¿Cómo se resuelven las órdenes que da AMLO a sus secretarios en la conferencia mañanera?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Cómo se resuelven las órdenes que da AMLO a sus secretarios en la conferencia mañanera?

Cuando el presidente compromete a alguno de sus secretarios a “dar un informe” inicia un intercambio de mensajes, correos y reuniones entre los funcionarios de alto nivel.
Cuartoscuro
2 de agosto, 2019
Comparte

“La próxima semana la secretaria Irma Eréndira Sandoval dará un informe”, respondió a botepronto el presidente Andrés Manuel López Obrador al preguntarle en una conferencia de prensa en enero pasado sobre los funcionarios de Pemex que fueron ascendidos en su gobierno, pese a que en la administración anterior habían firmado convenios del esquema de desvío conocido como La Estafa Maestra.

Aunque en privado, Sandoval, titular de la Función Pública, explicó al presidente que la dependencia no emitía informes sino que hacía investigaciones que podían durar meses para determinar la responsabilidad administrativa o inocencia de algún funcionario, el mandatario no dio tregua a su orden.

Lee más: AMLO promete investigar a exfuncionarios implicados en La Estafa Maestra

Se debía cumplir el compromiso en el plazo prometido por él ante los medios de comunicación y los miles de seguidores de la transmisión en vivo. Los funcionarios de la dependencia dejaron de lado los temas en los que trabajaban para dedicarse a resolver la instrucción presidencial a marchas forzadas.

Esta situación se ha repetido cada vez que el presidente compromete a alguno de sus secretarios a cumplir con alguna instrucción, aún cuando no forme parte de acuerdos previos.

Pasó, por ejemplo, cuando el presidente anunció que la Secretaría de Gobernación se haría cargo de los refugios para mujeres, cuando organizaciones sociales denunciaron que el gobierno no había abierto la convocatoria para recibir los apoyos anuales. O la supuesta creación de un órgano desconcentrado para hacerse cargo de las Universidades Benito Juárez, aunque la SEP no lo tiene previsto en su reglamento interno.

Por eso, desde el 3 de diciembre pasado, cuando el presidente arrancó la primera conferencia de prensa, este ejercicio se convirtió en la palestra no sólo para anunciar acciones de gobierno, sino también para asignar tareas a su gabinete, que en algunos casos no están previstos en los planes de gobierno.

Bajo esta premisa es que muchos funcionarios públicos saben que deben seguir las transmisiones en vivo para enterarse si alguna instrucción corresponde a su área.

Te puede interesar: La Estafa Maestra se investigará como delincuencia organizada y posible delito de Estado

Pero, ¿qué pasa en las dependencias después de las órdenes presidenciales mañaneras?

Animal Político consultó a funcionarios públicos de alto nivel para conocer cómo funciona la administración pública luego de recibir una instrucción a través de la conferencia de prensa. Aquí explicamos el proceso.

La reunión de Acuerdos

Desde el inicio de su administración, López Obrador tiene una reunión todos los días con el gabinete de Seguridad a las seis de la mañana. Éstas son encabezadas por Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; Olga Sánchez Cordero, titular de Gobernación y su subsecretario Alejandro Encinas; el canciller Marcelo Ebrard y los secretarios de Marina y Defensa Nacional, Rafael Ojeda Durán y Luis Cresencio Sandoval, respectivamente.

Los secretarios de Estado informan la incidencia delictiva diaria, sobre todo homicidios, y el reporte de alguna acción en específica como el robo a combustible o un tema de coyuntura en materia de seguridad; y en los últimos meses también se sumó a la dinámica que otros secretarios se sumen para informar sobre alguna coyuntura.

Pero dos meses después de iniciar las conferencias mañaneras, donde el presidente establecía compromisos correspondientes a diferentes Secretarías, se agregó una reunión semanal como una extensión a la de Seguridad, pero con la participación de funcionarios de todas las dependencias.

Lee más: Es ofensivo que Coneval mida pobreza y gaste mucho, pero no desaparecerá, dice AMLO

Se llama “reunión de acuerdos” y se realiza todos los viernes a las 11 de la mañana en Palacio Nacional. Aunque se tratan todos los temas de la administración pública, el encuentro es encabezado por Jaime del Río Salcedo, director general adjunto de Vinculación y Difusión en Seguridad Pública, y quien tiene como actividades principales, la “gestión permanente para el cumplimiento de los acuerdos del gabinete de seguridad”, según su declaración patrimonial. Antes de este puesto fue presidente del Tribunal Electoral de Michoacán y Consejero del Poder Judicial en ese estado hasta 2018.

