close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cierran Colinas de Santa Fe, la fosa más grande de México hallada por madres de desaparecidos

El colectivo de madres que logró la localización de más de 22 mil restos humanos iniciará nuevas búsquedas pues hay indicios de otros cementerios clandestinos.
Cuartoscuro
Por Rodrigo Soberanes
9 de agosto, 2019
Comparte

Las mamás de personas desaparecidas que encontraron en Veracruz la fosa clandestina más grande de México cerraron un capítulo de búsqueda e iniciaron otros porque siguen recibiendo indicios creíbles de más cementerios clandestinos donde podrían estar sus familiares.

Este jueves el colectivo Solecito Veracruzano dio por concluida su búsqueda en el predio Colinas de Santa Fe, ubicado en las inmediaciones de la entrada principal del Puerto de Veracruz, la ciudad más poblada de ese estado, muy cerca de donde pasan miles de coches cada día.

Lee más: Seis municipios concentran 52 % de los cuerpos hallados en fosas clandestinas, revela estudio

Hace tres años recibieron información que apuntaba a la existencia de las fosas en ese predio y, a pesar de la resistencia que enfrentaron con las autoridades, lograron que se comprobara la existencia de 298 cráneos y 22 mil 500 restos humanos en total.

Lograron la identificación de 22 personas, está la esperanza de que sean identificados cinco restos y la certeza de que 50 cráneos no serán identificados porque no fue posible extraerles muestras de ADN. “Es una sensación de sentimientos atravesados, no encontramos a muchos de los que necesitábamos encontrar”, dijo Lucía Díaz Genao, integrante de Solecito Veracruzano.

Te puede interesar: Familiares de desaparecidos acusan que Yunes no les permite buscar más fosas en Colinas de Santa Fe

Al inicio, cuando las madres de desaparecidos obtuvieron informaciones claras que apuntaban a la existencia de las fosas, sólo obtuvieron que las autoridades de Veracruz les dieran acceso al predio de Colinas de Santa Fe pero “nunca investigaron nada”, dijo Díaz.

Finalmente, el trabajo de investigación fue realizado por la Policía Federal Científica y fue dato por concluido este jueves por la mañana con la celebración de una misa en la que estuvieron presentes las mamás y otras organizaciones como Serapaz y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Se cerró un capítulo de tres años que, a decir de Lucía Díaz, fueron equivalentes a 15 por el costo personal que cada una de las mamás tuvo que pagar.

“Hubo que dedicarle mucho tiempo, mucho esfuerzo y también el desagarramiento de que nos estamos acostumbradas a ver cuerpos humanos. Tener que ver restos, saber que ahí están todos. La vida nos cambió radicalmente.

Se nos llenó de imágenes y situaciones que hubiéramos preferido no tener que pasar por eso, quisiéramos pensar que es una pesadilla y que nos despertamos. Pero no despertamos nunca de esta pesadilla”, dijo la mamá y activista.

El cierre de Colinas de Santa Fe marca el inicio de otro episodio que comienza al otro lado de la autopista Xalapa-Veracruz, en un predio más cercano aún a la ciudad de Veracruz conocido como kilómetro 13.5, en las inmediaciones de la zona portuaria de la ciudad. “Se cierra Colinas pero no se termina el trabajo, nosotras seguimos igual”.

Lee más: Datos sobre fosas clandestinas en Colinas de Santa Fe deben ser públicos: juzgado

Además de ese punto “grande”, hay otros lugares donde el Solecito Veracruzano irá a buscar a sus familiares desaparecidos. Ellas ya tienen un plan de trabajo y lo seguirán a pesar de cualquier costo.

“La fuerza la sacamos de los mismos hijos, saber que ellos nos esperan, que ellos nos necesitan, que ellos cuentan con nosotras, que somos lo único que ellos tienen. No les podemos fallar. Aunque se nos vaya la vida, seguiremos, a ellos no les podemos quedar mal. Les prometimos que los íbamos a buscar hasta encontrarlos”, dijo Lucía Díaz.

Una investigación de Quinto Elemento Lab reveló este año que se han encontrado cerca de 2 mil fosas clandestinas en el país entre 2006 y 2016. Durante esos 10 años se recuperaron 2 mil 884 cuerpos, de los cuales sólo mil 738 han sido identificados.

