Material del caso Succar Kuri, Kamel Nacif y el “gober precioso”, información que robaron a Lydia Cacho
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Material del caso Succar Kuri, Kamel Nacif y el “gober precioso”, información que robaron a Lydia Cacho

La activista denunció que los responsables cometieron actos de violencia de género dentro de su habitación y que su perra rottweiler fue asesinada con crueldad, por lo que asegura que quisieron dejarle un "mensaje de miedo".
Cuartoscuro
23 de julio, 2019
Comparte

La periodista y defensora de derechos humanos Lydia Cacho reveló que las personas que allanaron su casa el pasado 21 de julio robaron únicamente material periodístico, el cual está relacionado a la red de pederastia en Quintana Roo que denunció desde 2005 y a los empresarios Jean Succar Kuri y Kamel Nacif, así como con los exgobernadores Mario Marín y Miguel Ángel Yunes Linares. 

“No se robaron nada de valor, únicamente material periodístico muy delicado que por suerte y por inteligencia periodística había copiado y traigo conmigo en el viaje en el que estaba y dejé copia en otro país”, dijo Cacho en entrevista con Joaquín López Dóriga en Radio Fórmula.

“Se llevaron todo el material relacionado con Succar Kuri, el material relacionado con el caso de Kamel (Nacif) y el gober precioso (Mario Marín, exgobernador de Puebla), de Miguel Ángel Yunes Linares (exgobernador de Veracruz) toda la evidencia que yo resguardo en una caja especial en mi casa y cámaras fotográficas”, relató.

También consideró que quienes entraron a su domicilio debían ser sujetos profesionales, pues dijo tener instalado un sistema de seguridad “extraordinario”, con cámaras de vigilancia y alarmas, las cuales, dijo, ha puesto con ayuda de organismos internacionales. 

Lee más: 13 años después, detienen a policía por tortura contra la periodista Lydia Cacho

La activista denunció que los responsables cometieron “actos relacionados directamente con violencia de género” dentro de su habitación, con la intención de intimidarla. 

“Obviamente fue un acto para amedrentarme y para decirme que están sobre mí y efectivamente tiene que ver con que están libres todavía y claramente no perseguidos como debería de ser”, dijo en referencia a los empresarios y políticos que señala en sus investigaciones. 

Para Cacho, las amenazas e intimidaciones contra su trabajo resurgieron luego de que el Comité de Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) resolvió que existieron violaciones en su contra, en las cuales no se ha hecho justicia, así como después de la liberación de órdenes de aprehensión contra el exgobernador de Puebla Mario Marín Torres, el empresario José Kamel Nacif y del exsubsecretario de Seguridad Pública de Puebla Hugo Adolfo Karam Beltrán por actos de tortura. 

“Solamente se han detenido a personajes menores, los otros están prófugos desde entonces. Eso me puso en un gran estado de fragilidad y por eso me pusieron escoltas”, expuso la periodista.

Los responsables del robo también envenenaron a sus perros, pero “particularmente se encargaron matar con crueldad a mi rottweiler que esa una perra de ataque, de protección que siempre estaba conmigo. Está claro que querían dejar un mensaje de miedo”, explicó. 

“Yo sigo con mis investigaciones y las voy a publicar, por supuesto, no las voy a dejar de publicar. Voy a seguir insistiendo en que se detengan a estos sujetos y una vez detenidos, por supuesto, voy a testificar en contra de ellos, como debe ser… Quieren que me calle y por supuesto no lo haré”, insistió Lydia Cacho.

Entérate: El Estado mexicano reconoce que falló y se disculpa con la periodista Lydia Cacho

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

McDonald's: la indignación que causa en Perú la muerte de dos jóvenes empleados de la cadena de hamburguesas

Gabriel Campos, de 19 años, y Alexandra Porras, de 18, murieron el domingo mientras terminaban sus labores en un McDonald's de Lima.
18 de diciembre, 2019
Comparte
Alexandra Porras y Gabriel Campos

Facebook de Gabriel Campos
Alexandra Porras y Gabriel Campos eran pareja y trabajaban desde hace unos meses en un local de McDonald’s en Lima.

Su muerte causó una fuerte indignación en Perú y ha puesto bajo la lupa a una de las cadenas de comida rápida más exitosas del mundo.

El domingo, las autoridades encontraron los cadáveres de Alexandra Porras y Carlos Gabriel Campos, ambos de 18 años, dentro del local de McDonald’s del distrito limeño de Pueblo Libre en el que trabajaban.

Los jóvenes, que habían sido pareja, llevaban menos de seis meses en la cadena de comida rápida.

Las autoridades están investigando los hechos y Arcos Dorados, la empresa encargada de la franquicia de McDonald’s en Perú, dijo que colaboraría con las pesquisas.

En un primer comunicado citado por la prensa peruana, Arcos Dorados habló de “un accidente que se habría originado por una descarga eléctrica“.

No obstante, en declaraciones a BBC Mundo la empresa dijo al respecto este martes que “no puede dar detalles” sobre lo ocurrido.

Preguntados por la diferencia entre ambas declaraciones, desde Arcos Dorados se limitaron a responder: “Las autoridades locales se encuentran trabajando activamente en la investigación del caso. A la vez, pusimos todos nuestros recursos a disposición para brindar la colaboración necesaria para el pronto esclarecimiento de este suceso”.

La municipalidad de Pueblo Libre, el distrito limeño donde se ubica este local de McDonald’s, clausuró el restaurante mientras se investigan los hechos, y la empresa cerró todos sus locales en Perú por dos días en señal de duelo.

