close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

‘Ya no me llega el apoyo, es un golpe duro': Familias relatan cómo les afectó la eliminación de Prospera

Gente como Marisol Álvarez perdió el apoyo de Prospera cuando más lo necesitaba; con este gobierno para el nivel de educación básica se han otorgado 3 millones 524,216 becas, contra las 4 millones 670,478 que otorgó Prospera para primaria y secundaria al 30 de septiembre de 2018. 
Cuartoscuro Archivo
28 de agosto, 2019
Comparte

A Marisol Vicente Álvarez la dejaron sin el apoyo que recibía de Prospera cuando más lo necesitaba. Su esposo impermeabilizaba techos. En enero pasado se cayó de piso y medio, y se rompió los dos brazos. Desde entonces no ha podido trabajar. 

“Nos ha estado ayudando mi suegro, porque desde diciembre ya no me llega el apoyo que me daban de Prospera cada dos meses, 950 a mí como titular y 1,050 de beca a uno de mis hijos que está en secundaria”, relata. 

Marisol dice que no la han ido a censar los Servidores de la Nación, para recibir las becas que estableció el gobierno en lugar de Prospera, aunque han andado en el municipio de Ecatepec, Estado de México, donde ella vive. 

Con algunas de sus vecinas sí han pasado, pero a la casa de ella no. Ella además dice desconocer cuáles son los nuevos criterios, para recibir los apoyos, fechas y requisitos.

Lee más: Desmantelan Prospera, le quitan componentes de salud y alimentación, dejan solo becas

A Marisol se le salen las lágrimas cuando cuenta que ya van a entrar a la escuela sus tres hijos, de 14, 12 y 5 años. La abruma que debe comprar útiles y uniformes, al menos para dos, pagar las cuotas “voluntarias” de 400 pesos por familia en la secundaria y lo que le fijen en la primaria.

Sus vecinas, unas cinco mujeres más que se han reunido en la pequeña explanada de la colonia para contar su historia, se quejan de que los servidores de la nación son muy déspotas. 

“Si les preguntamos salen con que esta no es su zona, que ya solo van a dar lo de pensión para adultos mayores y discapacidad, que de las becas no saben, que Prospera ya no existe”, dice Elizabeth, quien prefiere no dar su apellido. 

Extitulares de Prospera de cinco estados, Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Yucatán y el Estado de México, entrevistadas por Animal Político, confirman que nunca les avisaron que Prospera iba a desaparecer. Solo dejaron de llegar los apoyos, desde diciembre. 

“Nosotras esperábamos el depósito como todos los bimestres, y nada más no llegó. Fue un golpe duro. La hemos pasado difícil, de ahí agarrábamos para comprarle zapatos, ropa, sus cosas a los niños y para ir sobrellevándola”, dice Elizabeth. 

Prospera, Programa de Inclusión Social existía desde hace más de 20 años (inició en 1997, pero tuvo varios agregados y cambios de nombre, antes se llamaba Progresa y luego Oportunidades).

Hasta diciembre pasado tenía tres componentes: Uno era el de educación, becas para quienes tuvieran hijos en la escuela, desde tercero de primaria hasta universidad; alimentación, que incluía suplementos alimenticios para mujeres embarazadas, y un tercer componente de salud, que incluía consultas preventivas periódicas y talleres de autocuidado. En el último caso, los beneficiarios debían acudir a chequeos o charlas, o de lo contrario se les suspendían los apoyos. 

El 28 de febrero de 2019, cuando se publicaron las nuevas reglas de operación de Prospera, la administración federal le quitó los componentes de alimentación y de salud, y lo dejó solo como un programa de becas. 

El 31 de mayo se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el decreto que hizo oficial el cambio. Ese día murió Prospera y nació la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez, bajo la dirección de Nohemí Leticia Ánimas Vargas, en SEP. 

