En 16 años baja el consumo de tabaco y aumenta el de marihuana en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En 16 años baja el consumo de tabaco y aumenta el de marihuana en México

El país se ubica entre los países con un consumo cada vez mayor de marihuana de acuerdo al Consejo Nacional para la Prevención de Adicciones.
Cuartoscuro
21 de septiembre, 2019
Comparte

El consumo de tabaco es un problema de salud pública que, en algunos casos, también se encuentra vinculado con el consumo de drogas, particularmente la marihuana.

México se ubica entre los países con un consumo cada vez mayor de marihuana de acuerdo al Consejo Nacional para la Prevención de Adicciones (CONADIC) y en menor proporción de tabaco según la Organización Mundial de la Salud.

En el año 2000, el 24% de los mayores de 15 años consumían tabaco mientras que el 2.5 % consumían marihuana, para 2011, 16.6% consumían tabaco y el 6% de los mayores de 15 años consumían marihuana.

Cinco años después, siguió la tendencia: menos consumo de tabaco y más consumo de marihuana entre personas mayores de 15 años.

Para 2016 el consumo se mantuvo de forma similar, tabaco el 14% de la población; equivalente a 12.5 millones de personas y marihuana 8.6%, equivalente a 8.26 millones de personas.

Este comportamiento muestra una asociación entre el consumo de tabaco y marihuana, (correlación alta -0.93), lo que significa que el descenso en el consumo de tabaco ha estado acompañado de un incremento en el consumo de marihuana.

La tendencia de los últimos 16 años, muestra un comportamiento sostenido en estas dos variables.

En 2016, la media internacional de consumo de tabaco se ubicó en 20.48% de la población de 15 años y más, lo que ubicó a México en el lugar 45 de los 186 países considerados. Kiribati –al norte de Australia-, así como Montenegro y Grecia en Europa fueron los de mayor consumo con 47%, 45.9% y 43.4%, respectivamente.

En este contexto, en México destacó el nuevo incremento de impuestos al tabaco y la posible despenalización de la marihuana para fines recreativos.

En el Paquete Económico 2020 y como parte de la Reforma Fiscal se considera un aumento de impuestos de miscelánea a productos como las bebidas gasificadas con saborizantes artificiales y los cigarros; éstos últimos con un aumento de 35 a 50 centavos por cigarro de tabaco labrado que se consuma, medida por la que se pretende recaudar 3 mil millones de pesos y que se espera reduzca su consumo hasta un 5 %.

En cuanto a la legalización de la marihuana para uso lúdico, destacó el Conversatorio “Rumbo a la Regulación de la Cannabis” organizado por el Senado de la República, que contó con la participación del ex comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, Gil Kerlikowske, quien señaló que para llevar a cabo este proceso, se requiere un sistema exitoso en la producción y regulación del mercado, aplicando el seguimiento del producto desde el origen de las semillas, los cultivos y los laboratorios de pruebas, hasta la comercialización.

Lo anterior, como clave para controlar el riesgo de muertes por accidentes vehiculares, e impedir que esta droga llegue a niños y jóvenes, población más vulnerable al ser en los que el consumo de estas sustancias afecta el desarrollo cognitivo.

Brasil: camioneros bloquean carreteras en 26 estados del país para protestar por derrota de Bolsonaro

Las manifestaciones no tienen un liderazgo claro ni el apoyo de todos los camioneros, algunos de los cuales respaldan a Lula y están en contra de las protestas.
1 de noviembre, 2022
Comparte

Poco después de que este domingo se confirmara la victoria de Luiz Inácio Lula da Silva en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil frente a Jair Bolsonaro, grupos de camioneros bolsonaristas y otros simpatizantes del actual mandatario comenzaron a cerrar carreteras.

Hasta la noche de este lunes, se habían registrado 342 protestas -con bloqueos parciales o totales- en los 26 estados del país, reportó la Policía Federal de Carreteras (PRF, por sus siglas en portugués).

Los estados con más bloqueos son Santa Catarina (48), Rio Grande do Sul (43) y Mato Grosso do Sul (42).

Las autoridades han comenzado a tomar acciones, luego de que las protestas de los transportistas interrumpieran el tránsito durante más de 12 horas en algunas zonas del país.

Reestableciendo la normalidad

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, ordenó el lunes a la policía que comenzara a levantar los bloqueos de las carreteras y demás vías públicas.

Vista área de uno de los bloqueos

Reuters
Uno de los bloqueos registrados en las últimas horas en el estado de Mato Grosso, uno de los grandes productores de granos del país.

La instrucción la giró el funcionario en respuesta a una demanda presentada por la Confederación Nacional de Transportes (CNT), en la cual advirtió que la Constitución ciertamente reconoce el derecho a la protesta, pero advirtió que el mismo no puede ejercerse “de forma abusiva y amenazando la protección de los derechos y libertades de los demás”.

