"Con la pensión le surtí su botiquín”: madres de personas con discapacidad reciben primeros apoyos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

"Con la pensión le surtí su botiquín”: madres de personas con discapacidad reciben primeros apoyos

Desde que López Obrador ganó las elecciones, equipos de los llamados “servidores de la nación” empezaron a recorrer casas buscando posibles beneficiarios, y hasta ahora es la única manera de inscribirse.
Cuartoscuro
23 de julio, 2019
Comparte

Kevin padece parálisis cerebral y síndrome de Lennox-Gastaut, que provoca convulsiones. A sus nueve años, tiene que usar oxígeno externo para respirar y se alimenta mediante una sonda, por lo que es totalmente dependiente de su mamá, Ana Luisa Lugo. Los gastos para tratarlo son de alrededor de 5 mil pesos mensuales, pero ahora por primera vez desde que nació recibieron un apoyo económico del gobierno federal, mediante el nuevo programa social Pensión para Personas con Discapacidad Permanente.

La distribución de tarjetas y pagos ha tenido retrasos en los primeros meses desde su creación, por lo que Ana recibió en un solo depósito de lo correspondiente a dos bimestres, de 2 mil 550 pesos cada uno, es decir, que se sumaron 5 mil 100 pesos que pudo cobrar la primera semana de julio, pese a que tenía la tarjeta bancaria desde mayo.

El Sabueso: Sí hay más recursos para personas con discapacidad pero no se reparten como dice AMLO

“Con los gastos de él no hay dinero que me alcance; esto fue como bien extra. Cuando me llegó, fui y compré pañales, compré medicamento, compré material, porque come por sonda y necesita sondas, jeringas, bolsas de alimentación, gasas. Y pues con todo eso, fui y le surtí su botiquín”, cuenta la madre de Kevin en entrevista.

Según informó el presidente Andrés Manuel López Obrador el 1 de julio pasado, ya hay 610 mil personas con discapacidad beneficiarias de este programa, enfocado en niños y jóvenes de cero a 29 años de edad.

Ana Luisa trabaja cortando el pelo en su propia casa, en Chicoloapan, Estado de México, porque para atender a Kevin no podría tener un empleo regular. Pero eso implica que no tiene seguridad social, más que con el Seguro Popular, que no cubre todas las atenciones y medicamentos que el niño suele necesitar.

El único apoyo gubernamental que habían tenido alguna vez fue de despensas que entregaba el gobierno local con la tarjeta “La Efectiva”, que se distribuyó en el sexenio del gobernador Eruviel Ávila, pero que fue irregular y al cambiar de administración se terminó. Por eso ahora, Ana mantiene sus reservas hasta ver que realmente el apoyo se mantenga, y aprovechó para comprar todo lo que le hacía falta.

Te puede interesar: Plan de AMLO para personas con discapacidad es insuficiente, dice el consejo de Conapred; piden fortalecer a Conadis

¿Cómo acceder a esta pensión?

La Pensión para Personas con Discapacidad Permanente es uno de los programas prioritarios que creó el nuevo gobierno. Desde que López Obrador ganó las elecciones, equipos de los llamados “servidores de la nación” empezaron a recorrer casas buscando posibles beneficiarios, y hasta ahora es la única manera de inscribirse.

En las oficinas de la Secretaría de Bienestar de la Ciudad de México confirmaron a Animal Político que solo dan información o toman los datos de las personas para que un servidor acuda a visitarlos.

Hortensia Carmona, también habitante del Estado de México, pero en Coacalco, se enteró del programa cuando a sus dos hijos mayores los fueron a censar en febrero para las becas de educación media superior Benito Juárez. Ahí comentaron que el menor, Alan Daniel, de 13 años, nació con hidrocefalia, no habla ni camina.