De acuerdo con cifras proporcionadas por Ánimas Vargas, ya se han repartido 7 millones 510,839 becas desde educación básica hasta universidad, lo que supera incluso el padrón que tenía Prospera (al 30 de septiembre de 2018 había 6 millones 762,645 familias beneficiarias), aunque con este programa no todos recibían becas, había beneficiarios solo con el apoyo de alimentación.

Para el nivel de educación básica solo se han otorgado 3 millones 686,727 becas contra las 4 millones 670,478 que otorgó Prospera para primaria y secundaria al 30 de septiembre de 2018. 

En el nivel de Educación Media Superior en ese mismo periodo se dieron 1 millón 268,682 contra las 3 millones 524, 216 que ha dado la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar para el bimestre mayo-junio 2019. 

En tanto que en educación superior la diferencia es de 117,445 becas a septiembre de 2018 contra 299,896 del primer semestre de este año. 

Si hay una mayor atención en el nivel de educación media superior, explica Ánimas Vargas, es porque ahí está la deserción más alta.

“Solo 6 de cada 10 alumnos que ingresan terminan y aunque esto es multifactorial, la causa que ocupa la posición tres son los problemas económicos”. 

Más o menos dinero

A quienes les va a beneficiar el cambio es a las extitulares de Prospera a las que solo les daban los 950 pesos de apoyo alimentario, pese a tener hijos en la escuela y que ahora recibirán 1,600 pesos cada dos meses de beca. 

Ángela del Rosario Silva Martínez, del municipio de La Trinitaria en Chiapas, está en ese grupo, aunque la variación para ella será mínima. 

Con Prospera recibía 3 mil 090 pesos cada dos meses, de su apoyo alimentario y dos becas. Ahora, aunque ya no recibe los 950 del componente de alimentación, sus dos hijas, una de secundaria y otra de preparatoria,  reciben 1,600 pesos bimestrales, 3,200 pesos en total. 

Marlén Molina y Martha Antonio, del municipio de Chimalhuacán, Estado de México, pasaron de recibir solo los 950 cada dos meses del componente alimentario a tener un apoyo de 1,600 al bimestre por las becas para sus hijos. 

Pero está el otro lado, los que van a perder. 

A Marisol Vicente Álvarez, de Jardines de Morelos, Ecatepec, le va a pasar eso. 

A ella le daban 2 mil pesos cada mes: 950 a ella y 1,050 de la beca de su hijo de secundaria al bimestre. Ahora, con la desaparición del componente de alimentación, ya solo recibirá 1,600 pesos cada dos meses, cuando los reciba, porque todavía no le llegan. 

También a Verónica Beltrán, de Ecatepec, le perjudicó el cambio. Ella recibía 4,290 pesos al bimestre por un apoyo alimentario, dos becas y otro monto por su niña pequeña. Ahora la familia solo recibe dos becas, una de educación básica y otra de media superior, lo que da un total de 3,200 al mes.

Fuera de los apoyos 

El problema principal por ahora es que no a todos les está llegando el apoyo. 

Hay casos como el de Marisol Vicente, en Ecatepec, y como el de Angélica Cortés. Ella vive en el municipio de Acatepec, en la montaña de Guerrero. Desde diciembre no le ha llegado el apoyo que le daban: 950 del componente alimentario para ella, y 175 pesos de beca para su hijo de tercero de primaria. 

“Soy madre soltera y acá no hay trabajo, menos ahorita que ya no se siembra amapola por la caída en el precio (de la goma de opio). Gano 50 pesos al día cuando me contratan para limpiar la milpa o para poner el fertilizante, pero ahorita ni ha llegado. Ya no hay mucho trabajo. Busco para lavar ajeno y cuando encuentro, saco 100 o 150 pesos al día”, cuenta. 

Sin el apoyo de Prospera, dice Angélica, no sabe cómo hará ahora que su hijo entre a la escuela. 

“Quiero que estudie. Yo no estudié, quiero que él llegue hasta universidad, pero sin el apoyo es difícil y nadie me dice si sí va a llegar o no. No dan una fecha, no dan información, nada”. 

