close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Leonardo, el joven querido y tímido que fue asesinado presuntamente por policías de Guanajuato

La versión difundida por el gobierno de Guanajuato señaló que la muerte de Leonardo Aguilar se debió a un “enfrentamiento” ocurrido entre las fuerzas del orden y presuntos delincuentes.
Cuartoscuro
4 de octubre, 2019
Comparte

Cuando mataron a Leonardo Aguilar el pasado 11 de julio en Guanajuato, la gente de su pueblo comenzó a salir a reunirse en las calles para bloquear una carretera y exigir justicia. Las y los pobladores estaban seguros de que al joven de 24 años lo había matado la policía a sangre fría.

Cuenta su madre, Rebeca Aguilar, que su hijo era muy callado y siempre tenía una sonrisa. Saludaba tímidamente a la gente pero siempre saludaba. Por eso ella cree que tenía la simpatía de su pueblo, Villagrán.

Leer más: Estudiantes de Celaya protestan contra inseguridad y por asesinato de un alumno del Tecnológico Nacional

“Cuando lo mataron la gente se solidarizó mucho conmigo y se enfurecieron, dijeron vamos a tapar la carretera”.

El joven salía poco, solo conocía los alrededores de Villagrán, un municipio que ha cobrado notoriedad en el país durante los últimos años porque ahí surgió el Cártel de Santa Rosa de Lima, cuya principal actividad es el robo de combustible en los numerosos ductos conectados a la Refinería Salamanca, ubicada en el aledaño municipio del mismo nombre.

Leonardo nació en la colonia Santa Rosa de Lima y sus padres y hermanos, también. En los últimos años han sido “tratados como criminales” por las autoridades por ser originarios de esa colonia, cuenta Raquel Aguilar.

Aguilar se convirtió en panadero cuando estudiaba la secundaria porque tuvo un hijo, que ahora tiene ocho años. Cuenta su madre que la vida de padre le sentó bien, tanto que su pareja y él tuvieron un segundo tres años más tarde.

El joven panadero trabajó en ese oficio hasta el 11 de julio pasado cuando lo mataron en unos hechos que aún no han sido esclarecidos.

Te puede interesas: Por qué El Marro es uno de los hombres más buscados por el gobierno de AMLO

La versión oficial inmediata señaló que se trató de un altercado entre policías y presuntos delincuentes, mientras que su madre y su defensa legal han reunido pruebas para refutar esa versión y acusar que se trató de una ejecución extrajudicial.

Raquel Aguilar Uribe denunció penalmente este 3 de octubre que Leonardo Aguilar fue asesinado el pasado 11 de julio por policías en un tramo carretero que une Celaya con Villagrán, a la altura de la comunidad El Rehilete, donde según su defensa legal, numerosos testigos vieron cómo el joven de 24 años fue asesinado a sangre fría.

La denuncia, que fue presentada en un Ministerio Público del municipio de Villagrán, señala a quien resulte responsable dentro de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, el cuerpo de seguridad que, de acuerdo a las versiones oficiales, repelió una agresión en la que murió el hijo de la señora Raquel.

De acuerdo con el testimonio de su madre, Leonardo se ganaba la vida básicamente trabajando en las noches haciendo pan en una panadería de Villagrán que pertenece al abuelo de sus hijos y de vez en cuando reparaba motocicletas y vehículos.

“Era panadero y trabajaba de noche. Pero también le hacía a la mecánica de coches, en sus ratos libres, con gente conocida nada más”, contó Raquel Aguilar.

Una vez que dejó los estudios, nunca intentó volver. Desde pequeño le gustó la mecánica y quería poner un taller. Ya lo había hablado con sus padres y le iban a prestar un terreno, solo le faltaba terminar de ahorrar para montar el negocio.

La relación con la mamá de sus dos hijos había terminado y recientemente había comenzado otra relación. Había buscado una vez más la vida hogareña que tanto le gustaba.

“Le gustaba vestirse bien pero sin ropa de marca, también le gustaba mucho la música pero nunca iba a los bailes ni a las fiestas”, recuerda la señora Raquel.

La versión difundida por el gobierno de Guanajuato señaló que la muerte de Leonardo Aguilar se debió a un “enfrentamiento” ocurrido entre las fuerzas del orden y presuntos delincuentes.

También se señaló a Leonardo como un presunto integrante de la delincuencia organizada. Pero el mismo día de los hechos pobladores de Villagrán que salieron a las calles del municipio, terminaron por bloquear la autopista Celaya-Salamanca protestando por la muerte del joven de 24 años.

Este jueves la señora Raquel presentó una denuncia por la cual la Fiscalía Guanajuato inició la carpeta de investigación 104749.

De acuerdo con el abogado defensor, José Gutiérrez, presidente de la Red Internacional de Criminología, en la denuncia se señala que la muerte de Leonardo fue producto de un montaje a manos de la policía, en el que también resultó herida una persona más.

Leonardo Aguilar, sostiene el abogado, habría sido esposado y torturado antes de recibir un disparo a una distancia aproximada de tres metros. La denuncia que presentaron este día pretende desarmar la versión oficial que apunta a que el incidente se trató de una balacera.

“A Leonardo lo esposaron, lo bajaron de la camioneta, le arrojaron una sustancia, lo quemaron y después lo ejecutaron mientras estaba esposado”, dijo la defensa de la víctima que se basa en testimonios de testigos de los hechos en la zona ubicada a la altura de la comunidad El Rehilete, donde abundan empresas y conductores de vehículos pesados. .

La señora Rebeca contó que el 11 de julio amistades suyas le avisaron que su Leonardo había sido “detenido” por la policía y que ella de inmediato fue al lugar. Ahí encontró a su hijo muerto.

“Pasaron unas vecinas a avisarme que unos policías lo habían detenido. Cuando llegué encontré una camioneta, un muerto y un herido. Yo dudaba que fuera mi hijo. Me di la vuelta para confirmar y el que estaba muerto era mi hijo”, contó la señora.

“Los testigos oculares corrieron a un estacionamiento donde habían muchos piperos (conductores de pipas) que gritaban, ya déjenlo, lo van a matar. A esos testigos jamás los han entrevistado. Hay cámaras de seguridad en esa zona y no se han revisado las imágenes”, agregó José Gutiérrez.

Animal Político buscó la versión de las autoridades de Guanajuato, pero hasta el momento solo una fuente que dijo no estar acreditada para declarar, comentó que la versión oficial está en el comunicado que se emitió en su momento donde se informó que se trató de una balacera entre policías y presuntos delincuentes.

Cuando la señora Raquel estuvo ante el cuerpo de su hijo, esperó a que las autoridades realizaran las diligencias y se lo llevara personal del Servicio Médico Forense, a cuyas instalaciones acudió de inmediato. Ahí comenzó lo que ella describe como un largo proceso burocrático antes de que la dejaran realizar el reconocimiento legal del cadáver.

Le enseñaron a su hijo a través de una vitrina y lo vio del torso hacia arriba. Recuerda que estaba severamente quemado y que le dijeron: “Es que su hijo se quemó con el sol porque llevaba varias horas”.

No aceptó esa versión, tampoco la de la balacera, por eso después de denunciar los hechos en medios de comunicación, finalmente presentó una denuncia. “Yo quiero que se investigue bien todo porque a mí me dolió mucho lo que le hicieron a mi hijo. Lo quieren acusar de algo que él no ha hecho y lo mataron de una manera muy injusta”, dijo la señora Rebeca.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

WhatsApp: ¿desinstalar la aplicación hace el teléfono más seguro?

Algunos usuarios de teléfonos móviles están abandonando la popular aplicación de mensajería por alternativas ante los recientes ataques cibernéticos. Sin embargo, los expertos dicen que esta no es la solución.
5 de noviembre, 2019
Comparte
Logo de WhatsApp con un gráfico por detrás.

Getty Images
Teléfonos de activistas, periodistas y diplomáticos fueron bancos de ataques cibernéticos recientemente y sus mensajes de WhatsApp se filtraron.

WhatsApp es una de las aplicaciones de mensajería instantánea más populares grandes del mundo. ¿Pero es de las más seguras?

A fines de octubre, WhatsApp, cuya dueña es Facebook, presentó una demanda contra el Grupo NSO de Israel, que fabrica software para vigilancia conocido como Pegasus, alegando que la empresa estaba detrás de ataques cibernéticos.

Los piratas informáticos pudieron instalar de forma remota el software de vigilancia en teléfonos y otros dispositivos aprovechando una vulnerabilidad importante en la aplicación de mensajería.

WhatsApp acusa a la compañía de enviar malware a aproximadamente 1.400 teléfonos móviles con fines de espiar a periodistas, activistas de derechos humanos, disidentes políticos y diplomáticos de todo el mundo, aunque en su mayoría son de India.

