Citlali, una niña con Síndrome de Down que lucha por recibir educación incluyente
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía de Mexicanos Primero

Citlali, una niña con Síndrome de Down que lucha por recibir educación incluyente

La Suprema Corte de Justicia de la Nación concedió un amparo a Citlali, para que la escuela cuente siempre con un maestro que la apoye, así como infraestructura y material didáctico adecuado para todos sus estudiantes.
Cortesía de Mexicanos Primero
26 de octubre, 2019
Comparte

“Todo individuo tiene derecho a recibir educación”, dice el artículo tercero de la Constitución mexicana. Pero a Citlali, una niña indígena con discapacidad que vive en el Estado de México, ese derecho le fue negado en 2016. Finalmente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió un juicio de amparo a su favor, que marca un precedente en el sistema de educación en México.

Citlali tiene Síndrome de Down, una alteración genética con la que, según la Dirección General de Información en Salud, nacieron 351 niñas y 338 niños mexicanos en 2018. Pero en la comunidad Mazahua en la que ella vive, como acceder a un servicio médico no es sencillo, fue diagnosticada tardíamente.

Te puede interesar: Niña con problemas de movilidad demanda a escuela en Yucatán por no adecuar un salón para ella

Ella terminó la educación preescolar, pero lo hizo con dificultades y bajo un ambiente de acoso escolar. Cuando sus padres la quisieron inscribir en la escuela rural multigrado a la que asisten sus hermanos y otros miembros de su comunidad Mazahua la respuesta fue “no”.

La escuela que la rechazaba argumentó no contar con la infraestructura ni el personal que Citlali necesitaba. Así que los enviaron a un Centro de Atención Múltiple (CAM).

Los CAM “tiene la responsabilidad de escolarizar a los alumnos y alumnas con alguna discapacidad o con discapacidad múltiple que por distintas razones no logren integrarse al sistema educativo regular”. Pero la razón por la que Citlali no lograba integrarse era el mismo sistema educativo.

El Centro de Atención Múltiple le dijo a los padres que Citlali podía asistir a una escuela regular, pero fue hasta que el Centro Estratégico de Impacto Social, A.C., brazo jurídico de Mexicanos Primeros, asesoró a la familia y comenzó el acompañamiento legal que ella pudo asistir a la escuela. Aunque no lo hizo como alumna, sino como oyente: no estaba en listas, no tenía uniforme y no recibía ninguna atención educativa. Se seguía violando su derecho a la educación.

Mediante un recurso legal, Citlali fue aceptada formalmente en 2017. Casi al final de lo que hubiera sido su segundo año de primaria.

También se logró que el Estado mandará una maestra con experiencia y formación para trabajar con niñas y niños con discapacidad. Aunque, después a esa profesora se le asignaron otras tareas.

Dos años después, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió un amparo a Citlali. Con ello se establece legalmente que, entre otras cosas, la escuela debe contar siempre con un maestro de apoyo para ella, que todos los profesores deben tener una formación específica para la inclusión, y que debe haber infraestructura y material didáctico adecuado para garantizar el aprendizaje de todos.

Leer más | Ni te veo ni te cuento: las personas con discapacidad son inexistentes para el gobierno mexicano

“Lo más importante en este fallo es reconocer que la exclusión viene del sistema y las soluciones también deben venir de ahí”, dice Jennifer O’donoghue, directora general de Mexicanos Primero. Aunque la historia es dura, el problema no es culpa de la escuela, va más allá:

“Es muy importante este caso porque es una situación que viven muchos niños. Es una niña que está enfrentándose a un sistema que ve a las personas por categorías. Pero ella entra en muchas categorías: si eres indígena sí te podemos atender, pero como también tienes discapacidad entonces ya no. Y para las escuelas especializadas en educación especial era el mismo problema: ella tenía discapacidad, pero también tenía derecho a aprender en su lengua materna”, explica Jennifer O’donoghue.

Lo que le ocurrió a Citlali es que fue víctima de interseccionalidad: es mujer, indígena, con discapacidad y de bajos recursos. Las escuelas disponibles no podían garantizar todos sus derechos: a la educación, a la inclusión y a aprender en su lengua materna.

Cuando se presentó el primer amparo en 2017, el marco legal era otro. Con las últimas reformas al artículo tercero constitucional, apenas se incorporó la inclusión a la constitución. “La inclusión significa un sistema educativo para todos, una escuela para todos, no escuelas diferenciadas y segregadas porque así tiene que ser la sociedad y si no podemos hacerlo en las escuelas no podremos hacerlo en la sociedad”, dice la especialista.

El caso de Citlali es icónico, pero no único. Aunque para establecer jurisprudencia se necesitan tener 5 casos iguales —Citlali es el primero—, su historia marca un precedente legal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: por qué el brote del virus surgido en Wuhan enfrenta a China y Estados Unidos

Como muchos países, EU ha tomado precauciones para evitar que el coronavirus se propague dentro de su territorio. Pero a China no le han sentado bien las decisiones tomadas por Washington.
3 de febrero, 2020
Comparte
Donald Trump y Xi Jinping

Getty Images
China ha criticado la actitud de EE.UU. respecto a la crisis que vive por el coronavirus.

La crisis por el nuevo coronavirus descubierto en China echa leña a otro fuego que el gigante asiático no consigue apagar del todo: las tensiones con Estados Unidos.

