Pasantes de enfermería reciben becas de 600 pesos al mes, “no alcanza ni para pasajes”, dicen
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Andrea Vega

Pasantes de enfermería reciben becas de 600 pesos al mes, “no alcanza ni para pasajes”, dicen

Apenas este jueves, funcionarios de la Secretaría de Salud les confirmaron que no habría recortes en los montos de los apoyos que reciben, pero ellos alegan que son insuficientes y piden un incremento.
Andrea Vega
2 de agosto, 2019
Comparte

Candelaria Ramírez esperaba irse a Colima, al Hospital Materno Infantil a hacer su servicio social. Aunque esta institución se ubica en el centro de ese estado, la joven pasante de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENOE) de la UNAM tenía planeado moverse a centros rurales de salud, a donde los rotan durante su año de actividades.

“Allá es donde hacemos falta. Podemos apoyar en la atención de partos, de control pre natal, en la atención al recién nacido. Todo eso está garantizado aquí en la Ciudad de México, pero no en las comunidades, en los centros rurales. Y ahora resulta que querían recortar esas plazas para servicio social y el monto de las becas que nos dan, que ya son raquíticas”, dice Candelaria, parada en la plancha del Zócalo de la Ciudad de México, a donde llegó con otros 200 compañeros entre médicos y enfermeros para exigir que esas reducciones no se hagan. 

Lee más:“Esto no es solo por becas, queremos mejores condiciones en los centros de salud”, dicen

Este primero de agosto ella está aquí, de protesta en el centro de la ciudad, cuando este día debería iniciar su servicio social en Colima. “Fueron a la escuela funcionarios de la Secretaria de Salud a decirnos, en febrero, que podríamos hacer nuestro servicio social en estados como Hidalgo, Colima, Morelia, Quintana Roo o Chiapas. Se supone que yo me iba a Colima y luego la semana pasada nos notificaron en la escuela que las plazas foráneas se habían cerrado”. 

El acto público, la licitación como ellos le llaman, en la que les entregan formalmente sus plazas para servicio social a los pasantes estaba programado para mediados de julio. Pero se canceló. 

“Nos dijeron que teníamos que esperar al 5 de agosto”, cuenta Candelaria. Además, les anunciaron que los montos de las becas quedarían a la mitad, de 600, como les habían dicho en febrero, a 300. 

Y la protesta empezó para los estudiantes de enfermería, que el lunes elaboraron su pliego petitorio de 12 puntos y se alistaron para unirse a los pasantes de medicina en el paro nacional de actividades y en la marcha del primero de agosto en el centro de la CDMX y en otros estados. 

“Como no vamos a salir a protestar –dice Candelaria–, si ya con 600 pesos no alcanza, imagínate con menos. Yo me quiero ir a Colima, pero mis papás me iban a apoyar con los gastos los primeros días, mientras encontraba un trabajo por las tardes para poder pagar renta, comida, transporte, eso no lo pago con 600 pesos, eso no alcanza ni para los pasajes, bueno ni para el autobús de ida”.

Por irse a otro estado, a ella le debería tocar una beca para pasante de enfermería tipo C de 1,600 pesos al mes, o al menos la tipo B, de 900, pero dice que las becas no se otorgan como se debe de acuerdo al lugar donde van los pasantes. 

Te puede interesar: Médicos residentes tendrán mejores condiciones laborales y prestaciones  

Las mismas quejas tiene Sharon Martínez, también de la ENOE. Dice que ella se iba a ir a hacer su servicio social a Atotonilco, Hidalgo. “Hasta nos dieron un curso propedéutico, como de inducción, y después ya nos avisaron en la escuela que la Secretaria de Salud había cancelado las becas y que no podíamos irnos. Ahorita las asignaciones están detenidas, solo estamos esperando que nos avisen para entregar papeles”. 

Alexis Palma también está a la espera. Él tenía que empezar su servicio social este primero de agosto en el Hospital de la Mujer, aquí en la CDMX, en lugar de eso está en la protesta en la plancha del Zócalo. 

