close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Las desventajas, el despojo y la discriminación por ser indígena o tener piel oscura en México

En México hay múltiples ejemplos de despojo, segregación y desprecio hacia personas indígenas, afrodescendientes, o con tono oscuro de piel.
Cuartoscuro
7 de agosto, 2019
Comparte

“Quería que trabajemos las 24 horas y tener sueldo normal, cuando antes trabajábamos 24 horas, pero de 5 de la tarde a 8 de mañana nos pagaban 40 pesos la hora. Pero él de plano nos quitó los incentivos, las prestaciones. O sea, nos quitó de plano todo, y quería que trabajemos las 24 horas del día. Y le dijimos que no, que no se puede, que ya nos acostumbramos (a lo anterior). Ustedes nos acostumbraron, no nosotros”.

“(El doctor nos dijo) “No los vamos a liquidar”. (Y respondimos) “si no nos liquida aquí, nos va a liquidar en otro lugar”, (a lo que respondió) “¿Crees que me vas a amenazar, si ustedes son de pueblo? Pinches pueblerinos estos. De su pueblo nunca van a salir”.

De acuerdo con el estudio “Por mi raza hablará la desigualdad. El impacto de las características étnico-raciales en la desigualdad de oportunidades en México, presentado este martes 6 de junio, cuando se hace referencia a una historia de racismo y discriminación se podría pensar que se trata de injusticias que ocurrieron en el pasado y que ya se superaron.

Lee más ¿Cuándo te diste cuenta de qué tono eres? Los privilegios y la discriminación ligados al color de piel

La realidad es que la discriminación del pasado tiene efectos persistentes en la actualidad, resalta el estudio elaborado por los investigadores de El Colegio de México Patricio Solís, Virginia Lorenzo Holm y Braulio Güémez, en una colaboración con Oxfam México.

“Una de las manifestaciones materiales más evidentes de lo anterior es que, independientemente de lo que ocurra a lo largo de sus vidas, las personas que pertenecen a grupos étnico-raciales discriminados nacen y crecen en familias con mayores desventajas socioeconómicas. Esto sin duda es resultado de las privaciones sociales acumuladas por generaciones”.

Y más allá de la acumulación originaria de desventajas, las prácticas de discriminación prevalecen en la actualidad. “Existen múltiples ejemplos cotidianos de despojo territorial, maltrato, segregación, trabas institucionales, y expresiones públicas de desprecio hacia las personas pertenecientes a pueblos indígenas, afrodescendientes, o con tono oscuro de piel u otros rasgos físicos que las vinculan socialmente a los orígenes indígenas”, indica el informe.

Además de enfrentarse a la discriminación a lo largo de su vida, las personas pertenecientes a grupos étnicos discriminados o con rasgos físicos socialmente vinculados a ellos inician sus vidas en una situación de desventaja social, producto de la acumulación histórica de privaciones. Con base en los datos del Módulo de Movilidad Social Intergeneracional 2016 (MMSI), levantado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2017 como parte de la Encuesta Nacional de Hogares, los investigadores encontraron que esta desventaja se expresa a través de las condiciones de mayor adversidad social de sus familias de origen, en indicadores como la escolaridad de los padres, su posición ocupacional, y la disponibilidad de recursos económicos.

Te puede interesar: Veracruz, el estado donde más aumentó la cantidad de personas pobres en 10 años

Resultado por nivel de escolaridad

El estudio documentó que entre las personas hablantes de lenguas indígenas, 43.2% no completaron la primaria frente a 18.8% de aquellas con padres hablantes y 11.5% de las no hablantes. En contraste, solo 6.2% de las personas hablantes de lengua indígena alcanzaron estudios superiores frente a 23.1% de las personas no hablantes.

En tanto, las personas con padres hablantes de lenguas indígenas se ubicaron en una posición más cercana al conjunto nacional en términos de su nivel de escolaridad, “lo cual sugiere que el factor clave de la discriminación educativa que enfrentan las personas pertenecientes a pueblos indígenas podría no ser su vínculo por ancestría (que se comparte entre hablantes e hijos de hablantes que ya no hablan la lengua), sino que su lengua materna sea una lengua indígena”.

