Refugios para mujeres, endeudados y con menos personal porque siguen sin recibir recursos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook Red Nacional de Refugios A.C.

Refugios para mujeres, endeudados y con menos personal porque siguen sin recibir recursos

Hasta ahora, sigue sin repartirse el presupuesto para estos centros de auxilio a mujeres, después de que la convocatoria fue suspendida temporalmente.
Facebook Red Nacional de Refugios A.C.
3 de julio, 2019
Comparte

El refugio para mujeres víctimas de violencia Mujer Contemporánea, el único de Aguascalientes, ha recibido a 27 familias este año, pero lo ha hecho sin un solo peso del dinero público, porque sigue sin repartirse el presupuesto aprobado para estos centros de auxilio, después de que la convocatoria fue suspendida temporalmente y se retrasó más de lo acostumbrado la asignación de subsidios.

No queremos dinero, queremos protección: historias de mujeres en refugios de la sociedad civil

Apenas este 1 de julio, la Secretaría de Salud emitió un oficio pidiendo al Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, rector del programa, que entregue el dinero a los proyectos aprobados, un monto de más de 293 millones de pesos. Eso desató sorpresa en quienes dirigen los refugios, al ver que a pesar de que llevan meses en pláticas con gobierno, hasta ahora se giran instrucciones para asignar los subsidios, por lo que decidieron acudir a manifestarse este martes a Palacio Nacional.

Roxana D’Escobar, directora del refugio de Aguascalientes, cuenta que las autoridades del Centro de Equidad de Género dijeron que la liberación de recursos “si no es esta semana, es la que entra”, lo que mantiene la incertidumbre.

El refugio ya no tiene medicamentos y escasean los alimentos no perecederos que tiene de reserva. Sus proveedores y la casera que le renta los espacios para el refugio y el Centro de Atención Externa que dirige ya la están presionando, porque si bien estaban acostumbrados a que se atrasara con los pagos a principios de año, reconoce, ya que siempre se atoran los recursos federales, en junio a más tardar siempre se ponía al corriente.

Además, del proyecto que envió, detallando cuánto presupuesto y personal necesita para operar todo un año, en el que suele acoger a casi 60 mujeres con sus hijas e hijos en el refugio y brindar hasta 34 mil atenciones en el centro de atención externa, le aprobaron un 30% menos (un recorte de alrededor de 2 millones de pesos) y le indicaron que tiene que despedir personal, como la enfermera del refugio, a una de las dos trabajadoras sociales que tenía, a dos de las cuatro psicólogas, y a una de dos abogadas que daba asesorías, que va a dejar 200 expedientes sin resolver.

Ante la falta de certezas y el hecho de que no han cobrado en todo el año, dos de las 17 personas que trabajan con ella prefirieron ya mejor buscar otro empleo.

D’Escobar sostiene que ella no piensa cerrar el refugio, que fue el primero de todo el país y está cumpliendo 24 años de operación, pero ya está buscando estrategias para obtener dinero a futuro, como acercarse al gobierno estatal a pedir apoyo.

Pero este año, ya cerraron dos de estos lugares de auxilio a mujeres y niños violentados: uno en Puebla y otro en Guanajuato. Este último terminó su labor después de 15 años porque la Secretaría de Salud rechazó su proyecto, con el argumento de que no había acreditado el personal reportado, con lo cual quedaron desprotegidas cuatro familias que tenía albergadas, según la agencia de noticias CIMAC.

Otros centros están tomando medidas como dar dos terapias a la semana en lugar de cuatro, o reducir los talleres de autogestión para mujeres que buscan ayuda, y, sobre todo, buscar donaciones para subsistir, detalla Wendy Figueroa, directora general de la Red Nacional de Refugios que agrupa 72 de estos espacios en 22 estados del país.

“La incertidumbre y desmotivación que ves en los equipos de trabajo, pese al compromiso que tienen impresionante, se transmite a las mujeres. Las mujeres te dicen: ‘¿Y si me sacan, a dónde me voy a ir ahorita, escuché tal cosa, me va a sacar?’. Entonces tienes que darle esa contención además a las mujeres usuarias, de que no las vamos a sacar”, afirma.

