Con estrés postraumático y depresión, así viven en México los migrantes que buscan asilo en EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía de PHR

Con estrés postraumático y depresión, así viven en México los migrantes que buscan asilo en EU

La organización Médicos por los Derechos Humanos detectó en los solicitantes problemas de salud mental derivados de los peligros abordados en sus países de origen, el tránsito y la espera, en condiciones precarias.
Cortesía de PHR
Comparte

Un informe elaborado por la organización Médicos por los Derechos Humanos (PHR, en sus siglas en inglés), pone de manifiesto el estrés posttraumático y la depresión que sufren los solicitantes de asilo en Estados Unidos que esperan en el norte de México. Para elaborar el estudio, los expertos de la organización entrevistaron a 18 demandantes de protección de Honduras, El Salvador, Nicaragua y México. En casi todos los casos detectaron problemas de salud mental derivados de los peligros abordados en sus países de origen, el tránsito y la espera, en condiciones precarias, en nuestro país.

Los casos muestran la diversidad de razones que mueven a miles de personas a dejar su casa y tratar de alcanzar Estados Unidos: extorsión; presiones de las pandillas como el Barrio 18 o Mara Salvatrucha (MS-13) para sumarse a sus filas; abuso sexual; discriminación por género o ataques de grupos delincuenciales. 

Te puede interesar | Robos, abuso de autoridad y extorsión: Los datos sobre la violencia que padecen migrantes en México

Tres de los solicitantes evaluados habían sufrido violencia perpetrada por actores estatales, mientras que el resto fue blanco de actores no estatales. Esto suele dificultar el acceso al asilo, ya que los casos de ataque de pandillas o la violencia de género es tomada en cuenta por jueces norteamericanos. 

El informe de PHR indica que hay violencias que atacan a sectores específicos de la población. Por ejemplo, señala que todos los hombres jóvenes entrevistados indicaron que las pandillas les habían instado a entrar en su estructura. Quien se niega puede ser incluso asesinado. En el caso de las mujeres, la práctica es convertirles en víctima de violencia sexual tanto para obligarles a entrar en la pandilla como “novia” de uno de sus miembros, o como castigo si su pareja no quiere participar en la estructura. 

La población LGTBI sufre sus propias problemáticas, con “amenazas, arrestos arbitrarios, asesinatos y otros actos de violencia por parte de actores estatales y no estatales”.

Este informe busca desmontar afirmaciones como las formuladas por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien puso en cuestión las verdaderas motivaciones de los solicitantes de asilo e insinuó que se trataban de estrategias para poder migrar. 

Esta mujer huyó de su casa con su familia después de que tres familiares fueron asesinados por pandillas

En el puerto de entrada de Estados Unidos, en Tijuana, la cantidad de solicitantes de asilo autorizada para cruzar por día está fuertemente limitada por la “medición”.

En este sentido, “PHR descubrió además que las políticas estadounidenses han dejado a los solicitantes de asilo varados en Tijuana, donde son vulnerables a la violencia, el robo y la extorsión por parte de cárteles, pandillas y autoridades policiales”, detalla el informe. 

“Las actuales políticas de asilo estadounidenses que restringen el derecho de los solicitantes de asilo a ingresar a los Estados Unidos infligen un trauma más profundo en ellos con cada día que se ven obligados a esperar. Muchos de los entrevistados por PHR informaron sentirse bajo amenaza inminente durante su viaje a la frontera”, señala. 

Entérate: México redujo en 56% el flujo migratorio hacia EU, dice Ebrard

12 de los 15 adultos entrevistados dieron positivo por trastorno de estrés postraumático (TEPT). Muchos de ellos también dieron positivo en depresión e hipervigilancia y ansiedad. 

“Los hallazgos de PHR proporcionan un argumento convincente para que el gobierno de los Estados Unidos permita que las personas soliciten asilo de manera rápida y justa y demuestren cómo las políticas restrictivas pueden agravar el estrés y los daños que sufre este grupo de personas ya traumatizado”, dice el informe, que exige al gobierno de Donald Trump que “deje de obstaculizar de inmediato el derecho internacionalmente reconocido de solicitar asilo”.

“Siempre me dijo que me mataría y me enterraría si no iba con él”

Adriana, de 18 años, escapó de la violencia machista de El Salvador. Se emparejó con un pandillero que le amenazaba con matarle si le abandonaba. Se encargaba de las labores del hogar de su conviviente. Quedó embarazada y apenas tenía para comer. La menor de edad relata que ni siquiera le permitía dejar la casa después de que un día salió a comer con su abuela. 

Tras una discusión en la que ella le reclamó por no tener qué comer, el pandillero le golpeó en el estómago hasta que le hizo perder a los gemelos que esperaba después de permanecer 20 días en el hospital. Por eso huyó junto a su madre. 

En su análisis clínico muestra dificultad para dormir y una alta facilidad para sobresaltarse. Ella dice sentirse “irritable, estresada y fácil de enojar”. Tiene pesadillas con lo que vivió. “Al igual que muchos sobrevivientes de abuso doméstico, se siente culpable y avergonzada. Además, se pregunta si hizo lo suficiente para detener lo que ocurrió o es su culpa”, explica el informe. 

