#NoMeCuidanMeViolan: mujeres protestan en estados contra violencia y feminicidios
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Eréndira Aquino

#NoMeCuidanMeViolan: mujeres protestan en estados contra violencia y feminicidios

Tras los casos de policías que presuntamente violaron a menores de edad, ciudadanas y colectivos leyeron un pliego petitorio en el que condenaron la filtración de información en las investigaciones y exigieron la declaración de Alerta de Género.
Eréndira Aquino
16 de agosto, 2019
Comparte

Mujeres de varias ciudades del país marchan y protestan contra la violencia sexual y feminicidios, luego de que el pasado 12 de agosto se manifestaron en la Ciudad de México para exigir justicia para las víctimas de violación cometidas, presuntamente, por policías. 

Bajo las consignas #NoMeCuidanMeViolan, varios colectivos y organizaciones feministas convocaron a protestar contra la violencia de género y los feminicidios. 

Las organizadoras de las manifestaciones pidieron llevar diamantina rosa, como símbolo de protesta, luego de que en el evento del pasado lunes, jóvenes le lanzaron un puñado de brillo al secretario de Seguridad Ciudadana (SCC), Jesús Orta, tras darse a conocer que cuatro policías presuntamente violaron a una menor de edad en la alcadía de Azcapotzalco.

En la Ciudad de México, ciudadanas se concentraron  en la Glorieta de los Insurgentes, en la colonia Juárez, alcaldía Cuauhtémoc, donde mandaron un mensaje a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, así como a la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, y al secretario Jesús Orta, en el cual reprobaron las filtraciones de las investigaciones en las cuales elementos de seguridad presuntamente violaron a mujeres.

Ante la reacción de Claudia Sheinbaum, quien dijo que la protesta del pasado 12 de agosto fue un acto de “provocación”, el movimiento respondió que este tipo de  declaraciones “alimentan el discurso de odio y el descrédito de las mujeres denunciantes”, además de evadir su responsabilidad para sanción estos delitos.

Con los gritos de “”exigir justicia no es provocación”, el colectivo hizo un pliego petitorio en donde exige la declaratoria de Alerta de Género en la capital del país; sanciones por la filtración de información en las investigaciones; que los policías que resulten responsables sean destituidos de los cargos y reparación del daño para las víctimas; que se echen atrás los procesos de criminalización contra las participantes de la protesta anterior y que se implementen protocolos estrictos de reclutamiento de policías y capacitación en temas de género.

También exigen que las fuerzas militares no se hagan cargo de la seguridad pública; acceso ciudadano a las cámaras de las patrullas para supervisar labores y una disculpa del gobierno de capitalino por “violaciones históricas cometidas a los derechos de las mujeres”.

Pancarta en protesta de CDMX

“Exigir justicia no es provocación” gritaron las mujeres en la manifestación.

 

Luego de que un grupo partió a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), otro realizó pintas dentro de la estación del Metrobús Insurgentes, donde también se rompieron vidrios y hubo un pequeño incendio.

En Querétaro, mujeres entregaron un pliego petitorio al gobernador Francisco Domínguez Servién a fin de que se atiendan los casos de violencia de género.

Vestidas de negro y con el cabello cubierto de diamantina, las protestantes expusieron el caso de Diana, joven colaboradora de la Secretaría de Cultura del municipio de Querétaro, quien fue reportada como desaparecida en julio pasado y encontrada sin vida en Santa Rosa Jáuregui, el pasado 14 de agosto.

Esta tarde, integrantes de diversos colectivos de Querétaro se sumarán a la convocatoria nacional ¡No nos cuidan, nos violan!, en el Jardín Corregidora del Centro Histórico local.

Entérate: Procuraduría de CDMX afirma que menor no fue violada por policías en Azcapotzalco

El colectivo guanajuatense Barrio Feminista publicó: “Concentración (hoy) contra el abuso policial, nos unimos con nuestras compañeras, trae tus instrumentos, cazuelas, garrafones o algo para hacer ruido”.

Por su parte, el grupo Feministas Universitarias Zona Oriente dio a conocer que mujeres de San Luis Potosí se unirán a esta protesta nacional, por lo que convocaron a todas las mujeres, hoy a las 17:30 horas, en el quiosco de la Plaza Armas.

“Morritas de Morelia, nos vemos mañana en Plaza de Armas las 18:00 horas para exigir justicia”, escribió, por otra parte, una usuaria en su cuenta de Twitter”, junto a una imágen que dice la frase “porque exigir justicia no es provocación”.

En Aguascalientes, mujeres también se integrarán esta manifestación, por lo que la reunión será a las 19:00 horas en el monumento Exedra, ubicado en la Plaza de la Patria, en la zona centro de la ciudad; media hora antes arrancará la “brillanteada” en la Plaza Grande de Yucatán.

