Colegio de BC admite que no revisó libros de inglés que enseñan groserías de España y los retira de las aulas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Colegio de BC admite que no revisó libros de inglés que enseñan groserías de España y los retira de las aulas

El CECyTE de Baja California decidió retirar 700 ejemplares que estaban en manos de los estudiantes de entre 17 y 18 años.
17 de octubre, 2019
Comparte

La dirección general del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del estado de Baja California (CECyTE BC) admitió que no hizo ninguna revisión de los contenidos de un libro de texto de inglés que enseñaba a sus alumnos de quinto semestre a decir groserías, por lo que ya lo retiró de sus 28 planteles educativos.

La respuesta oficial llegó luego de que Animal Político publicara el pasado martes 15 de octubre que el CECyTE BC contrató a la compañía Impresiones y Acabados de Alta Calidad Da Vinci S. A. de C. V. para que editara e imprimiera un libro de texto de inglés que incluía la traducción de expresiones como “me pones cachondo”, “eres un hijo de puta”, o “cállate de una puta vez”, que además fueron copiadas de páginas de internet. 

Docentes del CECyTE BC explicaron a este medio que esta institución, que depende del gobierno estatal, tiene un comité editorial que “mejora, modifica y actualiza” cada semestre los contenidos escolares. Sin embargo, en este caso del libro de inglés de quinto semestre, el CECyTE BC lo compró sin pasar por la evaluación previa de los contenidos y la aprobación del comité editorial. 

Situación que admitió el CECyTE BC en respuesta por escrito a un cuestionario de Animal Político: “Lamentablemente, el libro no se revisó en esta ocasión puesto que era un contenido del año pasado y, desafortunadamente, se confió en que venía bien”, apuntó la dirección general del Colegio a través de su departamento de comunicación social, que matizó que el área encargada de la revisión del libro de texto es la Dirección Académica, “en conjunto con docentes de los diversos planteles”. 

Ante los errores detectados, la institución decidió retirar 700 ejemplares que estaban en manos de los estudiantes de entre 17 y 18 años, de un total de 2 mil adquiridos -los otros mil 300 se quedaron en las oficinas administrativas, puesto que el CECyTE BC asegura que no se llegaron a distribuir tras detectarse los errores-, y regresó los 100 pesos del costo de cada ejemplar a quienes lo compraron. 

“Dicha compra de libros fue voluntaria, en ningún momento fue obligatorio para los alumnos adquirirlos”, subrayó la institución académica, que añadió que quienes tuvieron que regresar los libros trabajan ahora “con material fotocopiado u otro material que se cuenta en la biblioteca de los planteles”.

Algunas de las groserías que aparecen en los libros

Se seleccionó a empresa por su bajo costo

Animal Político también publicó en la nota del pasado martes que la empresa que editó, diseño e imprimió el libro de inglés repleto de groserías y traducciones copias de la web, estuvo inscrita en 2011 en el registro de proveedores del Colegio de Educación Profesional Técnica (Conalep) del estado de Nayarit, pero como proveedora de aluminio para mobiliario escolar, un giro muy distinto al de editar libros educativos de texto. 

Mientras que en diciembre de 2014 participó en una licitación por invitación del CECyTE, pero del estado de Nayarit, en la que compitió por un contrato para fabricar “playeras de uniformes administrativos”, otro giro distinto al de editar libros educativos.

Con estos antecedentes, se cuestionó a la dirección del CECyTE BC, a cargo de José Luis Kato Lizardi, por qué contrató a la compañía Impresiones y Acabados de Alta Calidad Da Vinci S. A. de C. V. para la compra del libro de inglés de quinto semestre. A lo que ésta respondió que, la relación comercial viene desde 2016, y que fue seleccionada “por su bajo costo de producción y por las facilidades que da para la consignación de material que no ofrece ninguna otra editorial”. 

No obstante, la dirección del CECyTE BC no respondió a las preguntas planteadas por este medio de cuál fue el proceso de contratación de la empresa, si fue por adjudicación directa, licitación pública o invitación restringida, ni cuál fue el monto del contrato. 

Lo que sí respondió la institución es que regresaron los libros de texto con errores a la compañía, y que será la próxima administración estatal y sus nuevos funcionarios “quienes tendrán que revisar si continúan trabajando con ella, o si utilizan otros esquemas”. 

Actualmente, además del libro de inglés de quinto semestre con errores, la empresa contratada, con sede en Nayarit, también editó los libros de Matemáticas y de Biología para los planteles del CECyTE en Baja California. 

Traducciones al español… de España

Además de groserías, el libro de texto de inglés enseña traducciones que en el castellano de México pueden prestarse a un doble sentido como ‘Mind the Gap – Cuidado con el hueco’, ‘Piece of cake – ¡Está chupado!, o ‘Shoot the breeze’ – ‘Darle a la lengua’. 

El libro también incluye expresiones en castellano de España que no tienen ningún uso en México, como ‘No vale un duro’ -un duro equivale a cinco pesetas, la antigua moneda española antes de la llegada del Euro en el año 2000-, o ‘No me cuentes milongas’ -expresión que coloquialmente se utiliza en España para pedir que alguien no te engañe, o no ponga excusas. 

Al margen de la respuesta al cuestionario de Animal Político, el CECyTE BC publicó una ficha informativa sobre este caso, que puedes leer íntegra aquí. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La razón médica por la que el COVID-19 puede hacernos perder el olfato y el gusto

Algunos pacientes de coronavirus COVID-19 han reportado pérdida de gusto y olfato. Un experto explica por qué puede suceder esto.
Getty Images
12 de mayo, 2020
Comparte

Quien haya perdido el olfato en las ultimas semanas debe saber que es posible que haya tenido una infección oculta por el virus que produce la enfermedad COVID-19 y aún no lo sepa.

