Colegio de BC admite que no revisó libros de inglés que enseñan groserías de España y los retira de las aulas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Colegio de BC admite que no revisó libros de inglés que enseñan groserías de España y los retira de las aulas

El CECyTE de Baja California decidió retirar 700 ejemplares que estaban en manos de los estudiantes de entre 17 y 18 años.
17 de octubre, 2019
Comparte

La dirección general del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del estado de Baja California (CECyTE BC) admitió que no hizo ninguna revisión de los contenidos de un libro de texto de inglés que enseñaba a sus alumnos de quinto semestre a decir groserías, por lo que ya lo retiró de sus 28 planteles educativos.

La respuesta oficial llegó luego de que Animal Político publicara el pasado martes 15 de octubre que el CECyTE BC contrató a la compañía Impresiones y Acabados de Alta Calidad Da Vinci S. A. de C. V. para que editara e imprimiera un libro de texto de inglés que incluía la traducción de expresiones como “me pones cachondo”, “eres un hijo de puta”, o “cállate de una puta vez”, que además fueron copiadas de páginas de internet. 

Docentes del CECyTE BC explicaron a este medio que esta institución, que depende del gobierno estatal, tiene un comité editorial que “mejora, modifica y actualiza” cada semestre los contenidos escolares. Sin embargo, en este caso del libro de inglés de quinto semestre, el CECyTE BC lo compró sin pasar por la evaluación previa de los contenidos y la aprobación del comité editorial. 

Situación que admitió el CECyTE BC en respuesta por escrito a un cuestionario de Animal Político: “Lamentablemente, el libro no se revisó en esta ocasión puesto que era un contenido del año pasado y, desafortunadamente, se confió en que venía bien”, apuntó la dirección general del Colegio a través de su departamento de comunicación social, que matizó que el área encargada de la revisión del libro de texto es la Dirección Académica, “en conjunto con docentes de los diversos planteles”. 

Ante los errores detectados, la institución decidió retirar 700 ejemplares que estaban en manos de los estudiantes de entre 17 y 18 años, de un total de 2 mil adquiridos -los otros mil 300 se quedaron en las oficinas administrativas, puesto que el CECyTE BC asegura que no se llegaron a distribuir tras detectarse los errores-, y regresó los 100 pesos del costo de cada ejemplar a quienes lo compraron. 

“Dicha compra de libros fue voluntaria, en ningún momento fue obligatorio para los alumnos adquirirlos”, subrayó la institución académica, que añadió que quienes tuvieron que regresar los libros trabajan ahora “con material fotocopiado u otro material que se cuenta en la biblioteca de los planteles”.

Algunas de las groserías que aparecen en los libros

Se seleccionó a empresa por su bajo costo

Animal Político también publicó en la nota del pasado martes que la empresa que editó, diseño e imprimió el libro de inglés repleto de groserías y traducciones copias de la web, estuvo inscrita en 2011 en el registro de proveedores del Colegio de Educación Profesional Técnica (Conalep) del estado de Nayarit, pero como proveedora de aluminio para mobiliario escolar, un giro muy distinto al de editar libros educativos de texto. 

Mientras que en diciembre de 2014 participó en una licitación por invitación del CECyTE, pero del estado de Nayarit, en la que compitió por un contrato para fabricar “playeras de uniformes administrativos”, otro giro distinto al de editar libros educativos.

Con estos antecedentes, se cuestionó a la dirección del CECyTE BC, a cargo de José Luis Kato Lizardi, por qué contrató a la compañía Impresiones y Acabados de Alta Calidad Da Vinci S. A. de C. V. para la compra del libro de inglés de quinto semestre. A lo que ésta respondió que, la relación comercial viene desde 2016, y que fue seleccionada “por su bajo costo de producción y por las facilidades que da para la consignación de material que no ofrece ninguna otra editorial”. 

No obstante, la dirección del CECyTE BC no respondió a las preguntas planteadas por este medio de cuál fue el proceso de contratación de la empresa, si fue por adjudicación directa, licitación pública o invitación restringida, ni cuál fue el monto del contrato. 

Lo que sí respondió la institución es que regresaron los libros de texto con errores a la compañía, y que será la próxima administración estatal y sus nuevos funcionarios “quienes tendrán que revisar si continúan trabajando con ella, o si utilizan otros esquemas”. 

Actualmente, además del libro de inglés de quinto semestre con errores, la empresa contratada, con sede en Nayarit, también editó los libros de Matemáticas y de Biología para los planteles del CECyTE en Baja California. 

Traducciones al español… de España

Además de groserías, el libro de texto de inglés enseña traducciones que en el castellano de México pueden prestarse a un doble sentido como ‘Mind the Gap – Cuidado con el hueco’, ‘Piece of cake – ¡Está chupado!, o ‘Shoot the breeze’ – ‘Darle a la lengua’. 