Mientras tanto, el grupo feminista Luchadoras compartió en sus redes sociales algunas recomendaciones para las protestas que se realizarán este viernes, como por ejemplo: planear las rutas de escape, avisarle a alguien de la asistencia a la marcha y pedirle que “te esté monitoreando”, así como aprenderse el teléfono de algún contacto de emergencia.

También recomendó a las asistentes a la protesta anotar en el brazo un teléfono de contacto de emergencia y el nombre completo propio, con un plumón indeleble; usar ropa, zapatos cómodos, llevar vendas, curitas, gasas, una botella de agua, cargar el celular, ponerle saldo, llevar una batería extra e identificación.

“Si te están deteniendo: grita tu nombre, pregunta por qué te detienen y pide que se identifiquen, si puedes, comparte tu geolocalización; si detienen a alguien más, escribe o graba lo que pasa y contacta a una organización que apoye la marcha”, indicó.

Te puede interesar: ¿Hay opciones para denunciar acoso sin ser revictimizada en el MP?

Otra ciudades donde se realizará Brillanteada son Saltillo, Coahuila (Plaza Manuel Acuña), así como en la Plazuela de Guadalupe de San Cristóbal de las Casas, y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas (Parque de la Marimba a Parque Central).

Asimismo, en Puebla (frente a la fiscalía); Mazatlán, Sinaloa (en el malecón); Culiacán, Sinaloa (Fiscalía del estado, en el Bulevar Enrique Sánchez Alonso); Xalapa, Veracruz (Plaza Regina); Puerto de Veracruz (Auditorio Benito Juárez).

León, Guanajuato (presidencia municipal); Toluca, Estado de México (quiosco de la plaza González Arratia); Monterrey, Nuevo León (Fiscalía del estado) y Oaxaca (Fuente de las 8 Regiones).

Con información de Notimex

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Los inesperados 'efectos colaterales' positivos de la vacuna contra COVID

Los estudios experimentales ya han comprobado la eficacia de las vacunas. Pero la experiencia práctica muestra que los beneficios de la vacunación van mucho más allá de lo esperado.
Getty Images
18 de marzo, 2021
Comparte

¿Las vacunas contra el covid-19 protegen contra la infección o previenen los casos graves de la enfermedad?

Esta pregunta ha suscitado numerosos debates entre la comunidad científica en las últimas semanas.

Por lo que se sabe hasta ahora, las vacunas ya aprobadas en varios países tienen una buena efectividad en la prevención de cuadros de covid-19 con síntomas (recuerde bien la palabra síntomas).

Pero eso no quiere decir que sus beneficios se limiten a esto: la experiencia en el mundo real, en las campañas de inmunización más avanzadas en algunos países, indica que las dosis que se utilizan actualmente traen otros beneficios en la lucha contra la pandemia.

Los datos de Israel, donde la vacunación está más avanzada, sugieren resultados mejores que los esperados, como una caída dramática en los casos, hospitalizaciones y muertes por covid-19.

También hay evidencia de que las vacunas ayudan a combatir los síntomas leves que, aunque tenues, igual mandaban a los pacientes al hospital.

Misma estrategia, varios desenlaces

Para entender cómo los científicos llegaron a estas conclusiones, es necesario remontarse al 9 de abril de 2020, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un documento que definiría las reglas del juego.

En las directrices, la entidad estableció los requisitos mínimos para que se apruebe una vacuna contra el “nuevo” coronavirus.

Entre una serie de criterios técnicos y especificaciones, una regla se destacó como la más importante: la vacuna contra la covid-19 debía tener una tasa mínima de efectividad del 50% frente a una de estas tres circunstancias: la infección en sí, la enfermedad sintomática o las formas graves de la enfermedad.

Tales requisitos no son novedad: existen vacunas que se usan contra otras enfermedades infecciosas que son excelentes para evitar que el virus invada el cuerpo de un individuo y comience a replicarse en su interior.

Este es el caso, por ejemplo, de las dosis contra el sarampión y la fiebre amarilla. Quien los toma está bien protegido de los virus que causan estas enfermedades.

Un niño recibiendo una vacuna

Getty Images
La vacuna contra el sarampión evita la infección de esta enfermedad.

Otros productos no son capaces de detener la infección en sí, pero evitan que evolucione y afecte demasiado al organismo, lo que requeriría hospitalización y atención médica especializada.

La vacuna contra la gripe encaja perfectamente en esta categoría: quien recibe la inyección a principios de otoño corre un riesgo considerable de contraer el virus durante los próximos meses. Pero, si ocurre, los síntomas de la enfermedad serán mucho más leves y no requerirán estadías prolongadas en salas y unidades de cuidados intensivos.

