Población marginada se queda sin chequeos médicos por desaparición de Prospera
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Población marginada se queda sin chequeos médicos por desaparición de Prospera

Algunos consideran que los chequeos obligatorios de Prospera eran molestos, pero en algunas zonas esas revisiones eran la única oportunidad de la gente para tener acceso a servicios de salud. 
Cuartoscuro Archivo
29 de agosto, 2019
Comparte

La población de la región chontal alta, en la sierra sur de Oaxaca, tiene poco acceso a servicios de salud. Hay comunidades a las que solo acudía una enfermera para hacer revisiones a los beneficiarios de Prospera, cada mes o cada dos meses, dependiendo de su agenda. Por esa zona se veía muy poco a un médico, quizá una vez al año. Ahora temen que ya ni eso. 

Del total de beneficiarios del extinto programa, que eran 6.77 millones de familias al tercer trimestre de 2018, la mayor parte, 6 millones 187,636, estaban en lo que se conocía como Prospera con corresponsabilidad, es decir, debían probar que sus hijos acudían a la escuela y debían asistir a chequeos médicos periódicos.  

La familia completa estaba obligada a asistir una vez cada seis meses a consulta. De ahí, había otras revisiones obligadas, dependiendo de la edad: los adultos dos veces al año; menores de 15, tres; niños cada dos meses y los bebés cada 30 días. 

Aunque todo era sólo preventivo. Los pesaban, los medían, les aplicaban algunas vacunas, a los adultos les checaban la presión arterial y los niveles de azúcar en sangre. Para las mujeres había exámenes de Papanicolaou y para detectar cáncer de mama. Si los integrantes de la familia no asistían a las revisiones, les suspendían las transferencias monetarias que recibían por becas para los hijos, y apoyo para alimentación. 

Todo eso se acabó con la desaparición de Prospera, y su sustitución por las Becas para el Bienestar Benito Juárez. Lo que era un programa con tres componentes, salud, apoyo para alimentación y otro para educación quedó solo como eso, como un programa de becas, a cargo de una coordinación nacional dependiente de la Secretaría de Educación Pública (SEP). 

Lee más: Prospera ya no prosperará

Las opiniones frente a ese cambio se dividen. En las ciudades y lugares con oferta de servicios médicos, los chequeos obligatorios se tomaban, por algunos beneficiarios, como una molestia. Lo mismo que la asistencia a los talleres de auto cuidado a los que debían acudir las titulares del programa y los adolescentes. 

Aunque esa molestia también era por las deficiencias y la corrupción en el servicio. Cinco mujeres, habitantes de la colonia Cerro del Peñón, en Jardines de Morelos, en Ecatepec, Estado de México, cuentan que cuando debía acudir la familia a la revisión semestral, tenían que esperar hasta dos o tres horas. 

“Después solo salía el médico, contaba a los integrantes de la familia y les decía, ya se pueden retirar. Solo que se quede la titular. Ya nos quedábamos nada más a esperar que nos pusieran la firma en la cartilla para acreditar que habíamos ido, y ni nos revisaban ni nada. Era una pérdida de tiempo. Los esposos tenían que pedir permiso en el trabajo, los hijos faltaban a la escuela y para nada”, dice Elizabeth, que prefiere omitir su apellido. 

Cuando sí las atendían y en las evaluaciones salían altas de glucosa o colesterol, dicen que no les daban tratamiento ni indicaciones para regular esto. “Atención médica real no había, solo te checaban y ya, no te daban medicinas ni nada”. 

Nohemí Leticia Ánimas Vargas, titular de la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez, programa que sustituyó ya a Prospera, asegura que ha recibido denuncias sobre que algunos médicos les cobraban a las beneficiarias mínimo 10 pesos por asentar su firma en la cartilla, y validar la asistencia al chequeo. 

“Nos han llegado unas 400 denuncias de ese tipo, de diferentes lugares del país. Una, por ejemplo, de la que tenemos incluso los testimonios en video (y lo muestra) es en Huilacapuxtla, en la sierra norte de Puebla, donde un médico les cobraba a las señoras 80 pesos por firmarles la cartilla”. 

