close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía de PHR

Con estrés postraumático y depresión, así viven en México los migrantes que buscan asilo en EU

La organización Médicos por los Derechos Humanos detectó en los solicitantes problemas de salud mental derivados de los peligros abordados en sus países de origen, el tránsito y la espera, en condiciones precarias.
Cortesía de PHR
Comparte

Un informe elaborado por la organización Médicos por los Derechos Humanos (PHR, en sus siglas en inglés), pone de manifiesto el estrés posttraumático y la depresión que sufren los solicitantes de asilo en Estados Unidos que esperan en el norte de México. Para elaborar el estudio, los expertos de la organización entrevistaron a 18 demandantes de protección de Honduras, El Salvador, Nicaragua y México. En casi todos los casos detectaron problemas de salud mental derivados de los peligros abordados en sus países de origen, el tránsito y la espera, en condiciones precarias, en nuestro país.

Los casos muestran la diversidad de razones que mueven a miles de personas a dejar su casa y tratar de alcanzar Estados Unidos: extorsión; presiones de las pandillas como el Barrio 18 o Mara Salvatrucha (MS-13) para sumarse a sus filas; abuso sexual; discriminación por género o ataques de grupos delincuenciales. 

Te puede interesar | Robos, abuso de autoridad y extorsión: Los datos sobre la violencia que padecen migrantes en México

Tres de los solicitantes evaluados habían sufrido violencia perpetrada por actores estatales, mientras que el resto fue blanco de actores no estatales. Esto suele dificultar el acceso al asilo, ya que los casos de ataque de pandillas o la violencia de género es tomada en cuenta por jueces norteamericanos. 

El informe de PHR indica que hay violencias que atacan a sectores específicos de la población. Por ejemplo, señala que todos los hombres jóvenes entrevistados indicaron que las pandillas les habían instado a entrar en su estructura. Quien se niega puede ser incluso asesinado. En el caso de las mujeres, la práctica es convertirles en víctima de violencia sexual tanto para obligarles a entrar en la pandilla como “novia” de uno de sus miembros, o como castigo si su pareja no quiere participar en la estructura. 

La población LGTBI sufre sus propias problemáticas, con “amenazas, arrestos arbitrarios, asesinatos y otros actos de violencia por parte de actores estatales y no estatales”.

Este informe busca desmontar afirmaciones como las formuladas por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien puso en cuestión las verdaderas motivaciones de los solicitantes de asilo e insinuó que se trataban de estrategias para poder migrar. 

Esta mujer huyó de su casa con su familia después de que tres familiares fueron asesinados por pandillas

En el puerto de entrada de Estados Unidos, en Tijuana, la cantidad de solicitantes de asilo autorizada para cruzar por día está fuertemente limitada por la “medición”.

En este sentido, “PHR descubrió además que las políticas estadounidenses han dejado a los solicitantes de asilo varados en Tijuana, donde son vulnerables a la violencia, el robo y la extorsión por parte de cárteles, pandillas y autoridades policiales”, detalla el informe. 

“Las actuales políticas de asilo estadounidenses que restringen el derecho de los solicitantes de asilo a ingresar a los Estados Unidos infligen un trauma más profundo en ellos con cada día que se ven obligados a esperar. Muchos de los entrevistados por PHR informaron sentirse bajo amenaza inminente durante su viaje a la frontera”, señala. 

Entérate: México redujo en 56% el flujo migratorio hacia EU, dice Ebrard

12 de los 15 adultos entrevistados dieron positivo por trastorno de estrés postraumático (TEPT). Muchos de ellos también dieron positivo en depresión e hipervigilancia y ansiedad. 

“Los hallazgos de PHR proporcionan un argumento convincente para que el gobierno de los Estados Unidos permita que las personas soliciten asilo de manera rápida y justa y demuestren cómo las políticas restrictivas pueden agravar el estrés y los daños que sufre este grupo de personas ya traumatizado”, dice el informe, que exige al gobierno de Donald Trump que “deje de obstaculizar de inmediato el derecho internacionalmente reconocido de solicitar asilo”.

“Siempre me dijo que me mataría y me enterraría si no iba con él”

Adriana, de 18 años, escapó de la violencia machista de El Salvador. Se emparejó con un pandillero que le amenazaba con matarle si le abandonaba. Se encargaba de las labores del hogar de su conviviente. Quedó embarazada y apenas tenía para comer. La menor de edad relata que ni siquiera le permitía dejar la casa después de que un día salió a comer con su abuela. 

Tras una discusión en la que ella le reclamó por no tener qué comer, el pandillero le golpeó en el estómago hasta que le hizo perder a los gemelos que esperaba después de permanecer 20 días en el hospital. Por eso huyó junto a su madre. 

En su análisis clínico muestra dificultad para dormir y una alta facilidad para sobresaltarse. Ella dice sentirse “irritable, estresada y fácil de enojar”. Tiene pesadillas con lo que vivió. “Al igual que muchos sobrevivientes de abuso doméstico, se siente culpable y avergonzada. Además, se pregunta si hizo lo suficiente para detener lo que ocurrió o es su culpa”, explica el informe. 

 “En las calles cada rincón era igual, muerte y pandillas”

David tiene 35 años y es hondureño. Actualmente espera su trámite en Tijuana, Baja California. Sin embargo, lleva tiempo en México. Años atrás, alguien quiso reclutarlo para una pandilla. Su padre, que participó en una de estas estructuras, le ayudó a salir del país y le envió al sur de México con su madre. La oferta de la mara (el informe no especifica cuál de ellas) era claro: o se integraba en sus filas o debía abandonar la ciudad. 

En el sur de México encontró que también había problemas con la violencia. En concreto, fuerzas paramilitares que participan en acaparamientos de tierra y desplazamientos, según cita el informe. Uno de estos grupos mató a vecinos de David y a él le amenazaron para que se marchara, porque fue testigo de los hechos. 

Jorge, 60, fue atacado por pandilleros en Honduras que le rompieron la clavícula con un bate de béisbol después de que él intentara rescatar a sus sobrinos de ser reclutados por la pandilla.

Un médico experto de PHR encontró que Jorge resulta positivo en la prueba de síndrome de estrés postraumático y que padece depresión moderada

Un mes después, estos mismos hombres regresaron: tenía cinco días para marcharse. Como un primo había sido recientemente asesinado en Honduras, regresar no era una opción. Así que David y su madre viajaron a Tijuana para pedir asilo en Estados Unidos.

“No tiene signos físicos de malos tratos. Dio positivo tanto para el trastorno de estrés postraumático como para la depresión mayor. David informa de estrés, ansiedad y problemas para dormir casi todos los días”, dice el análisis clínico, que señala que su preocupación es que sus perseguidores lo encuentren. Preguntado sobre si se siente seguro en Tijuana respondió que “las cosas son iguales aquí, peligrosas”.

Lee más: 3 factores que explican por qué se ha disparado el número de personas que llegan a la frontera sur de EU

“Queremos vivir en paz, sin miedo, y trabajar”

Hortensia, de 35 años, trabajaba en un mercado de México en el que se veía obligada a pagar extorsión. Relata haber presenciado varios asesinatos por no pagar. Un día, hombres armados entraron en su comercio y se llevaron a su padre. Dos días después, recibió un video en el que se le ve con ocho disparos en el cuerpo. Tres días después de enterrar al padre, toda la familia salió hacia Tijuana.

Según el estudio, Hortensia sufre depresión y estrés postraumático. El análisis refiere también un episodio, relatado por ella misma, que duró ocho días y en los que lloró “incontrolablemente y no pudo comer”. 

Asegura tener recuerdos retrospectivos de su padre y “síntomas de shock agudos como desmayos”. Tras dos semanas en Tijuana, la mujer dice sentirse segura en el refugio, pero no en la calle. 

“Los pandilleros me habrían descubierto y matado”

Jimena huyó de Honduras después de que integrantes de una pandilla la violaron como castigo porque su pareja no quiso integrarse en la estructura. Durante cinco meses, ambos, junto a su hijo de 2 años, realizaron el trayecto hasta Tijuana. En su entrevista, Jimena explicó que su padre la violaba cuando era niña.

“Muestra signos de depresión severa”, consideran los expertos de PHR. En su informe, señalan que ella dice que “a menudo tiene que obligarse a comer y tiene problemas para concentrarse”. Además, refiere no dormir mucho, muestra signos de hipervigilancia y evita situaciones que puedan recordarle a la violación. Incluso señala que intentó suicidarse. 

Ahora que está en Tijuana, asegura que su prioridad son sus hijos. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Área 51: el proyecto que dio origen a la base militar secreta (y por qué inspiró teorías alienígenas)

Desde hace décadas, el Área 51 ha logrado mantenerse en el mayor de los hermetismos que contribuyó a que surjan teorías de la conspiración a su alrededor. ¿Para qué se creó, cuál fue su primer proyecto y por qué inspira a los fanáticos de los extraterrestres?
21 de septiembre, 2019
Comparte

El Área 51 es una fuente inagotable de llamativas teorías de la conspiración, pero lo que en realidad ha ocurrido ahí no es menos fascinante.

El secretismo que rodea esta base militar ubicada en medio del desierto de Estados Unidos es, probablemente, lo que más alimenta su leyenda.

Quienes estudian el Área 51 dicen que los mitos alienígenas que se han tejido en torno a ella sirvieron a los militares y a las agencias de inteligencia para desviar la atención de lo que realmente sucede en sus instalaciones.

