De lo perdido, lo que aparezca: 33 obras encargadas por Carlos Salinas que se exponen en Los Pinos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

De lo perdido, lo que aparezca: 33 obras encargadas por Carlos Salinas que se exponen en Los Pinos

En un recorrido de poco más de una hora los visitantes conocerán por primera vez las obras que el expresidente Carlos Salinas de Gortari mandó a pintar en 1993.
Cuartoscuro
Comparte

A casi un año de la apertura al público de Los Pinos, para convertir la exresidencia en Complejo Cultural, hoy se exponen las 33 obras que Carlos Salinas de Gortari pidió a artistas mexicanos y españoles en 1993.

La exposición “De lo perdido, lo que aparezca. 33 visiones de la pintura en Méxicomuestra la mexicanidad desde 31 perspectivas, entre las que destaca el trabajo del activista oaxaqueño Francisco Benjamín López Toledo, de quien se expone la obra Murciélago.

Leer más: Tomamos Los Pinos: Ciudadanos entraron a la residencia oficial y así reaccionaron

La exhibición se encuentra montada en la Casa Miguel Alemán, misma que el expresidente Enrique Peña Nieto ocupó durante su mandato, al igual que otros mandatarios. Dicha exposición se planeó desde la década de los 90 a petición del expresidente Carlos Salinas de Gortari, en 1993, a un año de que dejara la Presidencia en México.

De acuerdo con Edgar Bravo, custodio de espacios y guía en el Complejo Cultural de Los Pinos, las obras que se expusieron en lo que fuera la Residencia Oficial pertenecían al Instituto Nacional de Bellas Artes como parte del catálogo de las obras con el que contaba la institución.

Cuadro en la exposición de Los Pinos

En el Centro Cultural Los Pinos se expondrán 33 obras de artistas como Francisco Toledo, Manuel Felguérez, José Luis Cuevas, José Luis Cuevas, Beatriz Ezban y Rodolfo Morales, que fueron encargadas por el expresidente Carlos Salinas de Gortari en 1993

Los presidentes solían elegir las obras que querían mostrar hasta el término de su sexenio.

En la inauguración, la secretaria de cultura, Alejandra Frausto Guerrero, mencionó que las pinturas se encontraron en una bodega, luego de que el Complejo Cultural Los Pinos abriera sus puertas al público. 

“Fueron ‘desempolvadas’, y ahora, por mandato de la Presidencia de la República están en custodia de la Secretaría de Cultura”, dijo.

Además, Frausto añadió que las obras no volverán a estar resguardadas y la colección formará parte del acervo del Museo de Arte Moderno, “pues es su destino y hogar natural”.

Durante la presentación, el pintor Manuel Felguérez, quien forma parte de los 31 artistas seleccionados por Carlos Salinas para crear este acervo artístico, habló de las dificultades que los creadores continúan enfrentando para que sus obras lleguen a más audiencias, sin embargo también celebra que iniciativas como esta permita que su trabajo llegue a más públicos.

“El regalo de este gobierno es un público. Estar en una colección permanente y en el lugar que más público tiene en la República emxicana, es realmente de agradecer”, dijo.

La película Roma, de Cuarón, se proyecta gratis en Los Pinos

¿Quienes son los artistas que componen la colección? 

Antes solo se tenían expuestas algunas de las obras de arte en diversos inmuebles, entre ellas “Los volcanes” de Luis Nishizawa Flores, artista mexiquense de San Mateo, Cuautitlán Izcalli, quien falleció en septiembre de 2014 en Toluca de Lerdo, Estado de México.

Esta obra fue la única que se pintó en 1990 y se encuentra expuesta, desde la entrega de  la residencia, en la sala de recepción en la planta baja de lo que fue la casa presidencial Miguel Alemán, un óleo sobre tela y madera.

Las obras que componen la exhibición De lo perdido, lo que aparezca. 33 visiones de la pintura en México se encuentran Gustavo Aceves, Enrique Canales, Miguel Castro Leñero, Rafael Cauduro, Alejandro Colunga, Rafael Coronel, Roberto Cortázar, José Luis Cuevas, Beatriz Ezbán, Manuel Felguérez, Julio Galán, Gunther Gerzso, Luis García Guerrero, Sergio Hernández y Lauro López.

Además de contar con las obras de Luis López Loza, José Chávez Morado, Rodolfo Morales, Luis Nishizawa, Sylvia Ordóñez, Irma Palacios, José Luis Romo, Ignacio Salazar, Susana Sierra, Juan Soriano, Eduardo Tamariz, Francisco Toledo, Humberto Urbán, Cordelia Urueta, Ismael Vargas, Germán Venegas. 