El libro también incluye expresiones en castellano de España que no tienen ningún uso en México, como ‘No vale un duro’ -un duro equivale a cinco pesetas, la antigua moneda española antes de la llegada del Euro en el año 2000-, o ‘No me cuentes milongas’ -expresión que coloquialmente se utiliza en España para pedir que alguien no te engañe, o no ponga excusas. 

Al margen de la respuesta al cuestionario de Animal Político, el CECyTE BC publicó una ficha informativa sobre este caso, que puedes leer íntegra aquí. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Agua en la Luna: la NASA confirma la existencia del líquido en el satélite de la Tierra

Científicos de la NASA anunciaron que detectaron, de manera inequívoca, la presencia de agua en la superficie iluminada de la Luna.
Reuters
26 de octubre, 2020
Comparte

En la Luna hay agua.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) confirmó este lunes que detectaron presencia del líquido en varios cráteres del satélite natural de la Tierra.

“Aún no sabemos si podemos usarlo como recurso, pero conocer sobre el agua en la Luna es clave para nuestros planes de exploración Artemisa”, dijo Jim Bridenstine, el jefe de la NASA.

Los hallazgos fueron realizados en la superficie iluminada de la Luna con ayuda del observatorio SOFIA, un telescopio infrarrojo aerotransportado, el más grande de su tipo en el mundo.

Los descubrimientos se publicaron este lunes en dos artículos en la revista Nature Astronomy.

¿Cómo detectaron el agua?

El primero de estos estudios se refiere al descubrimiento realizado gracias a SOFIA.

Este observatorio, a bordo de un avión Boeing 747 modificado, vuela por encima del 99% de la atmósfera de la Tierra, por lo que ofrece una vista casi sin obstáculos del sistema solar.

Ilustración de un astronauta en la Luna

NASA
La NASA quiere establecer una base permanente en la Luna.

Al hacer rebotar la luz infrarroja del telescopio en la superficie de la Luna, los científicos pueden decodificar exactamente lo que refleja esa luz.

Diferentes sustancias aparecen con diferentes colores y, en este caso, los investigadores detectaron el color exacto “característico” de las moléculas de agua.

Los investigadores creen que el agua detectada se almacena en burbujas de vidrio lunar o entre granos en la superficie que la protegen del duro ambiente.

En el otro estudio, los científicos buscaron áreas en sombra permanente, conocidas como trampas frías, donde el agua podría quedar capturada de manera permanente.

Los investigadores encontraron estas trampas frías en ambos polos y concluyeron que “aproximadamente 40.000 metros cuadrados de la superficie lunar tiene la capacidad de atrapar agua”.

¿Qué significa este descubrimiento?

Si bien anteriormente había habido signos de agua en la superficie lunar, estos nuevos descubrimientos sugieren que el compuesto es más abundante de lo que se pensaba.

Ilustración

NASA
Ilustración del cráter Clavius ​​de la Luna y una molécula que representa el agua atrapada en el suelo lunar de ese lugar.

“Nos da más opciones para posibles fuentes de agua en la Luna”, dijo a BBC News Hannah Sargeant, científica planetaria de la Open University en Milton Keynes.

Hay bastantes misiones a las regiones polares de la Luna programadas para los próximos años. Pero a más largo plazo, hay planes para construir un habitáculo permanente en la superficie lunar.

“El dónde poner una base lunar se centra mayormente en dónde está el agua”, añadió Sargeant.

“Ya estamos trabajando en las ideas para una base lunar y adónde vamos a ir. Íbamos a ir a la Luna de todos modos. Pero esto nos da más opciones y lo convierte en un lugar aún más emocionante para ir. Es más prometedor”, agregó.

Jacob Bleacher, de la Dirección de exploración humana de la NASA, dijo que los investigadores aún debían comprender la naturaleza de los depósitos acuosos. Esto les ayudaría a determinar qué tan accesibles serían para los futuros exploradores lunares.

Los expertos dicen que la extracción del agua podría sentar la base para una futura economía lunar.

Sería mucho más barato producir combustible para cohetes en la Luna que enviarlo desde la Tierra.

Entonces, cuando los futuros exploradores lunares quieran regresar a la Tierra o viajar a otros destinos, podrían convertir el agua en hidrógeno y oxígeno, elementos que comúnmente se usan para impulsar los vehículos espaciales.

Ilustración de un astronauta en la Luna.

NASA
La NASA planea volver a mandar seres humanos a la Luna en 2024.

Por lo tanto, el reabastecimiento de combustible en la Luna podría reducir el costo de los viajes espaciales y hacer que una base lunar sea más asequible.

La doctora Sargeant explicó que esto significaba desarrollar “una manera más sostenible de realizar la exploración espacial”.

Con información de Victoria Gill, corresponsal de ciencia de BBC News.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=16AhQaStWxg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.