La señora dice que en la comunidad mucha gente está sin recibir las becas todavía. No sabe cuántos, quizá la mitad. Con ella, durante la charla vía llamada de Whatsapp que sostiene con Animal Político, están seis de sus vecinas. 

Las historias se dividen, dos ya tienen el apoyo, los 1,600 cada bimestre, otras dos no, y a las restantes les prometieron volverlas beneficiarias, porque no lo eran, pero no les han cumplido. 

En el informe de la Secretaría de Hacienda sobre el avance financiero de los principales programas presupuestarios para enero-junio 2019, Prospera Programa de Inclusión Social muestra subejercicios altos. 

Para la parte de SEP, el programa tenía un presupuesto asignado de 41 mil 652.9 millones de pesos, aunque éste se modificó hasta quedar en 25 mil 499.7 millones. De eso, se ha ejercido sólo el 51% de los recursos etiquetados para el primer semestre de 2019. 

Pese a esos números y esas historias, Ánimas Vargas dice que en educación básica ya llegaron al 100% de apoyos para este año, y en media superior incluso ya los rebasaron.

“Teníamos como meta 3.1 millones de becarios y ya llegamos a 3.5 millones. Si todavía hay familias que estaban en Prospera y tienen hijos en la escuela y no les ha llegado el apoyo, esos son casos excepcionales, alguna razón debe haber y estamos verificando”. 

Para el siguiente año, la funcionaria adelanta que, si el presupuesto lo permite, se incorporarán 600 o 700 mil familias en las becas de educación básica. 

Dijo que 100 mil serán de la zonas donde trabaja CONAFE (Consejo Nacional de Fomento Educativo), rurales e indígenas, de muy alta marginalidad y que no estaban en Prospera.  

En educación media superior se planea incorporar a 700 mil becarios más (único nivel en el que la beca es universal) y aún no tienen una cifra para superior. 

“Aquí hay que tener muy claro que la beca no es para todos, vamos a darle prioridad a los indígenas y afrodescendientes, a quienes vivan en condiciones de pobreza o en zonas con altos niveles de violencia”. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Coronavirus: por qué este es el "peor" momento para contener el brote en China

La crisis en China por el nuevo y misterioso coronavirus se produce poco antes de la que se considera como la mayor migración humana del planeta: los viajes para celebrar el Año Nuevo Lunar con la familia.
Getty Images
24 de enero, 2020
Comparte

Les invito a viajar en el tiempo: por un momento piensen en qué hacían el pasado 20 ó 21 de diciembre y cómo se estaban preparando para la Navidad.

Ahora, imaginen que esas fiestas son la única oportunidad al año que tienen para ver a sus familiares, para reunirse y festejar.

Ese es el momento por el que pasan los chinos: este fin de semana comienzan oficialmente las festividades por el Año Nuevo Lunar, pero muchos no podrán celebrarlo como querrían.

El brote del coronavirus 2019-nCoV ha empañado su gran fiesta.

“Para evitar contagiarnos o contagiar a otros, hemos cancelado nuestra gran reunión familiar”, dice con pesar una joven artista china de Wuhan, la urbe en el centro del país donde se cree que surgió el virus.

La ciudad, de unos 11 millones de habitantes y con conexiones directas con múltiples partes del mundo, fue puesta en una cuarentena de facto el jueves y a ella se sumaron otras localidades en un intento de frenar la propagación del virus, que hasta este viernes se había cobrado la vida de más de veinte personas y ya llegó a otros países.

“Realmente parece casi como una ciudad fantasma“, dice el jueves la artista en conversación con BBC Mundo desde su casa, de la que ha optado no salir.

Cerrar Wuhan no fue una decisión fácil, reconocieron las autoridades, pero el riesgo de no hacerlo era alto.

Y es que el Año Nuevo Lunar no solo marca la mayor época de celebración en la segunda economía mundial, también es el periodo de mayor desplazamiento de personas en China y en el mundo.

