“Nos dejan a merced de los coyotes”, reclaman pescadores ante recorte de 52% en apoyos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

“Nos dejan a merced de los coyotes”, reclaman pescadores ante recorte de 52% en apoyos

Sin apoyo para invertir en equipamiento ni acceso a créditos y con precarias condiciones laborales, los pescadores de pequeña escala no tienen más opción que vender su producto al precio que los intermediarios se los quieran comprar.
Cuartoscuro
12 de septiembre, 2019
Comparte

Miriam Pérez Arroyo, pescadora y representante de la Sociedad Cooperativa Trabajadoras del Golfo de Santa Clara, y sus compañeras de jornada tenían planes para avanzar. Quieren dejar de trabajar de forma artesanal y tecnificarse un poco, quizá después exportar el producto.

“De eso hemos hablado mucho. Y ahora, ¿qué les voy a decir a mis compañeras? Que no habrá apoyos porque el gobierno recortó otra vez los recursos para el sector. Para mí es muy difícil decir eso. Para los funcionarios a la mejor no es nada, pero para nosotras no solo significa no avanzar, a la mejor, en unos meses, tendremos que cerrar”, dice Miriam.

Leer más: Atún, mero y huachinango, entre las especies en peligro por la sobreexplotación

Los recursos para apoyar a los pescadores han disminuido. Lo que antes se llamaba el Programa de Fomento a la Productividad Pesquera y Acuícola y que ahora es el Programa para el Desarrollo Pesquero y Acuícola tuvo en 2018 un monto asignado de mil 932 millones 500 mil pesos.

Para 2019 tiene un presupuesto, modificado a junio, de mil 217 millones 093 mil 272 pesos, una disminución de 38.8% en términos reales, con respecto al año anterior. 

En 2020 tendrá, si los diputados lo aprueban así, una mayor reducción, de 52.6%, en términos reales, al pasar de mil 217 millones 093 mil 272 pesos a 593 millones 987 mil 925 pesos. 

Además, del presupuesto para 2019, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), la dependencia que tiene a cargo este programa, apenas gastó, a junio pasado, 117 millones 823 mil 783 pesos, lo que quiere decir que la mayor parte de los recursos no ha bajado a los beneficiarios

En las comunidades que se dedican a la pesca en pequeña escala o ribereña, es decir en cuerpos de agua interiores, como bahías, lagunas o en el mar, pero hasta el límite de 3 millas náuticas, y a bordo de precarias embarcaciones, los recortes de presupuesto a ese programa pegan como un tsunami.

Ahí está considerado el componente de impulso a la capitalización para modernizar embarcaciones, el subsidio a diesel marino y gasolina ribereña, el de BIENPESCA, que consiste en otorgar un apoyo económico directo a los pescadores, también está el componente de ordenamiento y vigilancia pesquera y acuícola, que evita, entre otras cosas, la pesca ilegal.

La falta de apoyos enfocados en impulsar la productividad del sector y del acceso al crédito –que parecen reservados para los grandes acuicultores y sus cultivos de pescados y mariscos en grandes tanques o piscinas–, junto a las precarias condiciones de trabajo dejan a los pescadores ribereños y sus familias con una sola opción, alimentar a los coyotes: los intermediarios que son quienes se llevan las ganancias.

A la orilla de las lagunas o las bahías llegan estos personajes para comprar lo que sacan los pescadores en sus pequeñas embarcaciones. Sin sistemas de refrigeración ni cadenas de transporte y reparto, no les queda más opción que vender su pescado recién sacado del agua, antes de que se eche a perder.

“Los pescadores ribereños estamos obligados a vender a como llegue el coyote a comprar. Un kilo de pescado a pie de playa, lo pagan a 6 pesos, después ellos por llevarlo a Guadalajara a Monterrey le ganan cuatro, cinco veces más”, dice Jesús Camacho, presidente de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas.

Si los pescadores contaran con apoyo para invertir en redes de frío y transporte, ellos podrían trasladar el producto, asegura, “tal vez no hasta los grandes centros pero sí podríamos saltar la barrera del coyote. Con el recorte a los apoyos, nos dejan a su merced”.

Algo similar sucede con Miriam y sus compañeras. Ellas iniciaron su negocio en 2015. Consiguieron del gobierno un apoyo para hacerse de un local y fue todo, pero pudieron arrancar. Lo que hacen es darle valor agregado al pescado para venderlo de manera local.

“Empezamos 12 y seguimos 10, somos amigas, vecinas. Queríamos hacer algo para ayudar a nuestras familias y vimos que las personas tienen cada vez menos tiempo para limpiar, filetear o preparar un pescado, así que nosotras lo hacemos, pero todo es a mano, de forma muy artesanal”.

Te puede interesar: No sabes lo que comes: a tu mesa llega la pesca ilegal y la sobreexplotación de especies

Así es difícil que puedan procesar mucho volumen, aunque tampoco es que tengan mercado para vender más, por eso querían tecnificarse y llegar a otros lugares, quizá hasta exportar. “Sería muy bueno para nosotras, para la familia. Los esposos se las ven duras con la pura pesca –dice Miriam–porque hay poco producto, no hay apoyos, hay que respetar las vedas, y los ingresos merman tanto que hasta el motor de la lancha hay que empeñar”.

