Adultos mayores trabajan por bajos sueldos y reciben pensiones precarias
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Adultos mayores trabajan por bajos sueldos y reciben pensiones precarias

Con pensiones de 2 mil pesos después de años de trabajo o apoyos sociales por la misma cantidad bimestral, las personas de 68 años y más buscan trabajar para completar sus ingresos, pero solo encuentran empleos precarios.
Cuartoscuro
18 de septiembre, 2019
Comparte

Félix Saucedo, de 78 años, trabaja seis horas diarias, durante seis días a la semana. Tiene ya su Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores. Recibe 2 mil  550 pesos cada dos meses. También tiene pensión por el IMSS. Pero no le alcanza para cubrir sus gastos y debe trabajar. 

Vive en Tlalnepantla, Estado de México, y afirma que el apoyo federal para los adultos mayores nunca lo dejó de recibir. “No me cambiaron ni la tarjeta, en la misma que me dieron desde que estaba Felipe Calderón de presidente, en esa misma me depositan”. 

Leer más: Programa de pensiones para adultos mayores funcionará al 100% en 6 meses, promete AMLO

También recibe su pensión del IMSS, de 2 mil 500 pesos al mes. Es la compensación que tiene por trabajar 27 años en un expendio de desperdicios industriales. 

Pero ni con las dos le alcanza, y eso que ya solo se ocupa de sostener a su esposa. Por eso trabaja como empacador en el Chedraui de Mundo E. Aunque dice que también lo hace para estar activo. “Si me quedo en la casa es la muerte. Mientras pueda voy a trabajar, sino llegan las enfermedades”.

Don Félix trabaja seis horas: de 12 a 5 de la tarde. Dice que los únicos días que el trabajo es pesado y sí se agota es durante los fines de semana: sábado y domingo. Solo los viernes descansa. 

La cadena de supermercado no le paga un sueldo. Solo se lleva lo que le dan de propinas, entre 200 y 300 pesos diarios. Por todo se lleva unos 10 mil al mes. “Por eso mi esposa no tiene necesidad de trabajar ahorita. Ella prefiere estar en la casa y así cocina. Tiene 65 años. Ya pensábamos que este año le tocaba también su pensión, pero ahora se tendrá que esperar tres años más, hasta los 68 como lo estipuló el nuevo gobierno”. 

Los datos de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los hogares (ENIGH) indican que en 2016 había en México 9.6 millones de personas de 65 años y más (8% de la población total). 2.9 millones (31%) tuvieron ingresos de una pensión contributiva –1.2 millones de mujeres (23%) y 1.8 millones de hombres (40%) – a través de los institutos como el Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), u organismos como el Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM) y Pemex.

En tanto, 4.7 millones (49%) recibían ingresos por pensiones no contributivas, es decir, beneficios sociales como el Programa 65 y más u otros de tipo asistencial estatales y municipales.

En total, la cobertura de ambos era, hasta 2016, de 7.1 millones de personas (74% de las de 65 años y más). Solo 6% de los adultos mayores tenía ambas, contributiva y de apoyo social, y 26% no reportaba ingresos por ninguna de estas dos. 

El gobierno federal tiene ahora la meta de entregar la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores a 8 millones de beneficiarios de más de 68 años y de 65 si son integrantes de un pueblo indígena.

El lunes 9 de septiembre, durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, la titular de la Secretaría del Bienestar, María Luisa Albores, informó que había un avance de 93.6 % en la meta establecida para 2019 respecto a los apoyos de la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores al haber beneficiado a 8 millones 38 mil 469 inscritos. Pero como el  padrón no es público, no hay forma de confirmar esos datos. 

Este portal solicitó varias veces una entrevista a la Secretaria de Bienestar para hablar de los avances del programa, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Te puede interesar: Más para becas, adultos mayores y reforestación en el presupuesto y menos para jóvenes

Desprotegidos 

De acuerdo al estudio Ingresos y Gastos del Adulto Mayor en México de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), la falta de cobertura del sistema de seguridad social y los bajos montos de pensión, o la falta de esta, son factores que han llevado a mantener económicamente activos a las personas de este grupo de edad. Por ejemplo, de los hombres que no tienen pensión, 71% tiene una actividad laboral y 23% de las mujeres.

La distribución de ingreso, documenta el estudio, indica que 75% de las mujeres con ingresos tiene percepciones menores a 3 mil 005 pesos al mes, mientras que 75% de los hombres tiene ingresos menores a 5 mil 902 pesos.

