close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Datamos

Gobierno no tenía registrada como área de riesgo el lugar del deslave en Chautla, Puebla

Al menos seis muertos y siete personas lesionadas, dejó el deslave en Santo Tomás Chautla, Puebla.
Datamos
Por Maribel Velázquez / Datamos
12 de julio, 2019
Comparte

“¿Por qué, por qué?”, se preguntan en medio de sollozos los familiares de Antonia y Gaspar, madre e hijo, quienes junto con otras cuatro personas perdieron la vida este 10 de julio luego de que una capa de lodo derribara su hogar en Santo Tomás Chautla, junta auxiliar de la capital poblana.

Por lo menos 10 poblanos se reunieron en un cuarto de block ubicado entre las faldas de un cerro y un riachuelo, para celebrar una graduación de secundaria. Una tormenta reblandeció la tierra y derrumbó la vivienda alrededor de las 20:00 horas.

Su parentela que vive del otro lado del afluente se percató de la situación, corrieron, removieron el lodo y los blocks; los primeros que fueron rescatados y no estaban tan heridos ayudaron a sacar a los demás; sin embargo, en algunos casos fue demasiado tarde.

María del Carmen Leyva Corona, hija de Everardo Leyva Flores, quien está hospitalizado, narró que sus tías y hermanas corrieron a desenterrar a los afectados, y aunque llamaron a la ambulancia ésta llegó alrededor de una hora después.

“Nada más la pura familia ayudó, los que estábamos, porque la gente, los vecinos nadie escuchó, nadie vio, ya llegaron hasta después de que había pasado”, expresó Leyva Corona.

Cuando arribaron los paramédicos ya habían sacado a todos los heridos, y a los muertos los dejaron a un lado por las recomendaciones de autoridades, que hasta el mediodía del 11 de julio no habían entregado ningún tipo de ayuda económica.

“Es una sola familia y ahorita sus primos, sus tíos, sus hermanos, todos acá, ahorita es el momento que si hay una ayuda para acá, no todos tienen, unos sí y otros no, si hay una ayuda, en estos momentos se necesita (…) no mañana como vienen diciendo las autoridades”, mencionó.

Leyva Corona detalló que sus muertos son Dulce Rosario Calbarín Merino de 33 años; Antonio Leyva Flores, de 41 años; Gaspar Flores Leyva, de seis años; Jocelin Flores Ibáñez, de cuatro años; Eugenia Leyva Alvarado, de más de 68 años y Fátima Muñoz Rodríguez, de 8. Los ahora fallecidos no son su única razón de tristeza, también le preocupa el resto de quienes están en el hospital de ortopedia Rafael Moreno Valle: Everardo Leyva Flores, Blanca Estela Leyva Flores, Heriberto Jiménez Gutiérrez y Olivia Gutiérrez.

Lloran su muerte

En la morada de Antonia y Gaspar los llantos no paraban, sus familiares se preguntan constantemente por las razones de su muerte.

“Yo no la quiero ver en esa caja. Por qué, por qué, todavía no la metan, aquí quiero estar con ella”.

Los cuerpos de la ama de casa de 42 años y su hijo Gaspar de seis estaban tapados con una sábana verde en uno de los cuartos, a su alrededor estaban sus amigos, allegados, así como veladoras.

De momento algunos de ellos se acercaban, destapaban sus rostros y los acariciaban mientras lloraban y se cuestionaban, “¿por qué mi hijo, por qué?”.

Afuera, trabajadores de Africam Safari ayudaban a escombrar el patio para colocar las lonas; el par de ataúdes contrastaban en tamaño y color, uno blanco y para niño, otro más de madera y más alargado.

Otros tuvieron mejor suerte

Teresa Navarro explicó que su hijo, Ricardo Gutiérrez Navarro, propietario del hogar destruido, así como sus nietos, corrieron una suerte diferente a la de su nuera, Rosalía Leyva Flores, que ahora está en el hospital.

Manifestó que nunca había tenido miedo de vivir en esa zona, porque no había pasado un caso similar. Lleva ahí unos 40 años, aproximadamente, y su hijo vive en la parte de abajo desde hace 15 años.

Expuso que sólo una parte de la propiedad de su hijo se derrumbó, una de las más recientes, las otras dos estaban por separado y no les pasó nada.

