Desde tortura sexual, hasta psicológica: CDHDF revela casos cometidos por Procuraduría y Policía en CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Desde tortura sexual, hasta psicológica: CDHDF revela casos cometidos por Procuraduría y Policía en CDMX

En todas las recomendaciones se señala que deben considerarse los protocolos de Estambul y reponerse las diligencias con “un enfoque de derechos humanos”.
Cuartoscuro
9 de octubre, 2019
Comparte

En un operativo realizado el 4 de diciembre de 2013, cinco elementos de la Procuraduría General de Justicia entraron a un hotel y detuvieron a un hombre a quien colocaron una bolsa de plástico en la cabeza para que confesara un delito. El hombre aguantó esa y otras torturas y no habló.

Ante esto, los policías sometieron a la esposa del detenido, la obligaron a desnudarse e hincarse frente a un hombre que amagaba con violarla. El detenido observaba lo que estaba ocurriendo. Si no daba la información que le pedían, su mujer sería violada frente a él.

Te puedes interesar: Abusaron de Mónica y la torturaron para inculparla; lleva seis años presa pero espera una resolución a su favor

Este es uno de los casos que describe la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDF) en las cuatro recomendaciones emitidas este 7 de octubre a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y a la Secretaría de Seguridad capitalina.

Las cuatro recomendaciones están relacionadas a tortura durante los procesos de investigación que realizan ambas dependencias, por casos ocurridos entre 2012 y 2018. La recomendación 15/2019 se titula: “Falta de debida diligencia en la investigación de tortura sexual” y es la que describe la amenaza de violación a una mujer frente a su esposo, a manos de policías.

Cuando el hombre vio a su esposa desnuda con un violador esperando la orden, “le dijeron que si no aceptaba su participación en el delito, la violarían y matarían”, según el documento. Por lo tanto, confesó el delito que le achacaban y tres días después se ejerció acción penal en su contra y sigue preso.

La Comisión de Derechos Humanos documentó las huellas físicas de tortura en ambos. Para el hombre, el haber sido sometido a ahogamiento con una bolsa y ver a su esposa desnuda con la amenaza de violación le causó “trauma psíquico o huella de horror”.

La esposa también quedó con secuelas, como depresión, ansiedad y trastorno de estrés.

Además, Las condiciones de detención a las que fueron sometidos (celdas pequeñas o súper pobladas, confinamiento solitario) están enmarcadas en el Protocolo de Estambul, el cual determina cuando una persona fue torturada.

Ella quedó libre, no hubo acción penal en su contra. Nunca le devolvieron la ropa que le obligaron a quitarse en el hotel. Cuando salió de las instalaciones de la Procuraduría, le dieron una moneda de 10 pesos para que llegara a su destino en transporte público. Además de este, la recomendación analiza otros 13 expedientes .

La siguiente recomendación es la 16/2019 y se titula: “Uso de tortura psicológica como herramienta de investigación” y en ella se analizan 23 expedientes en total. El primer caso que se describe ahí es el de una persona que, el 17 de octubre de 2012, caminaba en una calle de Iztapalapa cuando se vio en medio de una persecución policial.

Eran elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (ahora SSC-CDMX) persiguiendo a un auto. Llegó otra patrulla y le cerró el paso al coche en fuga, que se detuvo y sus ocupantes huyeron a pie mientras que los policías iban tras ellos disparando. Uno de esos disparos le dio a la persona que la recomendación llama Víctima 1.

“Sintió y un fuerte dolor en su talón izquierdo, en consecuencia de una herida de una bala”, dice el documento. Entonces los policías lo rodearon porque dieron por hecho que era uno de los que perseguían, según las pesquisas de la Comisión de Derechos Humanos.

Se lo llevaron preso al sector de la Policía Oasis y lo torturaron. Como no confesó nada, le dieron tres balazos más. Según la recomendación, cuando llegó los médicos pidieron a los policías que dejaran de golpear a la persona que ya tenía 4 heridas de bala en su cuerpo.

Durante el proceso, la víctima confesó y pese a que el Protocolo de Estambul resultó positivo y sus heridas fueron constatadas por los médicos, fue consignada al Reclusorio Preventivo Varonil Norte, en la Ciudad de México y un juez le dictó sentencia condenatoria.