Gregoria Estrada Pérez, de 77 años y habitante de la alcaldía de Iztapalapa, está en el grupo de los que no tiene ningún tipo de pensión. No le llega ya la alimentaria de la Ciudad de México que recibía y tampoco le dan la del gobierno federal. Dice que ya le llegó, desde hace semanas, la nueva tarjeta donde le van a depositar, pero aún no tiene saldo. 

La Secretaría de Inclusión y Bienestar Social capitalina dice que aunque el padrón ya no está bajo su responsabilidad, tiene datos de que hasta ahora, 97% de los beneficiarios ya recibe el apoyo federal y que la mayoría nunca dejó de recibir la pensión alimentaria. “Solo no se dio en casos muy específicos, por alguna inconsistencia o por alguna cuestión particular”. 

Doña Gregoria es una de esas “cuestiones particulares”. Su esposo, de 82 años y hojalatero de profesión también. Él tampoco recibe ningún tipo de pensión. “Antes los dos teníamos la tarjeta para ir al súper, de ahí nos ayudábamos, porque mi esposo no recibe pensión por el IMSS, como no era asalariado. Ahora sin eso de la pensión alimentaria la estamos pasando muy mal”.

Dice que a su esposo le caen trabajos de hojalatería de vez en cuando. Como ya es mayor, no puede trabajar mucho. Saca unos mil pesos a la quincena, pero a veces eso es lo que gana en todo el mes. 

Doña Gregoria se las ingenia para tener ingresos. Teje bolsas que vende en 200 pesos, pero las tiene que dejar a pagos. Se tarda hasta un mes en acabar una porque tuvo una hemiplejia cerebral y le quedó casi inmóvil una parte del cuerpo. Por eso usa bastón y no puede tejer muy rápido. También vende comida, entre los conocidos. Intentó establecerse en un mercado, pero la quitaron por no tener permiso. Por todo no saca más de mil pesos al mes. 

Los datos de la ENIGH indican que el gasto monetario de los adultos mayores es, en promedio, de 3 mil 194 pesos mensuales. El de alimentos es el principal rubro de consumo con un monto de mil 199 pesos (38% del total), seguido del gasto en transporte con 575 (18%) y el de la vivienda con 380 pesos (12%). De acuerdo a la encuesta, el gasto en salud tiene un monto relativamente menor de 157 pesos (5% del total).

Doña Gregoria dice que se ha vuelto experta en ahorrar. “Me voy al mercado y compro 10 pesos de nopales, 10 pesos de jitomate, 20 pesos de queso, y ya con eso me hago un guiso. Compro también 20 pesos de huauzontles y ahí ya sale para la comida de otro día y así le vamos haciendo”. 

La señora no paga renta. Su papá le dejó una pequeña propiedad y ahí vive con su esposo. Pero tiene que pagar los servicios. Dice que el último recibo de luz le llegó de 150 pesos y 300 el de agua. El gas tratan de ahorrarlo todo lo que pueden, solo compran un tanque cada mes y medio.

Entérate: Reglas de operación de la pensión para adultos mayores no condicionan a tener cuenta con un banco específico

Salud costosa

Matilde Castro Nava tampoco recibe todavía la pensión para adultos mayores del gobierno federal. Para ganar dinero va de casa en casa vendiendo cosméticos Avon. Tiene 73 años y la secuela de un accidente: una fijación en la rodilla derecha. Necesita usar bastón para hacer su vendimia. El esfuerzo no le vale para tener un buen ingreso. “Las ventas han bajado mucho. Ahorita saco unos mil 500 o 2 mil pesos al mes, pero de ahí solo el 20% son para mí”, dice. Lo demás se lo lleva Avon.

Antes tenía el apoyo de la pensión alimentaria del gobierno capitalino (la tarjeta rosa para comprar en el súper), pero ya no le llega. “Lo único que estoy recibiendo son los mil 160 pesos de la tarjeta azul del programa anterior del gobierno federal, el que era de Sedesol, ese dinero me sigue llegando cada bimestre, pero es menos de los 2 mil 550 que se supone debería ya recibir”.

Con ese apoyo y lo que gana de los cosméticos debe pagar su comida, ropa, servicios y cualquier otra necesidad. Los padecimientos se los atiende en un centro de salud del seguro popular, porque no tiene seguridad social, y aunque dice que el servicio médico es bueno, no hay las medicinas adecuadas. 