Pese a que el objetivo del encuentro es dar seguimiento a las instrucciones del presidente, nunca ha asistido el jefe de la Oficina presidencial, Alfonso Romo. En cambio, quien siempre está presente es Leticia Ramírez Ayala, directora general de Atención Ciudadana, y los representantes de cada dependencia, nombrados por los secretarios de Estado.

Para el seguimiento existen “enlaces” de la Secretaría de Seguridad Pública quienes se encargan de estar en contacto con los representantes de las dependencias para verificar los cumplimientos del gabinete por área.

En tanto, los encargos presidenciales se dividen en “acuerdos”, que son los proyectos prioritarios de López Obrador como la refinería Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucía, o los principales programas sociales. Y las “instrucciones”, que son las órdenes o compromisos del mandatario establecido en las mañaneras, como el informe solicitado a Irma Eréndira Sandoval por la Estafa Maestra o el presunto conflicto del delegado en Jalisco, Carlos Lomelí.

Cada enlace envía un correo electrónico a los representantes de la dependencia a la que corresponda la “instrucción” presidencial, con el resumen del compromiso hecho López Obrador durante la conferencia de prensa y el plazo en que deben cumplirlo.

Plataforma interna de seguimiento

A partir de ese correo electrónico, la dependencia comienza a trabajar en la instrucción. Debido a que las instrucciones son de cumplimiento de corto plazo, los enlaces sólo se dan seguimiento con los representantes de las dependencias a través de correo electrónico o whatsapp.

En cambio, los “acuerdos” se deben registrar en el Sistema de Seguimiento de Acuerdos, una plataforma interna alojada en el servidor de la Secretaría de Gobernación y creada específicamente para esta tarea, y a la cual cada representante de las Secretarías tiene acceso sólo con su usuario y contraseña.

En dicho sistema, se registra el “acuerdo” o programa prioritario, la institución responsable, las gestiones realizadas y la síntesis de cumplimiento. Esto es revisado por cada enlace, y por Jaime del Río Salcedo, director de Vinculación y Difusión en Seguridad Pública, quien a su vez realiza un informe quincenal para entregarle al presidente.

Lee más: AMLO pide a funcionarios que se vayan a trabajar a bancos o calificadoras si no les gusta su gobierno

Este registro, se convierte en una especie de “semáforo” de cumplimiento y de evaluación para las dependencias. En la reunión de acuerdos de los viernes se revisa cada acuerdo y, con base en el grado de avance de las dependencias, éste puede estar en verde o en rojo.

Los funcionarios consultados aseguran que aún con esta plataforma no existe una coordinación real porque los avances de los acuerdos o programas prioritarios son reportados por los propios secretarios al Presidente de manera directa, y en algunos casos se trata de información delicada que no se puede publicar en el sistema.

En este caso están los proyectos relacionados con las Fuerzas Armadas. Las órdenes y avances sobre algún tema relacionado con seguridad, e incluso con proyectos como el aeropuerto se tratan con sigilo y al no publicarse en la plataforma parecería que el acuerdo no se está cumpliendo.

Por eso es que los proyectos más importantes de cada una de las dependencias conlleva diversas labores, desde diligencias hasta estudios de viabilidad o financieros que no son subidos en la plataforma, sino que se entregan en mano del presidente. Pero esto implica que algunos programas y los funcionarios encargados estén “en rojo”.

Esto demuestra que no hay una comunicación real entre el coordinador de la reunión de acuerdos y el presidente, dicen los funcionarios consultados. En cambio, tanto los enlaces como los representantes de las dependencias deben dedicarle tiempo al registro en la plataforma y a la reunión semanal.

La efectividad de este mecanismo aún no está probado, dicen las fuentes consultadas. Pareciera una buena idea, pero no se ha visto que esto sea mejor que sólo trabajar como se acostumbraba, con reuniones entre las dependencias, la Oficina de Presidencia y el mismo Ejecutivo durante otras administraciones.