Incluso, agrega Ánimas Vargas, aunque en los centros de salud ya saben que las familias no están obligadas a ir, les seguían diciendo que debían asistir y pagar. “Nosotros estamos difundiendo que eso se acabó”. 

La asistencia a los talleres de auto cuidado también es algo que divide opiniones. Elizabeth y sus vecinas dicen que esos sí los van a extrañar.

“Estaban buenos. Nos explicaba de la diabetes, de varios padecimientos. Nos daban el temario antes y teníamos que investigar el tema. Cada quien exponía lo suyo y decía lo que opinaba. La enfermera que los daba era muy accesible y nos respondía nuestra dudas”, cuenta Teresa Raigosa, también habitante de Jardines de Morelos, en Ecatepec, Estado de México. 

En cambio, Elena Joaquín Rodríguez de Boca del Monte en San Juan Guichicovi, Oaxaca, dice que a ella no le gustaba ir.

“Cada dos meses nos daban el taller, eran sobre cómo cuidarnos, de tener higiene, pero eran dos horas o dos horas y media, y yo tengo que trabajar, vender mis bolis (congeladas). También ir al centro de salud a las revisiones era una carga, ni daban medicinas ni nada. Yo tengo seguro popular, mejor voy ahí y ya”. 

Martha Antonio Santos, de Chimalhuacán, Estado de México, asegura que ella tampoco va a extrañar los talleres. “Era pesado ir, yo trabajo, vendo afuera de las escuelas, y eso ya es bastante para estar cansada. Además nos dejaban tarea, teníamos que investigar los temas y llenar tres hojas, pero yo no sé leer, me tenían que ayudar mi hija o mi nuera, y era más trabajo para todas”. 

Los lugares donde no es molestia 

En comunidades de la sierra chontal de Oaxaca, como Santa Lucía Mecaltepec, San José Chiltepec, San Pedro Sosoltepec, San Miguel Chongos y Santa María Candelaria, del municipio de San Carlos Yautepec, la situación es otra. Allá sí van a extrañar el componente de salud de Prospera. 

Con recursos destinados al programa, se pagaba a médicos y enfermeras para que hicieran las revisiones periódicas a los beneficiarios. Solo así subían, dice Erika Carbajal, de la organización Tequio Jurídico, que hace trabajo comunitario en la zona y da acompañamiento legal a pueblos indígenas. 

En estas comunidades solo se cuenta con casas de salud, que en realidad son uno o dos cuartos, usados más como dormitorio para las visitas que para dar atención a la población. “En estas casas lo poco que hay llegó con Prospera: la báscula, unas sillas y las visita esporádicas de una enfermera y rara vez de un médico”, afirma Carbajal. 

Medicamentos casi no hay, dice la activista. “Lo sabemos porque cuando vamos, la gente nos pide cosas que traemos en nuestro botiquín, ellos no tienen en la casa de salud ni lo básico”. 

“Ahora, como Prospera desapareció, les avisaron que la enfermera ya no irá, y se van a llevar hasta la báscula y las sillas. Eso que tenían de las revisiones era un mínimo acceso a personal de salud, precario, pero era lo único con lo que contaban. La cabecera municipal, donde hay una clínica, les queda lejos y no pueden bajar a atenderse”. 

En Chibilub, comisaría de Tekom, en Yucatán, doña Paulina, la promotora comunitaria de salud es el único “personal médico” con el que cuenta la comunidad. En su casa guarda las pocas medicinas que hay para los habitantes. Sus vecinos le tocan a la puerta cuando tienen un malestar y ella los receta. No tiene formación médica, solo talleres, pero es lo más que hay. 

Para atender a sus vecinos, doña Paulina tenía una auxiliar, otra promotora comunitaria. A las dos les daban medicamentos, por parte de Prospera, para que atendieran a la gente en sus casas, pero con la desaparición del programa eso va a cambiar.

“Ya no nos habían llevado medicamentos para mi auxiliar y ahora me dijeron que quizá no van a seguir llevándonos. Pero no sabemos bien y nadie nos dice”. 