También dos pintores españoles con gran influencia en nuestro país: Vicente Rojo y Vicente Gandía.

Cada una de las 33 obras expuestas recibió un diagnóstico preventivo del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) y en particular, del Centro Nacional de Conservación del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM).

En cuanto al título de la exposición, Alejandra Frausto señaló que “lo más importante es lo que sí está, una vida cultural como la que tiene Los Pinos, un espacio abierto, donde todas las manifestaciones artísticas se dan visita diaria”. 

Edgar Bravo, uno de los guías de esta exposición, dijo a Animal Político que más allá del morbo que representa el hecho de visitar la casa en la que vivió el expresidente Enrique Peña Nieto y su familia, él espera que la gente visite la exposición para conocer la oferta artística del Complejo Cultural Los Pinos.

“Venir en domingo sería ideal para visitar la colección. Es inevitable dejar de lado la carga histórica y política que representa la casa, es algo que no se puede olvidar ni negar, pero también se puede cambiar la perspectiva de ver esta iniciativa como inicio ‘del pueblo y para el pueblo’ para acercarlos a la cultura, principalmente”, señaló.

Para visitar la exposición De lo perdido, lo que aparezca. 33 visiones de la pintura en México en la Casa Miguel Alemán del Complejo Cultural de Los Pinos puedes llegar por la Puerta 1 que se encuentra en la reja Parque Lira, con acceso desde Molino del Rey, a unos pasos de la estación del metro Constituyentes o desde la Puerta 3 del Bosque de Chapultepec, de martes a domingo de las 10:00 a 17:00 horas.

Hasta ahora se tiene se contemplado que las 33 obras de la muestra estén expuestas hasta marzo de 2020.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Contenido patrocinado

Viruela del mono: en qué se diferencia de la devastadora viruela humana erradicada hace 40 años

Comparten prácticamente el mismo nombre, pero la viruela humana y la viruela del mono tienen diferencias que analiza BBC Mundo.
20 de mayo, 2022
Comparte

El surgimiento de varios brotes de viruela del mono en Estados Unidos, Canadá y varios países en Europa ha recordado al patógeno que durante siglos devastó a la humanidad.

La viruela humana es una de las enfermedades más letales que han existido y estudios en momias egipcias sugieren que pudo estar circulando entre personas desde hace al menos 3 mil años.

Solo en el siglo XX se estima que mató a alrededor de 300 millones de personas.

Por fortuna, la viruela humana se convirtió en la primera enfermedad erradicada de la historia hace más de 40 años, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) certificó su fin en 1980 tras una exitosa campaña de vacunación global.

Ahora, la viruela del mono está causando el mayor brote jamás visto en Europa de la enfermedad y los científicos estudian a fondo sus implicaciones.

De momento, las autoridades médicas indican que las probabilidades de ver una transmisión descontrolada son bajas y señalan que su letalidad está lejos de la causada por la viruela humana.

En BBC Mundo analizamos las diferencias entre estos dos virus muy parecidos de la misma familia de los orthopoxvirus.

Mortalidad

¿Qué tan mortal es?

Es la pregunta que seguro muchos se hacen al escuchar hablar de una enfermedad desconocida. Sobre todo si comparte el nombre con una de las más mortales de la historia.

“Afortunadamente, la viruela del mono es bastante más leve que la versión mayor de la viruela humana, que llegó a alcanzar un 30%“, explica a BBC Mundo Raúl Rivas González, catedrático de microbiología en la Universidad de Salamanca en España.

La viruela humana se presentaba en dos versiones: variola mayor y variola menor. La mayor era la más la mortal, la que podía llegar al 30%. La menor provocaba una enfermedad más leve y en pocas ocasiones causaba la muerte.

Paciente con viruela.

Getty Images
La versión más mortal de la viruela podía alcanzar una mortalidad de hasta el 30%.

Sucede de forma parecida con la viruela del mono, aunque con porcentajes inferiores de mortalidad. Existen dos “clados” o versiones: la de África occidental y la de África central.

“El de África occidental es el más leve, con una mortalidad de entre el 1% y el 10%, y parece ser el que está originando el brote en Europa”, dice Rivas.

“El de África central, por otra parte, es más virulento y peligroso y puede llegar a matar a alrededor del 20% de infectados”, agrega.

Jacob Lorenzo Morales, director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias en España, ofrece los mismos porcentajes y explica que los niveles más altos de letalidad se concentran en poblaciones determinadas.

“Por los datos que hemos visto, las mayores letalidades se dan en zonas rurales muy pobres en África y, en general, en muchos niños por su sistema inmune menos desarrollado”, apunta para BBC Mundo.

