Tribunal de Hidalgo analiza si juez se equivocó al liberar a presunto abusador de una menor
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Tribunal de Hidalgo analiza si juez se equivocó al liberar a presunto abusador de una menor

Si el juez determina que el presunto responsable debe continuar el proceso en prisión podría ser detenido nuevamente.
Cuartoscuro Archivo
6 de septiembre, 2019
Comparte

El Tribunal Superior de Justicia del estado de Hidalgo investiga si fue correcta o no la decisión de la jueza Xóchilt Rodríguez de liberar a Juan N., profesor y presunto responsable de abusar sexualmente de su alumna de 7 años, en una escuela ubicada en el municipio de Tezontepec de Aldama. 

En tanto, la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo abrió una queja sobre el caso para determinar si los funcionarios públicos de la SEP, y el Ministerio Público que han atendido la denuncia interpuesta por la mamá, han realizado su trabajo con apego a la ley o si han incurrido en violaciones a derechos. 

Animal Político publicó el lunes 26 de agosto que pese a una denuncia penal y a un dictamen psicológico que acreditó el abuso sexual sufrido por la pequeña, la jueza del Tercer Circuito de Tula, Xóchitl Rodríguez Camacho, decidió liberar al presunto responsable al avalar el argumento de la defensa que calificó como una “contradicción” que la niña no precisara las fechas en que ocurrieron los supuestos abusos. 

La abogada de oficio que asiste a la víctima, Guadalupe Hernández, apeló la decisión de la jueza el pasado 11 de julio y el trámite fue admitido por el Tribunal Superior de Justicia del estado de Hidalgo, para que un magistrado analice la resolución de la jueza. 

Entérate: De mil denuncias de violencia sexual contra niñas y niños, solo uno llega a condena en México

El Tribunal, presidido por la magistrada Blanca Sánchez Martínez, informó a través de un boletín de prensa que a partir de la apelación “se podrá confirmar, modificar o revocar las resoluciones dictadas por la juzgadora”. 

Además, con base al análisis jurídico de la decisión de la jueza, “se decidirá si la modificación de medidas cautelares que se concedió fue correcta o no, de manera que se defina si el imputado debe seguir el procedimiento en libertad o si debe ser sometido a prisión preventiva oficiosa, como originalmente se determinó”. 

Esto significaría que, de encontrar elementos suficientes que acrediten que el presunto responsable debe seguir el proceso en prisión y no en libertad como hasta ahora, podría ser detenido nuevamente. 

El Tribunal precisó que al al imputado se le atribuyeron dos hechos relativos al delito de abuso sexual en agravio de la niña, pero la jueza consideró que debería vinculársele a proceso sólo por uno de ellos, es decir, continuar la investigación, por lo que ahora se resolverá si ello es debido o si se debe extenderse la vinculación a proceso a ambos sucesos.

Abren queja en Derechos Humanos 

El maestro Juan N. llegó a dar clases a la primaria del municipio de Tezontepec de Aldama, Hidalgo, en 2018 al grupo de primer año. Siguió con ese grupo para el siguiente ciclo escolar y en febrero pasado, según ha declarado la pequeña, comenzaron los abusos. 

Lee: ‘Mi hija fue violada por su padre, y aún no hay justicia’: reclama madre de víctima a 4 años del crimen

La niña pudo decir a su madre lo que el maestro le había hecho cuando no pudo soportar más episodios de pesadillas y miedo, en abril pasado. Después de escuchar el testimonio de su hija, Mónica, a quien se le ha cambiado el nombre por motivos de seguridad, acudió a la escuela para informar a las autoridades y evitar que “ese hombre estuviera cerca de mi hija”. 

El director y supervisor de la primaria prometieron hablar con el maestro. En el encuentro, éste ni siquiera negó las acusaciones, por eso, los directivos recomendaron a la madre que interpusiera la denuncia penal para poder proceder. 

Así lo hizo. Denunció ante la Procuraduría del Estado, ante el Órgano Interno de Control de la SEP del Estado, la SEP Federal y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, pero no ha recibido ni la orientación ni la ayuda necesaria. Desde hace más de cinco meses ha tenido que enfrentar trabas institucionales al mismo tiempo que intenta calmar las permanentes pesadillas y episodios de llanto de la pequeña que vive con miedo permanente. 

La niña declaró que el maestro Juan N. colocó su escritorio al fondo del salón, llamaba a alguna de las alumnas y ponía videos al frente para distraer al resto de alumnos. La pequeña ha dicho que otras tres compañeritas también eran agredidas y en las últimas semanas, ha recordado más detalles de las agresiones por lo que, incluso, se podría clasificar el delito a violación y no sólo abuso sexual.  

El acusado fue aprehendido, pero en las audiencias, su defensa alegó que la niña no podía dar las fechas precisas en que se cometieron los presuntos abusos y la jueza tomó el argumento como válido para dejarlo en libertad. 

Te puede interesar: Hombre abusa de una menor en hospital del IMSS y recibe sentencia de solo 6 años porque aceptó la culpa

Incluso, sin tomar en cuenta que el dictamen psicológico concluyó que la niña presenta “estado emocional alterado en relación con los hechos que se investiga, caracterizado por miedo, angustia, ansiedad, temor, sentimientos de inadecuación ya que carece de defensas psicológicas por su edad para hacer frente a la invasión a su cuerpo, lo que genera alteración psicosexual. Se siente insegura, tensa, bajo presión y amenazas”. 

Al enterarse del caso, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo llamó a la madre para conocer el expediente y tomar su testimonio la semana pasada. Con esos elementos, consideró la pertinencia de seguir investigando la actuación de los funcionarios públicos por lo que abrió la queja número CDHEH-TA-0415-19. 

En entrevista con Animal Político, el presidente de la Comisión, Alejandro Habbib Nicolás, asegura que revisará la actuación de los maestros, directivos de la escuela y el Ministerio Público en el caso, “si fue oportuno, exhaustivo y si fue conforme a derecho”. 

Esta semana han solicitado los informes tanto a la SEP como al Ministerio Público, mismos que deberán ser entregados en los próximos días. La Comisión tendrá hasta cuatro meses para analizar el caso y emitir una resolución, e incluso girar una recomendación si se confirma la violación a derechos humanos. 

Y es que entre las actuaciones de la SEP de Hidalgo está que sólo ha retenido el salario del profesor, pero funcionarios de la dependencia han persuadido a los demás padres a no sumar más denuncias, argumentando que el procedimiento es engorroso. 

También acudieron a la escuela a recabar testimonios de los alumnos del grupo, pero sin solicitar autorización de los padres, por lo que no se enteraron sobre qué ni cómo preguntaron, y esto alteró más a los niños, sobre todo a las niñas presuntamente agredidas, asegura la madre en entrevista. 

En tanto, sobre la actuación de la abogada de oficio Guadalupe Hernández, que asiste a la víctima, se destaca que ni siquiera avisó a la madre de la pequeña para que estuviera presente en dos de las tres audiencias contra el presunto agresor. También dijo que no era necesario que otra de las niñas presuntamente agredidas se sumara a denunciar, aunque la madre de ésta estaba dispuesta a hacerlo. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El caso del hombre con superanticuerpos contra la COVID (y por qué da esperanza a los científicos)

Los anticuerpos de John Hollis son tan potentes que es inmune incluso a las variantes recién descubiertas de la COVID-19.
18 de marzo, 2021
Comparte
John Hollis

BBC
Se podrían diluir los anticuerpos de John Hollis al uno por mil y seguirían matando el 99% de los virus, aseguran los expertos.

El escritor estadounidense John Hollis, de 54 años, pensó que iba a contraer la covid-19 cuando un amigo con el que compartía casa se infectó y enfermó gravemente en abril de 2020.

“Fueron dos semanas en las que sentí mucho miedo”, dice John Hollis. “Durante dos semanas esperé que la enfermedad me golpeara, pero nunca ocurrió”.

Hollis simplemente pensó que había tenido suerte por no contraer la enfermedad.

Pero en julio de 2020, de manera absolutamente casual, Hollis mencionó esa convivencia con una persona muy enferma en una conversación con el médico Lance Liotta, profesor de la Universidad George Mason, en Estados Unidos, donde Hollis trabaja en tareas de comunicación.

Liotta, quien investiga formas de combatir el coronavirus, invitó a Hollis a participar como voluntario en un estudio científico sobre el virus que se estaba desarrollando en la universidad.