Veracruz, con 332, es el estado donde se han encontrado más fosas en ese periodo, y la de Colinas de Santa Fe es la más grande de todas hasta el momento.

Video relacionado:

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Adam Schemm

Lo que podemos aprender de la foto de un hombre que quiso tomar una cerveza antes de morir

Norbert Schemm, de 87 años, bebió una cerveza con sus seres queridos antes de morir. Su foto provocó que otras personas comenzaran a compartir sus historias de despedida.
Adam Schemm
27 de noviembre, 2019
Comparte

¿Por qué una foto de un hombre mayor tomando una cerveza antes de morir llama la atención de tantos extraños en todo el mundo?

Todo lo que quería Norbert Schemm, estadounidense de 87 años, en sus últimos momentos, era estar rodeado de sus seres queridos mientras tomaba una cerveza.

Juntos, los integrantes de la familia hablaron, se rieron y recordaron cómo había sido ese momento antes de tomar la foto que el hijo de Schemm, Tom, compartió con el grupo familiar en Whatsapp.

Pero horas después, cuando Schemm murió y su nieto Adam publicó la foto en las redes sociales, toda la familia quedó abrumada por la cantidad de extraños que comentaron esa última imagen.

Este martes, la foto había superado los 4.000 comentarios, 30.000 retuits y 317.000 favoritos solo en Twitter. Y se compartió en Reddit y otras redes sociales.

“Mi abuelo estuvo relativamente sano en el transcurso de su vida, pero fue el domingo de la semana pasada mientras estaba en el hospital cuando se dio cuenta de que sería el final”, contó Adam.

“Entonces el lunes llamó a sus nietos para informarnos. Tomamos la foto el martes por la noche y el miércoles murió de cáncer de colon en etapa cuatro”, añadió.

“Mi papá nos dijo que el abuelo quería una cerveza y ahora, cuando miro esa foto, me consuela. Puedo decir que mi abuelo está sonriendo. Él está haciendo lo que quería hacer: fue un momento improvisado“.

Mi abuelo murió hoy.Anoche, todo lo que quería hacer era tomar una última cerveza con sus hijos“, escribió Adam Schemm en su cuenta de Twitter.


Sentimiento de comunidad

Adam dijo que dudó en publicar la foto en redes sociales por el contexto agridulce, pero decidió hacerlo porque era un momento hermoso.

“En realidad nos ayudó con nuestro dolor. Es reconfortante ver que mis abuelos y sus hijos estuvieron todos juntos en sus últimos momentos“, aseguró el nieto.

También dijo que la familia había estado rastreando para ver qué tan lejos había llegado la imagen y les encantó que tanta gente la estuviera compartiendo.

“Parece haber tocado un sentimiento de comunidad y claramente es un momento con el que muchas personas se sienten identificadas. Los comentarios (que recibimos) fueron muy amables y hemos visto fotos de personas levantando botellas de cerveza en su honor”.

“Pensé que personas que lo conocían podrían querer verlo y responder, pero no tenía idea de a cuántas personas parece haber ayudado” esta foto, agregó Adam.

“Me llevó al pasado”

Ben Riggs fue uno de esos extraños que sintió el impulso de responder a la foto en Twitter. Publicó una imagen de su propio abuelo Leon Riggs, de 86 años, disfrutando de un último cigarro y una cerveza.

Ben le dijo a la BBC que vio la foto de Adam en la red social y le recordó el pedido final de su abuelo cuando murió en 2015.

“No borro las fotos de mi teléfono. Volví a mirarla y me sentí obligado a responder y compartir mi propia foto. Me llevó al pasado y ver a alguien más experimentar esa última felicidad antes de la muerte fue un lindo sentimiento”, comentó.

No te conozco... pero te entendí. Días antes de que mi abuelo muriera, nos dijo a mi papá y a mí que quería un cigarro y una cerveza. Lo hicimos realidad. Lo siento por tu pérdida. ¡La sonrisa de tu abuelo es para el recuerdo!, escribió Ben Riggs en Twitter.


Ben contó que su abuelo tenía mal de Alzheimer y que su memoria era inestable, pero hacia el final, él y su padre sintieron que era importante cumplir su último deseo.

“Si bien la muerte nunca llega en el momento adecuado, creo que es importante siempre tratar de encontrar el lado positivo”.

Ben recordó que la noche en que murió su abuelo, él, sus hermanos y su padre se reunieron para conmemorar el fallecimiento y celebrar la vida.