“La ultima vez me dieron una que no me hacía efecto. Me la tuvo que comprar una de mis hijas, y nos sale en 650 pesos cada frasco, uso uno al mes. De todos los gastos, los de mis medicamentos son los que más me preocupan”.

De acuerdo al estudio Ingresos y Gastos del Adulto Mayor en México de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), del total de adultos mayores con pensión contributiva, 70% menciona estar afiliado al IMSS y 18% al ISSSTE (o ISSSTE estatal); caso contrario ocurre con aquellos que no tienen una pensión contributiva, quienes, en su mayoría, están afiliados al Seguro Popular.

Doña Matilde cuenta que tiene tres hijas que le ayudan en lo que pueden, “pero ya tienen sus familias y muchos gastos”. De su marido no sabe nada hace más de 25 años, cuando salió de la casa y no regresó.

Desde enero, le prometieron en un mitin del presidente Andrés Manuel López Obrador que le darían una tarjeta nueva y el apoyo; está en espera de la pensión que un mes tras otro no llega.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: por qué Nueva York pasó a tener más del 6% de los casos de covid-19 en el mundo

Epicentro del covid-19 en Estados Unidos, Nueva York debe prepararse para un escenario sombrío, según las autoridades. Analizamos con expertos los motivos para el rápido contagio del virus en la ciudad.
24 de marzo, 2020
Comparte
Manhattan

Getty Images
Las calles de Manhattan están desiertas por las restricciones para detener al coronavirus.

Paralizada por el raudo avance del coronavirus, Nueva York ha pasado de ser “la ciudad que nunca duerme” a un silente e irreconocible epicentro de la pandemia en Estados Unidos, a la espera de lo peor.

La cantidad de casos de covid-19 confirmados en el estado de Nueva York trepaba a 25,665 este martes, casi 5,000 más que el día previo, más de la mitad de los registrados en EE.UU. y 6.5% del total mundial.

Más de 14,000 de esas personas infectadas están en la ciudad de Nueva York, que suma cerca de 40% más casos confirmados per cápita que Italia, el país con más muertos por el virus y el segundo con más contagios registrados después de China.

La pandemia se había cobrado hasta este martes 125 vidas en Nueva York.

El gobierno estatal aumentó gradualmente las restricciones en procura de bajar la ola de contagios, con el cierre de escuelas, restaurantes y otros comercios, así como el pedido a la gente de que evite salir a la vía pública.

Estas medidas han vaciado y silenciado las calles de la ciudad de los rascacielos, pero aún parecen lejos de lograr su objetivo y las autoridades advierten que el panorama es sombrío.

Andrew Cuomo

AFP
Andrew Cuomo, el gobernador de Nueva York, pidió ayuda al gobierno federal para enfrentar la crisis.

“El índice de nuevas infecciones se duplica cada tres días. Eso es un aumento dramático”, dijo este martes el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y advirtió que el punto álgido de la crisis se proyecta más alto y temprano que lo previsto, entre 14 y 21 días a futuro.

La pregunta, entonces, es por qué Nueva York ha llegado a esta situación y cómo intenta revertirla.

“El entorno perfecto”

El repentino aumento de casos comprobados de coronavirus en Nueva York se debe tanto a la alta tasa de contagio de la infección como a un salto significativo en las pruebas realizadas para detectarla.

El número de personas sometidas diariamente a tests del virus en Nueva York pasó de 1,000 a 16,000 en los últimos 10 días, después que el estado fuera autorizado por el gobierno federal a realizar las pruebas por su cuenta, dijo Cuomo.

Calles Manhattan

BBC Mundo
Las autoridades de Nueva York ordenaron cerrar comercios no esenciales y que la gente que evite salir de sus casas.

Agregó que el ritmo actual de tests en Nueva York es el mayor de EE.UU. y supera incluso per cápita a lo hecho por Corea del Sur, considerado un caso exitoso de contención del virus mediante pruebas masivas que permitieron detectar y aislar a tiempo a los infectados.

Por otro lado, los expertos señalan que la ciudad de Nueva York tiene características que propician un contagio más rápido del virus que en otras partes del país.

Por ejemplo, los 8.6 millones de neoyorquinos hacen de esta la metrópolis de EE.UU. con mayor concentración de personas: 28,000 por milla cuadrada.