 “En las calles cada rincón era igual, muerte y pandillas”

David tiene 35 años y es hondureño. Actualmente espera su trámite en Tijuana, Baja California. Sin embargo, lleva tiempo en México. Años atrás, alguien quiso reclutarlo para una pandilla. Su padre, que participó en una de estas estructuras, le ayudó a salir del país y le envió al sur de México con su madre. La oferta de la mara (el informe no especifica cuál de ellas) era claro: o se integraba en sus filas o debía abandonar la ciudad. 

En el sur de México encontró que también había problemas con la violencia. En concreto, fuerzas paramilitares que participan en acaparamientos de tierra y desplazamientos, según cita el informe. Uno de estos grupos mató a vecinos de David y a él le amenazaron para que se marchara, porque fue testigo de los hechos. 

Jorge, 60, fue atacado por pandilleros en Honduras que le rompieron la clavícula con un bate de béisbol después de que él intentara rescatar a sus sobrinos de ser reclutados por la pandilla.

Un médico experto de PHR encontró que Jorge resulta positivo en la prueba de síndrome de estrés postraumático y que padece depresión moderada

Un mes después, estos mismos hombres regresaron: tenía cinco días para marcharse. Como un primo había sido recientemente asesinado en Honduras, regresar no era una opción. Así que David y su madre viajaron a Tijuana para pedir asilo en Estados Unidos.

“No tiene signos físicos de malos tratos. Dio positivo tanto para el trastorno de estrés postraumático como para la depresión mayor. David informa de estrés, ansiedad y problemas para dormir casi todos los días”, dice el análisis clínico, que señala que su preocupación es que sus perseguidores lo encuentren. Preguntado sobre si se siente seguro en Tijuana respondió que “las cosas son iguales aquí, peligrosas”.

Lee más: 3 factores que explican por qué se ha disparado el número de personas que llegan a la frontera sur de EU

“Queremos vivir en paz, sin miedo, y trabajar”

Hortensia, de 35 años, trabajaba en un mercado de México en el que se veía obligada a pagar extorsión. Relata haber presenciado varios asesinatos por no pagar. Un día, hombres armados entraron en su comercio y se llevaron a su padre. Dos días después, recibió un video en el que se le ve con ocho disparos en el cuerpo. Tres días después de enterrar al padre, toda la familia salió hacia Tijuana.

Según el estudio, Hortensia sufre depresión y estrés postraumático. El análisis refiere también un episodio, relatado por ella misma, que duró ocho días y en los que lloró “incontrolablemente y no pudo comer”. 

Asegura tener recuerdos retrospectivos de su padre y “síntomas de shock agudos como desmayos”. Tras dos semanas en Tijuana, la mujer dice sentirse segura en el refugio, pero no en la calle. 

“Los pandilleros me habrían descubierto y matado”

Jimena huyó de Honduras después de que integrantes de una pandilla la violaron como castigo porque su pareja no quiso integrarse en la estructura. Durante cinco meses, ambos, junto a su hijo de 2 años, realizaron el trayecto hasta Tijuana. En su entrevista, Jimena explicó que su padre la violaba cuando era niña.

“Muestra signos de depresión severa”, consideran los expertos de PHR. En su informe, señalan que ella dice que “a menudo tiene que obligarse a comer y tiene problemas para concentrarse”. Además, refiere no dormir mucho, muestra signos de hipervigilancia y evita situaciones que puedan recordarle a la violación. Incluso señala que intentó suicidarse. 

Ahora que está en Tijuana, asegura que su prioridad son sus hijos. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Síntomas de COVID-19: ¿los perros pueden detectarlos 5 días antes de que empiecen?

En Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, entre otros países, están entrenando perros para que puedan detectar la enfermedad en pacientes asintomáticos.
24 de octubre, 2020
Comparte

¿El covid-19 tiene olor?

Esa es una respuesta que solo nos podría dar con exactitud un perro.

La capacidad olfativa de una de nuestras mascotas preferidas se ha convertido en otra herramienta para combatir la pandemia del covid-19, que ya ha causado más de 20 millones de contagios y un millón de muertes en todo el mundo.

En países como Finlandia, Líbano, Argentina, Chile, Alemania, EE.UU., Colombia y México, las autoridades están entrenando canes para que puedan detectar si las personas están contagiadas con el nuevo coronavirus.

Desde hace algunas semanas, por ejemplo, perros especialmente entrenados para identificar mediante el olfato el covid-19 comenzaron a rastrear pasajeros como parte de un programa piloto en el aeropuerto de Helsinki-Vantaa de Finlandia.

De acuerdo con la profesora Anna Hielm-Bjorkman, de la Universidad de Helsinki, los perros pueden detectar el virus en humanos cinco días antes de que se desarrollen síntomas.

“Son muy buenos . Nos acercamos al 100% de efectividad”, explica.

Un pasajero (izquierda) se prepara para ser examinado por el perro rastreador Kossi.

