Conacyt cuestiona gasto de su propio Foro Científico autónomo y descarta financiarlo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Conacyt cuestiona gasto de su propio Foro Científico autónomo y descarta financiarlo

El Foro es un organismo autónomo de consulta del propio Conacyt, establecido por ley, pero el Consejo argumenta que es una asociación civil y lo acusa de derrochar recursos.
Cuartoscuro
31 de julio, 2019
Comparte

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) abrió un nuevo frente con la comunidad científica: ahora cuestionó el gasto del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), que es un organismo autónomo de consulta del propio Consejo.

Este martes 30 de julio, a la misma hora que los integrantes Foro ofrecían una conferencia para aclarar las críticas del gobierno hacía su presupuesto, el Conacyt advirtió que la institución no está obligada a financiar su nómina y otros gastos.

Investigadores denuncian que Conacyt recortó a la mitad el número de becas posdoctorales

Un día antes, el Conacyt publicó un comunicado de prensa en el que conminaba al Foro Consultivo “a cumplir con la ley y actuar en congruencia con las medidas de austeridad”. Lo primero, debido a que señaló un posible uso indebido de datos personales de los 30 mil miembros del Sistema Nacional de Investigadores, a los que envió correos electrónicos de supuesta promoción, a lo que el FCCyT contestó que utilizó su propia base de datos con correos obtenidos en sus eventos, foros o hasta por registro voluntario, y que de ningún modo fue una promoción.

Pero en su segunda acusación, el Conacyt reprochó el uso de más de 200 millones de pesos que el organismo recibió durante la administración anterior.

“Para el sostenimiento de una amplia plantilla de personal administrativo y de investigadores, y para sufragar gastos relativos a telefonía celular, viáticos, seguridad privada, gestión de redes sociales, seguimiento legislativo, servicio de bocadillos y otros, presupuesto que excedió de lo necesario para el cumplimiento de sus funciones”, señaló.

Lee: ProCiencia, el movimiento de investigadores mexicanos contra los recortes a ciencia

En respuesta, este martes el Foro Consultivo emitió un pronunciamiento detallando el presupuesto asignado desde su creación, en 2003, hasta la fecha. Inició con casi 11 millones de pesos, que fueron aumentando paulatinamente. En 2013 y en 2016 fue el máximo que recibió, de 40 millones, mientras que el año pasado fueron 33 millones 577 mil pesos, y en el primer semestre de este año tuvo poco menos de la mitad, 16 millones 422 mil 965.

“En el último año y medio se invirtió 0.36% en telefonía celular, por cierto en apoyo de las actividades, no de la operación; 0.67% en bocadillos, 7% en servicios generales, 18.92% en servicios personales para la administración y operación, y 70.7% en el desarrollo de proyectos”, detalló el organismo.

En conferencia de prensa, la mesa directiva del Foro explicó que no duplica funciones del Conacyt, y que actualmente se encuentra realizando actividades que apoyan sustancialmente sus actividades, como por ejemplo, la organización de la consulta para la redacción de la Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación, que está abierta hasta el 4 de agosto.

El Foro opera también el INCyTU (Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión), un sistema de notas de temas científicos para diputados y senadores, para apoyar su toma de decisiones.

Lee: Científicos del Cinvestav deberán pedir permiso a AMLO para viajar al extranjero

La coordinadora general del FCCyT, Julia Tagüeña, relató además que este mes el Conacyt tenía que liberarles los recursos para el segundo semestre del año, pero no lo ha hecho, por lo que está a punto de caer en un incumplimiento.

Pero mientras la mesa directiva del Foro estaba dando esta conferencia de prensa, el Conacyt publicó un nuevo comunicado referente al tema, informando que había consultado a la Secretaría de la Función Pública (SFP).

“El Conacyt no se encuentra obligado a transferir recursos económicos al Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) pues se trata de una asociación civil, esto es, una persona moral de derecho privado”, señaló.

“Conacyt sólo podrá financiar, a través de proyectos, las actividades sustantivas de las asociaciones civiles, pero en ningún caso está obligado a sufragar nóminas, viáticos, pagos de impuestos o cualesquiera otros rubros restringidos por la normativa aplicable. El Conacyt cumplirá con la obligación legal de apoyar las actividades del FCCyT, a través de proyectos específicos, de conformidad con los mecanismos legales y con los límites presupuestales con los que cuente el Consejo”, agregó.

La mesa directiva fue tomada por sorpresa por dicho comunicado en plena conferencia, del cual se enteró por una pregunta de los medios.

Tagüeña contestó entonces que en los resultados de la recién publicada convocatoria de apoyos de Conacyt había múltiples asociaciones civiles que salieron beneficiadas. Aclaró además que no es una AC privada.