Las medidas de precaución que EE.UU. ha tomado para evitar que el virus se propague dentro de su territorio no fueron bien recibidas por el gobierno chino, que lo acusó este lunes de sobredimensionar la crisis causada por una enfermedad que ya ha matado a más de 360 personas.

EE.UU., donde ya hay 11 casos confirmados de infectados, emitió el pasado viernes una advertencia a sus ciudadanos en las que desaconsejaba viajar a China.

La advertencia se dio después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarase una emergencia internacional ante el elevado número de pacientes que habían contraído el virus, que ya se cuentan por miles, y su distribución en 24 países, aunque más del 90% de los afectados se encuentra en China.

El gobierno chino, que ya el viernes había criticado la actitud de Washington, volvió a acusarlo de provocar pánico este lunes, cuando sus bolsas de valores sufrieron desplomes de alrededor del 8%.

Era el día en que retomaban operaciones desde el feriado largo por el Año Nuevo Lunar. La moneda china, el yuan, vivió su peor día desde agosto del año pasado.

Advertencia de nivel 4

La advertencia estadounidense emitida el viernes fue de nivel 4, la más alta, y aconseja a los ciudadanos no viajar a la zona sobre la cual se emite. En este caso no se limitó a Wuhan, la ciudad donde se originó el coronavirus, sino a todo el territorio chino.

Mujer con máscara

Getty Images
Países como Italia han evacuado a sus ciudadanos de Wuhan.

“Quienes estén actualmente en China deberían intentar partir por medios comerciales”, rezaba la advertencia.

“En el caso de que la situación se deteriore aún más, la capacidad de la embajada y los consulados de EE.UU. para proporcionar asistencia a los ciudadanos estadounidenses en China puede ser limitada“, continuaba.

Días antes, Washington había ordenado la evacuación de todo el personal estadounidense que no desarrollara labores de emergencia y estuviera en Wuhan, así como la de todos los familiares de menos de 21 años de su personal desplegado en toda China. El resto de familiares y funcionarios (menos los de emergencia) también pudieron evacuar, aunque de manera voluntaria.

Luego vino la noticia de que EE.UU. imponía un veto a la entrada a extranjeros que hayan viajado a China en los últimos 14 días. Según los científicos, este es el periodo de incubación más largo que puede alcanzar el virus.

Los estadounidenses y sus familiares cercanos sí podrán volver a su país, pero no sin haber pasado antes por un chequeo médico y comprometerse a realizarse autoevaluaciones durante los siguientes 14 días.

Quienes hayan estado en la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, deberán pasar 14 días en cuarentena.

Recomendaciones de la OMS

EE.UU. no ha sido la única nación que ha tomado este tipo de medidas. Países como España, Francia y Reino Unidos han evacuado a sus ciudadanos en Wuhan y otros como Australia y Singapur también han prohibido la entrada de extranjeros que hayan visitado China recientemente.

Aeropuerto

Getty Images
Trabajadores de Air China en el aeropuerto de Los Ángeles se protegen con máscaras.

Sin embargo, es EEUU. hacia donde se han dirigido las críticas de las autoridades chinas.

“Justo cuando la OMS desaconsejaba aplicar restricciones de viaje, Estados Unidos se apresuró a ir por el camino opuesto. Ciertamente, no es un gesto de buena voluntad”, afirmó la portavoz de la cancillería china, Hua Chunying, según publicó el portal de noticias del gobierno catarí, Al Jazeera.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, había declarado innecesarias las prohibiciones de viaje a China la semana pasada: “No hay motivos para medidas que interfieran innecesariamente con viajes y comercio internacionales”.

Este lunes, Hua señaló el veto y también las evacuaciones como decisiones con las que Washington ha “creado y difundido pánico incesantemente“, según informó la agencia de noticias Reuters.

“Precisamente, son países desarrollados como Estados Unidos, que tiene capacidades y servicios de prevención de epidemias fuertes, quienes han tomado la delantera en la imposición de restricciones excesivas y contrarias a las recomendaciones de la OMS“, añadió.

Wilbur Ross

Getty Images
Wilbur Ross dijo que la que crisis que vive China podría “ayudar a acelerar” el retorno a EE.UU. de empleos.

La portavoz pidió a los gobiernos que tomaran decisiones razonables, con calma y basadas en argumentos científicos.

Retorno de empleos a EE.UU.

Esta no es la única actitud de EE.UU. que ha molestado a China.

El jueves pasado, el secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, dijo en una entrevista con Fox Business que la crisis que vive China podría “ayudar a acelerar” el retorno a EE.UU. de empleos que habían sido relocalizados en el país asiático.

“El corazón de cada estadounidense está con las víctimas del coronavirus, así que no quiero hablar de una victoria sobre una enfermedad muy desafortunada y maligna”, dijo.

“Pero la realidad es que les da a las empresas otro factor más a tener en consideración cuando revisan su cadena de suministro”.

“Así que creo que ayudará a acelerar el regreso de empleos a Norteamérica”, afirmó. “Algunos a EE.UU., probablemente también a México”, concluyó.

Un día después, Hua se quejó de “palabras y acciones” de algunas autoridades estadounidenses que no eran “ni factuales ni apropiadas”, además de “comentarios estadounidenses poco amigables”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts