'El plástico del mar se nos está regresando': ONG alerta sobre peces contaminados con plástico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Rich Carey Shutterstock

'El plástico del mar se nos está regresando': ONG alerta sobre peces contaminados con plástico

Un estudio de Greenpeace señala que pequeños fragmentos de plástico, de los cientos de toneladas que llegan al mar, son ingeridas por peces que luego llegan a nuestra mesa.
Rich Carey Shutterstock
6 de octubre, 2019
Comparte

Las envolturas de celofán, envases de plástico, unicel, tela sintética. Lo que tiramos al mar acabará en nuestra mesa y con un poco de mala suerte en tu estómago.

¿Cómo? Fácil. Cada año, 13 millones de toneladas de plástico acaban en los océanos. En México anualmente producimos 7 millones de toneladas de plástico, un porcentaje de todo eso acaba en los mares mexicanos, de acuerdo con el Estudio sobre el impacto de la contaminación por microplásticos en peces en México, realizado por la organización Greenpeace.

La organización analizó 755 peces recolectados en tres zonas pesqueras del país: Golfo de California (La Paz, BCS), Golfo de México (Veracruz, Veracruz) y Caribe mexicano (Puerto Morelos, Quintana Roo).

Lee: ¿Microplásticos en mi té? No sólo en el té, están en todos lados

En los estómagos de 54% de los peces se hallaron microplásticos y otras fibras y materiales. Al analizarlos en el laboratorio el resultado fue que 20% del total de los ejemplares tenían trozos de plásticos en sus sistemas digestivos.

Mientras que el resto de los peces presentaron “una fibra, un fragmento o un trozo manufacturado por el ser humano” que no debería estar en el mar, explica a Animal Político, el especialista Miguel Rivas Soto de Greenpeace México y uno de los coordinadores del estudio.

En total, señala el documento, en los estómagos de los peces analizados se encontraron 1,006 piezas de plástico.

“El plástico del mar se nos está regresando en los peces que llevamos a nuestras mesas”, advierte el investigador.

¿Cómo llegan a sus estómagos?

Los trozos menores a 5 milímetros son conocidos como microplásticos. Por su tamaño es fácil que las corrientes marinas los transporten a todo el mundo.

“Su pequeño tamaño puede hacerlos indistinguibles de las presas naturales”, explica el estudio.

Sí, los peces confunden el plástico con comida, ya que su alimentación se basa en la condición visual: los colores de los plásticos son atractivos y se los comen.

“Los hábitos de forrajeo de estas especies se debe a una condición de capturar el alimento de forma más visual. Esta fibra, trozo o fragmento termina siendo atractivo para los peces”, explica Rivas Soto, quien también es líder de la campaña de plásticos de Greenpeace México.

Los colores que más se encontraron en los peces fueron el azul oscuro (45 %) y el negro (41 %), seguidos del rojo (7 %), transparente (4 %) y verde (2 %), mientras que el resto (morado, blanco, café, amarillo, rosa) conformaron el 1 %, expone el estudio.

Los tipos de plástico que más se encontraron fueron celofán, usado como envoltorio de regalos, alimentos y en cintas autoadhesivas.

Además de etilvinilacetato, nailon, poliacrilato, poliestireno, poliéster, polietileno y polipropileno.

Te puede interesar: Las razones por las que los animales marinos no pueden dejar de comer plástico

Estos polímeros tienen diversos usos como fibras para ropa y textiles; plástico rígido para contenedores; elaboración de equipos de pesca o material para embarcaciones; elaboración de instrumentos eléctricos; botellas, bolsas de supermercado, empaques pequeños de un solo uso y otros contenedores de uso industrial.

Así que es probable que una pequeñísima pieza de ese celofán de envolturas o el envase de algún producto químico que usaste acabó como comida de un pez.

¿En qué especies de peces encontraron plástico?

Las afectación por plástico varió según la región y las especies.

La región que mostró estar más afectada fue Veracruz, con un promedio de plásticos por organismo dos veces mayor que en las otras dos regiones.

“Esto podría estar relacionado al mayor impacto urbano que recibe este sitio de estudio, que se traduce en una mayor cantidad de residuos sólidos suspendidos derivados de escurrimientos o descargas de aguas residuales”, expone Greenpeace.

Ahí las especies más afectadas son:

-Pajarito (Hemiramphus brasiliensis) con 15.8 fragmentos

-Pargo mulato (Lutjanus griseus) con 13

-Lisa o lebrancha (Mugil curema) con 11.6

-Peto (Scomberomorus cavalla), con 11.1.

La región que mostró tener el menor impacto, según el estudio, fue La Paz, lo cual puede relacionarse igualmente con su baja densidad poblacional.

En la región de las especies más afectadas son:

Lenguado (2.05 piezas plásticas)

Mojarra (Eucinostomus gracilis) con 1.50

Cochito (Balistes polylepis) con una pieza

Pargo lunarejo (Lutjanus guttatus) con 0.84

Cacoco (Pomadasys macracanthus) con 0.63 fragmentos.