Hombre encapuchado con un teléfono.

Getty Images
El software para vigilancia es conocido como Pegasus.

En México, por ejemplo, se conoció el caso porque se utilizó para espiar a figuras públicas como la periodista Carmen Aristegui.

El diario The Washington Post señaló que el teléfono del periodista saudita Jamal Khashoggi, que fue asesinado dentro del consulado de Arabia Saudita en Estambul el año pasado, estaba “infectado” con un programa de la compañía israelí.

NSO Group, por su parte, rechaza las acusaciones y dijo que su misión es la de una empresa dedicada a prestar servicios a los gobiernos para luchar “contra el terrorismo”.

En una presentación judicial en San Francisco, Estados Unidos, WhatsApp dijo que NSO Group “desarrolló su malware para acceder a los mensajes y otras comunicaciones después de que fueron descifrados en los dispositivos de destino”.

Tras este escándalo de ciberseguridad, algunos usuarios están buscando opciones distintas a WhatsApp, incluidas aplicaciones de mensajería como Signal o Telegram, que se dice que están encriptadas de forma más segura.

Y muchos otros están pensando en desinstalar la aplicación WhatsApp de sus teléfonos. Pero ¿es esta la solución?

Encriptados pero vulnerables

WhatsApp en un teléfono.

Getty Images
La aplicación WhatsApp presentó una demanda contra el Grupo NSO de Israel alegando que la empresa estaba detrás de ataques cibernéticos que infectaban dispositivos con software malicioso.

Los expertos dicen que WhatsApp, una aplicación utilizada por aproximadamente 1.500 millones de personas en 180 países (solo en India están 400 millones), está sufriendo la peor parte del ataque cibernético que no es completamente su culpa.

Si bien una vulnerabilidad en la función de videollamadas de la aplicación permitió que el spyware funcionara sin la intervención del usuario, finalmente infectó el teléfono debido a lagunas en los sistemas operativos del dispositivo.

“Las vulnerabilidades que el spyware supo explotar estaban en el nivel del sistema operativo, ya sea Android o Apple”, dijo Vinay Kesari, un abogado especializado en privacidad en tecnología.

“Si hay un programa espía en tu teléfono, todo lo que es legible o lo que sea que pase por tu cámara o micrófono está en riesgo“, dijo el consultor especialista en tecnología Prasanto K. Roy.

WhatsApp se promociona como una aplicación de comunicaciones “segura” porque los mensajes están encriptados de principio a fin. Esto significa que solo deben mostrarse de forma legible en el dispositivo del remitente o del destinatario.

“En este caso, no importa si la aplicación está encriptada o no, una vez que el spyware está en tu teléfono, los piratas informáticos pueden ver lo que esté en tu teléfono tal como lo ves, esto ya está descifrado y en una forma legible en esta etapa”, describió Prasanto K. Roy a la BBC.

“Pero lo más importante, es que esta violación muestra cuán vulnerables son los sistemas operativos“, agregó.

Cambios de aplicación

Una mujer india habla por teléfono.

Getty Images
Los usuarios más afectados por la filtración de mensajes de Whatsapp son de India, uno de los mercados de internet de más rápido crecimiento en el mundo.

Desde que Whatsapp reconoció esta brecha en la seguridad y presentó la demanda, gran parte de la conversación en las redes se ha centrado en cambiar a otras aplicaciones de mensajería.

Una de las opciones de las que más se habla es Signal, conocida por su código fuente abierto, es decir que es un modelo de desarrollo de software basado en la colaboración abierta que todos pueden ver.

Pero ¿esto significa que tu teléfono estaría mejor protegido contra un ataque? No necesariamente, dicen los expertos.

“Con Signal, hay una capa adicional de transparencia porque liberan su código al público, por lo que si tú eres un desarrollador de código sofisticado y la compañía dice que ha solucionado un error, puede acceder al código y verlo por ti mismo”, dijo Kesari.

“Pero eso no significa que la aplicación tenga una capa adicional de protección contra tales ataques”.

Prasanto K Roy asegura que este ataque en particular fue más allá de la aplicación de mensajería.

“Para aquellos cuyos teléfonos estaban comprometidos, toda la información estaba en riesgo, no solo WhatsApp”, dijo Roy.

A partir de ahora, no hay razón para creer que WhatsApp es “menos seguro” que otras aplicaciones, agregó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg

https://www.youtube.com/watch?v=4GB0hAUrKks

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.