Con respecto al tono de piel, se observa también cierto gradiente de desigualdad en el nivel de escolaridad, pero destaca que las mayores desventajas las enfrentan las personas en la categoría de tonos oscuros: 21.4% no logró terminar la escuela primaria, frente a 14.7% en la población total. Solo 11.7% llegó a la universidad, es decir, casi la mitad que el 20.8% para el conjunto de la población.

Las brechas entre grupos tienden a acentuarse en la medida en la que se incrementa el nivel educativo, de acuerdo con el informe. Así, en el acceso a la educación superior se observan mayores desigualdades. De nuevo, el grupo con mayores ventajas es el de mestizos y blancos, con 25.5% de personas que logran estudios superiores. Las personas negras o mulatas únicamente llegan a la educación superior en 12.4%, y las indígenas en 8.5%.

Al comparar los niveles educativos, según el Índice de Orígenes Sociales (IOS), el estudio indica que si bien los efectos de las características étnico-raciales son importantes, las circunstancias socioeconómicas de la familia de origen tienen un efecto mucho mayor. De las personas ubicadas en el cuartil inferior del IOS, 34.5% no logró terminar la primaria y otro 24.2% solo terminó este nivel educativo. Este porcentaje se reduce sustancialmente a mayores niveles del IOS, hasta alcanzar solo 4.0% en el cuartil superior. En contraste, apenas 2.7% de las personas con orígenes socioeconómicos familiares de mayor desventaja tuvo oportunidad de realizar estudios superiores, frente a 53.5% de quienes provenían del cuartil con mayores privilegios.

En el caso de las mujeres, quienes tienen padres hablantes presentan un riesgo 70% mayor de no terminar la primaria, y las que hablan lenguas indígenas 370% mayor. Esta enorme brecha de desventaja en perjuicio de las mujeres hablantes de lenguas indígenas mantiene significancia estadística, incluso después de controlar las condiciones socioeconómicas familiares y territoriales de origen. El riesgo relativo de no concluir la primaria es 176% mayor.

Resultado por ocupación

La distribución de las personas hablantes de lenguas indígenas refleja una clara desventaja en las posiciones ocupacionales de destino: 55.2% eran trabajadoras de baja calificación, mientras que solo 7.4% se ocuparon como empleadoras o en las posiciones directivas, profesionales y técnicas de la clase de servicios, indica el informe. En tanto, las personas con padres hablantes de lenguas indígenas y no hablantes muestran una distribución muy parecida a las de la población en su conjunto. Ello sugiere que en esta dimensión el único grupo que enfrenta desventajas sustantivas son las personas que hablan lenguas indígenas.

En contraste, únicamente 18.8% de las personas mestizas o blancas tuvo como destino las ocupaciones manuales de menor calificación, porcentaje que incrementa a 40.5% entre las personas indígenas y a 31.7% entre las personas negras y mulatas. 

Los investigadores también observaron diferencias importantes en el destino ocupacional según el tono de piel. La proporción que alcanza las posiciones de mayor jerarquía es 13.9% entre quienes tienen tonos de piel oscuros; se incrementa a 21% entre las personas de tonos morenos, y alcanza 26.5% entre las de tonos claros. Es decir, una diferencia de aproximadamente dos a uno entre las distintas tonalidades de piel, a favor de quienes tienen tonos más claros.

Estas diferencias se reproducen entre los trabajadores no manuales de rutina (las personas empleadas en tareas administrativas de oficina y comercio), y tienen un sentido inverso en las ocupaciones manuales de baja calificación: mientras que 31.3% de las personas de tonos oscuros alcanzaron estas posiciones, solo 21.3% de las de tonos claros lo hicieron. 

Y tal como ocurrió con los resultados educativos, las brechas asociadas con los orígenes socioeconómicos familiares son considerablemente mayores que las identificadas entre las características étnico-raciales. Mientras que solo 5% de las personas del cuartil inferior del IOS logra ocupaciones como empleadores o en la clase de servicios, 45.6% de los del cuartil superior lo hace. En contraste, 48.5% de las personas en el cuartil inferior del IOS se sitúa en las posiciones de menor jerarquía, frente a solo 5.2% de las del cuartil superior.