Pero la muerte de los jóvenes provocó protestas en el país contra las condiciones laborales precarias en el país.

El suceso

Alexandra, hija única, quería ser abogada y Gabriel, fisioterapeuta. Estaban trabajando para pagar sus estudios.

Pero, según su familia, no trabajaban en circunstancias ideales. Los familiares de las víctimas dijeron a medios locales que los jóvenes cumplían jornadas de hasta 12 horas, en un país en el que el máximo permitido por ley son 8.

Walter Bedriñana, abogado de la familia de Gabriel, detalló que cuando los jóvenes estaban trabajando, el suelo estaba mojado.

“Yo no pude ingresar (pero) quien sí pudo ver lo que había adentro fue la mamá. Y quedó en shock, porque ella recuerda que el piso estaba mojado y que evidentemente sí había cables”, le dijo a BBC Mundo.

“Confío que con la información que recabaron los peritos se pueda determinar qué fue lo que pasó”, declaró el abogado al ser preguntado si la muerte de los jóvenes podía ser atribuida a inseguridad laboral.

Pero, según Bedriñana, “eso del piso mojado sí está en el acta de levantamiento del cadáver, por eso nosotros ya podemos decirlo”.

“No quiero buscar culpables, pero para mi tranquilidad, quiero saber con detalles qué pasó. Así como mi hija me contaba todo, con detalles”, le dijo Johana Inga, madre de Alexandra, a América Televisión.

Investigaciones

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) de Perú está investigando lo ocurrido, así como la Fiscalía peruana.

La ministra de Trabajo de Perú, Sylvia Cáceres, dijo a medios locales que, si se comprueba que la empresa incumplió alguna normativa, podría recibir una multa de hasta US$56.000.

En un comunicado enviado a BBC Mundo este martes, Arcos Dorados manifestó que “entendemos y compartimos el inmenso dolor junto a las familias de Carlos Gabriel Edgardo Campos Zapata y Alexandra Antonella Porras Inga por esta sensible pérdida”.

“Desde el hecho, hemos estado en contacto con las familias de nuestros colaboradores fallecidos para acompañar y ofrecer todo el apoyo necesario durante este difícil momento”, agrega.

“Además, estamos brindando soporte a todos nuestros demás colaboradores que están afectados por la pérdida de sus compañeros”, se lee en el comunicado.

McDonald's en Perú

Getty Images
McDonald’s dice estar colaborando con las autoridades.

Bedriñana, sin embargo, se mostró crítico con la compañía.

“Corrieron con los gastos del sepelio porque están en la obligación de hacerlo, pero en el tema de apoyar la investigación, he sentido que no ha sido así”, le dijo a BBC Mundo.

“Lo primero que deben aclarar es qué fue lo que paso y hasta el momento la empresa no ha dado una versión sobre qué es lo que ha sucedido”, se quejó el abogado.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1659076157481737&set=pb.100001381078545.-2207520000..&type=3&theater

Según Arcos Dorados, sin embargo, “el caso sigue bajo reserva de las autoridades competentes, con lo cual no estamos autorizados a brindar detalles de este ya que podrían alterar el normal desarrollo de la investigación”.

Y sobre las acusaciones de que los jóvenes laboraban más de 8 horas por turno, Arcos Dorados le respondió a BBC Mundo que ambos “trabajaban en modalidad ‘part time’ con un máximo de 8 horas por día, con una hora adicional de descanso y un máximo programado de 24 horas por semana”.

McDonald's en Perú

Getty Images
Todos los McDonald’s de Perú cerraron durante dos días.

La corporación McDonald’s también se pronunció sobre los hechos.

“Estamos profundamente tristes por el trágico accidente que ocurrió en una franquicia de McDonald’s en Perú”, dijo en una declaración enviada también este martes a BBC Mundo.

La seguridad de los miembros del equipo en cualquier McDonald’s es una prioridad global y estamos trabajando con nuestro socio local , que está llevando a cabo una investigación exhaustiva con las autoridades locales”, señaló.

“Extendemos nuestras más profundas condolencias a las familias de los miembros del equipo, amigos y miembros del equipo durante este tiempo extraordinariamente difícil”, añadió.

Cerrados dos días

Por lo pronto, todos los McDonald’s de Perú cerraron durante dos días en señal de duelo por la muerte de sus dos trabajadores.

Pero el anuncio no pareció contentar a los peruanos.

El martes hubo plantones contra la empresa frente a uno de sus locales en Lima y frente a otro en Arequipa (en el sur de Perú).

Además, este caso ha hecho que sean mucho los que denuncien las “precarias” condiciones de trabajo que se dan en muchos locales de comida rápida.

La empresa Arcos Dorados posee el grupo de franquicias de McDonald’s más grande del mundo y cotiza en la Bolsa de Nueva York.

Opera en 20 países de América Latina y el Caribe, con alrededor de 2.200 restaurantes McDonald’s y más de 63,000 empleados.

En 2018, el Instituto “Great Place to Work” reconoció a sus sedes de Argentina, Brasil, Costa Rica, Panamá, México y Uruguay como “Mejor lugar para trabajar”, en una lista de 25 multinacionales de América Latina.

Pero en 2015 y en 2018, dos locales de McDonald’s en San Isidro y Miraflores, distritos acomodados de Lima, fueron clausurados temporalmente porque se hallaron cucarachas en el primero y por falta de higiene en el caso del segundo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=NphJULxY5ng

https://www.youtube.com/watch?v=dDLDuv7LH48

https://www.youtube.com/watch?v=xzjd_7qkYtU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.