“Por otro lado, yo sí quisiera dejar claro que no es lo mismo una asociación civil que se forma porque se reúne un grupo de ciudadanos y decide crear una asociación civil, que una asociación civil que viene de la ley. Simplemente la ley crea al Foro y luego aparece una forma jurídica que es la asociación civil”, puntualizó.

En entrevista posterior, calculó que la operación mínima del FCCyT es de cinco millones de pesos, pero solo para cuestiones como agua, luz y el personal mínimo, pero en realidad su presupuesto va en función de los proyectos que realizan.

“También hay que tener en cuenta que si nada más tienes ese personal mínimo y el lugar, porque este lugar le pertenece al Foro, pues tampoco sirve de mucho el Foro, tiene que haber dinero para proyectos”, dijo.

Cuestionada sobre las nóminas, que Conacyt argumentó en su comunicado que no tenía por qué financiarlas, la coordinadora del Foro descartó el argumento.

“Justamente lo que dice la ley es que se paga operación. A ver, si la ley no dijera que se paga operación, Conacyt no podría hacer lo que ha hecho todo este tiempo”, afirmó.

El artículo 3 de la Ley de Ciencia y Tecnología lo que señala es que “el CONACyT apoyará el funcionamiento del Consejo General de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico y del Foro Consultivo Científico y Tecnológico”.

“Golpe artero”

De acuerdo con Rául Rojas, miembro de la Academia Mexicana de Ciencia, decir que el Foro Consultivo Científico y Tecnológico es una asociación privada que debe buscar su propio financiamiento, y por eso se les niega el presupuesto, es un “golpe artero al Foro cuyo único pecado ha sido el de tratar de estimular la participación de los científicos mexicanos en la discusión acerca de una nueva Ley de Ciencia y Tecnología”.

“El FCCyT es un organismo cuya creación y permanencia está estipulada en la Ley de Ciencia y Tecnología vigente, en el artículo 37. El FCCyT debe analizar y difundir nuevas ideas en el área de ciencia y tecnología. El FCCyT es el think-tank oficial del sector público para estar siempre cuestionando y analizando lo que deberíamos hacer como país, en el futuro, en el área científica”, destacó Rojas.

Para el miembro de la Academia Mexicana de Ciencia, el golpe que se les quiere dar, negándoles el presupuesto, “es artero”, además de que está envuelto en una acusación previa prácticamente de malversación del presupuesto de los últimos años. “Como siempre, se insinúan cosas sin hacer acusaciones concretas, que de esa manera no se pueden rebatir”.

“México necesita al FCCyT y necesita que se respete la ley. La creación de organismos como la Comisión de Derechos Humanos, el CONEVAL o el INEGI ha sido el resultado de décadas de lucha y protesta social en México, no son caprichos de algún legislador. ¿Por qué esa obsesión con destruir todos los organismos independientes? ¿Qué se gana haciéndolos desaparecer? Destruir al FCCyT significa empobrecer a la ciencia en México, significa arruinar la discusión de nuestras metas científicas como país en desarrollo, significa ponerse por encima de la ley”, señaló Rojas.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Northwestern Medicine

Mayra, la primera persona en recibir un trasplante doble de pulmón por COVID-19

Cuando Mayra Ramírez despertó otra vez a mediados de junio tras haber estado sedada y conectada a un respirador por más de 40 días no entendía todavía muy bien qué había pasado. Esta es su historia.
Northwestern Medicine
7 de agosto, 2020
Comparte

Cuando Mayra Ramírez despertó a mediados de junio tras haber estado sedada y conectada a un respirador por más de 40 días no entendía todavía muy bien qué había pasado.

Estaba en una cama de un hospital de Chicago, conectada a decenas de cables, aparatos y monitores, una escena similar al último recuerdo que tenía, cuando fue ingresada con los síntomas inequívocos de COVID-19 a finales de abril.

Pero las marcas frescas de las cicatrices mostraban que algo había sucedido mientras ella estaba en un coma inducido, en un no-tiempo de inconsciencia y pesadillas recurrentes.

“No fue hasta semanas después de que desperté que me di cuenta de que me habían hecho un trasplante de pulmones el 5 de junio y de que era el primer caso en Estados Unidos que lo recibía como un paciente de coronavirus”, cuenta en entrevista con la BBC.

Los médicos de Ramírez -de 28 años y sin ninguna enfermedad conocida que pudiera agravar su estado- habían visto su salud deteriorarse progresivamente desde que ingresó.