“Ya no vimos nada, ya todos estaban en el río, había hartos carros, los bomberos. No vimos nada de lo que pasó, estaba refuerte el río, estaba oscuro, pero estaba de lado a lado la barranca, fui a dar la vuelta porque no se podía pasar, mi señor sí se metió, yo dije, ‘yo no me meto, a mí me lleva el río, yo agarro pa’rriba’”, contó.

Durante un recorrido hecho por Datamos aún se pudo observar una cazuela de mole en el patio, otros instrumentos de cocina se encontraban metros más abajo, junto al afluente que ya había disminuido su nivel.

Reporte oficial

El titular de la Secretaría de Gobernación de la capital poblana, René Sánchez Galindo, afirmó que la vivienda se encontraba en una zona de riesgo y por la acumulación de la lluvia se derrumbó; no contaba con las especificaciones necesarias.

Hasta las 10:00 de la mañana del 11 de julio se habían contabilizado seis muertos y siete lesionados. Algunos se quedaron con parentela en Chautla y por la mañana fueron trasladados al hospital; descartó reportes de desaparecidos y dijo que el ayuntamiento tramitaba apoyos.

Era un asentamiento irregular, Protección Civil así lo refiere, pues no se tiene un registro de esta zona. La construcción “era relativamente nueva”, enfatizó el secretario de Gobernación.

No se había detectado la zona

Aunque el hogar tenía al menos 15 años, el director de Protección Civil de la capital, Gustavo Ariza Salvatori, mencionó que no se había detectado el área de peligro. Tras el acontecimiento evacuaron dos inmuebles, pero al final tuvieron que hacer la misma acción en nueve.

Fueron 15 individuos que salieron de sus domicilios para evitar el peligro, todos decidieron irse con conocidos, puntualizó Ariza Salvatori. Sólo en Canoa se vive una situación similar, aunque los ciudadanos ya han sido notificados sobre los peligros de vivir en ese tipo de áreas, declaró.

Por separado, el titular de la Secretaría General de Gobierno de la administración estatal, Fernando Manzanilla Prieto, aseguró que era necesario revisar la situación de la junta auxiliar, porque había más inmuebles en riesgo.

Opinó que se debería trabajar con las autoridades municipales porque al parecer luego de las muertes hubo niños que se quedaron huérfanos, y para ello se tendría que hacer toda una estrategia.

Diputada exhorta a revisar áreas

La diputada Bárbara Morán Añorve exhortó a Protección Civil estatal para que, con las autoridades locales, ubiquen asentamientos humanos en zonas de riesgo, y se castigue a quienes hayan propiciado este problema.

¿Cómo es Chautla?

Santo Tomás Chautla es una de las 17 juntas auxiliares de la capital poblana. De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el rango de pobreza es de entre el 70 y el 100 %.

Según documentos publicados en el portal del ayuntamiento, y que tiene como base datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), hasta 2010 la población era de 6 mil 575 personas.

El 4.7 % de los menores de entre seis y 14 años no iba a la escuela; el 1.5 % no sabía leer ni escribir; el 9.6 % de los habitantes mayores de 16 años era analfabeta, y 6.5 años era el promedio de escolaridad.

Esta historia se publicó originalmente en Datamos 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vodka Atomik, el primer producto hecho en la zona de exclusión de Chernóbil (y sin radioactividad)

Atomik es un vodka hecho con centeno y agua extraídos del área abandonada en los alrededores de la planta de energía nuclear. Te contamos más sobre el primer producto "hecho en Chernóbil".
8 de agosto, 2019
Comparte

“Es la única botella que existe. Me tiemblan las manos al sostenerla”, dice el profesor Jim Smith levantando cuidadosamente un vodka Atomik.

Hecho con centeno y agua de la zona de exclusión de Chernóbil, es el primer producto de consumo que nace del área abandonada en los alrededores de la planta nuclear.

Un equipo de científicos comenzó a trabajar en el proyecto de crear un vodka cultivando el cereal en una granja cercana.

“Nuestra idea entonces era usar los granos de centeno para crear una bebida alcohólica”, explica Smith.

Planta nuclear de Chernóbil

BBC
La tierra que rodea la planta nuclear de Chernóbil lleva abandonada desde que ocurrió el accidente, en 1986.

Además de Smith, quien trabaja en la Universidad de Portsmouth, del sureste de Londres, el equipo detrás de la fabricación de la bebida está compuesto por investigadores que llevan años trabajando en la zona de exclusión, estudiando cómo la tierra se fue recuperando desde el catastrófico accidente en1986.