Un elemento que no ayuda es que ni siquiera los mismos participantes saben por qué quienes encabezan estas reuniones sean funcionarios responsables de Seguridad Pública, cuando los temas a tratar son lo mismo de desarrollo social, economía, educación o cultura que tienen su propias complejidades y que no necesariamente entiende quienes se encargan de las estrategias de seguridad. Por ello, a veces la comunicación es, por decirlo menos, tropezada.

Pero por lo pronto, no se avizoran cambios en esta dinámica, pues a siete meses de gobierno, sólo un día se suspendió la conferencia de prensa, el pasado lunes 1 de julio, cuando el presidente presentó un informe de gobierno en el Zócalo a un año del triunfo electoral, porque dijo, los medios de comunicación tendrían mucha información ese día.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: 4 razones por las que Mariúpol es tan importante para Moscú

La ciudad de Ucrania que ha sido más bombardeada por Rusia es una pieza clave en la estrategia militar de Moscú. BBC Mundo te cuenta por qué.
22 de marzo, 2022
Comparte

Mariúpol se ha convertido en la ciudad más bombardeada y la que más daños ha sufrido en la guerra de Ucrania con Rusia, llevándose la peor parte de una ofensiva rusa constante.

Es clave para la campaña militar de Moscú en Ucrania. ¿Pero por qué?

Hay cuatro razones principales por las que tomar esta ciudad portuaria sería una victoria tan estratégica para Rusia y un gran golpe para Ucrania.

1. Asegurar un corredor terrestre entre Crimea y la región de Dombás

Geográficamente, la ciudad de Mariúpol ocupa solo una pequeña área en el mapa, pero ahora se interpone obstinadamente en el camino de las fuerzas rusas que irrumpieron en la península de Crimea.

Ellas están avanzando hacia el noreste para tratar de vincularse con sus camaradas y aliados separatistas ucranianos en la región de Dombás, en el este de Ucrania.

El general Richard Barrons, excomandante del Comando de Fuerzas Conjuntas de Reino Unido, dice que capturar Mariúpol es vital para el esfuerzo de guerra de Rusia.

Cuando los rusos sientan que han concluido con éxito esa batalla, habrán completado un puente terrestre desde Rusia a Crimea y verán esto como un gran éxito estratégico”, apunta.

Si se apoderara de Mariupol, Rusia también terminaría controlando más del 80% de la costa de Ucrania frente al mar Negro, cortando su comercio marítimo y aislándola aún más del mundo.

Al resistir el avance de las fuerzas enviadas por Moscú durante las últimas tres semanas, los defensores ucranianos generaron intranquilidad en un gran número de tropas rusas.

Pero ese fracaso de Rusia para asegurar una captura rápida de la ciudad ha llevado a los comandantes rusos a recurrir a una versión del siglo XXI de las tácticas de asedio medievales.

Han golpeado Mariúpol con artillería, cohetes y misiles, dañando o destruyendo más del 90% de la ciudad.

También cortaron el acceso a la electricidad, la calefacción, el agua, los alimentos y los suministros médicos, creando una catástrofe humanitaria de la que Moscú culpa a Ucrania por negarse a rendirse antes de las 05:00 horas del lunes.

Un parlamentario ucraniano acusó a Rusia de “intentar hacer que Mariúpol se rindiera por hambre”.

Ucrania ha prometido defender la ciudad hasta el último soldado. Bien puede llegar a eso.

Las tropas rusas avanzan lentamente hacia el centro y, en ausencia de cualquier tipo de acuerdo de paz viable, es probable que Rusia intensifique su bombardeo, haciendo poca o ninguna distinción entre sus defensores armados y la asediada población civil que aún asciende a más de 200.000 personas.

Cuando Rusia tome el control total de Mariúpol -si acaso llega a hacerlo-, liberará a cerca de 6.000 de sus soldados, organizados en grupos tácticos de 1.000 efectivos, para luego ir y reforzar otros frentes rusos alrededor de Ucrania.

Hay una serie de posibilidades en cuanto a cómo podrían redistribuirse:

  • al noreste para unirse a la batalla para rodear y destruir las fuerzas armadas regulares de Ucrania que luchan contra los separatistas pro-Kremlin en la región de Dombás
  • hacia el oeste para avanzar hacia Odesa, que sería la última gran salida restante de Ucrania al mar Negro
  • al noroeste hacia la ciudad de Dnipro.