La mayor “migración interna”

Si hay una imagen que retrate mejor la fiesta del Año Nuevo chino -o del Festival de la Primavera- es la de las estaciones de ferrocarril repletas de gente cargadas de maletas o simplemente bolsas con ropa o comida para el trayecto, pues, pese a la amplia red ferroviaria, la vasta extensión del país hace que algunos tengan que pasar varios días de viaje para ver a su familia.

gente en una estación de tren China.

Getty Images

Según las previsiones hechas por las autoridades en diciembre, este año durante el chunyun –como se conoce en mandarín a los 40 días en torno a la fiesta del Año Nuevo Lunar- se esperaban que se produjeran 3.000 millones de viajes -440 millones en tren-, en lo que se considera la “mayor migración humana” del planeta.

Y Wuhan es un punto estratégico de la red ferroviaria: dada su ubicación, es un importante núcleo en el que convergen de líneas de alta velocidad que conectan con las principales megalópolis del país.

Desde la llamada popularmente “olla de China” -por las extremas temperaturas que se alcanzan en verano- se llega en solo cuatro horas a Pekín, unas seis a Shanghái o casi cinco a Hong Kong.

mapa

BBC

“Mi compañera de piso ha decidido quedarse en Pekín. Ella es de Hubei y tiene que pasar por Wuhan para llegar a su casa. Hay mucha preocupación”, le dice a BBC Mundo Laura Zhang, una joven originaria de la región sureña de Guangxi que trabaja en la capital china desde hace años.

En Pekín, no obstante, la situación “está bien”, apunta Zhang. Pero cuenta que las mascarillas, un recurso que de por sí es bastante común en el país, “se han agotado”.

Según la información de medios oficialistas, 24 casos de este nuevo tipo de coronavirus se han registrado en Pekín, de un total de más de 600, pero ninguna muerte.

Mujer e hijo en Ciudad Prohibida.

Getty Images
En Pekín, es común que las personas porten mascarilla por la calle: algunos lo hacen por la contaminación, otros por el frío de su largo invierno.

El gobierno capitalino ha tomado varias medidas para evitar las aglomeraciones en estas fechas, entre ellas, la suspensión de las populares ferias en templos, una de las principales atracciones en el Festival de la Primavera, los estrenos en cines o el cierre temporal de la Ciudad Prohibida.

La huella del SARS

En medio de esta nueva emergencia, hay un nombre que se repite: SARS.

El síndrome respiratorio agudo y grave (SARS, por sus siglas en inglés) es también de la familia de los coronavirus y mató a 646 personas en China a principios de la década del 2000, 813 a nivel mundial de un total de 8.098 casos confirmados.

Las crónicas de la época describían el pánico que se apoderó entonces de la capital y los temores en la provincia sureña de Cantón, donde se originó.

Se cree que, como en este nuevo caso de coronavirus, el SARS saltó de un animal a un ser humano en un mercado de animales salvajes.

SARS, foto de rueda de prensa de 2003.

Getty Images
La epidemia del SARS provocó 646 muertes en China.

Inevitablemente, la gente -sobre todo en Pekín y Cantón- se acuerda de aquella epidemia, subrayan varios capitalinos, si bien con los datos conocidos hasta el jueves hay notables diferencias.

Entre ellas, la tasa de mortalidad del 2019-nCoV, de acuerdo con los casos registrados, muy inferior a la del SARS (alrededor del 3%, comparado con el 10%).

La actitud de las autoridades también parece estar siendo diferente.

A principios de siglo, la OMS lanzó graves críticas al gobierno chino por la falta de transparencia -tardaron varios meses en reconocer públicamente la gravedad del problema y colaborar con otros países-, pero en esta ocasión el organismo ha alabado su respuesta.

Es por las medidas tomadas por Pekín y el bajo número de casos registrados fuera de las fronteras chinas por lo que la OMS descartó el jueves declarar al virus de Wuhan como una “emergencia internacional”.

“Pero aún podría convertirse en una”, advirtieron los expertos.

Entre otras cosas, subrayaron el todavía gran desconocimiento sobre el origen del virus, su velocidad de transmisión, su estructura o incluso su nivel de peligrosidad.