“Estamos esperando por la licitación de plazas. Pero han movido la fecha. Ahora vamos a ver si es este miércoles 3. También estamos esperando ver quiénes van a recibir beca, porque no a todos nos dan. Dijeron que iba a haber menos becados y que sólo serían 300 pesos mensuales de apoyo, por eso estamos aquí para marchar”. 

El contingente de los pasantes de enfermería, de escuelas como la UNAM, la UAM y el IPN marchó, junto con los pasantes de medicina, hacia la Secretaría de Salud. Ahí entregaron su pliego petitorio al titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud, Pedro Flores Jiménez, y al titular de la Dirección  General de Calidad y Educación en Salud, Ricardo Morales Carmona. 

Los funcionarios les aseguraron, igual que a los pasantes de medicina, que no habrá recorte ni de plazas para servicio social, ni del número de becas ni de los montos de las mismas. 

“El día de hoy ya se empezaron a abrir plazas. Creemos que fue por la presión de la movilización, pero tenemos más demandas, queremos que se incrementen los montos de las becas, porque son insuficientes y también que se cree un órgano de ética para darle seguimiento a los casos de acoso, que es muy frecuente que padezcamos las enfermeras”, explica a Animal Político, Lucero Jaimes, representante de la ENOE en la Asamblea de Pasantes de Enfermería y Enfermería y Obstetricia. 

Las autoridades de la Secretaría de Salud recibieron las peticiones de los pasantes de enfermería y los invitaron a unirse a las mesas de trabajo que acordaron realizar con los pasantes de medicina. La próxima será el 16 de agosto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Trump vs Biden: ¿cuándo sabremos el resultado de las elecciones de Estados Unidos? (y por qué puede ser tan disputado)

Estados Unidos se enfrenta a unas elecciones insólitas este martes 3 de noviembre, marcadas por la pandemia. Y puede que el resultado no se sepa hasta mucho después de la noche electoral.
3 de noviembre, 2020
Comparte

Las elecciones presidenciales que celebra Estados Unidos este martes son inéditas, y puede que pasen días o incluso semanas antes de que se conozca quién resultó ganador: Joe Biden o Donald Trump.

Millones de estadounidenses han votado esta vez por correo debido a la pandemia de coronavirus, lo que significa que es muy probable que el recuento de todos los votos se retrase.

¿Cuándo se suele conocer el resultado de las elecciones estadounidenses?

El resultado de las elecciones se suele anunciar la noche del día de las elecciones, que este año es este martes 3 de noviembre.

Diferentes estados concluyen las votaciones en horarios distintos. Las primeras urnas cierran en la costa este a las 19:00 hora local (00:00 GMT).

Después del cierre de las urnas se procede al conteo de votos en cada estado.

Los principales medios de comunicación estadounidenses “declaran” la victoria de un estado cuando creen que un candidato tiene una ventaja definitiva, pero eso es una predicción y no el resultado final. Lo mismo ocurre cuando los medios “declaran” ganador a nivel nacional.

Los presidentes de Estados Unidos no se deciden por el total de la votación popular a nivel nacional, sino ganando en los suficientes estados.

Mujer votando por correo

Getty Images
Millones de estadounidenses han votado de forma anticipada y por correo.

Cada estado tiene una cierta cantidad de “votos electorales” que se lleva por completo el ganador en ese territorio. El número de votos electorales de cada estado se basa en la población del mismo.

Para ganar la Casa Blanca se necesitan 270 votos electorales.

En 2016, la victoria electoral fue declarada a favor de Donald Trump alrededor de las 02:30 AM hora local del este (07:30 GMT), cuando la victoria en el estado de Wisconsin le permitió superar los 270 votos electorales necesarios.

¿Por qué la votación por correo podría retrasar el resultado de estas elecciones?

Durante los comicios anteriores era común que algunos estados limitaran el voto por correo, restringiéndolo a personas mayores de 65 años, aquellos que sufrían alguna enfermedad o que se encontraban fuera de ese estado.

Pero, en esta ocasión, esta modalidad está ampliamente permitida en la mayoría de los estados.

En las últimas elecciones presidenciales en el país, casi una cuarta parte de los votos se emitieron por correo.