2. Estrangular la economía de Ucrania

Mariúpol ha sido durante mucho tiempo un puerto estratégicamente importante en el mar de Azov, parte del mar Negro.

Con sus muelles profundos, es el puerto más grande de la región del mar de Azov y alberga una importante fábrica de hierro y acero.

En tiempos normales, Mariúpol es un centro de exportación clave para el acero, el carbón y el maíz de Ucrania que van a clientes en Medio Oriente y más allá.

Defensas de concreto para bloquear al paso de vehículos desde el mar de Azov hacia el camino principal a las afueras del puerto de Mariúpol.

Getty Images
Defensas de concreto para bloquear al paso de vehículos desde el mar de Azov hacia el camino principal a las afueras del puerto de Mariúpol.

Durante los últimos ocho años, desde la anexión ilegal de Crimea por parte de Moscú en 2014, la ciudad ha estado atrapada incómodamente entre las fuerzas rusas en esa península y los separatistas pro-Kremlin en las autoproclamadas repúblicas separatistas de Donetsk y Luhansk.

Perder Mariúpol sería un gran golpe para lo que queda de la economía de Ucrania.

3. Una oportunidad para dar un golpe propagandístico

Mariúpol es el hogar de una unidad de la milicia ucraniana llamada Brigada Azov, llamada así por el mar de Azov que une Mariúpol con el resto del mar Negro.

La Brigada Azov incluye extremistas de extrema derecha, incluidos neonazis.

Aunque forman solo la fracción más pequeña de las fuerzas de combate de Ucrania, esta ha sido una herramienta de propaganda útil para Moscú, dándole un pretexto para decirle a la población de Rusia que los jóvenes que ha enviado a luchar en Ucrania están allí para librar a su vecino de neonazis.

Campo de entrenamiento del batallón Azov en un antiguo resort vacacional cerca de Mariúpol.

Getty Images
Campo de entrenamiento del batallón Azov en un antiguo resort vacacional cerca de Mariúpol.

Si Rusia logra capturar vivos a un número significativo de combatientes de la Brigada Azov, es probable que los exhiban en los medios controlados por el estado ruso como parte de la guerra de información en curso para desacreditar a Ucrania y su gobierno.

4. Un gran impulso a la moral de los rusos

La captura de Mariúpol por parte de Rusia, si sucede, será psicológicamente significativa para ambos bandos en esta guerra.

Una victoria rusa en Mariúpol permitiría al Kremlin mostrar a su población, a través de los medios de comunicación controlados por el Estado, que Rusia está logrando sus objetivos y progresando.

Para el presidente Putin, para quien esta guerra parece ser personal, todo esto tiene un significado histórico.

Él ve la costa de Ucrania en el mar Negro como parte de algo llamado Novorossiya (Nueva Rusia), tierras cuyo vínculo con Rusia se remonta al imperio del siglo XVIII.

Putin quiere revivir ese concepto, “rescatando a los rusos de la tiranía de un gobierno pro-occidental en Kiev”, como él lo ve. Mariúpol actualmente se interpone en su camino para lograr ese objetivo.

En Mariúpol están cavando tumbas junto a los caminos.

Reuters
En Mariúpol están cavando tumbas junto a los caminos.

Pero para los ucranianos, la pérdida de Mariúpol sería un gran golpe, no solo militar y económico, sino también para las mentes de los hombres y mujeres que luchan sobre el terreno, defendiendo su país.

Mariúpol sería la primera ciudad importante en caer ante los rusos después de Jersón, una ciudad estratégicamente mucho menos importante que apenas estaba defendida.

Hay otro aspecto moral aquí y es la disuasión.

Mariúpol ha opuesto una feroz resistencia, pero mire el costo que ha tenido. La ciudad está diezmada, yace en gran parte en ruinas. Pasará a la historia junto con Grozni y Alepo, lugares que Rusia finalmente bombardeó y bombardeó hasta someterlos, reduciéndolos a escombros.

El mensaje para otras ciudades ucranianas es claro: si eliges resistir como lo hizo Mariúpol, puedes esperar el mismo destino.

“Los rusos no podían caminar hasta Mariúpol”, dice el general Richard Barrons, “no podían entrar con sus tanques, por lo que la han reducido a escombros. Y eso es lo que deberíamos esperar ver en cualquier otro lugar que realmente les importe a ellos”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=YLsqpAxo9IU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.