De este modo, Hollis descubrió que no sólo había contraído la covid-19, sino que su cuerpo tenía superanticuerpos que le hacían permanentemente inmune a la enfermedad, es decir, que los virus entraban en su cuerpo, pero no lograban infectar sus células y hacerle enfermar.

“Esta ha sido una de las experiencias más surrealistas de mi vida”, reconoce Hollis.

“Una mina de oro”

“Recogimos la sangre de Hollis en diferentes momentos y ahora es una mina de oro para estudiar diferentes formas de atacar el virus”, explica Liotta.

En la mayoría de las personas, los anticuerpos que se generan para combatir el virus atacan las proteínas de las espículas del coronavirus, formaciones puntiagudas en la superficie del Sars-Cov-2 que le ayudan a infectar las células humanas.

virus

Getty Images
Los anticuerpos de Hollis son distintos: atacan varias partes del virus y lo eliminan rápidamente.

“Los anticuerpos del paciente se adhieren a las espículas y el virus no puede pegarse a las células e infectarlas”, indica Liotta.

El problema es que cuando una persona entra en contacto con el virus por primera vez, su organismo tarda en producir estos anticuerpos específicos, lo que permite la propagación del virus.

Pero los anticuerpos de Hollis son distintos: atacan varias partes del virus y lo eliminan rápidamente.

Son tan potentes que Hollis es inmune incluso a las nuevas variantes del coronavirus.

“Podrías diluir sus anticuerpos al uno por mil y seguirían matando el 99% del virus”, asevera Liotta.

Los científicos están estudiando estos superanticuerpos de Hollis y de algunos otros pacientes como él con la esperanza de aprender a mejorar las vacunas contra la enfermedad.

“Sé que no soy la única persona que tiene anticuerpos de este tipo, sólo soy una de las pocas personas a quien se le han descubierto“, opina Hollis.

Experimento

BBC
La población negra es poco proclive a participar en estudios por escándalos como el de Tuskegee, una investigación sobre la sífilis en pacientes negros que los tuvo sin tratamiento durante décadas aunque existía el remedio.

Prejuicios raciales en las investigaciones

Sin embargo, este tipo de descubrimientos no suceden algunas veces debido a un sesgo racial en las investigaciones científicas: la mayor parte se realizan con pacientes blancos.

La participación de los individuos negros en los estudios suele ser mucho menor que su representación en la sociedad.

“Hay una larga historia de explotación (de pacientes negros) que hace que la comunidad afroamericana desconfíe a la hora de participar en las investigaciones”, revela Jeff Kahn, profesor del Instituto de Bioética de la Universidad John Hopkins.

“Es comprensible que exista esa desconfianza”, reconoce.

Uno de los experimentos más conocidos en el que participaron afroamericanos es el estudio de la sífilis de Tuskegee: durante más de 40 años, científicos financiados por el gobierno estadounidense estudiaron a hombres negros que tenían sífilis en Alabama sin proporcionarles medicamentos para la enfermedad.

“A lo largo de los años, durante la elaboración del estudio, los antibióticos se volvieron un remedio ampliamente disponible y no se les ofrecieron a estas personas”, relata.

“Los investigadores mintieron sobre lo que se les hacía y se les negó el tratamiento en nombre de la investigación”, sentencia Kahn.

“Cuando el estudio de Tuskegee salió a la luz, se establecieron normas y regulaciones para la investigación con seres humanos, que están en vigor desde los años 70”.

Esta historia es una de las razones por las que un segmento de la población, el cual se ha visto muy afectado por la pandemia, suele ser reacio a participar en los estudios o a vacunarse.

Poblacion negra

Getty Images
La población negra está siendo muy afectada por el coronavirus y hay que asegurarse de que reciban “los beneficios de las innovaciones que se están desarrollando”, consideran los expertos.

“Queremos asegurarnos de que las comunidades más afectadas reciban los beneficios de las innovaciones que se están desarrollando”, afirma Kahn.

“Y para ello, esas poblaciones también deben formar parte de los estudios”.

“Debemos honrar a esas personas, a las víctimas del estudio de Tuskegee, iniciando un proceso para asegurarnos de que eso no vuelva a ocurrir. Y también para salvar vidas, especialmente en la comunidad afroamericana, que se ha visto muy afectada por la pandemia”, sostiene Hollis.

“Protegernos los unos a los otros es un deber para con nosotros mismos y para con las personas que amamos”, zanja el escritor.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.