Según el Proyecto de Elecciones de EU, hasta este 2 de noviembre más de 97 millones de estadounidenses habían votado anticipadamente, ya sea por correo o en persona. Esto ya es más que el número total de votos anticipados emitidos en las elecciones de 2016.

De estos votos un poco más de 62 millones son usando el servicio postal, en medio de los intentos de los estados por evitar aglomeraciones que puedan facilitar la propagación de la covid-19.

Estados péndulo en EE.UU.

BBC

Sin embargo, el Servicio Postal de Estados Unidos, el responsable de entregar las boletas postales, está experimentando recortes presupuestarios.

El presidente Trump impidió que se disponga de fondos adicionales, entre preocupaciones en el país por si el organismo podrá hacer frente al volumen de papeletas enviadas o si habrá mayores retrasos.

¿Cómo se contabilizan los votos por correo?

Los votos por correo suelen tardar más en contabilizarse.

Los diferentes estados tienen diferentes reglas sobre cómo y cuándo hacerlo.

La mayoría de los estados solo contarán las boletas postales recibidas antes del cierre de las urnas.

Pero algunos estados, como California, aceptarán votos siempre que sean enviados el día de las elecciones, incluso si llegan semanas después.

Promo image showing Joe Biden and Donald Trump

BBC
Puede que no sepamos el resultado de estas elecciones hasta día o semanas después.

El conteo de las boletas postales toma más tiempo porque cada voto debe tener una firma que se corresponda con la firma de la tarjeta de registro del votante.

Otro aspecto que retrasa el proceso es el momento en que se empiezan a contar esos votos.

Algunos estados como Florida, por ejemplo, comenzaron a contar las boletas enviadas por correo antes del día de las elecciones, pero ese no es el caso de la mayoría de los estados, que esperarán hasta el cierre de las urnas.

En 2016, el total de votos tardó más de un mes en escrutarse.

La entonces candidata demócrata Hillary Clinton llegó a ampliar su ventaja en el voto popular a nivel nacional, pero Trump ya había ganado los suficientes estados para asegurarse la presidencia.

¿Pueden existir demoras en los centros de votación?

Hacer fila en un recinto electoral seguirá siendo, por ahora, la forma más común en que los votantes estadounidenses entregarán su voto.

Y esa situación se complica debido a la pandemia de coronavirus y las restricciones a causa de ésta.

Algunos estados ya habilitaron centros para la votación anticipada en persona y se registraron enormes colas.

Fila de votantes

EPA
El voto en persona en algunos estados ya ha visto largas filas y cifras record de participación.

La mayoría de la gente votará este 3 de noviembre, y se estima que habrá abiertos menos centros electorales de lo habitual. También se advirtió de la falta de personal.

¿Trump y Biden aceptarán el resultado?

Existe la posibilidad de que el candidato que lleva la delantera en la noche de las elecciones no gane, una circunstancia que se ha vuelto más probable debido al voto por correo.

Biden, por un lado, aseguró que aceptará el resultado, pero insistió en que “se cuente cada voto”.

Hillary Clinton, quien fue la contrincante demócrata de Trump en 2016, ha dicho que Biden no debería conceder la victoria la noche de las elecciones “bajo ninguna circunstancia”.

“Creo que esto se va a alargar”, subrayó.

Mientras tanto, Trump advirtió que en la elección de noviembre puede producirse un “tremendo fraude” debido al voto por correo, pese a que hay muy poca evidencia de ello.

Y se negó a comprometerse a una eventual transferencia pacífica del poder si pierde.

¿Qué pasa si no se acepta el resultado de las elecciones?

El presidente llegó a decir que piensa que el resultado de estas elecciones puede terminar en la Corte Suprema de Estados Unidos.

Esto ha sucedido antes. En las elecciones de 2000, el candidato demócrata Al Gore afirmó que su estrecho margen de derrota en Florida ameritaba un recuento.

Se necesitaron 36 días para que el alto tribunal decidiera en contra de su reclamo y la contienda terminara a favor del republicano George W. Bush.

Además, este año pueden surgir otros desafíos legales, desde los requisitos de identificación para el voto por correo hasta la legalidad de los cambios hechos para esta votación debido a la pandemia.

Section divider

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4hw6wlscdUk

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.