close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

12 ambientalistas y defensores han sido asesinados este año; Oaxaca y Chiapas, los estados más peligrosos

Cinco de los defensores y ambientalistas fueron atacados en Oaxaca, y otras cuatro en Chiapas. “México es uno de los países mas peligrosos del mundo para los activistas", alerta Amnistía Internacional.
Cuartoscuro Archivo
Comparte

Oaxaca y Chiapas son los dos estados más mortíferos para ambientalistas y defensores de los derechos humanos. En lo que va del año año, al menos 12 activistas fueron asesinados, según datos recogidos por Amnistía Internacional. Cinco de estas víctimas fueron atacadas en Oaxaca y otras cuatro en Chiapas. La organización de defensa de los derechos humanos inició recientemente la campaña “No Más Asesinatos: Alza la Voz por las y los Ambientalistas en México” para denunciar estos ataques.

México es el sexto país del mundo más peligroso para los ambientalistas, según informes de la ONG Global Witness. Esta asociación detectó que en 2017 fueron asesinados 15 defensores y en 2018 otros 14. A falta de tres meses para que concluya el año ya se han contabilizado 12 homicidios, por lo que las cifras de ataques se mantienen en la línea de años anteriores.

La primera víctima del año fue Sinar Corzo Esquinca, asesinado en Arriaga, Chiapas, el 3 de enero. Murió por heridas de bala después de ser tiroteado. Su activismo había estado centrado en el agua, la vivienda y la salud, aunque en los últimos años también defendió a damnificados por el sismo de 2017.

Noé Jiménez Pablo y José Santiago López fueron asesinados en Amatán, Chiapas, el 18 enero. Ambos participaban en un plantón de protesta contra el alcalde, Manuel Carpio Mayorga. Hombres armados irrumpieron en la protesta y secuestraron a los dos activistas. Sus cuerpos aparecieron un día después en un vertedero con evidentes signos de tortura. El alcalde terminó por renunciar a su cargo al ser señalado como instigador de los asesinatos.

El 19 de enero fue asesinado Rafael Murúa Manríquez en Mugelé, Baja California Sur. Su cuerpo apareció en una cuneta. La víctima era periodista, director de la radio comunitaria Radiokashana y miembro de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (Amarc).

Bernardino García Hernández falleció por un ataque armado en el paraje conocido como Camalote, en Zimatlán de Lázaro Cárdenas, Oaxaca. Según denunció en su momento el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedhapi), un grupo armado de San Sebastián Nopalera fue el responsable. García Hernández era representante de Zimatlán de Lázaro Cárdenas en una comisión que buscaba una salida dialogada a un conflictos por tierras existente entre ambas comunidades.

El 20 de enero fue asesinado en el municipio Santiago Jocotepec, en Oaxaca, Gustavo Cruz Mendoza. Era integrante del Consejo Indígena Popular de Oaxaca “Ricardo Flores Magón” (CIPO- RFM) en la comunidad de Cerro Caliente.

Ese mismo día, en Morelos, fue asesinado Samir Flores. El activista se oponía a la construcción de una termoeléctrica en Amilcingo. El ataque tuvo lugar días antes de la celebración de una consulta sobre la construcción de la planta energética. Actualmente un juez ordenó la paralización del proyecto.

El 25 de marzo fue asesinada Eulalia Lilia Díaz en Santiago Tianguistenco, Estado de México. Un hombre amenazó a la activista, integrante del Consejo Indígena del Trueque. Posteriormente se presentó en su domicilio armado con una escopeta y acabó con su vida.

El 11 de abril, Luis Armando Fuentes fue asesinado por un disparo tras sufrir una emboscada en San Francisco Ixhuatán, Oaxaca. Fuentes era integrante de la Comisión en Defensa de la Tierra ydel Territorio de la Zona Oriente del Istmo y del Comité Regional Istmo de Sol Rojo, y del Corriente del Pueblo Sol Rojo, una organización de derechos laborales que trabaja en la defensa de los derechos económicos, sociales y culturales, especialmente el derecho de acceso a la tierra, según datos de la ONG Frontline Defenders.

Un día después, el 12 de abril, fue asesinado el abogado defensor de derechos humanos, Juan Quintanar Gómez. El ataque tuvo lugar en el centro de la ciudad de Oaxaca, cuando el abogado llegaba a su despacho. El letrado estaba especializado en defender a comunidades indígenas de Oaxaca en diversos conflictos agrarios.

Telésforo Santiago Enríquez, de la radio comunitaria indígena Estéreo Cafetal 98.7 FM, fue asesinado el 2 de mayo en el municipio de San Agustín Loxicha, Oaxaca.

Finalmente, el 11 de junio fue asesinado José Luis Álvarez Flores en Chiapas. Álvarez Flores era ambientalista y también había formulado diversas denuncias por extracción de arena.

“México es uno de los países mas peligrosos del mundo para los activistas. Actualmente, dada la emergencia climática, es una buena oportunidad para resaltar la labor de los defensores”, explicó Graciela Martínez, de Amnistía Internacional.

La activista señaló que los defensores forman parte de “uno de los colectivos que más están sujetos a represalias en la región y particularmente en México”.

Los datos, dice Martínez, muestran que el número de asesinatos se mantiene estable.

“Creemos que es una buena oportunidad para que se llame la atención al Gobierno y tome medidas para su situación. Hubo algunos cambios en el mecanismo de protección, pero debe tenerse en cuenta las causas estructurales de la violencia que sufren estas comunidades y colectivo”, dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los alimentos que ayudan al cerebro a funcionar mejor

Desde el punto de vista del funcionamiento del cerebro hay diversos nutrientes y alimentos muy importantes, pero la clave siempre está en llevar a cabo una dieta equilibrada, coinciden expertos.
30 de octubre, 2019
Comparte

Una buena alimentación es clave para para nuestra salud en general, y para la de nuestro cerebro en particular.

“La alimentación es uno de los pocos factores de riesgo de enfermedades neurológicas que está en nuestra mano modificar y controlar”, le dijo a BBC Mundo el doctor Gurutz Linazasoro, portavoz de la Sociedad Española de Neurología.

Los expertos señalan que no hay alimentos mágicos, sino que lo importante es llevar un patrón dietético equilibrado.

“El patrón dietético que más se ha estudiado es la dieta mediterránea”, explica Linazasoro.

“Se sabe que disminuye el riesgo de padecer alzheimer y parkinson, también disminuye el de sufrir enfermedades cardiovasculares y disminuye el riesgo de obesidad, que indirectamente también incide sobre la salud cardiovascular”.

Una dieta mediterránea típica incluye muchos vegetales, frutas, legumbres, cereales y productos ricos en carbohidratos como el pan integral, la pasta y el arroz integral.

También contiene cantidades moderadas de pescado, carne blanca y algunos productos lácteos. Y además utiliza para cocinar y aderezar sobre todo aceite de oliva.

“Las claves son comer sano, equilibrado y con moderación“, insiste el experto.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones, desde el punto de vista del funcionamiento del cerebro hay diversos nutrientes y alimentos muy importantes. Veamos algunos de ellos.

Pescado azul

El sistema nervioso y concretamente el cerebro son tejidos muy ricos en agua pero que también tienen un componente lipídico (graso) muy importante, le explicó a BBC Mundo el dietista-nutricionista y doctor en Biología Funcional y Molecular Ramón de Cangas.

De hecho, explica el también miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética, más de un 60% de su peso seco está constituido por lípidos, por lo que ciertos ácidos grasos cobran especial relevancia.

Pescado azul.

Getty Images
Los pescados azules son ricos en el ácido graso omega-3, un nutriente relacionado con un menor deterioro cognitivo.

Los pescados azules son ricos en el ácido graso omega-3 docosahexaenoico (DHA).

Una dieta rica en este nutriente “ha demostrado suponer una serie de beneficios, entre ellos un menor deterioro cognitivo y menor riesgo de enfermedades como el alzheimer”.

Cítricos y verduras

Son alimentos ricos en vitamina C, que según varios estudios se asocia con un mejor desempeño cognitivo.

“Quizás se debe a su función antioxidante y a que participa en la producción de los neurotransmisores —las biomoléculas que se encargan de transmitir la información de una neurona a otra—”, explica el nutricionista.

Ocurre lo mismo con los plátanos, ricos en piridoxina, una forma de vitamina B6 que participa en el metabolismo de los neurotransmisores.

Cacao puro y canela

Son alimentos ricos en polifenoles, que “han mostrado resultados interesantes en prevención del deterioro cognitivo por su efecto antioxidante que protege a las neuronas”, dice Ramón de Cangas.

Aguacates

Getty Images
Los aguacates poseen un tipo de ácidos grasos saludables para nuestro cerebro.

Aguacates

Los aguacates, junto con el aceite de oliva y otras fuentes de grasa monoinsaturadas (un tipo de grasa saludable) “son interesantes en la prevención del deterioro cognitivo justamente por su riqueza en este tipo de ácidos grasos y también en ciertos fitoquímicos (nutrientes de origen vegetal)”, dice el dietista-nutricionista.

Nueces

Las nueces son excelentes fuentes de proteínas y grasas saludables.

Son ricas en un tipo de ácido graso omega-3 llamado ácido alfalinolénico (ALA), que ayuda a bajar la presión arterial y protege las arterias. Esto es bueno tanto para el corazón como para el cerebro, según la Escuela de Medicina de Harvard.

Nueces

Getty Images
Los frutos secos son fuentes de proteínas y grasas saludables.

Los tres enemigos del cerebro

Linazasoro insiste en que la clave de todo esto es la variedad, pero también la moderación.

“De nada sirve comer todos los días dos kilos de nueces o todos los días dos aguacates”.

“No existen alimentos milagrosos ni dietas milagrosas, pero sí hay los que son enemigos para el cerebro, como la sal, el azúcar y las grasas trans (las que se encuentran en los alimentos procesados)”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KJDp1Nt_ySw

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

https://www.youtube.com/watch?v=BmR2nHqIzTI&t=33s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.