“Los problemas que enfrentamos no son exclusivos” pero “se amplifican en Nueva York debido a la alta densidad de población: vivimos uno encima del otro”, señala Theodora Hatziioannou, profesora asociada de virología en la Universidad Rockefeller en Manhattan.

“Es el entorno perfecto para un virus muy fácil de propagar”, dice Hatziioannou a BBC Mundo.

A esto se añade el hecho de que Nueva York es una ciudad diversa y altamente conectada al mundo, con miles de personas que suelen llegar diariamente desde diferentes regiones.

Puente de Brooklyn

Getty Images
Los expertos temen que lo peor del coronavirus aun está por venir en Nueva York.

“Nueva York está en el epicentro porque somos un centro internacional y obviamente había muchas personas infectadas que habían viajado en las últimas semanas. Estas personas infectadas vinieron aquí hasta que se prohibieron los vuelos desde países muy afectados”, dice Robyn Gershon, profesora de epidemiología en la escuela de salud pública global de la Universidad de Nueva York.

La nueva batalla

Los especialistas creen que las cosas empeoraron en Nueva York además debido a una demora en detectar el avance del virus y tomar las medidas necesarias a tiempo.

De hecho, otros estados de EE.UU. cerraron sus escuelas por el virus antes que Nueva York y el gobernador Cuomo recién aplicó el domingo las mayores restricciones, como ordenar que los trabajadores de comercios no esenciales permanezcan en sus casas o prohibir las reuniones.

El propio Cuomo admitió el lunes que esas medidas de “control de densidad” fueron insuficientes y reclamó al alcalde un plan para imponer más limitaciones, en especial para jóvenes y en parques que el fin de semana tuvieron flujos importantes de visitantes.

La mayor autoridad médica de EE.UU., el cirujano general Jerome Adams, observó incluso que “Nueva York se está aproximando a Italia”, un país que reaccionó tarde según expertos.

“Los números de casos que se ven reflejan lo que ocurrió dos semanas atrás. Demasiadas personas están esperando demasiado para tomarse en serio estos 15 días para detener el contagio”, alertó Adams el lunes en la cadena CBS.

Efectivos de la Guardia nacional se aprestan a instalar un hospital temporaral en un centro de conferencias en Manhattan.

Getty Images
Efectivos de la Guardia nacional se aprestan a instalar un hospital temporal en un centro de conferencias en Manhattan.

El gobernador y el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, reclamaron más ayuda a Washington, por ejemplo exigiendo a las fábricas producir máscaras faciales y respiradores, que comienzan a escasear.

De Blasio sostuvo que sin ese material crítico en algunos días el sistema de hospitales públicos será incapaz de mantener viva a gente que de otra forma sobreviviría.

Cuomo anunció que se pueden necesitar hasta 140,000 camas hospitalarias para recibir personas infectadas con coronavirus, dijo que está hablando con dueños de hoteles para ampliar esa capacidad, mientras que la Guardia Nacional y el Ejército contribuyen a instalar nuevos nosocomios

Sin embargo, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha evitado hasta ahora obligar a las fábricas a producir determinados bienes como en tiempos de guerra e indicó que “pronto” espera que el país retome la actividad económica.

“No podemos dejar que el remedio sea peor que la enfermedad”, tuiteó Trump el lunes, en alusión a la debacle económica que ocasionan las medidas sanitarias.

Donald Trump

Getty Images
Donald Trump: el presidente de EE.UU. dijo que el país “no fue construido para estar cerrado”.

Los expertos, en cambio, recomiendan el camino opuesto, sobre todo para Nueva York.

“A menos que haya acceso a una enorme cantidad de pruebas para comenzar a evaluar a todos (…) el distanciamiento social es la única medida que tenemos para tratar de contener la epidemia”, dice Hatziioannou.

Según ella, el virus probablemente se encuentra en Nueva York desde enero y la falta de pruebas disponibles impidió detectarlo y determinar con qué rapidez se expandía.

“La lección es limitar el contacto con personas que podrían estar potencialmente infectadas: la mejor manera de hacerlo es mediante pruebas rápidas de casos sospechosos y forzar el autoaislamiento de las personas infectadas, si no requieren hospitalizaciones”, dice por su lado Gershon a BBC Mundo.

“Si requieren hospitalización”, agrega, “deberían estar aislados allí”.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Zh_SVHJGVHw

https://www.youtube.com/watch?v=bDSon-ZHCQM&t=521s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts