close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Desde tortura sexual, hasta psicológica: CDHDF revela casos cometidos por Procuraduría y Policía en CDMX

En todas las recomendaciones se señala que deben considerarse los protocolos de Estambul y reponerse las diligencias con “un enfoque de derechos humanos”.
Cuartoscuro
9 de octubre, 2019
Comparte

En un operativo realizado el 4 de diciembre de 2013, cinco elementos de la Procuraduría General de Justicia entraron a un hotel y detuvieron a un hombre a quien colocaron una bolsa de plástico en la cabeza para que confesara un delito. El hombre aguantó esa y otras torturas y no habló.

Ante esto, los policías sometieron a la esposa del detenido, la obligaron a desnudarse e hincarse frente a un hombre que amagaba con violarla. El detenido observaba lo que estaba ocurriendo. Si no daba la información que le pedían, su mujer sería violada frente a él.

Te puedes interesar: Abusaron de Mónica y la torturaron para inculparla; lleva seis años presa pero espera una resolución a su favor

Este es uno de los casos que describe la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDF) en las cuatro recomendaciones emitidas este 7 de octubre a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y a la Secretaría de Seguridad capitalina.

Las cuatro recomendaciones están relacionadas a tortura durante los procesos de investigación que realizan ambas dependencias, por casos ocurridos entre 2012 y 2018. La recomendación 15/2019 se titula: “Falta de debida diligencia en la investigación de tortura sexual” y es la que describe la amenaza de violación a una mujer frente a su esposo, a manos de policías.

Cuando el hombre vio a su esposa desnuda con un violador esperando la orden, “le dijeron que si no aceptaba su participación en el delito, la violarían y matarían”, según el documento. Por lo tanto, confesó el delito que le achacaban y tres días después se ejerció acción penal en su contra y sigue preso.

La Comisión de Derechos Humanos documentó las huellas físicas de tortura en ambos. Para el hombre, el haber sido sometido a ahogamiento con una bolsa y ver a su esposa desnuda con la amenaza de violación le causó “trauma psíquico o huella de horror”.

La esposa también quedó con secuelas, como depresión, ansiedad y trastorno de estrés.

Además, Las condiciones de detención a las que fueron sometidos (celdas pequeñas o súper pobladas, confinamiento solitario) están enmarcadas en el Protocolo de Estambul, el cual determina cuando una persona fue torturada.

Ella quedó libre, no hubo acción penal en su contra. Nunca le devolvieron la ropa que le obligaron a quitarse en el hotel. Cuando salió de las instalaciones de la Procuraduría, le dieron una moneda de 10 pesos para que llegara a su destino en transporte público. Además de este, la recomendación analiza otros 13 expedientes .

La siguiente recomendación es la 16/2019 y se titula: “Uso de tortura psicológica como herramienta de investigación” y en ella se analizan 23 expedientes en total. El primer caso que se describe ahí es el de una persona que, el 17 de octubre de 2012, caminaba en una calle de Iztapalapa cuando se vio en medio de una persecución policial.

Eran elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (ahora SSC-CDMX) persiguiendo a un auto. Llegó otra patrulla y le cerró el paso al coche en fuga, que se detuvo y sus ocupantes huyeron a pie mientras que los policías iban tras ellos disparando. Uno de esos disparos le dio a la persona que la recomendación llama Víctima 1.

“Sintió y un fuerte dolor en su talón izquierdo, en consecuencia de una herida de una bala”, dice el documento. Entonces los policías lo rodearon porque dieron por hecho que era uno de los que perseguían, según las pesquisas de la Comisión de Derechos Humanos.

Se lo llevaron preso al sector de la Policía Oasis y lo torturaron. Como no confesó nada, le dieron tres balazos más. Según la recomendación, cuando llegó los médicos pidieron a los policías que dejaran de golpear a la persona que ya tenía 4 heridas de bala en su cuerpo.

Durante el proceso, la víctima confesó y pese a que el Protocolo de Estambul resultó positivo y sus heridas fueron constatadas por los médicos, fue consignada al Reclusorio Preventivo Varonil Norte, en la Ciudad de México y un juez le dictó sentencia condenatoria.

Las recomendaciones 17/2019 y 18/2019 se titulan: “Actos de tortura y malos tratos en contra de personas adolescentes y jóvenes”, y “La utilización de la tortura como método de investigación en delitos de alto impacto”, respectivamente.

En ellas se describen múltiples casos similares con investigaciones realizadas por especialistas de la Comisión de Derechos Humanos capitalina.

Este martes, el vocero de la Procuraduría capitalina, Ulises Lara, informó en conferencia de prensa que esa dependencia recibió las recomendaciones y que responderán si las aceptan o no dentro del plazo legal de 15 días hábiles que ya está corriendo.

Animal Político pidió su postura a la vocería de la Secretaría de Seguridad Ciudadana pero no obtuvo respuesta.