De Moraes dejó en claro que si a partir de la medianoche de este martes los camioneros no cumplían sus instrucciones entonces serán multados con 100.000 reales por hora (US$ 19.305).

Pero el juez no solo tomó medidas contra los manifestantes, sino también contra la policía. Así tras asegurar que hubo “omisión e inercia” por parte de la PRF el presidente del TSE amenazó con imponerle también una multa de 100.000 reales al director del organismo, Silvinei Vasques, y con destituirlo en caso de que no cumpla su orden.

“La posición del presidente determinará el rumbo de las protestas”

Janderson Maçanero, un camionero de Itajaí (Santa Catarina) que participa en las protestas, dice que en su ciudad apenas 20% de los manifestantes son camioneros y que el resto son ciudadanos de diferentes profesiones.

Protesta de seguidores de Bolsonaro.

Reuters
Neumáticos quemados son utilizados para bloquear las rutas.

Lo que está planteado, la no aceptación del nuevo presidente, es distinto del objetivo de otras protestas en las que participó el camionero, como en 2014, cuando se hizo un paro para reclamar una baja en los precios de los combustibles, y en 2019, cuando exigían la contratación directa de los camioneros sin intermediarios.

También asegura que las protestas no tienen un liderazgo directo ni un reclamo específico.

Algunos, por ejemplo, defienden un golpe de Estado militar -que dice que no es su caso-, pero todos tienen en común el rechazo a Lula y la no aceptación de la victoria del Partido de los Trabajadores (PT) en las elecciones.

“Es la posición del presidente la que va a determinar el rumbo de las protestas. Estamos esperando que hable. O Bolsonaro va a la guerra, o desaparece de la escena política, porque entonces es no el líder que pensábamos”, expone.

Dice que “ir a la guerra”, para él, es no aceptar el resultado, pero no describe exactamente cómo podría desarrollarse esto, ya que él mismo aclara que no apoya un golpe militar. Dice que espera que el presidente anuncie la solución.

Janderson Maçanero, camionero de Itajaí (Santa Catarina).

Archivo personal
Janderson Maçanero, camionero de Itajaí (Santa Catarina).

Agrega que la aceptación de los resultados por parte de Bolsonaro sería una decepción para él y muchos de sus colegas.

Sobre cuánto podría durar el paro, explica que “el tiempo es relativo” para los camioneros: “Aquí estamos en casa. Nuestro camión tiene un lugar para comer, un lugar para dormir… Esta es nuestra rutina diaria”.

“Creo que no habrá dificultad en negociar con el gobierno de Lula”

Wanderlei Dedeco, un camionero de Curitiba (Paraná), que actúa como “asesor” de los líderes de los camioneros, según su propia descripción, está en contra de las huelgas y dice que hasta el comienzo del día no creía que las protestas durarían mucho tiempo, pero ya comenzó a ver el escenario con “otros ojos”.

“Las manifestaciones están creciendo rápidamente y no hay una intervención inmediata de la PRF como ha habido en otras ocasiones. Además, la demora de Bolsonaro en pronunciarse puede contribuir a la propagación de las protestas“, apunta.

Wanderlei Dedeco, camionero de Curitiba, Paraná

Archivo personal
Wanderlei Dedeco, camionero de Curitiba, Paraná

“Las protestas están siendo hechas por camioneros enojados, que no aceptan perder, y por empresarios que creen que perderán algo con el gobierno de Lula. Pero la democracia estuvo presente ayer, así es cómo funciona el juego”, dice.

A pesar de las protestas, hay representantes de los camioneros que creen que existe la posibilidad de diálogo con el gobierno de Lula.

Dedeco fue uno de los líderes de la huelga de camioneros de 2018 y, a diferencia de los camioneros activos en estas protestas, apoyó a Lula en la segunda vuelta de las elecciones.

Protesta de seguidores de Bolsonaro.

Diego Vara/Reuters
A pesar de las protestas, hay representantes de los camioneros que creen que el gremio tiene posibilidades de dialogar con el gobierno de Lula.

Yo una vez fui crítico del PT y de Lula, creía en el Lava Jato. Pero si el Supremo Tribunal Federal no lo condenó, ¿quién soy yo para hacer eso? Yo voté por Lula y ahora quiero verlo gobernar. Puedes estar seguro de que lo voy a criticar, a diferencia de los bolsonaristas que estaban ‘deificando’ a Bolsonaro y aceptaban todo lo malo que hacía”, afirma.

En su opinión, los camioneros tienden a beneficiarse de la elección de Lula: “Con el gobierno de Bolsonaro no había condiciones para sentarse a negociar. El gobierno de Lula siempre ha sido más democrático, abierto a escuchar lo que estaba bien y lo que no. Creo que no tendremos dificultad en negociar con el gobierno de Lula”, opina.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.