Los 'héroes' que rescatan especies exóticas o en peligro en la CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tania Casasola

Los 'héroes' que rescatan especies exóticas o en peligro en la CDMX

Los integrantes de la Brigada de Vigilancia Animal de la capital están entrenados igual que un policía, su trabajo es igual de riesgoso que el de sus compañeros que vigilan las calles.
Tania Casasola
21 de julio, 2019
Comparte

Su labor no está relacionada con la seguridad de la Ciudad de México, aunque tienen la formación de un policía, su objetivo es la protección animal, desde el rescate, hasta el cuidado y evitar un delito: el maltrato.

El trabajo es igual de riesgoso que quien vela por la seguridad de los ciudadanos: trabajan en barrancas, se meten a las aguas negras, trepan árboles, sufren mordidas, lidian con colmillos y hasta pueden pasar días tratando de capturar a un mono capuchino.

Lee: Se buscan padrinos para rehabilitar perros y gatos abandonados y maltratados en CDMX

Es el equipo de la Brigada de Vigilancia Animal, una unidad especializada de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, que nació en 2014, y se especializa en el manejo y trato hacia los animales. Está conformada por 77 policías (57 hombres, 20 mujeres) y cinco médicos veterinarios.

Portan un uniforme diferente a cualquier otro elemento de seguridad pública: camiseta tipo polo color negro y pantalón tipo militar o pixeleado azul, o color caqui.

Han participado en el rescate de distintas especies: víboras en el Metro y domicilios; leones y tigres viviendo en casas particulares; cocodrilos, iguanas, tortugas; lobos, avestruces que vagaban por las calles; así como guacamayas, pelicanos, halcones y búhos.

Brigada de Vigilancia Animal

La Brigada de Vigilancia Animal rescata especies exóticas y en peligro.

Los elementos de la Brigada participaron en la captura del mono capuchino en 2018, quien fue visto trepado en un árbol de Paseo de la Reforma tras escapar de una casa.

También fueron los encargados de capturar a la martucha que fue hallada en la azotea de una vivienda tras huir del Zoológico de Aragón.

En el rescate, uno de los policías fue rasguñado y mordido por el animal, quien se escabulló en varias ocasiones. Cuando la pusieron en una jaula previo a subirla en la patrulla, empujó la puerta con sus patas y volvió a escapar. Corrió de un lado a otro entre vecinos, policías y curiosos hasta que la hallaron en otra vivienda.

Incluso, salvaron dos vacas que estaban a punto de ahogarse en la pista de canotaje de Cuemanco, en Xochimilco.

Recientemente rescataron unos tlacuaches abandonados en una caja en Las Lomas, otros en la Roma y en Portales; un cacomixtle que recorría las calles del Centro Histórico y a un oso hormiguero en Tepito.

Estas especies son entregadas a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para su reinserción en su hábitat y algunas son llevadas a zoológicos.

Brigada de Vigilancia Animal

Rescatan a oso hormiguero. Foto: Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Ser un buen negociador y gusto por los animales, requisitos

De acuerdo con Carmelo Hernández, titular de la Brigada Animal, uno de los requisitos básicos para ser parte del equipo es el gusto por los animales y manejar tres valores: el respeto, la tolerancia y la empatía.

Antes de que se formara la Brigada de Vigilancia Animal, Carmelo pertenecía a la policía montada en la que estuvo adscrito por 11 años, de ahí nació el gusto y admiración por los caballos, sus animales favoritos, cuenta.

Luego, salió la convocatoria para formar el cuerpo de la Brigada, pues la tarea de rescatar animales en peligro, concientizar a la gente de que el maltrato es un delito y cuidar de las diferentes especies que llegan, lo motivó.

Diciembre, la época en la que más perritos son abandonados; la realidad de los canes callejeros en CDMX

Carmelo cuenta que los interesados en formar parte del equipo deben entregar una carta de exposición de motivos, si en ella argumenta sus razones y manifiesta los valores necesarios para estar en esta corporación, pasa a una entrevista en donde debe demostrar que es un buen negociador.

¿Por qué se necesita ser un buen negociador? Muchas de las denuncias que reciben son de casos en propiedad privada, de vecinos que han visto maltrato animal en viviendas o porque hay testigos de que se resguardan animales exóticos en jaulas o azoteas.