Las recomendaciones 17/2019 y 18/2019 se titulan: “Actos de tortura y malos tratos en contra de personas adolescentes y jóvenes”, y “La utilización de la tortura como método de investigación en delitos de alto impacto”, respectivamente.

En ellas se describen múltiples casos similares con investigaciones realizadas por especialistas de la Comisión de Derechos Humanos capitalina.

Este martes, el vocero de la Procuraduría capitalina, Ulises Lara, informó en conferencia de prensa que esa dependencia recibió las recomendaciones y que responderán si las aceptan o no dentro del plazo legal de 15 días hábiles que ya está corriendo.

Animal Político pidió su postura a la vocería de la Secretaría de Seguridad Ciudadana pero no obtuvo respuesta.

En todas las recomendaciones se señala que deben considerarse los protocolos de Estambul y reponerse las diligencias con “un enfoque de derechos humanos”. También se piden reconocimientos públicos de las fallas una vez que se acepten las recomendaciones y dar garantías de “no repetición”, además de comprometerse “explícitamente” a tomar las medidas necesarias para erradicar la tortura.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué se retiró el agua del océano de la bahía de Tampa antes de la llegada del huracán Ian

El fenómeno es llamado "marejada ciclónica a la inversa" y la explicación está en los vientos de los ciclones tropicales.
29 de septiembre, 2022
Comparte

El poderoso huracán Ian no solo trajo vientos y fuertes lluvias, sino que también causó un curioso fenómeno en las costas del oeste Florida conocido como marejada ciclónica inversa.

Esta hizo que en la mañana de este miércoles el agua del océano desapareciera de la Bahía de Tampa y de otras zonas, justo antes de que el ciclón categoría 4 tocara tierra con vientos sostenidos de 240 km/h.

Las imágenes en redes sociales mostraban la arena húmeda de la bahía que quedó una vez el agua “desapareció”. Varios transeúntes se aventuraron a acercarse y caminar sobre las algas que quedaron a la intemperie.

El Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU. compartió una imagen de lo ocurrido, lanzando una advertencia. “Nota importante: el agua volverá. No intente caminar allí ni en ningún otro lugar en que el agua haya retrocedido”.

Más tarde el agua no solo regresaría, sino que lo haría con mareas “catastróficas”, como había advertido el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

La última vez que se registró una marejada ciclónica inversa en Tampa fue en 2017, durante el paso del huracán Irma, que llegó a EE.UU. también con categoría 4.

Para comprender por qué sucede, debemos prestar atención a diversos factores, como la estructura del huracán y sus vientos.

La dirección del viento

Los vientos de los ciclones tropicales, cuando se forman al norte del Ecuador, circulan al revés de las manecillas del reloj, es decir, de derecha a izquierda.

La costa occidental de Florida se ubica en dirección contraria a la rotación del ciclón. Por eso, en las zonas que quedan al norte del huracán, este hace que el agua se retire hacia al océano por la fuerza de los vientos.

Por el contrario, en las zonas que quedan al sur, los vientos del ciclón hacen que el agua del océano entre en forma de marejada.

Según el meteorólogo José Álamo, del Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU., cuando ocurre la marejada ciclónica a la inversa suele haber una “marea baja” antes de la llegada del ciclón.

“Cuando el agua retrocede significa que el huracán viene de camino”, indicó.

una persona camina por la arena cuando retrocedió el mar por el huracán Ian

Getty Images

El regreso del mar

Sin embargo, el propio movimiento de los vientos del huracán lleva a que al desplazarse por una zona, ocurra un cambio de dirección: lo que iba en un sentido, al cambiar de posición el ciclón, regresa en el contrario.

Entonces, cuando la zona que estaba al norte del huracán pasa a encontrarse al sur, ocurre lo mismo, pero en sentido contrario. Es lo que llamamos surgencia o inundación costera de huracán.

También sucede que, cuando el huracán se aleja del lugar en el que las aguas se han retirado, estas pueden regresar lentamente, a medida que el sistema tropical abandona la zona.

niños caminan por la arena una vez retrocedió el mar por el huracán Ian

Getty Images

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HvJX5pcxMzg&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.