close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

EU incrementó su consumo de cocaína desde 2014, mientras que Colombia aumentó la producción

El aumentó causó alarma en el gobierno de EU, por lo que el Secretario de Estado, Mike Pompeo anunció que trabajara con Colombia para reducir en 50% la producción de esta droga.
Cuartoscuro
Por Hallazgos GLAC
10 de octubre, 2019
Comparte

En Estados Unidos no solo se vive la crisis de los opioides, de 2014 a 2016 el número de consumidores de cocaína pasó de 8.8 a 10.1 millones de personas entre 12 y 65 años que declararon haber consumido la droga en el último mes, según datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) analizados por GLAC Consulting.

Al mismo tiempo que aumentó el consumo de cocaína en Estados Unidos, el procesamiento de esta droga en Colombia también se incrementó 54.2% al pasar de 683 toneladas en 2013 a 1,053 en 2016, año en que alcanzó su punto máximo de producción durante el periodo analizado.

Lo anterior ha causado alarma dentro del gobierno de Estados Unidos, a tal grado que a principios de 2019, el Secretario de Estado, Mike Pompeo anunció que Estados Unidos y Colombia trabajarán juntos en una estrategia para reducir en 50% la producción de cocaína para 2023. Hizo énfasis en la preocupación del Presidente estadounidense Donald Trump por el aumento de los cultivos de hoja de coca en Colombia, país que provee el 70% de cocaína a nivel mundial.

El consumo de tabaco por lo general está asociado al de otras drogas, entre ellas, la cocaína, ya que es percibida como droga lícita de entrada a otras drogas ilícitas.

Sin embargo, a pesar del repunte en el consumo de cocaína, el de tabaco disminuyó de forma gradual desde el año 2000 cuando alcanzó 31.34% de consumo hasta el 21.8% en 2016.

De acuerdo a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), México se ubica entre los 10 países con mayor consumo de cocaína, el cual aumentó de forma gradual y sostenida tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. A raíz de estos hechos Estados Unidos comenzó a aplicar controles más estrictos en la frontera, por lo que la droga que estaba destinada al consumo de la población estadounidense se quedó del lado de México con el consecuente aumento en su consumo. De ser un país de tránsito, la República Mexicana se convirtió en un país consumidor.

Según datos del gobierno mexicano durante el primer semestre de 2018, se aseguraron en el país 9.46 toneladas de cocaína. 

En octubre de 2019 a raíz de los trabajos de desazolve en el drenaje del AICM; la Policía Federal encontró 67 paquetes con cocaína. Lo anterior, indica la probable participación de empleados cooptados por grupos delincuenciales que operan en las terminales aéreas para el trasiego de drogas.

A su vez, el consumo de tabaco en el país ha disminuido progresivamente. Durante 2016, el 14% de la población mexicana lo consumía (12.5 millones), lo cual lo ubicó en la posición 45 de los 186 países que conforman el ranking de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

En agosto de 2019, el Gobierno de México dio a conocer el aumento en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) al tabaco, que contempla un incremento de 35 a 50 centavos por cigarro que se consuma, medida por la que se pretende recaudar 3 mil millones de pesos y que se espera ayude a reducir el consumo del producto hasta un 5%, sin embargo, no se dio a conocer la fecha de su cumplimiento.

En septiembre de este año, el país registró la mayor alza de precios en cigarros, de 8.1%, el más alto de los últimos 6 años. Oaxaca, Tabasco, Nuevo León, Baja California Sur, Puebla y la Ciudad de México fueron las entidades donde más subió el precio promedio por cajetilla.

La correlación entre el consumo de tabaco y de cocaína en México fue de -0.98 durante los últimos 16 años, lo que significa que el aumento en el consumo de cocaína ha estado acompañado de una disminución en el consumo de tabaco.

En el año 2000, el 24% de la población mexicana mayor de 15 años consumía tabaco, mientras que el 1.2% de la población de 12 a 65 años manifestó consumir cocaína alguna vez en la vida.

En 2011 el consumo de tabaco disminuyó a 16.6% de la población, mientras que el de cocaína se incrementó a 3.3%

Cinco años más tarde el consumo de tabaco se mantuvo a la baja y el de cocaína a la alza. En 2016, el 14% de la población consumía tabaco y 3.5% cocaína.

Además, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito estimó que el 0.3% de la población mundial consumió cocaína en 2016. México se mantuvo en la posición 9 de los 18 que reportaron datos. 

A pesar de que el consumo de tabaco está considerado como droga de entrada al consumo de sustancias ilícitas, tanto en México como en Estados Unidos se registró una disminución en su consumo a la par que incrementó el consumo de cocaína. En México, este se registró a partir de 2001 y en Estados Unidos a partir de 2014. De forma paralela, la producción de cocaína colombiana, registró un incremento entre 2013 y 2016, con lo cual aumentó su disponibilidad en el mercado.

AFP

La misteriosa enfermedad que está matando perros en Noruega

En un reporte inicial, la directora de emergencias del Instituto Veterinario de Noruega informó que 23 perros habían fallecido por una enfermedad desconocida. Los canes sufren vómitos y diarrea y los casos se han multiplicado en todo el país.
AFP
9 de septiembre, 2019
Comparte

Los reportes vienen de todo el país y las autoridades en Noruega no saben qué pasa.

Una enfermedad que los veterinarios aún no han podido identificar ha matado a varios perros –al menos 23, según una funcionaria del Instituto Veterinario– y ha hecho que decenas sufran varios síntomas como vómitos y diarrea.

La Autoridad de Seguridad Alimentaria de Noruega informó que desde el viernes más de 40 perros habían sufrido esos síntomas, algunos de los cuales fallecieron.

Los primeros casos se conocieron en la capital del país, Oslo, y desde entonces se han reportado otros en al menos otras 13 ciudades.

El Instituto Veterinario dijo que no estaba claro si dos tipos de bacterias, encontradas en las autopsias, eran la causa de que hayan enfermado tantos perros.

Una prueba de laboratorio de una cepa

EPA
Las autoridades están haciendo pruebas de laboratorio para determinar el origen de la enfermedad.

La emisora nacional noruega NRK, citando a la directora de emergencias del Instituto Veterinario, Jorun Jap, informó que al menos 23 perros habían muerto desde el viernes pasado.

Sin embargo, esta cifra estaba pendiente de ser confirmada por la Autoridad de Seguridad Alimentaria.

“Muy grave”

En el vecino Suecia también un perro fue ingresado en un hospital veterinario después de haber estado en la ciudad noruega de Trondheim, según el periódico sueco GT.

El Instituto Veterinario dijo que sus patólogos descubrieron que tres perros mostraban signos de sangre en el intestino y que habían descartado causas comunes como la salmonella y el veneno para ratas.

Un científico analiza resultados en una computadora

EPA
Los reportes de perros enfermos han venido de todo el país.

El portavoz de la autoridad de seguridad alimentaria, Ole-Herman Tronerud, le dijo a NRK que la enfermedad parecía “muy grave para un perro”.

“Aún no sabemos si esto es contagioso o solo una serie de casos individuales”, dijo.

La agencia ha aconsejado a los dueños que mantengan a los perros con correa para evitar el contacto con otros.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=86OzIzT-yAY

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

https://www.youtube.com/watch?v=ScOUnA65jpE&t=3s

¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.