En 2017 un hombre murió cuando intentaba darle de comer a un león y un tigre que estaba enjaulados en un predio de la alcaldía Iztapalapa. “No te esperas que en la Ciudad de México haya ese tipo de especies, pero para eso es nuestro trabajo”, asegura.

Para atender estas denuncias hay que entrar en propiedad privada, “lo que hacemos es tocar y platicar con los habitantes para conocer el status de la especie, ahí es cuando entra la facilidad de negociar y entrar al domicilio sin problema y en la mayoría de los casos llevarnos al animal. Cuando no quieren ya estamos hablando de un tema legal, pues el maltrato animal es un delito”, explica el titular de la Brigada.

El Código Penal de la capital del país sanciona desde 2013 con penas de seis meses a dos años de prisión a quien cometa actos de maltrato o crueldad. En caso de que el animal muera el castigo es de dos a cuatro años de cárcel.

Integrantes de la Brigada de Vigilancia Animal con un pitbull rescatado con el que trabajan su comportamiento y socialización.

¿En qué se especializan?

Los policías que conforman la Brigada deben especializarse en manejo y contención de mamíferos, identificación de reptiles, manejo de aves rapaces, equinos, perros y gatos.

Aprenden a manejar cuerdas, arneses y rapel para poder hacer rescates en barrancas profundas y escalar. Cada año, tanto el gobierno local como federal, los capacitan y actualizan.

Carmelo recuerda que su primer rescate fue el de un gato que había trepado a un pino de 30 metros de altura y que no podía bajar; el más riesgoso fue el de un pitbull que había caído en un barranco.

“Nos dan una gran lección de lucha”

Fernando Cobas, quien lleva cinco años trabajando en la Brigada, es el encargado de la evolución conductual y adiestramiento canino. En el área de seguridad inició como policía sectorial, luego pasó a la unidad de granaderos en donde comenzó su trabajo con perros, años después se incorporó a la policía miliar en la unidad canina, hasta que llegó a la Brigada.

Cuenta que desde que trabaja en la Brigada ha trabajado con muchos perros maltratados, principalmente en situación de calle, acuchillados, baleados, quemados y hasta violados.

“Nuestro trabajo empieza de cero, en la mayoría de los casos tienen huellas de maltrato, vienen destruidos física y emocionalmente”.

Fernando recuerda a Osiris, una pastora belga que llegó con el ojo destruido, al parecer por golpes, y se lo tuvieron que quitar. “Cuando empezamos su rehabilitación se caía, estaba deprimida, gruñía y poco a poco la sacamos adelante, afortunadamente ya se fue en adopción. Fue uno de los casos más impactantes para mí y de gran enseñanza”.

Brigada de Vigilancia Animal

La Brigada de Vigilancia Animal rehabilita a perros y gatos.

Jubilación canina: Policía Federal dará en adopción a 28 perros

“Ellos nos dan una gran lección de lucha. Ante cualquier adversidad salen adelante, si perdieron un ojo o una patita nunca se dan por vencidos. Creo que es la más grande lección que le puede enseñar a los humanos, y esa es una de las principales razones por las que me encanta mi trabajo”, asegura.

“Disfrutas el ayudar a un perro, un gato o cualquier especie. Al principio ves que te quiera atacar, rasguñar o morder por temor o dolor, pero  al paso del tiempo cuando se recuperan te miran, brincan y muevan la cola cuando te ven. Es triste cuando se van porque te encariñas con ellos, pero finalmente ese es nuestro trabajo, que se vayan y tengan una familia”, concluye.

Fernando Cobas en las instalaciones de Brigada de Vigilancia Animal.

Si quieres conocer más sobre la labor de la Brigada de Vigilancia Animal puedes acudir a sus instalaciones ubicadas en Avenida Manuel Ávila Camacho S/N, Xochimilco; a unos metros del Parque Ecológico de Cuemanco. Actualmente tiene un programa llamado “Apadrina una Mascota” y otro de adopción.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Homero Zamorano, el conductor acusado de la muerte de al menos 53 migrantes en Texas

El chofer del tráiler en el que murieron decenas de migrantes cerca de San Antonio, Texas, ha sido acusado y enfrenta una posible cadena perpetua o hasta la pena de muerte.
1 de julio, 2022
Comparte

Cuatro días después del hallazgo de decenas de migrantes muertos en un tráiler en Texas, Homero Zamorano está frente a un proceso judicial que podría llevarlo a pasar el resto de su vida en la cárcel o incluso enfrentar la pena de muerte.

El estadounidense de 45 años era el conductor que manejaba el vehículo en el que murieron al menos 53 personas. Es el más grande caso de migrantes fallecidos en EE.UU. del que haya registro.

Zamorano ya recibió cargos federales por “tráfico de extranjeros con resultado mortal”, informó el Departamento de Justicia de EE.UU.

“Si es declarado culpable, Zamorano enfrenta cadena perpetua o posiblemente la pena de muerte”, señala.

Junto a él, otro estadounidense, Christian Martínez, enfrenta los mismos cargos. Dos mexicanos, Juan Claudio D’Luna Méndez y Juan Francisco D’Luna Bilbao, están siendo procesados bajo distintos cargos por su posible participación en el fatal incidente.

Conforme ha avanzado la investigación, han surgido más detalles de quién es Zamorano y por qué se le responsabiliza de la tragedia que ha puesto de luto a decenas de familias en México, Guatemala, Honduras y El Salvador.

¿Qué se sabe de Zamorano?

Zamorano, de 45 años, es originario de Brownsville, una ciudad de Texas fronteriza con México.

Familiares han señalado que desde muy joven hizo su vida apartado de ellos y que sabían que se metía en problemas frecuentemente. Supuestamente trabajaba como empleado de mantenimiento en Houston.

Una ilustración de Zamorano en el tribunal

Reuters
Zamorano tuvo su primera comparecencia ante una jueza el jueves.

“Se perdía durante años y aparecía de vez en cuando. Básicamente se crió a sí mismo”, dijo uno de sus cuñados al diario The Texas Tribune.

“Él siempre ha tenido un problema con las drogas”, señaló la hermana de Zamorano, Tomasita Medina, al diario Los Angeles Times. “Él siempre estaba dentro y fuera de nuestras vidas por eso”.

Según el congresista Henry Cuellar, que ha accedido a detalles de la investigación, un examen toxicológico después del incidente mostró que Zamorano había consumido metanfetamina, una potente droga sintética.

¿Qué se sabe de su participación?

El pasado 27 de junio, Zamorano condujo el tráiler en el que aparecieron los migrantes en la ruta que va de Laredo, en la frontera, a San Antonio, un trayecto de unos 250 km.

Fue captado por las cámaras en un punto de inspección del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) a unos 50 km de distancia desde Laredo.

El conductor al pasar por Encinal

INAMI
Al pasar por el filtro de revisión del CBP en Encinal, el conductor fue captado por las cámaras de seguridad.

Sin embargo, el vehículo no fue revisado debidamente. El gobernador de Texas, Greg Abbott, aseguró que ocurrió así “porque la Patrulla Fronteriza no tiene los recursos para poder inspeccionar todos los camiones”.

Horas después, cuando ocurrió el hallazgo de los migrantes, Zamorano “fue encontrado escondido en la maleza después de intentar fugarse”, según la investigación del Departamento de Justicia.

En un principio, los servicios de emergencia le prestaron ayuda, pero luego fue detenido por la policía de San Antonio.

La investigación ha revelado que, aparentemente, Zamorano no sabía que el aire acondicionado del tráiler no funcionaba. Los migrantes estaban en el vehículo con mínima ventilación en un día que rozó los 40 °C a la sombra.

Los cuerpos de emergencia que hallaron a los migrantes muertos dijeron que estaban “calientes al tacto”.

Mapa del presunto trayecto del camión

BBC

Según los documentos de la acusación, Christian Martínez envió mensajes de celular a Zamorano para indicarle la ubicación de una casa de seguridad de traficantes donde recogió a los migrantes en Laredo.

En camino a San Antonio, el conductor ya no respondió a los mensajes.

Fue a través de una revisión del teléfono de Zamorano que las autoridades dieron con los otros presuntos cómplices.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DSeuPF0Fn_g&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.