Tomaron otra foto familiar. Trágicamente, el padre de Ben, Mike, murió inesperadamente al día siguiente de insuficiencia cardíaca. Él dice que ambas imágenes finales le trajeron mucho consuelo.

De izquierda a derecha: Michael Riggs JR, Ben Riggs, Mike Riggs, Alex Riggs.

Ben Riggs
Ben Riggs perdió a su padre y a su abuelo en el lapso de 48 horas, pero encuentra consuelo en que él y sus hermanos se tomaron una foto con su padre horas antes de morir.

Un último trago

Brigid Reilly también respondió al tuit original de Adam con una imagen de su abuela Theresa Meehan, quien murió en octubre de este año por insuficiencia cardíaca y renal a los 84 años.

“A mi abuela la pusieron en cuidados paliativos, así que sabíamos que pronto moriría”, le contó Brigid a la BBC.

“Hacia el final de su vida, mi familia quería llevarle sus cosas favoritas, que incluían sushi, música de Frank Sinatra, su bebida preferida, que era Baileys y estar todos juntos. Cuando se acercó el momento, ella pidió que todos bebiéramos un trago final”.

Brigid relató que imprimieron esa foto y la mostraron en el funeral de su abuela.

“Hicimos un video conmemorativo de su vida y la incluimos en él. Creo que tengo mucha suerte de haber tenido esos últimos momentos con ella”.

rodeada por su familia mientras todos toman un trago de licor Bailey.

Meehan family
Theresa Meehan quería beber el licor Baileys con su familia cuando llegó al final de su vida.

Pero ¿qué tiene la imagen de Adam que llevó a cientos de miles de personas a comentar?

¿Por qué la foto se hizo popular?

Para Ann Neumann, autora de The Good Death (La buena muerte), la foto “ha resonado porque es algo que todos anhelamos.

“La imagen nos da la oportunidad de pensar en nuestros seres queridos y unirnos a la familia Schemm en este momento tan profundo”, agregó Neumann.

“Pero también nos da la oportunidad de llorar con ellos. Al hacerlo, podemos pensar en nuestros propios seres queridos, ancianos, enfermos, moribundos y muertos”.

Neumann opinó que la imagen captura lo que todos querrían en su última noche: estar rodeados de seres queridos.

“Pocos de nosotros conocemos el momento de nuestra muerte. Vivimos vidas remotas, con miembros de nuestra familia que residen en otros estados o países. Hay millones de historias de hijos adultos que pierden la muerte de sus padres debido a la distancia”, describió.

Perder la oportunidad de decir adiós es un gran temor humano. La oportunidad de compartir esta rara y hermosa última reunión resuena porque es una versión de un ideal muerte”.

“Si hay una lección en esta foto, es marcar y apreciar todo el tiempo que tenemos con los que amamos. Levantar una cerveza, tomarse de las manos, compartir historias. El tiempo es finito“, reflexionó.

Una mujer sostiene un teléfono y le da me gusta a una foto.

Getty Images
Para el especialista en duelo Kenneth J Doka, en la actualidad usamos la tecnología para lidiar con la muerte como en el pasado los egipcios usaban las pirámides.

¿Por qué compartimos fotos de gente en su lecho de muerte?

El doctor Kenneth J Doka, consejero de duelo en la Fundación Hospice of America y expresidente de la Misión del Grupo Internacional de Trabajo sobre la Muerte y Duelo, dijo que no hay nada correcto que decir o hacer cuando se trata de los momentos finales de una vida.

“Creo que la clave es escuchar y cuando alguien se muere dejar que compartan su momento de importancia”.

Describió la foto como una imagen encantadora y agregó que no le sorprendió que Adam publicara en las redes sociales lo que podría haberse considerado un momento privado.

“Siempre hemos usado la tecnología para lidiar con la muerte. Los antiguos egipcios usaban pirámides; lo que estamos haciendo ahora es adaptar nuestros rituales a la tecnología disponible”.

Adam opinó por su parte que su abuelo habría encontrado toda esta atención sorprendente.

“No creo que le hubiera importado. Se hubiera reído“.

“Creo que la mayor lección que se debe aprender y lo que creo que diría mi abuelo es ‘ser amable, amarse y que la familia es importante’“, concluyó.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=NphJULxY5ng

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

https://www.youtube.com/watch?v=Tp_aP5MRVvE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.