Resultado por destino económico

En este rubro, el estudio encontró que la identificación lingüística es el rasgo en el que se manifiestan mayores niveles de desigualdad: entre más familiaridad tienen las personas con las lenguas indígenas, menor es su probabilidad de hacerse de ventajas económicas. 

Entre quienes hablan lenguas indígenas, más de la mitad (63.9%) pertenece al quintil económico más bajo, mientras que solo 2.9% se ubica en el más alto. En contraste, el porcentaje de personas ubicadas en el quintil más bajo disminuye a 31.3% entre las personas cuyos padres hablan lenguas indígenas, y a 15.2% para los no hablantes. Por otro lado, el porcentaje de personas ubicadas en el quintil más alto aumenta a 11.8% entre las personas cuyos padres hablan alguna lengua indígena y 22.3% para las no hablantes; es decir, 5 y 11 veces más, respectivamente, con relación a las personas hablantes de lenguas indígenas.

En cuanto a la autoadscripción étnico-racial, también encontraron contrastes importantes. Mientras la población que se identifica como mestiza o blanca se distribuye de forma relativamente homogénea entre los quintiles, con cierta tendencia hacia los dos más altos, 417% de la población indígena se concentra en el quintil más bajo de riqueza. Aunque en menor medida, las personas negras o mulatas también concentran en este quintil a una alta proporción de su población (31.4%). Las distancias son particularmente contrastantes cuando se observa el porcentaje de personas en el quintil más alto: 24.4% de personas mestizas o blancas, frente a apenas 6.2% de las personas indígenas y 9.5% de las personas negras o multas.

De modo análogo a los efectos observados del tono de piel sobre los resultados ocupacionales, el informe resalta que cuanto más clara sea la tonalidad, mayor es el porcentaje de personas en una situación privilegiada. Así, cerca de la mitad de quienes tienen tonos morenos o claros (48.7% y 45.7%, respectivamente) se encuentran en los dos quintiles más altos de riqueza. En contraste, solo 24.0% de quienes tienen tonos de piel oscuros se ubica en estos dos quintiles.

Cómo nivelar el terreno de las oportunidades

Para los autores del estudio, la doble cara de la discriminación (el acumulado histórico de desventajas y la práctica persistente) debe tomarse en cuenta para formular políticas públicas destinadas a combatir la desigualdad y la pobreza asociadas con las características étnico-raciales.

“A cada una de estas dos caras corresponde un frente específico de políticas públicas. Por una parte, es necesario desarrollar medidas compensatorias o de acción afirmativa que permitan revertir las desventajas históricas que han experimentado los pueblos indígenas y afrodescendientes, desventajas que también se extienden a quienes, sin necesariamente autoadscribirse a estos grupos, comparten con ellos vínculos de ancestría o pertenencia comunitaria. Es decir, para nivelar el terreno de las oportunidades, es necesario revertir la acumulación originaria de desventajas sociales asociada a la discriminación étnico-racial del pasado”.

Y para poder instrumentar políticas compensatorias, el Estado mexicano se enfrenta al reto de “encontrar formas apropiadas, aceptables social y políticamente, de definir a las poblaciones destinatarias de acciones afirmativas” y combatir simultáneamente la persistencia de las prácticas discriminatorias. 

“Las políticas compensatorias son insuficientes si no se avanza simultáneamente en el combate del segundo mecanismo de generación de desigualdades: la persistencia de prácticas discriminatorias. Incluso si se logra revertir la acumulación originaria de desventajas, la persistencia de prácticas discriminatorias generaría nuevas desigualdades en los destinos sociales de las personas, lo cual reactivaría el círculo vicioso entre desigualdad de condición y desigualdad de oportunidades en las siguientes generaciones. Por ello, es necesario desarrollar una política antidiscriminatoria y antirracista más agresiva, que identifique y combata las prácticas de discriminación que todavía prevalecen en distintos ámbitos de la vida social, incluidas, de manera destacada, aquellas que tienen mayores efectos en la desigualdad de oportunidades educativas, laborales y económicas”, concluye el estudio.

