Universidades del Bienestar dejan sin salario a trabajadores de organismo educativo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Crefal

Universidades del Bienestar dejan sin salario a trabajadores de organismo educativo

Pese a que el Crefal es un organismo internacional ajeno al gobierno federal, sus empleados siguen sin cobrar y acusan que los recursos están siendo destinados a las 100 universidades el proyecto del presidente.
Crefal
10 de octubre, 2019
Comparte

El 30 de septiembre, Raquel Sosa, directora del Organismo Coordinador de las Universidades del Bienestar, informó a los trabajadores del Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe (Crefal), a través de un mail, que no se les pagaría su quincena debido a que la persona encargada de administración había renunciado y se esperaba la autorización de un nuevo funcionario para disponer de los recursos.

Nueve días después, los empleados siguen sin cobrar y acusan que los recursos del Crefal están siendo destinados a las 100 Universidades del Bienestar, uno de los principales proyectos del presidente Andrés Manuel López Obrador, pese a que el Crefal es un organismo internacional ajeno a la administración del gobierno federal.

Leer más: A un mes de iniciar clases, Universidad Benito Juárez en Zacapu, Michoacán, se queda sin plantel

A través de una carta dirigida al secretario de Educación, Esteban Moctezuma, acusan que desde diciembre de 2018, cuando el presidente anunció que el Crefal se encargaría de las Universidades del Bienestar, la institución ha operado “sin marco legal que lo regule”.

Advierten que la institución se encuentra “sin rumbo propio, ya que los recursos humanos, financieros y materiales del Organismo se han destinado al programa de las Universidades, lo que nos ha dejado en estado de indefensión y sin recursos económicos para satisfacer las necesidades mínimas como es el pago del salario a sus trabajadores a partir de la segunda quincena de septiembre”.

Casi una centena de integrantes del Comité Ejecutivo de la Coalición de Trabajadores del Crefal han realizado asambleas desde el 8 de octubre y decidieron enviar esa carta como único recursos para ser escuchados.

Animal Político buscó a Raquel Sosa y a la SEP para conocer su postura al respecto, pero en ambos casos ignoraron la petición.

Los trabajadores también advierten que pese a que les han retenido las contribuciones correspondientes a impuestos, IMSS, FONACOT e INFONAVIT, la administración del organismo no les ha pagado, por ello, dichas instituciones “ya han requerido el pago e incluso han iniciado los procedimientos administrativos de ejecución para embargar los bienes del Crefal”.

Entérate: Alumnos de Universidades Benito Juárez en el Edomex denuncian malos tratos y desinterés de coordinadora

En diciembre pasado, el presidente López Obrador anunció que las universidades serían coordinadas por Raquel Sosa a través del Crefal, aunque este es un organismo internacional que no pertenece al gobierno federal, pues fue creado mediante el Convenio de Cooperación Regional entre la UNESCO, la Organización de Estados Americanos y 12 países de América Latina y el Caribe en 1951.

Pese a ello, Raquel Sosa tomó la dirección del Crefal, incluso antes de que concluyera el periodo del anterior director, Sergio Cárdenas, previsto hasta 2020.

Además, el organismo no estaba sujeto a las obligaciones de transparencia y debía hacerse algún convenio con la SEP para poder entregarle los mil millones de pesos del programa que fueron etiquetados en la dependencia, pero no ocurrió.

Te puede interesar: Nuevas universidades afectan a estudiantes extranjeros y maestros de Centro latinoamericano en Michoacán

En los meses siguientes, el presidente decretó la creación del Organismo Coordinador de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez García el 30 de julio pasado, por lo que el Crefal ya no se encargaría de dicho programa.

En agosto, Raquel Sosa dejó la dirección del Crefal para encabezar el nuevo Organismo. Desde entonces, el organismo internacional está sin dirección. El nombramiento debe hacerse en el Consejo de administración, integrado por los 12 embajadores de los países miembro y presidido por el secretario de Educación en turno.

Pese a que Sosa ya no pertenece al Crefal, envió el mail a los empleados, en su calidad de directora del Organismo el pasado 30 de septiembre.