Esperan usar las ganancias de las ventas para ayudar a comunidades en Ucrania que todavía siguen afectadas por el impacto del desastre.

¿Una bebida radioactiva?

Haciendo cócteles con vodka de Chernóbil en un bar de Londres.

BBC
En Swift, un bar del Soho londinense, un equipo de la BBC probó un cóctel hecho con Atomik,

“No es más radioactivo que cualquier otro vodka”, dice Smith.

“Cualquier químico te diría que cuando destilas algo las impurezas se quedan en el producto que se desecha“.

“Así que nosotros usamos granos centeno ligeramente contaminados y agua del acuífero de Chernóbil… y los destilamos”.

“Les pedimos a nuestros amigos de la Universidad de Southampton, en el sur de Inglaterra, que tienen un laboratorio radioanalítico impresionante, que comprobaran si tenía algún rastro de radioactividad”.

“No pudieron encontrar nada: todo estaba bajo su límite de radiación“.

Granos de centeno cultivados en la zona de exclusión de Chernóbil

BBC
Para el vodka usaron los granos de centeno cultivados en la zona de exclusión de Chernóbil, que están “ligeramente contaminados”, dice Smith.

Gennady Laptev es un científico que trabaja en el Instituto Hidrometeorológico de Ucrania, en Kiev, y es también miembro fundador de la recientemente creadaChernobyl Spirit Company, la empresa encargada de fabricar el vodka.

Durante un viaje a la zona de exclusión en el que seguimos al equipo mientras hacían su investigación medioambiental y sus estudios sobre el centeno, me contó que los granos y la bebida alcohólica resultante demuestran que parte de esa tierra podría usarse de manera productiva.

“No tenemos que abandonar la tierra”, dice. “Podemos usarla de diversas formas y producir algo que esté totalmente limpio de radioactividad”.

¿Por qué los científicos decidieron hacer un vodka?

En parte, porque es un producto limpio y destilado que puede fabricarse a partir de granos contaminados.

Pero, según Smith, este proyecto pretende ir más allá de hacer alcohol con un discurso de venta único. Él espera que la venta del vodka pueda proporcionar apoyo a comunidades cercanas a la zona de exclusión.

Niños jugando en la ciudad de Narodichi

BBC
Las comunidades que rodean la zona de exclusión, como la de la ciudad de Narodichi, todavía tienen problemas económicos que surgieron a raíz del accidente.

De su trabajo en Chernóbil desde la década de 1990, Smith dice que le sorprende cómo las condiciones económicas de la gente en Ucrania siguen siendo tremendamente difíciles, aunque el paisaje se haya recuperado levemente.

“Hay puntos calientes de radiación , pero en su mayor parte la contaminación es menor que la que puedas encontrar en otras partes del mundo con una radiación de fondo relativamente alta”, explica.

“El problema para la mayoría de la gente allí es que no tienen una dieta adecuada, buenos servicios médicos, trabajos o ingresos”.

El objetivo de vender vodka artesanal de Chernóbil y generar beneficios, dice, distribuir la mayor parte del dinero a las comunidades locales. El resto será reinvertido en el negocio, aunque Smith espera proporcionar a su equipo ingresos para trabajar en su “empresa de espíritu social” a tiempo parcial.

“Porque ahora”, añade el profesor, “después de 30 años, creo que lo más importante en la zona es el desarrollo económico, no la radioactividad“.

Granja experimental en la zona de exclusión de Chernóbil

BBC
El equipo comenzó a cultivar centeno en la zona de exclusión de Chernóbil para ver cuál era su grado de contaminación.

¿Qué sabor tiene?

Con ayuda de un equipo de expertos en una coctelería en Londres, comparé el sabor de Atomik con el de un vodka “de la casa”.

“Es más un alcohol de grano que un vodka, así que tiene muchas más notas afrutadas, pues todavía puedes saborear el centeno”, dice Sam Armeye, del Swift, un bar del soho londinense.

¿Qué cóctel haría Sam con el vodka de Chernóbil? “Sin duda, un martini clásico, pero también lo mezclaría con champaña”, responde.

Con solo una botella producida hasta el momento, se necesitará tiempo para que haya más martinis de Atomik a la venta.

Pero el profesor Smith y su equipo esperan producir 500 botellas este año y vendérselas a los cada vez más numerosos grupos de turistas que visitan la zona de exclusión.

Botella de Atomik

BBC
¿Te atreverías a probar este vodka?

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.