El testimonio publicado en este texto se extrajo del levantamiento de grupos focales y entrevistas a profundidad realizadas en la Ciudad de México, Monterrey, Oaxaca y Mérida, así como los municipios de Oxkutzcab, Teabo y Valladolid en la zona sur de Yucatán, y forma parte del proyecto de investigación “Discriminación étnico-racial en México”, dirigido por Patricio Solís.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

Qué dice el manifiesto contra 'invasores hispanos' que atribuyen al sospechoso de la masacre de El Paso

Poco antes de entrar a una tienda de Walmart en El Paso a disparar muerte, Patrick Crusius, un joven blanco de 21 años de Allen publicó un desconcertante documento en la red social 8chan.
EPA
5 de agosto, 2019
Comparte

Poco antes de que Patrick Crusius se colase en una tienda de El Paso a disparar muerte, un desconcertante documento apareció en la polémica plataforma 8chan.

El sitio, un refugio de libertad para los supremacistas blancos, pronto borró su contenido, pero 90 minutos más tarde, Crusius comenzó su acometida: comenzó a disparar contra los cientos de personas que, según las autoridades, se encontraban en la tienda de Walmart en ese momento.

En el texto, el autor asegura que probablemente moriría ese mismo día, pero lo cierto es que se entregó poco después a la policía sin resistencia.

Sin embargo, al menos 20 personas murieron y otras 26 resultaron heridas en el que ya es considerado uno de los peores tiroteos en la historia reciente de Estados Unidos.

Según confesó el sospechoso a las autoridades poco después, su objetivo era “matar tantos mexicanos” como le fuera posible, algo que se desprende del documento que las autoridades le atribuyeron este domingo.

Como resultado, el fiscal de distrito de El Paso, Jaime Esparza, indicó que la policía tratará el caso como “terrorismo doméstico” y buscarán la pena de muerte para Crusius.

Antes, las autoridades habían explicado que el documento estaba cargado de “odio, intolerancia y fanatismo” y que podría mostrar una conexión del sospechoso con “grupos de odio”.

“Ahora tenemos un manifiesto de este individuo que indica en cierto grado una conexión con un posible crimen de odio”, afirmó el jefe de policía de El Paso, Greg Allen.

Pero ¿qué dice el “manifiesto” que ha llevado a las autoridades de Estados Unidos a considerar lo sucedido como “terrorismo doméstico” y un “crimen de odio”?

“Supremacismo blanco”

El “manifiesto” comienza con una declaración de simpatía hacia el autor de los tiroteos en las mezquitas de Christchurch en los que 51 personas murieron en dos ataques consecutivos en marzo.

El sospechoso, que siguió el mismo modelo del autor de los ataques en Nueva Zelanda de dejar un documento con sus ideas y justificaciones, asegura que el ataque fue una respuesta a lo que llama una “invasión hispana de Texas”.

Texas, como la mayoría de los estados del sur de EE.UU., pertenecieron a México hasta finales del siglo XIX.

También, como el atacante Christchurch, alega a una idea popular entre los supremacistas blancos: que personas extranjeras estaban desplazando a la “gente blanca” de “origen europeo”.

tiroteo

Reuters
Muchas familias se encontraban en la tienda comprando útiles para el próximo curso escolar.

Dicha teoría racial llamada “el gran reemplazo” fue promovida por un escritor francés llamado Renaud Camus y argumenta que las élites en Europa han estado trabajando para “sustituir” a los europeos blancos con inmigrantes del Medio Oriente y el norte de África.

La diatriba de Crusius, de cuatro folios y 2.300 palabras, se titula “La verdad incómoda” y no solo ataca a mexicanos e hispanos, también alega que los “judíos no ocuparán” el lugar de los “estadounidenses blancos”.

Los congresistas demócratas también se llevan parte de las críticas, pues según el atacante, tienen una estrategia para lograr una mayoría permanente para dar cabida a la creciente población hispana.