Los trabajadores también pidieron al secretario Moctezuma que el Consejo de Administración que preside “defina las reglas claras y precisas que normarán la interacción del Crefal con el Organismo coordinador ya que desde diciembre de 2018, los trabajadores realizan funciones de manera indistintas entres dichas instituciones sin marco legal que lo regule”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El boom de los jóvenes que invierten en acciones a través de apps (y qué peligro tiene)

La bonanza de las plataformas de comercio de acciones en internet está tentando a inversores no experimentados a tomar grandes riesgos, advierten expertos.
2 de julio, 2021
Comparte

Con tiempo libre en sus manos, la londinense Andreea Ion, de 25 años, se unió a dos sitios web de comercio de acciones al comienzo de la pandemia de coronavirus.

“Mi novio y yo quedamos atrapados en este apartamento de Londres realmente pequeño, y solo pensamos que teníamos que hacer algo, o nos volveríamos locos aquí”, recuerda.

Durante el último año, inversores más jóvenes como Ion han estado inundando las plataformas de comercio de acciones en línea, incluidas eToro, Freetrade y Robinhood.

Andreaa y su novio Jamie ahora publican juntos en Instagram sobre sus inversiones.

“Estamos siendo testigos de una era en la que todos pueden comenzar a invertir y acumular riqueza con sus teléfonos con tarifas casi nulas por una transacción”, dice Ion, quien vivió en Rumania hasta los 18 años y recientemente completó una maestría en la Universidad de Cambridge .

Pero, ¿es buena esta ola de nuevos inversores?

“Hábito saludable”

Adam Dodds, director ejecutivo de Freetrade, sostiene que la participación en el comercio de acciones es algo bueno: “Lo comparo con comer sano o hacer ejercicio. Es un hábito saludable”, dice Dodds.

Ciertamente ha sido bueno para su negocio.

Los clientes registrados de Freetrade se multiplicaron por seis en 2020, pasaron de 50.000 en enero a más de 300.000 en diciembre y hasta 700.000 ahora.

Casi el 60% de ellos se describen a sí mismos como inversores primerizos, y su edad promedio es de 31 años.

Las mujeres ahora constituyen uno de cada cuatro inversores de la plataforma, frente al 13% de hace un año.

Y no es solo Freetrade. Otras plataformas han visto un aumento de nuevos clientes.

Durante 2020, Robinhood agregó 3 millones de usuarios, un aumento del 30% y eToro agregó otros 5 millones, una ganancia cercana al 40%.

Una forma en que las aplicaciones de comercio de acciones han reducido las barreras para involucrarse en la inversión es mediante la fraccionalización, lo que permite a los usuarios comprar fracciones de acciones enteras.

Por ejemplo, una participación en Tesla de Elon Musk era de US$880 en enero, aunque actualmente ronda los US$688.

Para algunos inversores, comprar una acción consumiría todos los fondos que tienen disponibles para invertir.

Por lo tanto, comprar una fracción de una acción de alto valor permite a los pequeños inversores realizar otras inversiones y distribuir su riesgo.

Adam Dodds

Freetrade
Adam Dodds, presidente ejecutivo de Freetrade describe el comercio de acciones como “hábito saludable”.

Pero esta prisa por invertir preocupa a algunas personas.

Constantin Gurdgiev, profesor de economía en el Trinity College de Dublín, Irlanda, señala que los foros de discusión en línea y las redes sociales pueden ejercer todo tipo de presión sobre los inversores sin experiencia.

Es posible que se los persuada más fácilmente para que se unan a una manada de inversores y se apresuren a comprar una acción sobrevaluada, por ejemplo, o la percepción de costos más bajos podría alentarlos a comerciar más de lo necesario.

La gestión y el análisis de riesgos fracasan y el miedo a perderse algo se hace cargo, dice el profesor Gurdgiev.

“La investigación muestra que un mejor acceso a la negociación y la percepción de menor costo que ofrecen estas plataformas conduce a una toma excesiva de riesgos y a una negociación excesiva por parte de los inversores minoristas”, argumenta.

