close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pixabay

Alfonso Herrara, el español que puso la primera cervecería de México al pie del Popocatépetl

La cerveza no siempre fue una bebida popular entre los mexicanos. En el siglo XVI se importaba para que las familias ricas la disfrutaran.
Pixabay
Por Notimex
2 de agosto, 2019
Comparte

México es una estrella en la producción de cerveza: en 2018 generó 120 millones de hectolitros, de los cuales 40 millones fueron exportados, lo que permitió al país colocarse como el primer exportador de esta bebida y el cuarto productor a nivel mundial.

La historia de la cerveza se remonta a nueve mil años en el Oriente Medio, hoy Irak, donde era fabricado por los sumerios, señaló la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) en el marco del Día Internacional de la Cerveza.

Lee: Día internacional de la cerveza, un motivo de festejo mexicano

¿Pero cómo llegó la cerveza a México? En 1542, Alfonso Herrara, uno de los emisarios de Hernán Cortés, solicitó al emperador Carlos V un permiso para abrir un establecimiento para producir cerveza, el cual se encontraría al pie de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl en la Hacienda El Portal, lo que es actualmente Amecameca, Estado de México.

Esta primera cervecería mexicana permaneció entre cuatro o cinco años, pues no tenía las condiciones para subsistir, la cerveza era muy cara y la producción era mínima.

Al ser muy cara su producción nacional, durante esta época se importaron al país 619 barriles y un poco más de 71 mil botellas de cerveza, pero éstas no fueron porque el consumo de la bebida fuera popular en México, sino para que los ricos pudieran beberla.

Entérate: Cerveza Apolo, la primera chela que ayuda a los perritos abandonados

Con el paso de los años, agregó la Sader, se establecieron varias cerveceras en el país, pero no prosperaban porque debían importar el lúpulo y la cebada; esto llevó a México a la necesidad de cultivar cebada.

Y fue hasta finales del siglo XVIII que las cervecerías empezarían a hacerse más populares en México, a mediados del siglo XIX se industrializó la producción nacional de esta bebida alcohólica y en el siglo XX comenzaron a surgir las grandes cerveceras mexicanas.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Unboxing' en YouTube: ¿es bueno que los niños vean este tipo de videos?

Millones de niños van videos en el que otros sacan juguetes de su envoltorios y juegan con ellos. ¿Deberían los padres estar preocupados por esta tendencia?
25 de diciembre, 2019
Comparte

Es la época de Navidad o al menos de vacaciones en muchos lugares del mundo. Así que los niños están tratando de decidir qué juguetes incluir en su lista de regalos.

Algunos ojean catálogos en busca de inspiración o miran las tiendas de juguetes y anuncios de televisión.

Pero hay otros para los que las ideas surgirán viendo videos de unboxing, una tendencia cada vez más extendida.

El “unboxing” consiste en sacar productos de sus envoltorios. Normalmente son las marcas las que envían los regalos a famosos youtubers.

En el caso de los niños, les llegan juguetes y su trabajo es desempacarlos ante la cámara y probarlos.

¿Cuál es el atractivo de estos videos? ¿Son perjudiciales de alguna manera?

Para Verity, de nueve años, los videos de “unboxing” han sido una excelente manera de averiguar qué juguetes realmente quiere esta Navidad.

A Verity le gusta especialmente ver cómo se abren los juguetes de Shopkins, Lego y Harry Potter en YouTube, que es la principal plataforma para este tipo de contenido.

Verity Lewis

BBC
A Verity le gusta ver videos de “unboxing” de juguetes para reducir su lista de peticiones navideñas.

“Le dan más información que ver solo un anuncio. Es más interesante porque estos videos le brindan más detalles sobre cómo funciona algo y luego se lo muestran”, dice su madre.

También le gusta hacer sus propios videos, pero solo para sus familiares y amigos.

“No quiero que todos los vean porque podrían burlarse de ellos y hacer malos comentarios”, dice ella. “La gente puede ser mala”.

Ryan Kaji fue uno de los primeros niños en comenzar a hacer estos videos en Estados Unidos.

Estrella precoz

Fue en 2015, cuando tenía cuatro años.

Un primer clip, en el que abrió un huevo gigante con más de 100 artículos dentro, ha sido visto más de 1.000 millones de veces.

De hecho, Ryan fue la estrella de YouTube mejor pagada del año pasado, cuando ganó más de US$22 millones.

Fue gracias sobre todo a marcas de juguetes y a su propio programa de televisión.

Ryan Kaji

YouTube
Ryan Kaji, la estrella de YouTube mejor pagada del año pasado, ha tenido casi 1.000 millones de visitas en este video.

Ava, de ocho años, espera emular su éxito.

Comenzó su canal de YouTube Ava’s Toy Show cuando tenía tres años.