Esto es bueno para el individuo, que no siente que su salud se vea afectada, y para el sistema de salud en su conjunto, que no colapsa con la llegada de varios pacientes al mismo tiempo, especialmente en invierno, cuando la circulación de los virus que afectan al sistema respiratorio crece mucho.

¿Qué hicieron con la covid-19?

La pandemia, por supuesto, trajo algunos desafíos adicionales a la carrera científica: la humanidad necesitaba una solución rápida. No era factible esperar años para el desarrollo de una vacuna.

Para acelerar el proceso, todas las farmacéuticas y centros de investigación diseñaron las pruebas clínicas de sus candidatas a vacunas para ver si serían efectivas contra la enfermedad con síntomas, el segundo resultado establecido por la OMS.

Línea de producción de una vacuna.

Getty Images
Probada a gran escala en Brasil, la tasa de eficacia de CoronaVac fue de 50%. Pero en la vida real, sus efectos podrían tener mayor alcance.

En la coyuntura actual, no sería factible medir si las vacunas previenen la infección (el primer resultado), por dos razones principales.

Primero, porque una parte considerable de los infectados por el coronavirus no presenta ningún síntoma. Y, en segundo lugar, tal estrategia requeriría un aparato y una inversión financiera absolutamente gigantescos.

“Cada estudio involucró a decenas de miles de voluntarios y, para saber si cada uno de estos participantes no contrajo el virus, sería necesario realizar pruebas diagnósticas a todos ellos durante varias semanas seguidas. ¿Te imaginas el costo de eso?”, pregunta la microbióloga Natalia Pasternak, presidenta del Instituto Questão de Ciencia, de Brasil.

La otra opción sería evaluar el poder de las vacunas frente a las condiciones más graves, que requieren hospitalización y suponen mayor riesgo de muerte.

La dificultad estaría en el tiempo de observación necesario: en EE.UU. se estima que, de cada 200 personas infectadas por el coronavirus, una muere.

Los investigadores tardarían varios meses en lograr un número mínimo de muertes suficiente para realizar los cálculos estadísticos que determinan la tasa de efectividad y, como vimos anteriormente, el plazo para crear una solución nunca ha sido tan ajustado.

En vista de las limitaciones, todos los competidores terminaron siguiendo el camino intermedio: las pruebas clínicas de la fase 3 se diseñaron para establecer cuánto protegen las candidatas a vacunas contra el covid-19 sintomático, como se explicó en los párrafos anteriores.

Así es como muchas candidatas a vacunas avanzaron en los ensayos clínicos, fueron aprobadas o están siendo analizadas actualmente por agencias reguladoras.

Punto de inflexión

Pero aquí aparece una controversia importante en esta historia: ¿cómo se define un síntoma de covid-19?

Cada farmacéutica y cada centro de investigación estableció sus propios criterios para enmarcar lo que sería una sospecha de infección por coronavirus.

“En las pruebas de CoronaVac, Sinovac y el Instituto Butantan, por ejemplo, se instruyó a los voluntarios para que informaran de cualquier malestar que sintieran, por leve que fuera”, describe Pasternak.

Posteriormente, estos participantes se sometieron a la prueba molecular (hisopado nasofaríngeo) para saber si tenían la enfermedad o no.

Una mujer recibe la vacuna en Francia.

Reuters
La vacunación busca la protección comunitaria, por lo que el éxito del proceso no debe evaluarse a partir de resultados individuales.

“Moderna, en cambio, estableció que, para realizar tal examen, el individuo debía tener al menos dos síntomas o un signo muy claro de covid-19, como falta de aire”, agrega la especialista.

Esta diferencia, por supuesto, tuvo un impacto en los resultados de los análisis preliminares. No es exagerado especular que un número considerable de participantes que recibieron la vacuna de Moderna desarrollaron condiciones leves y moderadas de la enfermedad. Sin embargo, como no fueron sometidos a los métodos de diagnóstico, no supieron que tenían la infección.

Esta es una de las razones por las que los científicos no centran tanto su análisis en las tasas de eficacia: en el mundo real, puede ser que el 50,4% de CoronaVac se vuelva un poco más alto, mientras que el 94% de Moderna termine ligeramente reducido, y no hay problema con eso.

“Debemos entender que la vacuna no es como un medicamento con el que tratamos a una persona. La vacuna es algo que protege a la comunidad. No se puede analizar desde un punto de vista individual, sino de cómo se protege a toda una población”, explica la epidemióloga Denise Garrett, vicepresidenta del Instituto Sabin, una organización internacional sin fines de lucro que promueve la inmunización en todo el mundo.