Cuando lo fueron a censar, además de acta de nacimiento y comprobante de domicilio, para el programa se pide un certificado oficial de la discapacidad. Para Dany bastó con presentar la nota médica con su historial que le dieron en la última hospitalización que tuvo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Un mes después de la visita, les llegó la tarjeta, del banco Banorte. Aunque durante los primeros meses, marcaba como “inválida”, Hortensia incluso habló con personal del banco que le dijo que ellos no podían saber nada de los pagos porque solo era un monedero electrónico. Hasta que sus otros hijos recibieron en junio sus becas de preparatoria, fue a revisar otra vez la tarjeta de Dani y entonces también había recibido los 5 mil 100 pesos acumulados de dos bimestres.

“Pues me va a servir porque para empezar soy madre soltera, su papá le da el IMSS, pero no vive con nosotros, y a veces no tienen los medicamentos, cuando hay desabasto. Él come papilla, y usa una caja de pañales a la semana. Es mucho el gasto en él, pero algo nos va a ayudar”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viernes 13: ¿cómo se originó la superstición que considera esta fecha como un día de mala suerte?

¿De dónde viene la superstición que dio paso a la mitología del viernes 13 que culminó con las películas y las series de televisión en los 80?
13 de noviembre, 2020
Comparte
calendario

Getty Images
Aunque parezca poco frecuente, todo mes que comience en domingo, siempre tendrá en viernes 13.

Otra vez es viernes 13, y si eso nos preocupa, quizás podemos echar la culpa a un grupo de caballeros estadounidenses que eran enemigos de las supersticiones.

Desde tiempos inmemoriales muchos han temido los viernes y los días 13.

Pero, ¿por qué se juntaron ambos temores para generar una creencia con vida propia en el mundo angloparlante?

En Hispanoamérica y España, en cambio, la superstición se aplica a los martes 13.

En cuanto a los países de habla inglesa, las razones no parecen ser místicas.

“Desde el punto de vista astrológico, no hay necesidad de preocuparse por el viernes 13”, dice Robert Currey, de Equinox Astrology.

Las fechas y días de la semana solían estar estrechamente relacionados con los movimientos planetarios y las fases de la Luna en un sistema que se remonta a los babilonios, explica, pero ya no es el caso.

Sonia Ducie, una consultora de numerología que cree firmemente en la energía innata de los números, cree que 13 “tiene que ver con la transformación y el cambio“.

Viernes 13

Getty Images
Viernes 13, la película, tuvo su base en el mito.

Ducie considera al viernes el quinto día de la semana que se asocia con el movimiento.

“Uno puede ver cómo con esos dos números juntos podrían ser muy inquietos”, pero aclara: “Depende de nosotros. La energía es neutral”.

¿Por qué surgió esta superstición combinada?

En 1907, un libro llamado “Viernes, el XIII” fue publicado por un corredor de bolsa llamado Thomas Lawson. Fue la inspiración para la mitología del viernes 13 que culminó con las películas y las series de televisión en los 80.

El libro de Lawson es una fábula oscura de Wall Street cuyo personaje central genera bonanzas y caídas en el mercado para vengarse de sus enemigos, dejando a muchos en la miseria y la ruina.

Y se aprovecha de los temores que la fecha viernes 13 podía generar en los negociantes.

“Cada hombre en la bolsa y en Wall Street tiene su ojo puesto en él. En viernes 13 rompería el mejor mercado alcista (bull market) de la historia que estaba en marcha”, dice uno de los personajes.

viernes

Getty Images
En 1907 el miedo a esa fecha ya era una superstición establecida

Así que en 1907 el miedo a esa fecha ya era una superstición establecida.

No lo era un cuarto de siglo antes.

The Thirteen Club (El club del trece), una reunión de caballeros alegres decididos a desafiar todas las supersticiones, se reunió por primera vez el 13 de septiembre 1881 (un miércoles) a pesar de que se organizó formalmente el viernes 13 de enero de 1882.