Un video que muestra como desempaqueta una casa de Barbie y juega con ella ha tenido más de 8,6 millones de visitas.

A su madre Lynsey Brown, de 36 años, le encanta filmar los videos.

“Ava decide con qué juguetes jugar y creemos que está aprendiendo mucho al ver a su padre editar los videos. Los niños se identifican con ella porque es muy realista”.

Ava dona todos los juguetes a organizaciones benéficas locales, incluida una escuela con alumnos con necesidades especiales.

Y es “muy consciente” de muchos de sus seguidores no son tan afortunados como ella.

“Como madre, es muy frustrante cuando gastas una fortuna en un juguete que resulta que es una basura”.

“Así que esperamos poder ayudar a las personas a decidir qué regalos valen la pena comprar esta Navidad”, dice Lynsey.

Jugar es bueno

El investigador asociado de la Universidad de Cambridge, Dave Neale, que estudia el juego en los primeros años, cree que estos videos pueden tener un impacto positivo si alientan a los niños a jugar con juguetes y a explorarlos más profundamente.

“Jugar es una parte vital del desarrollo temprano, nos enseña habilidades lingüísticas y a regular nuestras emociones”, dice.

“También nos enseña cómo compartir y a interactuar, por lo que cualquier cosa que fomente el juego es esencialmente algo bueno“.

Sin embargo, está preocupado por la falta de interacción y socialización que hay alrededor de estos videos.

Emma y sus hijos

Emma Connell-Smith
Emma Connell-Smith ha prohibido a sus hijos ver videos de “unboxing”.

“Cuando los niños juegan con juguetes, resuelven problemas y son creativos, descubren cómo funciona el juguete, o qué otras cosas pueden hacer con él y eso se convierte en una recompensa. Mirar estos videos les da la solución sin tener que explorar. Es un compromiso más superficial”.

A Emma Connell-Smith, madre de tres hijos, no le gusta el efecto que estos videos tienen en sus gemelos Oliver y Thomas, de 7 años.

“Los juguetes son muy caros y hace que los niños se sienten mal si no pueden tenerlos todos”, dice ella.

“Tampoco me gusta el hecho de que estos videos son largos y los niños parecen incapaces de dejarlos”.

Tilly, su hija de tres años, también pidió verlos, pero la señora Connell-Smith decidió no dejarla.

“Los videos de juguetes dirigidos a los niños más pequeños a menudo usan lenguaje de bebé, y el niño que lo ve repite este idioma, a menudo olvidando cómo usar las palabras reales propias de su edad”.

Video

YouTube
Un video que muestra a un niño pequeño vestido como Spiderman desenvolviendo y armando un auto de juguete ha sido visto 276 millones de veces en YouTube.

Emma Worrollo, que tiene dos hijos y escribe sobre cultura y juegos infantiles, cree que este tipo de contenido puede ser adictivo y dice que la tendencia no muestra signos de desaceleración.

“Está captando la atención de los niños de todo el mundo porque el formato de sorpresa y revelación es muy atractivo “, dice ella.

“Este contenido no tiene narrativa, ni personajes ni final, lo que significa que es difícil para un niño pequeño desconectarse o involucrarse de manera significativa”.

“La experiencia es hipnótica y muchos padres informan un impacto negativo en el comportamiento cuando los niños pequeños ven este tipo de contenido”, añade.

Emma Worrollo

Emma Worrollo
Emma Worrollo limita el tiempo que sus niños Phoenix y Indy pasan en YouTube.

En Brasil, donde la publicidad dirigida a niños es ilegal, la fiscalía ha presentado una demanda contra YouTube con respecto a estos videos.

Acusa a la empresa de “participar en prácticas publicitarias abusivas hacia niños”.

Problemas con la ley

En Estados Unidos, Ryan Kaji, que ahora tiene ocho años, fue objeto de una queja reciente presentada por un grupo de vigilancia ante la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés).

En este caso se alegaba que estaba manipulando a niños que eran demasiado pequeños para distinguir entre lo que es un anuncio y lo que es una un crítica o reseña sobre un producto.

Ryan Kaji

YouTube
Ryan Kaji gana millones de dólares al año haciendo “unboxing”

Google, propietario de YouTube, ha creado recientemente un nuevo sistema en el que el contenido dirigido a los niños esté claramente etiquetado y de esa manera el sitio pueda desactivar los anuncios.

La medida llega tras un acuerdo alcanzado con la FTC por violar la privacidad de los niños.

Aunque los videos de desempaquetado de juguetes continúan acumulando millones de visitas, los padres deben decidir si son una forma brillante de reducir la lista de Navidad o una herramienta para manipular a sus hijos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Pk1evajOLYg

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA&t=

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.