Observaciones paralelas

Para demostrar su seguridad y eficacia, cada nueva vacuna se somete a un verdadero rito científico, que implica una serie de pasos.

“Todo comienza con experimentos en cultivos de células animales, donde vemos si las moléculas tienen potencial para funcionar en humanos”, explica el doctor Jorge Kalil, profesor de inmunología clínica de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo.

Vacuna de moderna

Reuters
Todas las vacunas autorizadas fueron sometidas a rigurosas pruebas.

Si los resultados son buenos, el producto se prueba en humanos, en tres fases.

“Comenzamos con un número limitado de voluntarios en la fase uno y, a medida que avanza el conocimiento, evolucionamos a decenas de miles de participantes en la fase tres”, resume Kalil, quien también es director del Laboratorio de Inmunología del Instituto del Corazón (InCor), en Sao Paulo.

Las vacunas contra la covid-19 han atravesado (y siguen atravesando) esta maratón.

La tasa de eficacia sobre la covid-19 sintomática se establece precisamente en esta etapa de tres ensayos clínicos.

Pero eso no es lo único que miden los científicos: aprovechan toda la estructura para hacer estudios y mediciones “paralelas”, que se conocen como resultados secundarios.

No son el objetivo principal de ese trabajo, pero son conocimientos que también ayudan a comprender el poder de ese candidato para la inmunización.

“Además de saber que CoronaVac tenía una tasa de eficacia general del 50% contra la enfermedad sintomática, la investigación mostró una protección del 78% contra los síntomas leves que también necesitaban asistencia médica. Este fue un resultado secundario observado”, ejemplifica Kalil.

Por lo tanto, aunque se han diseñado estudios clínicos para evaluar la capacidad de las vacunas para prevenir el covid-19 sintomático, muchas de las pruebas ya indicaron que los beneficios podrían ser más prometedores.

Y esa evidencia ahora se está confirmando, con los primeros resultados de la vida real de las campañas de inmunización contra el coronavirus.

El ejemplo de Israel

Con aproximadamente 8,8 millones de habitantes, Israel fue el primer país del mundo en iniciar y expandir rápidamente una campaña de vacunación contra la covid-19.

“El país se ha convertido en un caso de estudio perfecto, ya que está utilizando la misma vacuna en toda la población y aplicando las dosis a un ritmo muy rápido”, señala Pasternak.

Puntos ce vacunación en Israel.

Getty Images
Israel tiene la campaña de inmunización contra la covid-19 más avanzada del mundo.

Los datos publicados la semana pasada por el Ministerio de Salud de Israel y las farmacéuticas responsables de la vacuna revelan resultados que superan las expectativas, como la caída dramática de casos, hospitalizaciones y muertes por covid-19.

“Los últimos análisis revelan que los individuos no vacunados tienen 44 veces más riesgo de desarrollar una infección sintomática y 28 veces más probabilidades de morir por la enfermedad”, dijeron las entidades, en un comunicado difundido a la prensa.

Nota: las pruebas de fase tres de inmunización de Pfizer y BioNTech se crearon para observar y medir la eficacia contra la covid-19 sintomática. Pero, en la experiencia de la vida real, todo indica que las dosis también son capaces de prevenir la infección (el primer elemento mencionado por la OMS) y las condiciones muy graves (el tercer elemento).

Además de Pfizer/BioNTech, las vacunas de Moderna y AstraZeneca/Oxford ya muestran efectos similares en lugares donde se aplican a gran escala.

“Esto significa que las vacunas pueden tener un impacto en la transmisión viral y, cuantas más personas estén protegidas, más difícil será para el virus encontrar a alguien vulnerable”, argumenta Garrett.

Pie en el acelerador

Hay un ingrediente adicional que exige campañas de inmunización aún más rápidas: el descubrimiento de nuevas variantes del coronavirus.

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Ya se sabe que estas versiones del agente infeccioso se propagan con mayor facilidad y que incluso pueden afectar a personas que ya tuvieron la enfermedad en los meses anteriores.

Otro temor es que estas mutaciones en el código genético viral hagan que las vacunas sean menos efectivas o que incluso las dejen completamente desactualizadas.

Precisamente por eso hay que acelerar la vacunación. “Las variantes son preocupantes. Las vacunas que tenemos en este momento dan cuenta de los tipos de coronavirus que se han descrito hasta ahora. Por lo tanto, no podemos dejar margen y tiempo para que aparezcan otras versiones y se escapen de la solución que tenemos”, advierte Pasternak.

La microbióloga apunta que, además de poner un pie en el acelerador de la vacunación, es necesario invertir más en secuenciación genética y vigilancia genómica para identificar estas nuevas amenazas desde su origen, antes de que se extiendan a otros rincones.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.