Transmisión

Estamos en medio de la pandemia de coronavirus donde nos enfrentamos a un patógeno altamente transmisible, pero este no es el caso de la viruela del mono.

Este tipo de viruela, a su vez, también parece transmitirse con menor facilidad que la viruela humana.

“Es un virus que se transmite muy bien entre animales, pero una vez salta de animal a humano no tiene una alta capacidad de transmitirse”, dice Lorenzo Morales.

Las autoridades médicas señalan que todavía no hay mucha información sobre las posibles vías de transmisión entre humanos en los brotes actuales.

Por lo que se conoce, se transmite principalmente a través de contactos estrechos e intercambios de fluidos corporales. Muchos de los casos en Europa parecen estar vinculados a la transmisión sexual.

Campaña de vacunación en Benín en 1968.

Getty Images
Una campaña de vacunación histórica, especialmente en zonas de menos recursos, consiguió erradicar la viruela en 1980.

Pero se están estudiando todas las vías posibles, como la transmisión indirecta a través de objetos contaminados e incluso aerosoles.

“La viruela erradicada se transmitía de forma similar, pero el contagio entre humanos era mucho más fácil”, recuerda Lorenzo Morales, quien no descarta que en el futuro la viruela del mono pueda hacerse más eficiente en la forma de transmitirse.

Raúl Rivas explica que esta viruela es un virus bastante estable y que varía muy poco. Pero a su vez, Morales menciona que “es un patógeno relativamente nuevo, acostumbrándose a vivir entre nosotros, y todavía no está especializado en multiplicarse e infectarnos”.

La viruela humana solo podía transmitirse entre humanos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC), no hay evidencia científica de que la viruela pueda transmitirse por insectos u otros animales.

El origen de la viruela es desconocido. En el caso de la viruela del mono, se le llama así por descubrirse en colonias de monos mantenidos para labores de investigación en 1958.

Síntomas

En ambas enfermedades, el cuadro clínico comienza de forma similar, aunque es algo más leve en la viruela del mono.

“Como en la mayoría de infecciones, empiezan con fiebre y también es común el malestar corporal, cansancio, dolor muscular y en la garganta”, describe Rivas.

Visión microscópica del virus que causa la viruela.

Getty Images
Visión microscópica del virus que causa la viruela.

Además, en ambas enfermedades también se desarrollan las inequívocas pústulas cutáneas que luego pueden dejar visibles cicatrices en la piel de los pacientes.

“Luego, con el paso de los días, la viruela del simio suele hinchar los ganglios linfáticos, tanto los cervicales, maxilares, axilares y en las ingles. Esto no ocurría con la viruela humana”, añade Rivas.

El periodo de incubación de la viruela símica suele ser de siete a 14 días, pero puede reducirse a cinco y elevarse a 21 días.

En el caso de la viruela humana, la incubación puede durar entre siete y 19 días, aunque la duración media era entre 10 y 14 días.

Tratamiento

La viruela fue erradicada gracias a una campaña de vacunación histórica que puso fin a miles de años de muertes causadas por el patógeno.

Dado que el virus de la viruela del mono está estrechamente relacionado con el que causa la viruela, la vacuna contra esta última también ha mostrado ser efectiva para las dos enfermedades.

En este caso, las personas mayores de 55-60 años que fueron vacunadas contra la viruela antes de su erradicación podrían tener entonces una inmunidad considerable contra la viruela del mono.

Edward Jenner.

Getty Images
Los estudios del inglés Edward Jenner en el siglo XVIII fueron clave para el desarrollo de la vacuna contra la viruela.

Sin embargo, mientras se define la mejor estrategia para tratar esta enfermedad, que científicos ven poco probable que se descontrole, los tratamientos disponibles son sobre todo paliativos para los síntomas.

Lorenzo Morales lamenta que no haya un tratamiento específico.

“Como es un patógeno que sobre todo ha afectado a África y no a los países desarrollados, no se invierte suficiente en la búsqueda de tratamientos“, dice.

Sin embargo, a pesar de no contar con tratamientos específicos, hay una diferencia muy grande entre esta viruela del mono y la erradicada: el avance de la ciencia y el conocimiento.

Por cientos de años, la viruela humana hizo estragos sin que se lograse comprender la enfermedad y cómo detenerla.

“Esta viruela del mono es una enfermedad que conocemos bien. Quizás para el público general es algo nuevo, pero se descubrió en 1958. Está bien estudiada también porque es muy parecida a la viruela humana”, dice Rivas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gcPQE4QeRpc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.