7hKPwfNM0&t=10s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.