close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Autoridades de CDMX retiran 226 bicis y monopatines de empresas que no pagaron permisos

De acuerdo con la Secretaría de Movilidad, ambas empresas participaron en el proceso para obtener un permiso, pero decidieron no pagar por él. 
Cuartoscuro
1 de agosto, 2019
Comparte

Autoridades de movilidad en la Ciudad de México retiraron 226 bicicletas sin anclaje y monopatines de las empresas Mobike y Lime, empresas que decidieron no pagar por el permiso anual de operación. 

La Secretaría de Seguridad Ciudadana y el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) informaron que retiraron 105 bicicletas Mobike, más 121 monopatines de Lime, en distintos puntos de la la ciudad. 

De acuerdo con la Secretaría de Movilidad (Semovi), ambas empresas de micromovilidad participaron en el proceso para obtener un permiso anual de operación, y pese a que aceptaron las condiciones de participación y completar el registro, decidieron no pagar por él. 

Lee más: Adiós a Mobike en CDMX: por no pagar permiso no podrá circular durante un año

El pasado 19 de julio, Lime argumentó en un comunicado que no pagaría la contraprestación por la “falta de certeza jurídica y claridad en la regulación” en el procedimiento anunciado por las autoridades. 

La Semovi dijo que ya fueron publicados en la Gaceta de la Ciudad de México los avisos para que las empresas interesadas (y que hayan cumplido con los requisitos en el anterior proceso) obtengan el número de unidades de bicicletas y monopatines que dejaron ambas empresas.

Las autoridades estimaron que al concluir este proceso, en la Ciudad de México habrán más 8,300 de estos vehículos.

“La Secretaría de Movilidad hace un llamado a quienes incumplieron su compromiso en este proceso de más de seis meses para que retiren sus unidades y esperen la convocatoria para el próximo periodo”, externó la dependencia. 

Lee más: ¿Usas bicis y monopatines de aplicaciones? Autoridades de CDMX dicen que solo recibirán permiso temporal

“Nos tomaron por sorpresa”

Tras el retiro de las unidades, la empresa Lime informó que ya exploran alternativas legales para recuperar los monopatines y asegurar que los derechos de sus usuarios.

“Tenemos conocimiento de que la SSC-CDMX decomisó patines eléctricos, lo que nos toma por sorpresa dado que se está haciendo uso de los elementos policíacos para este fin”, expresó la empresa en un comunicado.

Lime dice que estaría dispuesta a pagar una contraprestación a las autoridades de la Ciudad de México para proveer opciones de movilidad, pero el esquema del gobierno capitalino “no ofrece certeza jurídica”.

“Las acciones del día de hoy son un claro ejemplo de la falta de garantías y esquemas claros para las empresas de patines eléctricos compartidos (…) Los habitantes de la Ciudad de México merecen algo mejor, y deberían contar con nuevas opciones de movilidad al igual que otras ciudades del mundo”, finalizan.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Día Mundial de la Anticoncepción: cuántos métodos anticonceptivos hay disponibles y cuáles son los más efectivos (según la OMS)

La Organización Mundial de la Salud elabora una lista de los métodos anticonceptivos disponibles en el mundo y de los 20 que enumera solo dos se aplican a los hombres. En BBC Mundo te contamos cuales son los métodos y su efectividad en el marco del Día Mundial de la Anticoncepción.
Getty Images
26 de septiembre, 2019
Comparte
Una mujer sostiene un condón y pastillas anticonceptivas.

Getty Images
De los 20 métodos anticonceptivos que enumera la Organización Mundial de la Salud, solo dos son para los hombres.

En los países en desarrollo, se calcula que unas 214 millones de mujeres en edad de tener hijos desean posponer o detener la procreación.

Eso afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS), que señala, sin embargo, que esas mujeres no utilizan ningún método anticonceptivo moderno para llevar a cabo la planificación familiar.

Existen diversos motivos por los cuales no los usan.

Estos van desde el acceso limitado a los métodos anticonceptivos, temor a efectos colaterales en su consumo, oposición por razones culturales o religiosas, y hasta barreras de género, entre otros.

Si bien en América Latina y el Caribe, la prevalencia del uso de anticonceptivos es relativamente alta, el informe “Tendencias en la Anticoncepción en el mundo 2015” (Trends in Contraception Worldwide 2015), de Naciones Unidas, señala que existen necesidades insatisfechas de anticoncepción en torno al 10%.

Una mujer mira preocupada una prueba de embarazo.

Getty Images
Los métodos anticonceptivos son clave para evitar embarazos no deseados.

Modernos y tradicionales

La OMS tiene una lista de 20 métodos anticonceptivos. Y de esa cifra, solo dos son para hombres.

Los métodos anticonceptivos masculinos se limitan al condón y la esterilización o vasectomía.