EPA
A los pasajeros que llegan a Finlandia se les pide que se froten con un papel para que el perro lo olfatee.

Por su parte, Felipe Valencia, médico veterinario colombiano y experto en adiestramiento de perros que está realizando un proyecto similar en conjunto con la Universidad de Antioquia de ese país, anota que la capacidad de los perros podría volverlos muy confiables en estos casos.

Los perros utilizan el 40% de su cerebro para procesar lo que olfatean, así que pueden convertirse en una excelente herramienta para combatir esta enfermedad”, señala.

La idea de la mayoría de estos programas es utilizar a los perros en lugares de acceso a los países, como aeropuertos o estaciones de tren, con el fin de facilitar la circulación de las personas sin necesidad de imponer restricciones o confinamientos.

Pero, ¿cómo pueden los perros detectar el covid-19?

Sudor y lágrimas

De acuerdo con varias investigaciones, es difícil establecer qué es realmente lo que los perros olfatean.

Como lo señala la doctora Susan Hazel, veterinaria de la Universidad de Adelaide en Australia, en su artículo “Estos perros están entrenados para husmear el coronavirus”, lo que huelen los perros son muestras de sudor de las personas, que pueden estar contagiadas o no.

Perro olfatea.

MDD/Neil Pollock
Los perros deben olfatear varias muestras que contienen sustancias como orina, saliva y sudor de personas contagiadas con el covid-19.

“Los compuestos orgánicos volátiles (COV) que se desprenden de las muestras de sudor son una mezcla compleja. Entonces, es probable que los perros estén detectando un perfil particular en lugar de compuestos individuales”, señala la veterinaria.

Los perros, añade, tienen en promedio 220 millones receptores olfativos en la nariz, lo que les permite detectar mínimas alteraciones en las sustancias.

La premisa es la misma que maneja el equipo de expertos de Chile, otro de los países que está entrenando perros para detectar el covid-19 en personas asintomáticas.

“No es que el virus tenga un olor particular, sino que la reacción que hace una persona frente a la infección es lo que se detecta”, le dijo al portal Diario.es el veterinario Fernando Madrones, de la Universidad Católica de Chile.

Según Madrones, cuando alguien se contagia con covid-19 genera una serie reacciones metabólicas y orgánicas, que su vez producen estos COV, que se concentran en los órganos vinculados con el sudor.

Incluso con varios días de anticipación a que la persona muestre algún síntoma.

En los experimentos alrededor del mundo se han utilizado muestras de orina, saliva y sudor.

Instructores con perros rastreadores Valo (izquierda) y E.T. en el aeropuerto de Helsinki. Foto: septiembre de 2020

Reuters
Las pruebas de coronavirus canino tardan unos minutos en completarse en los lugares donde se han implementado, como en Finlandia.

Esta no es la primera vez que los perros son utilizados en la detección de enfermedades. Se sabe que este procedimiento se aplica en enfermedades como la diabetes, cáncer de seno y mal de Parkinson.

Incluso, como lo señala el profesor John Logan de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en el caso de la malaria los perros y su olfato tienen “una efectividad superior a las pruebas de la Organización Mundial de la Salud“.

Entrenamiento

Pero, ¿cómo se entrena a los perros para que detecten el “olor” del covid-19?

Hay distintos métodos, pero la mayoría de los entrenamientos se basan en la estrategia de la recompensa y la omisión.

“Aunque muchos de los perros con los que trabajamos ya tienen una base de entrenamiento, ellos deben primero aprender a reconocer el virus”, le dice Valencia a BBC Mundo.

Valencia señala que se les ponen muestras, en este caso de saliva de personas contagiadas, junto a la comida o un objeto con el que entrenan habitualmente.

Después se les quita la comida o el objeto y solo se les deja la prueba positiva“, señala Valencia.

“El siguiente proceso es alternar esas muestras con otras que no contengan el virus. Cuando reconocen la que contiene la muestra positiva, se les da un premio”, indica el entrenador.

Perro

Felipe Valencia
El trabajo de Felipe Valencia con los perros para detectar el covid-19 ha demorado siete meses.

Y cuando dan positivo a una muestra que no tiene covid-19, se omite la conducta y se les motiva a ir en busca de ese olor característico del virus que para los humanos no es distinguible.

Sin embargo, Valencia deja claro que la efectividad del procedimiento depende mucho del entrenamiento que se haga con los perros.

Nosotros llevamos más de seis meses en este proceso. Y creo que para poder llegar a un nivel de efectividad confiable se debe trabajar con los perros por lo menos cuatro meses”, anota.

Pero, ¿pueden los canes llegar a contagiarse?

“No, realmente no hay una posibilidad de que puedan llegar a contagiarse porque las muestras están protegidas por un material que evita el contacto con el animal. Además, les hacemos pruebas regulares para saber su estado de salud”, indica.

En el caso finlandés, los perros ya se encuentran en el aeropuerto olfateando a las personas que ingresan al país, mientras los otros países se encuentran en fase de entrenamiento con la idea de que el método sea “100% confiable”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=32WN2Ssveis

https://www.youtube.com/watch?v=fTCVrVu3V4c&t=

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.