También culpa a los políticos de ambos partidos por la “podredumbre en Estados Unidos de adentro hacia afuera”, a la vez que se lamenta de que “la enorme población hispana en Texas” volvería al estado “un bastión demócrata”.

En su discurso antiinmigración también repite otra idea común entre los supremacistas: que los inmigrantes les están quitando los empleos a los “nativos” y que liberarse de ellos puede hacer mejor la vida mejor en Estados Unidos.

“Si podemos deshacernos de suficientes de ellos, entonces nuestra forma de vida puede ser más sustentable”, indica.

En uno de los momentos más tensos del manifiesto, el atacante entra en detalles meticulosos sobre los pros y contras de las armas AK-47 y AR-15, sus municiones, el diseño de bala y la “penetración” que tendrían en los cuerpos de sus víctimas.

tiroteo

Reuters
Algunos de los clientes de la tienda perdieron a algunos de sus familiares en los pocos minutos que duró el tiroteo.

El sospecho intenta también quitar responsabilidad a los discursos de Trump sobre los inmigrantes y asegura que su posición es anterior al gobierno del actual presidente.

“Mis opiniones sobre automatización, inmigración y demás anteceden a Trump y su campaña para presidente”, indica.

Sin embargo, al igual que el presidente, ataca a los medios de comunicación por difundir “noticias falsas”.

“Los medios de comunicación son famosos por las noticias falsas. Su reacción a este ataque probablemente lo confirmará”, escribió.

Una cuenta de Twitter con el nombre del sospechoso contiene tuits que incluyen un hashtag “BuildTheWall” (construye el muro, la frase de los seguidores del presidente de Estados Unidos), una foto con pistolas que forman la palabra “Trump” y publicaciones de Paul Joseph Watson, un youtuber de extrema derecha que trabaja con Alex Jones en InfoWars.

El mandatario, que ha sido cuestionado por sus adversarios por inspirar este tipo de actos con sus discursos antiinmigrantes, escribió en Twitter que lo sucedido había sido como un “acto de cobardía”.

Aunque este domingo, como muchos republicanos, atribuyó lo sucedido a supuestas enfermedades mentales de los atacantes.

Otra forma de “terrorismo”

Como ocurrió durante el ataque de Nueva Zelanda, varios analistas han señalado cómo los autores de estos tiroteos han pasado desapercibidos por gobiernos que combaten otro tipos de “actos terroristas”.

Robert Evans, un periodista que estudia el radicalismo en Internet, escribió que el manifiesto del tirador de El Paso muestra cómo el “terror” se convierte en parte de un juego y cómo se usan ciertas plataformas, como 8chan, para la radicalización hacia el supremacismo blanco.

Gordon Corera, corresponsal de Seguridad de la BBC, considera también que el tiroteo en El Paso se ajusta a una tendencia creciente y perturbadora de violencia de extrema derecha a nivel internacional.

Policías en Cielo Vista Mall.

AFP
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escribió en Twitter que los informes provenientes del área eran “muy malos, muchos muertos”.

“Al igual que el ataque en Christchurch, Nueva Zelanda, en marzo, el presunto atacante se ajusta a un perfil particular: un individuo que pudo haber actuado solo pero que visitó un sitio internacional en línea que se vincula con la subcultura del extremismo, en la que otros incitan y fomentan actos violentos”, opinó.

En abril pasado, otro atacante que abrió fuego contra una sinagoga en Poway, California también publicó una diatriba antisemita en 8chan.

Según datos oficiales, el número de estadounidenses que han muerto desde el 11 de septiembre a manos de este tipo de ataques es mayor que los que han perdido la vida en actos asociados con el “terrorismo internacional”.

Sin embargo, pese a la seguridad y las múltiples campañas internacionales de combate al “terrorismo internacional” que realiza EE.UU. ninguna agencia de ese país se encarga de identificar “organizaciones terroristas” a nivel nacional.

Tampoco existe ningún delito penal asociado a este tipo de actos, lo que hace que a los individuos considerados “terroristas domésticos” se les imputen cargos con base en otras leyes existentes, como “crimen de odio” o violación de leyes relacionadas con armas de fuego o asociación delictuosa.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.