Se reunían el día 13 de cada mes, se sentaban en la mesa 13, rompían espejos, derramaban sal con exuberancia y llegaban a la cena caminando bajo escaleras cruzadas.

Los informes anuales del club especificaban cuidadosamente cuántos de sus miembros habían muerto y cuántos habían fallecido durante el año siguiente tras asistir a una cena en el club.

Viernes 13

Getty Images
El objetivo del club era demostrar lo inútil de las supersticiones.

Fue fundado por el capitán William Fowler en su restaurante Cottage Knickerbocker en la Sexta Avenida de Manhattan, en Nueva York.

A Fowler se lo asociaba con “la buena camaradería, un gran corazón y una caridad sencilla y sin ostentación”.

Como mariscal del club, “siempre lideró el camino valientemente y sin temor hacia la sala del banquete”, aseguró el “gobernante jefe” del club, Daniel Wolff.

El club hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, a gobernadores y jueces para dejar de elegir al viernes como el día de “colgar” gente y realizar ejecuciones otros días también.

El diario estadounidense The New York Times informó que en la primera reunión, el comensal número 13 estaba retrasado, y Fowler presionó a uno de los camareros para que compensara la ausencia del comensal que completaría el número de mala suerte.

“A pesar de sus gritos estaba siendo empujado por debajo de las escaleras cuando llegó el invitado que faltaba”, narró el diario.

El primer objetivo del club era el temor de que si 13 personas cenaban juntas una podría morir pronto. Pero una segunda superstición surgió poco después.

En abril de 1882, se adoptó una resolución que deploraba el hecho de que el viernes había sido “considerado durante muchos siglos un día de mala suerte… por motivos sin sentido“.

Viernes 13

Getty Images
El grupo buscaba terminar con los mitos vinculados el número 13.

El club hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, a gobernadores y jueces para dejar de elegir al viernes como el día de “colgar” gente y que se realizasen ejecuciones otros días también.

Pero no hay ninguna señal en el club de la mezcla de la superstición del viernes con el 13.

Debió aparecer en algún momento entre 1882 y la publicación del libro de Lawson en 1907.

¿Responsabilidad de los enemigos de la superstición?

A lo largo de las décadas, muchos se han preguntado si la superstición podría ser culpa del propio club.

Allí aprovechaban cada oportunidad para ridiculizar ambos temores.

El diario Los Angeles Herald informó en 1895: “Cada vez que durante los últimos 13 años el viernes ha caído el 13 del mes, esta peculiar organización nunca ha dejado de celebrar una reunión especial para regocijarse”.

El club se enorgullecía de que había puesto la superstición en el centro de atención. Su fama era grande: de los 13 miembros originales había pasado a cientos a comienzos del siglo XX. Y se habían fundado clubes similares en otras ciudades de Estados Unidos y en Londres.

Viernes 13

Getty Images
La superstición a veces ha inspirado motivos y disfraces para fiestas como Halloween.

La doctrina del The Thirteen Club era “que la superstición debía ser atacada y combatida y expulsada de la Tierra”

Dos de estas supersticiones vulgares han combatido con decisión y sin inmutarse“, escribió el integrante Charles Sotheran a otros miembros del club en Nueva York en 1883, “es decir, la creencia en que el 13 es un número de mala suerte y el viernes un día de mala suerte. Han creado un sentimiento popular a favor de ambos”.

Sotheran debe haber querido decir que “hicieron los viernes y el 13 menos impopulares”, pero su frase es ambigua y podría haber significado “hicieron las supersticiones populares”. ¿Fue esta interpretación la que estableció la superstición en la opinión pública?

La doctrina del The Thirteen Club era “que la superstición debía ser atacada y combatida, y expulsada de la Tierra”.

Si por el contrario generó una de las supersticiones más comunes y persistentes, fue de hecho un accidente desafortunado.


(*) Este artículo fue publicado originalmente el 13 de noviembre de 2015. Un viernes 13, por supuesto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.