¿Cómo ha sido el proceso para repartir subsidios?

La incertidumbre para los refugios empezó el 21 de febrero, cuando la Secretaría de Salud, ente responsable, suspendió la convocatoria para que las organizaciones solicitaran recursos. La dependencia aseguró un día después que los recursos para víctimas de violencia de género estaban garantizados, pero que se iba a analizar una estrategia más conveniente. Ante la polémica, la convocatoria fue reactivada 48 horas después.

El 1 de marzo, el tema llegó a la conferencia mañanera del presidente, quien dijo que el gobierno los operaría de manera directa, para evitar los intermediarios y dar dinero a las Organizaciones de la Sociedad Civil; la vocería agregó que se estaba analizando que los absorba la Secretaría de Gobernación.

El 6 de marzo, cerró la convocatoria y los resultados se comunicaron el 30 de abril. Figueroa detalla que fueron aprobados 69 proyectos, 45 de refugios y otros 24 de Centros de Atención Externa, operados por 45 organizaciones. A otras 15 se les rechazó la propuesta y no se les concedió subsidio.

De los 346 millones 482 mil 708 pesos asignados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019 para el programa “Subsidios para refugios y centros de atención externa de refugios para mujeres víctimas de violencia”, se asignaron 293 millones 390 mil 098, es decir, el 85 %.

El siguiente paso es que las directoras firmen los convenios para recibir el dinero, pero esto, que solía ocurrir en mayo, sucedió hasta el 11 de junio.

D’Escobar explica que esto siempre ha implicado que en realidad tienen convenios para ocho meses del año, por lo que acostumbran hacer una especie de caja de ahorros por trabajador, para que de ahí cobren entre enero y abril. Pero si esta vez apenas en junio se firmó el convenio, y el 1 de julio Salud dio la orden de transferir los subsidios, se preguntan cuándo llegará realmente el pago.

Animal Político solicitó a la Secretaría de Salud saber por qué los retrasos en la asignación de recursos. El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, rechazó que haya retrasos o afectaciones por la suspensión temporal de la convocatoria, que fue de menos de 48 horas y luego continuó igual.

“Los procesos legales y administrativos para el financiamiento de los Refugios se han ejecutado de acuerdo con lo previsto. El oficio reciente enfatiza el carácter apremiante de transferir los recursos a todas las organizaciones que fueron seleccionadas por el Comité de Expertas que dictaminó las propuestas”, respondió por escrito.

Ante el hecho de que quedaron 53 millones sin asignar, López-Gatell confirmó que habrá una segunda convocatoria este mismo año. Aunque Figueroa remarca que si la primera se ha tardado cuatro meses sin resultados, la segunda tendría que publicarse ya para que alcance a repartir el dinero.

También se le preguntó al subsecretario si ya hay un modelo alternativo desde el gobierno para atender a las víctimas de violencia de género. La respuesta fue que desde marzo de 2019 se estableció un Grupo interinstitucional que diseña el nuevo modelo considerando las mejores prácticas nacionales e internacionales y las necesidades actuales en estados y municipios.

La Red de Refugios, por su parte, no ha recibido información sobre la posibilidad planteada en marzo pasada de que los refugios fueran absorbidos.

Mientras tanto, el pronunciamiento llevado a Palacio Nacional exige que en máximo tres días se cumpla con la entrega de subsidios, o más refugios estarán en riesgo de cerrar sus puertas, lo que pondría en peligro a 25 mil mujeres y niños que sufren violencia y reciben atención en estos centros.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

Qué dice el documento sobre la investigación del 11-S recién desclasificado por el FBI

El memorando enumera algunos contactos entre varios ciudadanos sauditas y los secuestradores de los aviones, pero no implica directamente al gobierno de Riad.
EPA
12 de septiembre, 2021
Comparte

En el vigésimo aniversario del atentado más mortífero en suelo estadounidense, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) publicó un documento que analiza las posibles conexiones entre varios ciudadanos sauditas en Estados Unidos y dos de los atacantes del 11 de septiembre de 2001.

Los familiares de las víctimas de los ataques de las Torres Gemelas llevaban años solicitando la divulgación de estos archivos clasificados, argumentando que los funcionarios sauditas habrían tenido conocimiento previo del atentado pero que no intentaron detenerlo.

15 de los 19 secuestradores de los aviones eran ciudadanos sauditas.

Sin embargo, el documento —el primero de varios que se espera que sean hechos públicos— no proporciona ninguna evidencia de que el gobierno saudita hubiera estado vinculado o tuviera conocimiento del complot contra las Torres Gemelas.

Antes de la desclasificación, la embajada saudita en Washington se mostró a favor de que los archivos se sacaran a la luz, y una vez más negó cualquier vínculo entre su país y los secuestradores, señalando que tales afirmaciones son “falsas y maliciosas”.

¿Qué dice el documento?

El documento del FBI de 16 páginas se basa en entrevistas con una fuente cuya identidad está clasificada (nombrada como PII) y describe los contactos entre varios ciudadanos sauditas y dos de los secuestradores, Nawaf al-Hazmi y Khalid al-Midhar.

Ambos se hicieron pasar por estudiantes para ingresar a Estados Unidos en el año 2000.

El memorando del FBI dice que luego recibieron un apoyo logístico significativo de Omar al-Bayoumi, quien, según testigos, era un visitante frecuente del Consulado de Arabia Saudita en Los Ángeles a pesar de que su estatus oficial en ese momento era el de estudiante.

Según la fuente del FBI, Bayoumi tenía “un estatus muy alto” en el consulado.

“La asistencia de Bayoumi a Hamzi y Midhar incluyó traducción, viajes, alojamiento y financiación”, dice el documento.

Ataque torres gemelas

Getty Images

Por otra parte, el archivo del FBI también asegura que hubo vínculos entre los dos secuestradores y Fahad al-Thumairy, un imán (líder musulmán) de la mezquita del rey Fahad en Los Ángeles, a quien las fuentes citadas describen como “de creencias extremistas”.

Tanto Bayoumi como Thumairy abandonaron Estados Unidos semanas antes de los ataques del 11 de septiembre, según la agencia de noticias AP.

La agencia también citó a Jim Kreindler, un abogado de los familiares de las víctimas del 11 de septiembre, diciendo que el documento publicado “valida los argumentos que presentados en el litigio sobre la responsabilidad del gobierno saudí en los ataques del 11 de septiembre”.

El mes pasado, una demanda iniciada por familiares llevó a que varios altos exfuncionarios sauditas fueran interrogados bajo juramento.

Joe Biden en el Pentágono

EPA
Las familias de algunas víctimas llevaban tiempo presionando al presidente Joe Biden para que desclasificara los documentos.

Las administraciones precedentes, las de George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump,se negaron a desclasificar los documentos, citando como argumento la seguridad nacional.

Pero el actual presidente Joe Biden ordenó la semana pasada una revisión de los documentos y les pidió a los funcionarios que publicaran lo que pudieran durante los próximos seis meses.

Durante mucho tiempo se ha especulado sobre vínculos oficiales sauditas con el atentado, dado el número de ciudadanos de ese país involucrados y los antecedentes del líder de al Qaeda, Osama bin Laden.

El líder de al Qaeda, Osama Bin Laden.

Getty Images
El líder de al Qaeda, Osama Bin Laden.

Estados Unidos y Arabia Saudita han sido aliados durante mucho tiempo, aunque a veces la relación ha sido compleja.

El anterior presidente estadounidense, Donald Trump, fortaleció los lazos entre su país y la monarquía absoluta.

Pero Biden calificó a Arabia Saudita de “paria” después de que en febrero de este año un informe de inteligencia de Estados Unidos implica al príncipe heredero, Mohammed bin Salman, en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ocurrido en 2018. Bin Salman niega haber ordenado el asesinato, que tuvo lugar en el consulado saudita en Estambul.

El corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner, afirma que desde entonces Biden ha suavizado su postura hacia el que es el hombre más poderoso de Arabia Saudita, reflejando la importancia de la alianza entre ambos países.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LOgy5j2Z8vw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.