Los síntomas más populares de la COVID-19 son la fatiga, la congestión nasal y la tos, con el inconveniente de que no permiten distinguirla de un resfriado común o una gripe.

Sin embargo, la infección por el virus SARS-CoV-2 también produce en muchas personas una pérdida de olfato (anosmia) y del gusto (disgeusia), que muchas veces pasan desapercibidos para el paciente y también para muchos médicos.

Muchas personas ignoran que la anosmia suele ser unos de los síntomas iniciales y, por lo tanto, puede ayudar mucho a la identificación de personas portadoras del virus en fases iniciales de la enfermedad.

No sabe (ni huele) a nada

La anosmia, y también las alteraciones del gusto, se han descrito tanto en pacientes graves hospitalizados por COVID-19 en Italia, como en pacientes con síntomas leves que no necesitaron hospitalización en Estados Unidos.

Síntomas de coronavirus

BBC

Ahora sabemos que en torno al 70% de las personas que son infectadas por el virus presentan anosmia o disgeusia, aunque solo tengan una infección leve. Por tanto, en la situación de pandemia actual, una persona con fatiga, tos y perdida de olfato es sospechosa de tener una infección por COVID-19.

¿Por qué se pierde el olfato si nos infectamos por el SARS-CoV-2?

Para entenderlo hace falta conocer la forma en que el virus se cuela en nuestras células, y también cuales son sus puertas de entrada favoritas en el cuerpo humano.

El virus SARS-CoV-2 utiliza básicamente dos proteínas de la superficie de las células para entrar en ellas: ACE2 (Angiotensin converting enzyme II) y TMPRSS2 (transmembrane serine protease 2).

La proteína ACE2 es el receptor para una hormona llamada Angiotensina 2, que entre otras cosas regula la presión arterial.

Mujer en supermercado con mascarilla.

Getty Images
No está entre los síntomas más comunes, pero muchas personas experimentan una pérdida de gusto y olfato cuando se contagian por coronavirus.

Por su parte, el virus cuenta con una proteína clave en su superficie llamada proteína S (spike). Funciona como una llave que puede unirse a la proteína ACE2, el receptor o “cerradura”.

En ese momento entra en acción la proteasa TMPRSS2, una enzima que corta la proteína S en dos fragmentos, S1 y S2, lo que permite la incursión del virus mediante un proceso conocido como endocitosis.

Una vez que el virus entra en las células forma una cubierta con la membrana celular como si fuese un escudo que la sujeta, “agarrándose” a los receptores ACE2. Y así tiene vía libre para invadirnos.

¿Por qué infecta el epitelio olfatorio?

El techo de las fosas nasales está tapizado de epitelio olfatorio, un tejido formado por 3 tipos de células: células basales, neuronas sensitivas olfatorias (que sobreviven entre 30 y 60 días) y células de soporte. Lo que ocurre con SARS-CoV-2 es que tiene una especial facilidad para meterse en las entrañas de estas células.

Analizando la expresión de los genes de estas células, los científicos han descubierto que las células de soporte presentan una elevada expresión de los genes ACE2 y TMPRSS2, según adelanta un estudio reciente que se encuentra en revisión.

Niño comiendo sandía.

Getty Images
El sentido del gusto puede ser una de las víctimas de la infección por coronavirus.

Aunque es necesario validar estos resultados para confirmar la localización de estas proteínas en la membrana de las células de soporte, cabe sospechar que el SARS-CoV-2 infecta las células de soporte del epitelio olfatorio utilizando las proteínas ACE2 y TMPRSS2 como puerta de entrada.

De esta forma, produce un daño en las células de soporte que, posteriormente, afectaría a las neuronas sensitivas olfatorias.

El sentido del gusto es otra víctima. La sensación que nos permite distinguir los sabores al comer se encuentra en unas estructuras de la lengua, las papilas linguales.

Estas papilas tienen unos receptores denominados yemas gustativas formadas por 3 tipos de células: células receptoras gustativas, células de soporte y células precursoras o basales.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Aunque no se conoce aún el nivel expresión de las proteínas ACE2 y TMPRSS2 en las papilas linguales, es probable que el virus infecte en las yemas gustativas de la misma forma que lo hace en la nariz.

Una pérdida reversible

La buena noticia es que es posible recuperar tanto el sentido del olfato como el sentido del gusto. De que así sea se ocupan en la nariz las células basales, que son las encargadas de volver a formar las neuronas sensitivas olfatorias.

En este proceso se tardarían unos 60 días, por lo que, una vez superada la enfermedad, la mayoría de los pacientes deberían de recuperar el olfato en un plazo máximo de 2 meses.

En cuanto a las células receptoras gustativas, se regeneran a partir de las células precursoras cada 10-14 días. Por tanto es previsible que el gusto se recupere antes que el olfato.

Lo que está claro es que, en la situación epidemiológica actual, la anosmia y la disgeusia de reciente comienzo deben ser considerados como síntomas de alerta temprana, incluso en ausencia de otros síntomas respiratorios, para identificar nuevos casos de infección por SARS-CoV-2.


*José Antonio López Escamez es profesor contratado y doctor en otorrinolaringologia del Departamento de Cirugía y sus Especialidades, Universidad de Granada.

*La versión original de este artículo fue publicada en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.