Para algunos, el comercio puede incluso volverse adictivo, señala.

En esta nueva era de negociación, también han surgido las denominadas acciones de memes, o acciones de Reddit: ésta es una acción que se ha convertido en un foco de intensa atención en las redes sociales.

El minorista de videojuegos, GameStop, es quizás el ejemplo reciente más conocido.

En enero, el precio de sus acciones subió un 1.500% de $ 17,25 a $ 483, luego de que los contribuyentes a un foro de Reddit llamado wallstreetbets alentaron a los inversionistas a comprar.

Constantin Gurdgiev

C GURDGIEV
El profesor Gurdgiev dice que las nuevas apps de inversión podrían alentar tomar riesgos excesivos.

“Sobre las acciones de memes, creo que las veremos de nuevo, para ser honesto”, dice Lewis Harding, un joven de 23 años de Leeds, Inglaterra, que bloguea sobre sus inversiones.

Él cree que los inversores deberían de pasar por una capacitación gratuita después de registrarse en una plataforma de negociación, antes de que puedan comenzar a operar.

La ola anterior de los llamados inversores minoristas surgió en la década de 1990, inicialmente en Estados Unidos.

Los corredores de Internet en línea como E*Trade y Ameritrade aparecieron en servicios como CompuServe y America Online.

Sus comisiones, de alrededor de US$5 a US$7 por operación, eran significativamente más bajas que las de los corredores de bolsa establecidos en el momento de abrir el mercado a los inversores más pequeños.

Muchos de los lotes actuales de aplicaciones comerciales en línea han reducido estas comisiones comerciales hasta cero, abriendo las puertas a nuevos inversores que no tienen mucho dinero.

Pero ha habido críticas a la forma en que las aplicaciones comerciales obtienen ganancias. Para muchas de esas aplicaciones, implica algo llamado pago por flujo de pedidos.

WallStreetBets

Getty Images
El foro de wallstreetbbets en Reddit creó un frenesí de inversión en GameStop.

Robinhood, con sede en Estados Unidos (quizás la más conocida de las nuevas plataformas de negociación), y otras, venden sus pedidos a firmas más grandes llamadas creadores de mercado, que pagan hasta un centavo por acción para ejecutarlas.

Si bien este proceso permite que las aplicaciones ofrezcan a sus clientes comercio libre, significa que cuanto más comercian sus clientes, más de dinero de los creadores de mercado ganan las plataformas de comercio.

Por lo tanto, existe un fuerte incentivo para lograr que sus inversores operen de manera más activa, lo que no es necesariamente lo mejor para ellos.

En algunos países, incluidos Reino Unido y Canadá, el pago por el flujo de pedidos no está permitido en absoluto.

El regulador de los mercados financieros de Estados Unidos, la Comisión de Bolsa y Valores, ha dicho ahora que está investigando la práctica.

También está investigando qué aplicaciones fomentan el sobrecomercio con alertas por correo electrónico, avisos y otras herramientas.

Ganancias

Entonces, ¿cómo ganan dinero las aplicaciones comerciales que ofrecen comercio gratuito en el Reino Unido, donde no pueden vender su flujo de pedidos?

En el caso de Freetrade, gana dinero vendiendo a los inversores una actualización de la plataforma gratuita a una versión premium con más funciones, dice Dodds.

“La gente sabe por lo que está pagando, no es que todo sea gratis y luego haya tarifas ocultas en el margen”, dice.

Pero argumenta que el comercio sin comisiones es importante para democratizar la inversión, es decir, abrirla a inversores más pequeños.

“Realmente no puedes invertir US$140 al mes en ocho o nueve acciones cuando pagas una comisión de US$14-16 por cada operación”, dice.

Mientras tanto, Ion y su novio esperan que invertir en acciones les ayude a mudarse de su pequeño apartamento en Londres y hacer un depósito para su primera casa.

“Nos dimos cuenta de que simplemente vivir de nuestros salarios probablemente no nos llevaría muy lejos, teniendo también en cuenta la inflación”, explica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=38PLMHqw8aw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.