En todas las recomendaciones se señala que deben considerarse los protocolos de Estambul y reponerse las diligencias con “un enfoque de derechos humanos”. También se piden reconocimientos públicos de las fallas una vez que se acepten las recomendaciones y dar garantías de “no repetición”, además de comprometerse “explícitamente” a tomar las medidas necesarias para erradicar la tortura.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Tener muchos megapíxeles en la cámara de tu celular no es sinónimo de mejores fotos

Te explicamos en qué te tienes que fijar para saber cuán potente es la cámara de tu smartphone.
Getty Images
7 de octubre, 2019
Comparte

Cada vez que Apple, Samsung o cualquier otra gran marca lanza un nuevo celular, los usuarios se fijan en la pantalla, la batería y sobre todo en la cámara.

El último modelo de iPhone, el 11, lleva un objetivo de 12 megapíxeles y el Samsung Galaxy Note 10 incluye uno de 16.

La versión Mate 30 de Huawei tiene un sistema de triple cámara, compuesto por un sensor de 40 megapíxeles, un ultra gran angular de 16 megapíxeles y una lente telefoto de ocho megapíxeles.

Suena increíble ¿no?

Pero lo cierto es que la creencia de que más megapíxeles nos darán una foto de mayor calidad es falsa.

Mujer tomando foto

Getty Images
La noche o los ambientes poco iluminados son el talón de Aquiles de las cámaras de móviles.

Muchos consumidores se guían por el número porque en definitiva cinco megapíxeles simplemente no suena tan bien como ocho, incluso aunque la cámara produzca excelentes fotos.

Y con esa misma lógica, si ocho es bueno, 12 tiene que ser aún mejor.

Pero no es así. Y lo dicen los expertos.

El “desagradable secreto” que se esconde detrás de esta forma de etiquetar la cámara de un celular “es que el número de megapíxeles por sí solo es una mala manera de predecir el rendimiento fotográfico”, dice la revista estadounidense Scientific American.

Para explicar esto bien, tenemos que tener en cuenta que la cifra de megapíxeles hace referencia a la resolución de la cámara.

La resolución afecta al tamaño de la imagen no a la calidad.

Nos dan idea de cuánto podemos ampliar una imagen sin que pierda nitidez.

Samsung

Getty Images
Las cámara doble, tan popular últimamente, tiene como objetivo mejorar tanto el efecto de profundidad como el enfoque en las imágenes.

O sea, si quieres imprimir tu foto en tamaño A4 da igual el móvil que elijas.

Si tu intención es tenerlo en un formato grande, como un A2, entonces si deberías tener en cuenta el número de megapíxeles.

Pero la mayoría de fotos tomadas con un celular acabarán en las redes sociales, compartidas por WhatsApp o subidas a una web, que necesita fotos ligeras para que se cargue bien.

El tamaño importa

Para Sergio Barbero Briones, investigador del Instituto de Óptica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, lo que importa es el tamaño del píxel y no su número.

Y esto viene determinado por el sensor, que es el que recoge la luz.

Celulares

Getty Images
La luz y la posibilidad de captarla a través del sensor es un factor clave a la hora de tener una buena cámara.

“Sin luz no hay foto”, dicen fotógrafos expertos.

“Cuanto más pequeño sea el pixel, mejor“, dice Barbero.

Y si no fuera porque las leyes de la física tienen mucho que decir en cómo va a quedar tu foto final, “podríamos llegar a conseguir una resolución infinita”.

Pero esto no es posible porque siempre vamos a tener lo que se conoce como “mancha de difracción” derivada de la naturaleza ondulatoria de la luz.

Este fenómeno es el que pone limitaciones técnicas a la resolución.

El tamaño del sensor de imagen es importante y, en general, cuanto más grande es el sensor, más grandes son sus píxeles. Y cuanto más grandes son los píxeles, más luz puede recoger”, resume Scientific American.

“Cuanta más luz pueda captar, mejor será la imagen”, dice.

Sensor de Nikon

Getty Images
Este es el sensor que llevaban las cámaras Nikon D3200 y que tenía 24,2 megapíxeles.

¿Cómo saber qué sensor es mejor?

Normalmente el fabricante del celular especifica cuál es el tamaño del sensor de la cámara.

Pero a menudo lo hacen con una cifra poco intuitiva para los consumidores medios.

¿Te dice algo que el sensor del iPhone 8 es 1/3″ o que el del Samsung Galaxy S9 sea 1/2,6″?

En realidad esas cifras son una división, pero lo que tienes que saber es que cuanto menor sea el divisor (3″ o 2,6″) más grande es el sensor y mejor.

En el caso de arriba, el sensor del Samsung es ligeramente mejor que el de Apple.

Así que la próxima vez que quieras saber cómo de buena es la cámara del celular, no te dejes guiar por el marketing.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

https://www.youtube.com/watch?v=Gr_Uqx2j47Q&t=53s

https://www.youtube.com/watch?v=GCO92Wbx4Wg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.