En la región de Puerto Morelos, en el caribe mexicano se analizaron estas especies:

En Puerto Morelos, el promedio mayor de piezas plásticas por organismo (7.5) se encon – tró en la especie

Mero bobo (Epinephelus morio) con 7.5 piezas

Cojinuda (Carangoides bartholomaei) que presentó 7.33

Escochín (Balistes vetula) que mostró 6.5.

Te puede interesar: Nopal para reemplazar el plástico: el ingenioso hallazgo de una investigadora mexicana

¿Cómo afecta a los humanos?

El riesgo de que al comer pescado ingieras plástico es bajo, ya que en la mayoría de los mariscos se elimina el tracto gastrointestinal, y acabamos consumiendo solo el filete.

Pero hay excepciones: las especies que se comen enteros como algunos moluscos y crustáceos, peces como sardinas, o camarones pelados.

El riesgo de consumir productos del mar radica en que los plásticos que comen los peces pueden estar contaminados con sustancias tóxicas y éstas transferirse a la parte del pez que si comemos.

“En el medio marino, los microplásticos pueden actuar como vehículo para diferentes productos químicos que pudieron añadirse intencionalmente durante su fabricación. O bien, que son contaminantes ambientales absorbidos por su superficie durante su uso y permanencia en el medio ambiente, tales como el estireno, metales tóxicos, ftalatos, bisfenol A (BPA), bifenilos policlorados (PCB) e hidrocarburos policíclicos aromáticos (HPA)”, explica el estudio.

Además de productos químicos, dice el estudio, se han encontrado microorganismos en los desechos plásticos, a esto se le denomina “plastisfera”. Entre los organismos patógenos que sí causan enfermedades a los humanos están: Vibrio spp., Escherichia coli, Stenotrophomonas maltophilia, Bacillus cereus y Aeromonas salmonicida.

Te puede interesar: Adiós bolsas, cubiertos y popotes: CDMX prohíbe venta de plásticos de un solo uso

¿Cuáles son las soluciones? ¿Podemos ayudar?

Dejar de usar desechables y disminuir el consumo de plásticos (como las bolsas del súper) funciona.

Las políticas que prohíben los plásticos de un solo uso en varios estados son útiles, señala Greenpeace, pero hay otros productos que los reglamentos mexicanos no han considerado: las microperlas.

La organización apunta que “es necesario modificar la actual regulación mexicana para que restrinja los artículos de plástico y ponga un alto a esta contaminación desde su origen”.

Esto a través de modificaciones a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos para que contemple la responsabilidad de los productores y elimine los plásticos de un solo uso, entre otras cosas.

(Hay que) Legislar y legislar ahora, y llamar a la gente a sumarse a este movimiento. No queremos seguir llevando estos plásticos a nuestra mesa”, dice Miguel Rivas.

Entérate: No sabes lo que comes: El engaño en la venta de pescado en México

Sin embargo hay otro tema que preocupa a los ambientalistas: las microperlas.

Éstas se fabrican para su uso en cosméticos como limpiadores, pastas dentales y exfoliantes abrasivos.

“Estudios recientes destacan que algunos productos cosméticos contienen aproximadamente la misma cantidad de plástico (en peso) que el embalaje del envase de plástico”, añade el estudio.

Y aunque estas microperlas están diseñadas para desecharse a través de aguas residuales, las plantas de tratamiento no están diseñadas para eliminar partículas microplásticas.

Greenpeace propone una modificación al artículo 269 de la Ley General de Salud mexicana para prohibir la comercialización de las microperlas, otro tipo de microplástico muy abundante y de difícil eliminación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: las muertes de miles de ancianos que no están siendo contabilizadas en Europa

La crisis del coronavirus ya ha cobrado al menos 119,000 víctimas, pero el número puede ser mucho mayor: muchos países solamente incluyen a las muertes que ocurren en hospitales.
14 de abril, 2020
Comparte
El número real de contagiados y de víctimas podría ser mucho mayor al que arrojan los datos oficiales.

Getty Images
El número real de contagiados y de víctimas podría ser mucho mayor al que arrojan los datos oficiales.

Hasta el 14 de abril ya se habían registrado más de 1.9 millones de casos y al menos 119,000 muertes por coronavirus, según cifras oficiales.

Pero el número real de contagiados y de víctimas podría ser mucho mayor.

Según advierte un grupo de organizaciones benéficas británicas, una parte importante de personas de la tercera edad está siendo ignorada en las estadísticas oficiales de coronavirus en Reino Unido.

La cifra oficial de muertos por la pandemia en ese país, y en otras partes del mundo, ha sido criticada por incluir solo a las personas que mueren en hospitales y no a aquellas que fallecen en residencias de mayores o en sus casas.

Las autoridades británicas revelaron que hubo infecciones de covid-19 en más de 2.000 residencias de ancianos en Inglaterra: cientos de personas murieron, pero no aparecen en las estadísticas oficiales.

Reuters
Las autoridades británicas revelaron que hubo infecciones de covid-19 en más de 2.000 residencias de ancianos en Inglaterra: cientos de personas murieron, pero no aparecen en las estadísticas oficiales.