Estos métodos anticonceptivos de la OMS están divididos entre modernos y tradicionales. Empecemos por los primeros

Métodos anticonceptivos modernos:

1. Anticonceptivos orales en combinación (pastilla o píldora): contiene dos hormonas (estrógeno y progestágeno) y evita la liberación de óvulos por los ovarios.

Tiene una eficacia mayor del 99% si se usa de manera correcta y sostenida, y un 92% como se usa comúnmente.

Ilustración óvulo espermatozoides

Getty Images
Muchos métodos anticonceptivos actúan como una barrera para que el óvulo y los espermatozoides no se junten.

2. Pastillas de progestágeno (minipastilla o minipíldora): contiene únicamente progesterona (sin estrógeno). Su función es hacer más espeso la mucosa del conducto del cuello uterino, lo que impide el encuentro de los espermatozoides con el óvulo.

Es eficaz en un 99% si se usa correctamente. Debe tomarse todos los días a la misma hora.

3. Implantes: cilindros o cápsulas pequeños y flexibles que se colocan debajo de la piel del brazo. Contienen únicamente progestágeno.

También hace más espeso el moco del conducto del cuello uterino, lo que impide el encuentro de los espermatozoides con el óvulo y evita la ovulación. Tiene una eficacia mayor al 99% y debe ser insertado y extraído por personal sanitario. Se puede usar durante 3 a 5 años, según el tipo.

4. Progestágeno en forma inyectable: se inyecta por vía intramuscular o bajo la piel cada dos o tres meses, según el producto. Hace más espeso el moco del conducto del cuello uterino, lo que impide el encuentro de los espermatozoides con el óvulo y evita la ovulación. Es eficaz en un 99% si se usa de manera correcta. Al dejar de usarlo, la fecundidad tarda en reaparecer (cerca de 1 y 4 meses en promedio).

Método anticonceptivo inyectable.

Getty Images
Existen anticonceptivos inyectables que se inyectan cada mes.

5. Anticonceptivos inyectables mensuales: se inyectan cada mes por vía intramuscular y contienen estrógeno y progestágeno. Su función es impedir la ovulación. Tiene una eficacia del 99% si su uso es correcto.

6. Parche anticonceptivo combinado y anillo vaginal anticonceptivo combinado: libera dos hormonas de forma continua, una progestina y un estrógeno, directamente a través de la piel (parche) o mediante el anillo y su función es impedir la ovulación.

El parche y el anillo vaginal son métodos nuevos y los estudios sobre su eficacia son limitados. Los realizados hasta el momento señalan que pueden ser más eficaz que los anticonceptivos orales combinados cuando se utilizan de un modo correcto, advierte la OMS.

7. Dispositivo intrauterino (DIU) de cobre: es un dispositivo plástico flexible y pequeño que contiene una cubierta de cobre y se inserta en el útero. El cobre daña los espermatozoides e impide que se junten con el óvulo. Su eficacia es mayor al 99%.

8. Dispositivo intrauterino (DIU) de levonorgestrel: es un dispositivo plástico en forma de T que se inserta en el útero y libera diariamente pequeñas cantidades de levonorgestrel, que es una progestina sintética de segunda generación.

Hace más espeso el moco del conducto del cuello uterino, lo que impide el encuentro de los espermatozoides con el óvulo. Tiene una eficacia mayor al 99%.

Dispositivo intrauterino DIU.

Getty Images
Este dispositivo en forma de T es un DIU y se inserta en el útero y evita el encuentro entre los espermatozoides y el óvulo.

9. Condón masculino: la cubierta que envuelve el pene erecto forma una barrera que supone una barrera para los espermatozoides. Tiene un 98% de eficacia si se usa de manera correcta y sostenida. También protege de las infecciones de transmisión sexual, en particular la causada por el VIH.

10. Condón femenino: se trata de un forro que se adapta holgadamente a la vagina que está hecho de un material plástico transparente, fino y suave. Forma una barrera que impide que los espermatozoides y el óvulo se junten.

Tiene un 90% si se usa correctamente. También protege de las infecciones de transmisión sexual.

11. Esterilización masculina (vasectomía): es una anticoncepción permanente por la cual se bloquean o cortan los tubos (conductos deferentes) que transportan los espermatozoides desde los testículos. Su función es impedir que haya espermatozoides en el semen eyaculado. Tiene una eficacia mayor al 99% después de la evaluación del semen a los 3 meses y entre 97% y 98% si no se evalúa el semen. Tarda en actuar unos tres meses. No afecta el funcionamiento sexual del hombre y es fundamental que sea una elección voluntaria y con conocimiento de causa, dice la OMS.

12. Esterilización femenina (ligadura de las trompas; salpingectomía): es la anticoncepción permanente por la cual se bloquean o cortan las trompas de Falopio. Provoca que los óvulos no puedan juntarse con los espermatozoides. Su eficacia es mayor al 99%. Es fundamental que sea una elección voluntaria y con conocimiento de causa.