La joven había llegado al hospital con falta de aire, pero unas semanas después sus pulmones ya estaban “como un queso gruyer“.

A inicios de junio, llamaron a la familia en Carolina del Norte para que se despidiera de ella: no le daban dos días de vida.

Pero casi a último minuto los médicos decidieron probar una técnica que, hasta donde se conoce, no se había practicado antes con un paciente de coronavirus en EU.

“Mayra, más allá de la enfermedad, estaba saludable y también es joven, por lo que si éramos capaces de arreglar sus pulmones, todo lo demás debería estar bien”, cuenta a la BBC el cirujano Ankit Bharat, uno de los responsables del trasplante.

Dos días después iniciaron el procedimiento, sin tener ninguna esperanza -o certeza- de cuáles serían los resultados.

El lugar del silencio

Mayra, que es originaria de Carolina de Norte, se había mudado en 2014 a Chicago, donde comenzó a trabajar como asistente legal.

Mantenía una vida saludable: le gustaba correr, viajar y en su tiempo libre solía visitar a sus amigos o su familia o jugar con sus perros.

Cuando la pandemia comenzó a golpear el estado de Illinois, el temor de enfermarse la llevó a reforzar las precauciones: comenzó a trabajar de forma remota y asegura que apenas salía de casa.

Mayra

Northwestern Memorial Hospital
Mayra todavía se recupera de su operación.

Pero en abril comenzó a sentirse inusualmente mal y algunos síntomas recurrentes se mostraron como un mal augurio.

“Es la cosa más difícil por la que he pasado en mi vida. Estaba trabajando desde casa cuando empecé a perder el olfato y el sabor. Estaba muy cansada, me faltaba el aire y no podía caminar grandes distancias”, recuerda.

Contactó con la línea nacional de COVID para seguir sus consejos. Le recomendaron que se aislara en casa y vigilara sus síntomas.

Pero cada día se sentía peor.

“El 26 de abril ya no pude soportar más y fui a emergencias. Tomaron mis signos vitales y mi oxígeno en sangre estaba muy bajo. A los 10 minutos ya me estaban pidiendo que designara a alguien para que pudiera tomar decisiones médicas por mí“, recuerda.

Fue su último recuerdo por más de un mes.

Una cama de hospital

BBC
La joven estuvo en un ventilador por más de un mes.

La joven fue sedada y conectada casi inmediatamente a un respirador y a una máquina ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea), un dispositivo que brinda soporte cardíaco y respiratorio.

“Estuve durante seis semanas en el respirador”, dice.

De todo ese tiempo solo recuerda unos malos sueños que todavía la atormentan.

“Durante esas semanas tuve pesadillas que todavía me afectan hoy, mientras todavía sigo tratando de recuperar algunas capacidades mentales y cognitivas”, asegura.

El momento decisivo

Pero luego de un mes y medio en un respirador Mayra no mostraba mejoría y sus pulmones ya mostraban daños irreversibles.

“Entonces fue cuando le dijeron a mis padres que yo tenía un daño pulmonar agudo y les pidieron que vinieran al hospital a decir adiós porque yo no pasaría de la noche”.

El equipo médico del Chicago’s Northwestern Memorial Hospital, sin embargo, decidió tomar una decisión arriesgada: completaron una evaluación urgente, la consultaron con la familia y como último recurso decidieron someterla a un trasplante doble de pulmón.

Era un procedimiento que se había probado antes en países como Austria y China para pacientes de coronavirus, pero no existía referencia hasta ese momento de otro caso similar en EU.

“Inmediatamente después del trasplante su corazón comenzó a bombear sangre de forma correcta a todos los demás órganos”, afirma el doctor Bharat.

“Cuatro semanas después estaba fuera del hospital. Ahora está en casa, hablando bien, con niveles de oxígeno adecuado”, agrega.

Según un comunicado del hospital, el caso de Ramírez y de otro hombre sometido poco tiempo después a una intervención similar muestran que los trasplantes dobles de pulmón pueden ser también una opción para casos críticos de coronavirus.

Para Ramírez, tras la operación, no solo comenzó el largo proceso de la recuperación, en el que ha tenido que aprender a respirar e incluso a caminar de nuevo.

También, dice, ha tenido que lidiar con las profundas cicatrices emocionales y psicológicas que los últimos meses han dejado en su vida.

“Ahora me siento mucho mejor que cuando desperté tras el trasplante. Estuve durante tres semanas en un proceso de rehabilitación que me ha ayudado drásticamente a mejorar mis habilidades físicas, pero todavía estoy tratando luchar con esto desde un punto de vista mental”.

“Es un proceso lento, pero estoy mucho mejor”.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=15s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.