Lo otro que van a dejar de recibir las familias beneficiarias es el suplemento alimenticio que les daban a las mujeres embarazadas, y a los niños menores de 2 años o de 5, si estaban desnutridos. 

Aunque Nohemí Ánimas Vargas, la titular de la Coordinación de Becas para el Bienestar Benito Juárez, el programa que sustituyó a Prospera dice que sus efectos se exageran.

“En realidad muchas señoras ni le daban el suplemento a los niños, nos han contado que no se lo tomaban porque sabía feo, y resulta que dicen los defensores del Prospera que los ayudó a crecer, cuando en realidad se iba a la basura”. 

En esto, las vivencias se dividen también. Martha Antonio Santos, extitular de Chimalhuacán, Estado de México, cuenta que a ella le dieron el suplemento para su nieta cuando la niña tenía año y medio, “pero no se lo quiso comer. Era un polvo en un sobrecito, me decían que se lo diera en la fruta o con la sopa, pero me decía que sabía feo, lo acabamos tirando todo a la basura”. 

En cambio, Marlén Molina, también de Chimalhuacán, dice que ella no tuvo problema. La menor de sus hijas, que tenía un año cuando entraron al programa, consumió el suplemento sin gesto alguno.

“Nunca me dijo nada, creo que ni supo que se lo ponía a la sopa o a la fruta. Se comía las cosas y ya. No sé qué tanto le haya ayudado pero sí lo usamos”. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: las medidas extraordinarias que están tomando ciudades de todo el mundo ante el virus

Llenas de gente, las ciudades son lugares perfectos para que el nuevo virus se propague. Así es como las autoridades tratan de detenerlo.
1 de marzo, 2020
Comparte
Un hombre desinfecta un vagón del metro en Teherán, Irán.

Getty Images
Los virus se pueden propagar a través de las superficies compartidas en el transporte público.

El nuevo coronavirus ya se encuentra en todos los continentes excepto en la Antártica, y por primera vez se está propagando más rápidamente fuera de China que en el país donde se detectó por primera vez.

Hasta este sábado, el nuevo coronavirus había infectado a más de 83.000 personas y provocado la muerte de 2,858, la mayoría de ellas en China, según los datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En América Latina, ya hay casos confirmados en Brasil, México y Ecuador.

El viernes, la OMS elevó el riesgo de expansión global del coronavirus a “muy alto”.

Sin embargo, el secretario general de la ONU, António Guterres, hizo un llamado a evitar el “pánico“, y pidió que “todos los gobiernos den un paso al frente y hagan todo lo posible para contener la enfermedad, y que lo hagan sin estigmas y respetando los derechos humanos”.

En las grandes ciudades, donde las personas viven y trabajan unas al lado de otras, la posibilidad de un brote es una verdadera causa de preocupación.

Estos son algunos de los desafíos a los que se enfrentan las urbes de todo el mundo y un repaso a cómo los están enfrentando.

Una mujer limpia un micrófono en el Parlamento de Tailandia.

AFP
El Parlamento de Tailandia fue desinfectado después de que un legislador, Cholnan Srikaew, revelara que había vuelto de un viaje a Japón.

Transporte público

Los sistemas de transporte público crean el entorno perfecto para la transmisión de virus.

Se cree que los virus se propagan principalmente cuando las gotas de fluido corporal aterrizan en superficies compartidas después de que alguien tosa o estornude.

Los estudios que analizan las temporadas de influenza sugieren que las personas que usan el transporte público durante los brotes de gripe tienen hasta seis veces más probabilidades de contraer una infección respiratoria aguda.

Es por eso que las autoridades, desde Corea del Sur a Italia e Irán, han ordenado la limpieza masiva de superficies dentro de trenes, autobuses y estaciones.

Grandes multitudes

Aficionados durante un partido de fútbol en Japón llevando mascarillas.

AFP
Japón le pidió a la población evitar aglomeraciones, como eventos deportivos.

Los eventos que atraen a grandes multitudes son lugares claros de posible contagio y ya se están viendo afectados por el nuevo coronavirus.