El Hospital Central de Wuhan ha publicado imágenes de su equipo tratando a los pacientes con coronavirus.

Hospital Central de Wuhan via Weibo/Reuters
El Hospital Central de Wuhan ha publicado imágenes de su equipo tratando a los pacientes con coronavirus.

Los medios oficiales de China, controlados por el gobierno, muestran dos caras de la gravedad: desde los que tienen noticias con información actualizada casi en directo. Pero también está el ejemplo del principal informativo de la noche del jueves, que colocó la situación en el país por el virus en quinto lugar.

En la prensa más independiente, como es habitual, se encuentran algunas de las voces más críticas.

Guan Yi, un virólogo que ayudó a identificar el coronavirus que causó el SARS, mostró su preocupación al prestigioso portal Caixin: “Nunca he sentido miedo. Esta vez, tengo miedo”.

Guan viajó a Wuhan con la esperanza de encontrarse la ciudad “en pie de guerra”, pero pese a las duras declaraciones del gobierno central, no fue lo que se encontró, recogió Caixin.

“No creo que el gobierno local haya hecho lo que debería. Ni siquiera ha estado repartiendo guías de cuarentena a las personas que abandonaban la ciudad”, señaló.

Empty supermarket shelves in Wuhan

Getty Images

El virólogo, que dirige el Laboratorio Estatal de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Hong Kong, expresó su temor a que la propagación de este virus sea más de 10 veces superior a la del SARS y que la “cuarentena” anunciada el jueves sea una medida ineficaz.

Según el experto, la ventana para controlar la propagación antes del Nuevo Año Lunar ya se cerró, pues consideró que algunas personas que ya han viajado pueden ser portadores y llevar el virus a todas partes del país.

De hecho, los primeros desplazamientos por estas festividades comenzaron el pasado fin de semana y se cree que cientos de miles de personas dejaron Wuhan antes de que la metrópolis cerrara sus puertas.

¿Hasta cuándo?

Mientras tanto, entre los que se quedaron en esta ciudad pesa cierta incertidumbre.

“No tenía planes de viajar durante el Festival de la Primavera (…). Espero viajar después del festival, pero ahora no sé si podré hacerlo”, cuenta la artista de Wuhan, que prefiere mantenerse en el anonimato.

“No se sabe mucho, pero lo entiendo, es el primer día ”, añade.

La joven critica la cantidad de noticias que le llegan por Wechat -un híbrido entre el WhatsApp y el Facebook occidentales- y asegura que le ponen nerviosa por no saber si “son reales o falsas”, pero se muestra optimista con el desenlace de la situación.

“Pasé el SARS en Pekín, así que imagino que esto estará bajo control pronto”.


Viruses

Getty

Cronología del virus

  • 31 diciembre: China alerta a la OMS sobre un brote de casos similares a la neumonía en Wuhan.
  • 1 enero: El mercado de animales/pescado donde se cree que se originó el brote es cerrado.
  • 9 enero: La OMS informa que la infección es causada por un nuevo tipo de coronavirus.
  • 11 enero: Se confirma la primera muerte.
  • 13 enero: El virus sobrepasa las fronteras chinas, con un caso en observación en Tailandia.
  • 16 enero: Se confirma un caso en Japón.
  • 17 enero: Segunda muerte, en Wuhan.
  • 20 enero: Los casos se triplican hasta más de 200, se extiende a Pekín, Shenzhen y Shanghái; se confirma la tercera muerte; las autoridades confirman la transmisión de humano a humano.
  • 21 enero: El gobierno estadounidense anuncia el primer caso en Norteamérica, un hombre que visitó Wuhan.
  • 23 enero: Los casos superan los 600; se confirman más de 20 muertes, todas en China. En total, se registran casos en EE.UU., Tailandia, Singapur, Vietnam, Corea del Sur y Japón.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6ri6xiEMwao

https://www.youtube.com/watch?v=cBoiJt8Ruko

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.