Los pescadores también se quejan que durante las vedas impuestas por las autoridades no tienen otras opciones de ingreso. “Lo que dan es un apoyo de 7 mil pesos al año, a través de BIENPESCA, un subsidio por veda, pero nosotros no queremos eso, no queremos dádivas, queremos proyectos, trabajo, pero hay que investigar, hay que buscar y no hay apoyos, no hay capacitación”, afirma Ernesto Gatel, miembro del grupo intercomunitario ribereño del Proyecto Corredor Puerto Peñasco-Puerto Lobos.

Otro aspecto en el que han impactado los recortes es en las labores de inspección y vigilancia por parte de las autoridades para evitar la pesca ilegal. “Se estima que este año la temporada de camarón va a ser muy baja porque no hubo vigilancia, no porque el recurso no se haya reproducido, sino porque no se respetó la veda y va a ser poco la captura que tendremos”, explica Camacho.

Hace falta –dice– que Hacienda, el Congreso, la Sader (Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural) el gobierno en su conjunto, se tomen en serio a este sector. “Nos consideran una actividad residual y aportamos el 23% de la producción pesquera nacional, y podríamos hacer mucho más”.

Apoyar a los pescadores y sus familias, dicen, no solo es una cuestión de justicia social, es también importante para la seguridad alimentaria, para fortalecer el tejido social y dar opciones a los jóvenes frente a la delincuencia, es también por sostenibilidad.

El anuncio de los recortes llega, vía la presentación del proyecto del presupuesto a la Cámara de Diputados, cuando organizaciones de la sociedad civil como Inteligencia Pública, TNC México, CONMECOOP y Environmental Defense Fund (EDF), han hecho público el estudio Impacto Social de la Pesca Ribereña en México, en el que se documentan las precarias condiciones laborales y sociales de este sector.

El estudio encontró que 7 de cada 10 pescadores no tienen seguridad social y la mayoría solo cuentan con estudios de secundaria. De las comunidades pesqueras de Guasave, Sinaloa, en la localidad El Cerro Cabezón, el grado promedio de escolaridad es de 8.3 años, en La Pitahaya es de 6.21, apenas por encima de la primaria.

En cuando a vivienda adecuada, el derecho a agua limpia y al saneamiento es común que las comunidades pesqueras tengan deficiencias como falta de drenaje y agua potable, así como en el suministro de gas y electricidad.

En la zona Kino Tastiota, en la localidad de Sahuímero, en Sonora, 51.8% de las viviendas no tiene excusado, 87% no tiene energía eléctrica y el 100% carece de agua. De los pescadores de jaiba de la zona del Golfo de Tehuantepec solo 3% tiene computadora e internet, 25% tiene teléfono fijo y 46% tiene teléfono móvil.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Sube a 724 la cifra de fallecidos en Haití por el sismo de magnitud 7.2; hay miles de heridos

El sismo fue alertado en la mañana de este sábado por el Servicio Geológico de EE.UU. En un primer comunicado, las autoridades dijeron que los muertos eran 29 pero con el paso de las horas la cifra aumentó significativamente.
Reuters
15 de agosto, 2021
Comparte

Un terremoto de magnitud 7,2 sacudió este sábado el sur de Haití causando al menos 724 muertos y decenas de heridos.

La oficina de Protección Civil de Haití confirmó la cifra de víctimas mortales y señaló que hay al menos 2.800 heridos, situación que ha desbordado los hospitales de las zonas afectadas.

La situación se dificultó debido a una fuerte réplica que se sintió en las horas de la noche de Haití.

Del total de fallecidos, gran parte se produjeron en el sur, según el informe de este organismo.

El terremoto, que también se sintió en República Dominicana y Cuba, ocurre pocos días antes de la posible llegada de la tormenta tropical Grace.

Según el reporte del Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por su siglas en inglés), el epicentro del sismo, de 10 kilómetros de profundidad, se ubicó a unos 12 kilómetros de la ciudad de Saint-Louis du Sud.

Las autoridades locales reportaron daños estructurales en las ciudades Jérémie y Les Cayes, además de la capital, Puerto Príncipe.

Jérémie quedó incomunicada por carretera y su muelle resultó completamente destruido.

En Les Cayes varios edificios se habían derrumbado o sufrido daños importantes, de acuerdo a las autoridades, que dijeron que hay una operación de búsqueda de sobrevivientes.

Map

El terremoto se produjo alrededor de las 8:30 am hora local (12:30 GMT).

Ayuda internacional

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, señaló que la situación es “dramática” y añadió que el sismo provocó “varias pérdidas de vidas humanas y materiales” en varios departamentos del país.

Ariel Henry, primer ministro de Haití

Getty Images
El primer ministro de Haití, Ariel Henry, le pidió a la población que no entre en pánico.