Esta situación se repite en naciones como España, Italia y, hasta hace poco, Francia, entre otros países.

Las autoridades sanitarias españolas contabilizan únicamente a aquellas personas de las que se tenía constancia del contagio, tras efectuarles una prueba.

Este método deja fuera a un gran número de personas que fallecen durante el confinamiento en casa y a las muertes que se producen en las residencias de ancianos.

Una cifra “precisa y rápida”

Italia, al igual que España, solo cuenta como víctimas a aquellos que hayan dado positivo por covid-19, y las pruebas se realizan principalmente en hospitales.

Francia, por su parte, incluía en sus estadísticas solamente a los pacientes que fallecían en centros hospitalarios hasta hace dos semanas.

Ante la polémica generada cuando esta información se hizo pública, el gobierno de Emmanuel Macron ordenó que se hiciera un seguimiento diario de la mortalidad en los ancianatos.

Así, este lunes, el país galo contabilizaba 14,967 víctimas mortales, de las cuales 9,588 murieron en hospitales y 5,379 en residencias de ancianos.

La ministra de Trabajo y Pensiones de Reino Unido, Therese Coffey, le explicó a la BBC que el conteo en ese país solo incluye la cifra de fallecimientos en hospitales porque “es precisa y rápida”.

406 muertes invisibles en las estadísticas

Los últimos números de la Oficina Nacional de Estadísticas británica, que incluye todas las muertes relacionadas con la covid-19 en Inglaterra y Gales, muestran que un total de 406 muertes registradas hasta el 3 de abril ocurrieron fuera de los hospitales.

Esto habría agregado un 11% adicional a las cifras oficiales dadas por el gobierno de Reino Unido.

De esas muertes adicionales, no incluidas en las estadísticas, 217 tuvieron lugar en ancianatos, 33 en hospicios, 136 en hogares privados, 3 en otros establecimientos comunales y 17 en lugares no precisados.

Un conjunto de organizaciones benéficas, entre las que se encuentran Age UK, Marie Curie y la Alzheimer’s Society, le han enviado una carta al ministro de Salud británico, Matt Hancock, pidiendo un recuento diario de muertes más completo, que incluya a los fallecidos en residencias.

Las autoridades sanitarias de Reino Unido revelaron recientemente que hubo infecciones de covid-19 en más de 2,000 residencias de ancianos en Inglaterra, sin especificar la cantidad de víctimas fatales por la enfermedad.

Un asilo de ancianos en Cataluña

EPA
En España se han detectado numerosos casos de covid-19 en centros de cuidados para personas mayores.

Luego de este anuncio, Age UK aseguró que el brote de coronavirus se está saliendo de control en los ancianatos del país.

“Las cifras actuales están retocando (excluyendo de las estadísticas) a las personas mayores como si no importaran”, dijo Caroline Abrahams, directora de la organización benéfica.

Cerca de 410,000 personas viven en hogares de cuidado en Reino Unido.

La Comisión de Calidad de la Atención, el regulador de hogares residencias de ancianos de Inglaterra, ha afirmado que comenzará a registrar las muertes en la atención social de adultos a partir de esta semana.

De igual forma, le ha pedido al personal de estos centros que brinden actualizaciones diarias sobre la cantidad de casos confirmados y posibles contagios.

El caso de España

En España, en los últimos días, han sido varias las regiones cuyas autoridades han asegurado que las estadísticas oficiales que proporciona el gobierno de Pedro Sánchez no incluyen las muertes de miles de ancianos que fallecen en residencias a causa del coronavirus pero a los que no se les realizan pruebas para saber si están infectados.

Así, por ejemplo, la semana pasada la Comunidad de Madrid (gobierno regional) informó que 4,260 personas usuarias de residencias -entre las que se encuentran también las que albergan a discapacitados o a personas con enfermedades mentales- murieron entre el 8 de marzo y el 8 de abril por Covid-19 (781) o teniendo síntomas de esa enfermedad (3,479).

Las cifras oficiales de muertos por covid-19 en España no incluyen a esos 3,479 fallecidos que no fueron sometidos a pruebas.

La misma situación está sucediendo por todo el país.

Las residencias de ancianos llevan semanas denunciando que están desbordadas y que no cuentan con los medios para hacer frente a la pandemia, lo que está haciendo que la mortalidad se haya disparado, aunque esos fallecimientos no aparecen en las estadísticas oficiales.

Por toda Europa, particularmente en los países más afectados por el coronavirus, parece estar repitiéndose la misma situación. Miles de ancianos no están recibiendo la atención médica que necesitan y sus muertes no son contabilizadas.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Por su parte, el gobierno español también está desde hace días bajo presión para que incluya datos de fallecidos en las residencias en las estadísticas.

Pero, hasta el día de hoy, esto todavía no ha sido posible.

El portavoz del Ministerio español de Sanidad, Fernando Simón, ha explicado que “el análisis de las residencias es más complejo que el del resto porque hay muchos más factores que en el resto de grupos”.

Pero aseguró que tan pronto como su equipo pueda hacer este análisis los datos se harán públicos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=QBv7nudMSpc

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.