¿Para qué se creó el Área 51, cuál fue la primera de sus misiones y por qué los experimentos que alberga se prestan para toda clase de especulaciones?

Campo de entrenamiento

El Área 51 se creó en plena Guerra Fría, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética se mostraban los dientes y solo estaban a la espera de ver quién se atrevía a golpear primero.

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

Estados Unidos necesitaba un lugar aislado y seguro para probar las armas con las que enfrentarían a los rusos, así que el entonces presidente Dwight D. Eisenhower aprobó que una zona en el desierto de Nevada se utilizara como laboratorio y campo de entrenamiento secreto de la Fuerza Aérea.

De este modo nació la base militar en el Área 51, un terreno de más de 12.000 km2 cerca de zonas donde se realizaban pruebas nucleares.

Misiones de espionaje

En 1955, el gobierno eligió al Área 51 para ensamblar y probar el Lockheed U2, un avión espía al que apodaban la “Dama Dragón”.

Así nació el Proyecto Aquatone, que, según un documento desclasificado de la CIA, tenía el objetivo de hacer vuelos de reconocimiento de “23 objetivos de prioridad extremadamente alta en la Unión Soviética”.

https://www.youtube.com/watch?v=1-CeBS2EFWM

Un documento de la CIA del 3 de febrero de 1958 afirma que cinco U2 serían los encargados de esta misión.

El sigiloso U2 podía volar a más de 20.000 metros de altura y tomar fotografías en alta resolución en los límites de la estratósfera.

Para hacer frente a las suspicacias, el gobierno afirmaba que el avión hacía mediciones meteorológicas, pero en realidad volaba en busca de arsenal nuclear soviético.

En las década de los 50 y 60, el U2 voló en misiones de vigilancia y reconocimiento sobre la Unión Soviética, China y Cuba, donde en 1962 confirmó la presencia de misiles soviéticos en la isla.

u2

Dominio público
El U2 tuvo misiones de reconocimiento en la URSS, China y Cuba.

El U2, sin embargo, no era infalible.

El 5 de mayo de 1960, la Unión Soviética informó que había derribado un U2 que sobrevolaba su territorio, lo que fue considerado un “acto agresivo” de parte de EE.UU.

A partir de los años 80, la NASA comenzó a utilizar aviones U2 modificados para la recolección de datos atmosféricos.

Hermetismo

El U2 es uno de los aviones espías más famosos de la historia, pero no fue el único protagonista en el Área 51.

Otras poderosas aeronaves como el A12 Oxcart y su sucesor el SR-71 Blackbird, así como el sigiloso F117, también hicieron maniobras en medio del desierto de Nevada.

El Oxcart era prácticamente indetectable. Podía volar de costa a costa de EE.UU. en solo 70 minutos, a una velocidad supersónica de 2.350 km/h y tomar fotos en alta resolución desde 27.000 metros de altura.

f 117

Getty
Los pasajeros de vuelos comerciales confundían a los aviones espías con ovnis.

Todas las pruebas realizadas en el Área 51 eran secretas, incluso quienes participaban en ellas tenían información limitada.

Y ese hermetismo fue el cóctel perfecto para que se crearan las teorías de conspiración relacionadas con ovnis y extraterrestres.

La leyenda ovni

Varios de los aviones que se probaban en la base volaban tres veces más alto que un avión comercial y a velocidad supersónica.

El coronel Hugh Slater, quien trabajó en la base, afirma que el Oxcart, por ejemplo, realizó en la década de los 60 2.850 vuelos de prueba.

Cuando los pasajeros y pilotos de aviones comerciales que volaban por la zona veían al Oxcart y a otros aviones supersónicos en acción, gritaban “como locos” y avisaban a la torre de control pensando que era un ovni, según contó Slater en un documental de National Geographic.

MAPA

BBC

Según la CIA, el 50% de los avistamientos de ovnis en el Área 51 en los años 50 y 60 se debieron a vuelos de espionaje.

Annie Jacobsen, autora del libro “Área 51: Una historia sin censura de la base militar secreta de Estados Unidos”, afirma que la CIA sacó ventaja de la confusión y el revuelo que causaban estos avistamientos.

“La CIA se benefició de esa desinformación al alimentar una mitología alienígena“, le dijo Jacobsen a la BBC.

Para la CIA podía resultar mejor que la gente estuviera pensando en extraterrestres en vez de estar pendientes de sus verdaderas labores de inteligencia.

Lo que se sabe del Área 51 se debe en gran parte a que en 2013 el gobierno de EE.UU. liberó unos documentos en los que dejaba entrever qué es lo que ocurre en su interior, pero desde entonces sigue siendo un misterio qué otros experimentos se realizan ahí.

Lo único cierto es que nadie ha mostrado evidencia de que haya extraterrestres en el Área 51, ni en ninguna parte del mundo… al menos, por ahora.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.