Condones.

Getty Images
Los condones tienen una efectividad del 98% si se usa correctamente.

13. Método de la amenorrea del amamantamiento: es un método de anticoncepción temporal de las mujeres que hayan parido recientemente que no han vuelto a menstruar. Exige el amamantamiento exclusivo de una criatura menor de 6 meses. Impide la ovulación. Tiene una eficacia del 99% si se aplica de manera correcta. Es un método temporal de planificación familiar basado en el efecto natural del amamantamiento sobre la fecundidad, aclara la OMS.

14. Píldoras anticonceptivas de emergencia (acetato de ulipristal, 30 mg, o levonorgestrel, 1,5 mg): son pastillas que se toman para prevenir el embarazo hasta cinco días después de una relación sexual sin protección. Su función es retrasar la ovulación. Si 100 mujeres tomaran la píldora anticonceptiva de emergencia de progestágeno solo, probablemente una quede embarazada y no altera el embarazo si este ya se ha producido.

15. Método de días fijos: consiste en determinar los periodos fértiles del ciclo menstrual (normalmente los días 8 a 19 de cada ciclo de 26 a 32 días). Impide el embarazo, si se evita el coito sin protección durante los días más fértiles. Es eficaz en un 95% si se usa de manera correcta y sostenida. Puede utilizarse para determinar los días fértiles si la mujer quiere quedar embarazada y todo lo contrario.

Marcando el calendario.

Getty Images
Controlar los días de fertilidad es otro método anticonceptivo.

16. Método de la temperatura basal corporal: la mujer debe registrar su temperatura corporal a la misma hora todas las mañanas antes de levantarse, prestando atención a que se produzca un aumento de entre 0,2 ºC a 0,5 ºC.

Este método impide el embarazo si se evita el coito sin protección durante los días fértiles. Tiene un 99% de efectividad si se usa de manera correcta y sostenida. Cuando aumenta la temperatura basal y se mantiene alta durante tres días enteros, se ha producido la ovulación y el período fértil ha pasado. Las relaciones sexuales pueden reanudarse el cuarto día hasta la siguiente menstruación mensual, explica la OMS.

17. Método de los dos días: este método consiste en determinar los períodos fértiles, prestando atención a la presencia de moco cervical (si hay secreciones, tipo, color y consistencia). Esto impide el embarazo, si se evita el coito sin protección durante los días fértiles.

Tiene un 96% de eficacia si se aplica correctamente. Es difícil de aplicar si hay infección vaginal u otra afección que altere el moco cervical. El coito sin protección puede reanudarse después de dos días consecutivos sin secreciones.

18. Método sintotérmico: consiste en determinar los períodos fértiles prestando atención a los cambios en el moco cervical (textura transparente), la temperatura corporal (ligero aumento) y la consistencia del cuello del útero (ablandamiento).

El método impide el embarazo, si se evita el coito sin protección durante los días más fértiles. Tiene un 98% de efectividad si se usa de manera correcta. Podría ser preciso utilizarlo con precaución después de un aborto, alrededor de la menarquia (primera menstruación) y la menopausia (cuando ya no hay menstruación), y en situaciones que puedan provocar un aumento de la temperatura corporal.

Termómetro y calendario.

Getty Images
La temperatura corporal es otra manera de detectar la fertilidad en la mujer.

Métodos anticonceptivos tradicionales:

19. Método del calendario o método del ritmo: consiste en observar el ciclo menstrual durante seis meses, restar 18 de la duración del ciclo más corto (primer día fértil estimado) y restar 11 de la duración del ciclo más largo (último día fértil estimado).

Se impide el embarazo evitando el coito sin protección durante el posible primer día fértil y el posible último día fértil, bien absteniéndose o utilizando un preservativo.

Tiene un 91% de efectividad si se usa de un modo correcto. Podría ser necesario posponer su uso o utilizarlo con precaución, si se están tomando medicamentos (por ejemplo, ansiolíticos, antidepresivos, AINES o determinados antibióticos) que pueden alterar el momento de la ovulación.

20. Marcha atrás (coitus interruptus): consiste en retirar el pene de la vagina antes de la eyaculación, cerciorándose de que el semen no entre en contacto con los genitales externos.

Con este método se trata de impedir que el esperma entre en la vagina para evitar la fecundación. Tiene un 96% de efectividad si se realiza de forma correcta.

Es uno de los métodos menos eficaces, porque a veces es difícil determinar correctamente cuando hay que retirar el pene, lo que puede provocar que se eyacule estando este aún dentro de la vagina.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gDmHB8hPS8s

https://www.youtube.com/watch?v=dC7xjJ7eIBk

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.