En Ecuador, donde el sábado se confirmó el primer caso de covid-19, el gobierno suspendió la celebración de actos masivos en las ciudades costeras de Babahoyo y Guayaquil, ambas en el suroeste del país, donde se detectó ese primer afectado, informó la agencia EFE.

Las autoridades ecuatorianas llamaron a la “corresponsabilidad ciudadana” y a “reforzar las medidas de precaución”.

Por el contrario, el ministro de Salud de Chile, Jaime Mañalich, dijo el viernes que dado el contexto de protestas que vive el país, con constantes manifestaciones en las calles, prohibir las concentraciones de gente como prevención ante el coronavirus sería “absurdo”.

En el continente europeo, por su parte, Francia anunció el sábado que prohíbe los eventos de más de 5,000 personas en un lugar cerrado.

Además todos los actos colectivos en las principales zonas afectadas por el coronavirus, como la región de Oise, en el norte, fueron cancelados, y también otros a los que podrían asistir residentes en esas áreas, como la media maratón de París que iba a celebrarse este domingo.

También se suspendió la exposición inmobiliaria MIPIM de Canes (Francia), prevista del 10 al 13 de marzo, y el Carnaval veneciano de Annecy, que iba a tener lugar del 6 al 8 de marzo.

Juego de la Liga Nacional Suiza entre Lausanne HC y SC Bern en Vaudoise Arena el 29 de febrero de 2020 en Lausana, Suiza.

Getty Images
Algunos eventos deportivos se juegan sin público, como este partido de la Liga Nacional suiza de jockey, ante la prohibición del gobierno de juegos con público mayor a las 1.000 personas.

El brote también afecta la realización de eventos deportivos, como el aplazamiento del Gran Premio de Fórmula 1 de China en Shanghái.

Seis juegos de la Liga de Campeones de Asia también se pospusieron, afectando a cuatro equipos iraníes.

En Europa, partidos de rugby y fútbol que involucran a equipos italianos fueron también suspendidos.

Pero la mayor interrupción en el calendario deportivo mundial podría ser la de los Juegos Olímpicos de Tokio, que comenzarán el 24 de julio.

Hasta ahora, solo el relevo de la antorcha previo a las Olimpiadas se ha visto modificado, pero el Comité Olímpico Internacional no ha descartado cancelar la cita olímpica si el nuevo coronavirus se convierte en una pandemia grave.

Además de los deportes, los eventos religiosos también están sujetos a restricciones.

Arabia Saudita, por ejemplo, prohibió la entrada de peregrinos extranjeros a la ciudad sagrada de La Meca y Medina.

Escuelas

Staff de un colegio tailandés con un alumno, todos portando mascarillas.

AFP
Escuelas de varios países, como Tailandia, Irán, Irak, Italia y Reino Unido cerraron.

Cada vez más, los gobiernos aconsejan a las escuelas que establezcan planes para afrontar la epidemia.

En países como Japón, Tailandia, Irán e Irak, las escuelas y universidades han cerrado temporalmente para hacer frente al brote.

Reino Unido y Estados Unidos no están recomendando cierres, pero cuatro escuelas en Inglaterra suspendieron las clases para realizar una “limpieza profunda” tras el regreso de algunos de sus alumnos de sus viajes de esquí en Italia.

Se recomienda a los padres que han viajado recientemente con sus hijos a las zonas más afectadas —como Irán, China, Hong Kong, Corea del Sur, el sudeste de Asia y el norte de Italia—, que permanezcan resguardados y no envíen a sus hijos a la escuela.

Oficinas

Trabajadores limpian una oficina en Shanghai.

Reuters
En algunos países se está alentando a los empleados a trabajar desde casa.

El nuevo coronavirus está afectando las prácticas comerciales en algunos de los centros tecnológicos más importantes del mundo.

En San Diego y San Francisco, que han declarado una emergencia pública, se aconseja a los empleados que no den la mano a los visitantes de sus empresas.