Henry declaró el estado de emergencia por un mes y pidió a la población que no entre en pánico.

“Lo más importante es recuperar el máximo número posible de sobrevivientes bajo los escombros”, dijo el primer ministro.

“Sabemos que los hospitales locales, en especial el de Les Cayes, están sobrepasados por la cantidad de heridos”.

En su cuenta de Twitter, el primer ministro hizo un llamado “al espíritu de solidaridad y compromiso de todos los haitianos” para afrontar “esta dramática situación que vivimos actualmente” a causa del terremoto que se registró este sábado.

Casa derrumbada en Les Cayes, Haití tras el terremoto.

Reuters

Henry compartió fotos aéreas de Les Cayes, ciudad que sobrevoló para tener una mejor idea de cómo canalizar las medidas de emergencia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, autorizó una “respuesta inmediata” de ese país para ayudar a Haití.

Un equipo de expertos en desastres de EE.UU. se encuentra ya en el país caribeño para evaluar “los daños y necesidades” de la población.

Así lo anunció este sábado la administradora de la Agencia de Cooperación para el Desarrollo de Estados Unidos (Usaid, en inglés), Samantha Power, designada por Biden para coordinar la respuesta al sismo.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, también ordenó este sábado enviar todo el apoyo que se pueda a Haití.

Casa derrumbada en Les Cayes, Haití tras el terremoto.

EPA

El presidente dominicano, Luis Abinader, cuyo país comparte con Haití la isla La Española, ofreció ayudar “dentro de sus posibilidades”.

Organizaciones internacionales insistieron en la necesidad de instalar de forma “inmediata” albergues para socorrer a “muchas personas” que han perdido sus hogares.

Save the Children y Unicef destacan la especial vulnerabilidad de niños y adolescentes.

“Estamos profundamente entristecidos por la información sobre las víctimas y los daños causados por el terremoto en Haití”, dijo Bruno Maes, el representante de Unicef en la nación caribeña, en un comunicado enviado a los medios.

“Unicef está trabajando con socios gubernamentales y no gubernamentales para suministrar apoyo a las comunidades afectadas. Expresamos nuestra solidaridad con familias y niños en estos momentos de dificultad”.

Leila Bourahla, directora de la oficina en Haití de Save the Children, habló con The New York Times: “Está claro que esta es una emergencia humanitariaa gran escala“.

La tenista Naomi Osaka anunció que donará todas sus ganancias del próximo torneo que disputará la semana que viene para los esfuerzos de recuperación en Haití, el país del que es originario su padre.

Edificios destruidos

Usuarios de redes sociales compartieron imágenes de edificios afectados por el sismo en la región norte del país.

“Muchas casas están destruidas, hay personas muertas y algunas en el hospital”, le dijo Christella Saint Hilaire, que vive cerca del epicentro, a la agencia AFP.

La agencia Reuters reportó que la situación más difícil se dio en la ciudad de Les Cayes, donde residen 129.000 personas. Allí testigos señalaron el colapso de varios edificios, entre ellos un hotel.

https://twitter.com/JCOMHaiti/status/1426533275858788352

“Igual o peor que 2010”

Milford Milo, habitante de Puerto Príncipe, le dijo a BBC Mundo, que la zona más afectada era sin duda el sur del país.

“En la capital no se presentaron daños, aunque hubo una ola de pánico que hizo que muchas personas salieran a las calles debido a lo que pasó hace 11 años”, anotó Milo.

Un auto destruido tras el terremoto en Haití.

Getty Images

En 2010 Haití fue víctima de un feroz terremoto que dejó cerca de 200.000 muertos y más de 300.000 heridos.

Y para Milo, este terremoto podría tener una dimensión similar.

“Lo que me cuentan las personas que viven allá es que hay muchos edificios colapsados y mucho caos. Estas son provincias donde las construcciones son mucho más frágiles que las que hay o había en la capital en 2010”, señaló.

Edificio derrumbado en Jérémie, Haití.

Reuters

El Sistema de Alerta de Tsunamis de Estados Unidos emitió una advertencia de maremoto después del terremoto, levantándola poco después.

Profunda crisis

Este sismo se produce cuando Haití ya está sumido en una crisis política, humanitaria y de seguridad.

Haití en cifras. [ 11 millones de habitantes ],[ 55% de ellos vive bajo la línea de pobreza ] [ 2004-2017 Años en los que estuvieron las fuerzas de la ONU. ],[ 200.000 muertos dejó el terremoto de 2010. ], Source: Source: BBC Monitoring, Image:

Ocurre además un mes después del asesinato del presidente Jovenel Moìse, mientras que zonas del país se enfrentan a un hambre creciente y los servicios de salud están colapsados por la pandemia de covid-19.

“¡Este país nunca encuentra un descanso! Cada año de mala gestión no dolió, pero los efectos acumulativos nos hicieron vulnerables a todo “, dijo el empresario haitiano Marc Alain Boucicault en Twitter.

“Va a llevar años arreglar las cosas ¡y ni siquiera hemos empezado!”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.