Facebook ha cancelado una conferencia anual de márketing prevista para marzo, y varios patrocinadores y expositores importantes se han retirado de una de las conferencias sobre ciberseguridad más grandes del mundo, que tiene lugar en San Francisco.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. han recomendado a los empleadores adelantar el trabajo desde casa, especialmente si tienen fiebre o signos de problemas respiratorios.

El teletrabajo es otra de las opciones promovida por empresas en España.

Conciencia pública y prevención

Mujeres desinfectando sus manos en la estación de trenes de Milán.

Reuters
Lavarse bien las manos es una medida de precaución imprescindible.

El aumento de la conciencia pública sobre la importancia de las medidas de precaución, como lavarse bien las manos, es una parte clave de la lucha contra la transmisión del nuevo coronavirus, según las autoridades sanitarias estadounidenses.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), para prevenir la propagación del coronavirus, hay que:

  • lavarse las manos con regularidad
  • cubrir la boca y la nariz cuando se tose o estornuda
  • evitar el contacto con personas que tengan síntomas de problemas respiratorios
  • evitar el contacto sin protección con animales salvajes o de granja
Gráfico medidas para evitar propagar el virus

BBC

En la región latinoamericana, se han dado pasos también en el camino de la prevención.

Entre otras iniciativas, en México se prevé la realización de simulacros y una mayor difusión de información hacia la población. AMLO anunció que habrá conferencias nocturnas diarias para informar sobre el nuevo coronavirus, informó el corresponsal de BBC en el país, Marcos González.

Numerosos países, además, han implementado nuevos controles en puestos fronterizos y restricciones de viaje.

Paraguay, por ejemplo, activó el viernes un sistema de control de escáner para los vuelos procedentes de los países de contagio del coronavirus y República Dominicana, por su parte, suspendió por 30 días los vuelos desde Milán debido al aumento de los casos de coronavirus en Italia.

Síntomas coronavirus

BBC

Hospitales

Como no hay tratamiento o cura para el nuevo coronavirus, los hospitales están tratando de aliviar los síntomas.

El consejo es poner a los pacientes en aislamiento y asegurar que el personal use ropa protectora cuando se trata de casos potenciales.

Así ocurrió en el caso de Brasil, donde la Justicia de Río de Janeiro ordenó a una pareja de franceses permanecer recluidos en un hospital de Paraty, uno de los balnearios más paradisíacos del país, mientras se comprueba si están contagiados con el nuevo coronavirus.

Por su parte, las autoridades sanitarias de Canadá decidieron evitar la hospitalización de las personas infectadas con el covid-19 a menos que sea imprescindible y han optado en la mayoría de los casos por decretar el aislamiento en sus domicilios.

En Estados Unidos y Reino Unido predicen que si ocurre un brote masivo, los hospitales podrían retrasar los procedimientos no urgentes y aumentar las consultas telefónicas.

Existe preocupación acerca de cómo algunos hospitales enfrentarán un aumento en el número de pacientes, cuando sus servicios ya están saturados.

Medidas de aislamiento

En Reino Unido, a las personas que viajan desde las zonas afectadas se les pide que realicen una cuarentena.

La ciudad china de Wuhan, el epicentro del brote actual, permanece aislada, al igual que las ciudades más afectadas en el norte de Italia.

Viajeros en un control en la frontera entre Irán e Irak.

AFP
Viajeros procedentes de áreas afectadas son sometidos a controles en las fronteras.

Pero los expertos dicen que a medida que el virus se propaga a nivel mundial, tales restricciones serán menos efectivas.

También son difíciles de replicar en otros lugares.

“Pocos países, si es que hay alguno, podrían aislar logísticamente las ciudades como lo ha hecho China”, dijo en Twitter Tom Inglesby, el director del Centro Johns Hopkins de Seguridad Sanitaria de Estados Unidos.

Inglesby argumenta que “los cierres comportan el riesgo de separar a las familias entre sí e interrumpir la entrega de medicamentos, de alimentos y otros suministros básicos”.

“Pueden bloquear el movimiento de médicos, enfermeras y suministros médicos a los hospitales, como se reportó en China”, apuntó.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=eXH1xrnAFas

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts