Estos son los 5 programas de la Secretaría de Agricultura con más presuntos desvíos en 2018
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Estos son los 5 programas de la Secretaría de Agricultura con más presuntos desvíos en 2018

Subsidios duplicados, cuentas certificadas por liquidar que no coinciden, beneficiarios que no eran la población objetivo, son algunos de los señalamientos a estos programas que tuvieron un presupuesto en 2018 de 50 mil 951.9 mdp.
Cuartoscuro
4 de noviembre, 2019
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó, como parte de la segunda entrega de la evaluación a la Cuenta Pública 2018, una serie de informes sobre ocho programas de la entonces Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), hoy conocida como Sader, que entregaron subsidios y de los que no pudieron acreditarse el destino de más de 42 mil millones de pesos. 

Estos son los cincos programas con los presuntos desvíos más altos de recursos: 

1 Programa de Fomento a la Agricultura 

Este programa se creó para solucionar las causas de la baja productividad agrícola entre ellas: insuficiente capital de trabajo; falta de mecanización y equipamiento; bajo nivel de innovación y transferencia tecnológica a los productores; falta de estrategias integrales para la atención de cadenas agrícolas e ineficiente uso del agua en las parcelas y degradación del suelo. 

Por eso es que tenía diversos componentes, como el incentivo para infraestructura y equipamiento, estímulo a la producción, proyectos regionales de desarrollo agrícola, el componente de investigación, innovación y desarrollo y tecnológico agrícola o el de mejoramiento productivo de suelo y agua, además del de PROAGRO Productivo, entre otros. Cada uno de estos componentes tenía su población objetivo y su tope de montos a otorgar.

Lee: Pago a muertos y dinero que no llegó al campo: así desvió millones de pesos la Sagarpa

En 2018 tuvo un presupuesto modificado de 17 mil 331.5 millones de pesos. De acuerdo a lo reportado por la Secretaría de Agricultura de ese total gastó 17 mil 329.9 millones de pesos. Pero no dispuso de los diagnósticos para identificar, ubicar y cuantificar a las unidades económicas rurales agrícolas con potencial de productividad por entidad federativa y municipio, por lo que no demostró que los 3 millones 044 mil 329 subsidios otorgados por un monto de 16 mil 593.2 millones de pesos de este programa se entregaron a la población objetivo.

Además, la ASF determinó que la dependencia otorgó 652 mil 493 (21.4%) subsidios duplicados a un mismo número de unidades económicas rurales agrícolas, por un monto de 4 mil 990. 2 millones de pesos, en los que coincidió el nombre del beneficiario, la CURP, el tipo de persona (física o moral), la entidad federativa y el folio interno.

El informe de la ASF señala también que la entonces Sagarpa, hoy Sader, careció de un programa anual de trabajo para constatar la consecución de los compromisos establecidos en los 3 millones 044 mil 329 subsidios otorgados por un monto de 16 mil 593.2 millones de pesos y los resultados obtenidos con la erogación de los mismos.

En cuanto a la documentación que justificara y comprobara el ejercicio de los recursos entregados, la entidad fiscalizada no acreditó que se entregaron a la población objetivo de forma directa o mediante un padrón de beneficiarios, por medio de transacciones electrónicas de pago a la cuenta de cada uno y, en el caso del componente PROAGRO Productivo, no acreditó los archivos digitales que emitió cada institución bancaria, ni las facturas que demostraran el otorgamiento de los recursos a los beneficiarios del programa.

Respecto de la confiabilidad de la información financiera por concepto de subsidios, se encontraron discrepancias entre lo que presentó cada unidad responsable involucrada en el programa y el conglomerado de las cuentas totales. 

De la revisión de la información proporcionada por la SADER por componente, de la base de datos de las Cuentas por Liquidar Certificadas y de la documentación remitida por las Unidades Responsables de los seis componentes del Programa de Fomento a la Agricultura, se determinó un presupuesto de 2 mil 212.9 millones de pesos, monto menor en 14 mil 912.2 millones de pesos a lo que aparece en el global de las Cuentas por Liquidar Certificadas de la Secretaría por 17 mil 329.9 millones de pesos.

Te puede interesar: Sagarpa deberá informar sobre el caso de presunta piratería de maíz mixe en Oaxaca

La Auditoría Superior de la Federación solicitó diversas intervenciones del Órgano Interno de Control en la SADER para investigar el ejercicio de ese recurso. 

2 Programa de Apoyo a Pequeños Productores 

Entre las problemáticas del sector agropecuario está que las unidades económicas rurales conformadas por pequeños productores tienen baja productividad por la falta de inversión en equipamiento e infraestructura. 

Por eso, dentro de los ocho programas de subsidios del ramo 08, se incluyó el de Apoyos a Pequeños Productores, con el objetivo de otorgarles subsidios para adquirir infraestructura, maquinaria y equipo para la producción de alimentos. A este programa, Hacienda le otorgó un presupuesto modificado de 15 mil 488.2 millones de pesos, en 2018. 

“La Auditoría Superior de la Federación, se lee en el informe, solicitó diversas intervenciones del Órgano Interno de Control en la SADER para investigar el ejercicio de un total de 15 mil 127.9 millones de pesos en el programa presupuestario S266 “Programa de Apoyos a Pequeños Productores” debido a que la entidad fiscalizada no acreditó el destino final de esos recursos”. 

La secretaría no pudo constatar el destino final ni los resultados de los 4,104,951 subsidios entregados (por un monto de 15 mil 485.6 millones de pesos) en los componentes del programa: Arráigate Joven-Impulso Emprendedor; Atención a Siniestros Agropecuarios; Desarrollo de las Zonas Áridas; El Campo en Nuestras Manos, Extensionismo, Desarrollo de Capacidades y Asociatividad Productiva; Fortalecimiento a Organizaciones Rurales; PROCAFÉ e Impulso Productivo al Café; Programa de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol; Proyectos Productivos; Infraestructura Productiva para el Aprovechamiento Sustentable del Suelo y Agua, y Proyecto de Seguridad Alimentaria para Zonas Rurales. 

En cuanto a la documentación que justificara y comprobara el ejercicio de los recursos entregados a las 4 millones 104,951 unidades económicas rurales conformadas por pequeños productores beneficiadas, la entidad fiscalizada no acreditó que dichos recursos se entregaron a la población objetivo de forma directa o mediante un padrón de beneficiarios, por medio de transacciones electrónicas de pago a la cuenta de cada uno, ni las facturas que demostraran el otorgamiento de los recursos, lo que podría implicar áreas de opacidad en la entrega y un posible desvío de los mismos.

Entérate: Agricultura elimina programas con los que se desviaron recursos pero crea nuevos sin reglas de operación

Respecto de la confiabilidad de la información financiera por concepto de subsidios, de la revisión de la información proporcionada por la SADER por componente, de la base de datos de las Cuentas por Liquidar Certificadas y de la documentación remitida por las Unidades Responsables de los 11 componentes del Programa de Apoyos a Pequeños Productores, se determinó un presupuesto de 910 millones 563.7 pesos, monto menor en 14 mil 217.4 mdp del sustentado con las Cuentas por Liquidar Certificadas totales de la Secretaría por 15 mil 127.9 mdp. 

La Auditoría Superior de la Federación solicitó diversas intervenciones del Órgano Interno de Control en la SADER para investigar el ejercicio del total de esos 15 mil 127. 9 mdp. 

3 Programa de Apoyo a la Comercialización 

Este está a cargo de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca), que depende de la hoy Sader. Su objetivo es otorgar subsidios para comercializar los productos agroalimentarios en los mercados nacional e internacional, a fin de fomentar la promoción comercial y las exportaciones de productos agroalimentarios. 

Tuvo un presupuesto asignado de 9 mil 748. 8 millones de pesos, aunque después Hacienda le recortó recursos para dejarlo en 6 mil 473.6 millones de pesos. La Sagarpa reportó en la Cuenta Pública la erogación de 6 mil 450.4 millones de pesos en el programa S262 de Apoyo a la Comercialización, durante 2018. 

Pero la entidad fiscalizada no dispuso de los diagnósticos para identificar, ubicar y cuantificar a los productores y compradores de productos agrícolas con excedentes y/o problemas de comercialización ni a los que tuvieran expectativas de desarrollo en el mercado nacional e internacional por entidad federativa y municipio. 

De manera que no demostró que los subsidios por un monto de 6 mil 103.1 millones de pesos se entregaron  a la población objetivo del programa ni pudo constatar el efecto de los subsidios entregados en los componentes de incentivos a la comercialización, promoción comercial y fomento a las exportaciones.

Aserca tampoco acreditó que dichos recursos se entregaron a la población objetivo de forma directa o mediante un padrón de beneficiarios, por medio de transacciones electrónicas de pago a la cuenta de cada uno. 

De hecho, la ASF solicitó diversas intervenciones del Órgano Interno de Control en Aserca para investigar el ejercicio de 3 mil 274.6 millones de pesos (50.8%) del total de los reportados como ejercidos en el programa S262, debido a que la entidad fiscalizada no documentó su destino final y tampoco acreditó el cumplimiento del objetivo de fortalecer el ordenamiento y desarrollo de mercados y la cadena agroalimentaria productiva y comercial mediante el otorgamiento de Incentivos. 

Lee: Secretaría de Agricultura tiene ‘en pausa’ los apoyos para ganaderos

4 Programa de Productividad y Competitividad Agroalimentaria 

El objetivo de este es impulsar la productividad en el sector agroalimentario, mediante la inversión para el desarrollo del capital físico, humano y tecnológico, en concreto para agregar valor a las actividades primarias. 

Los componentes de este programa buscaban, por ejemplo, dar acceso al financiamiento, impulsar la inversión en infraestructura y equipamiento para agregar valor a los productos, incentivar a los productores para que pasaran de tradicionales a orgánicos y se certificaran, así como fomentar el uso de instrumentos de administración de riesgos de mercado para dar mayor certidumbre al ingreso y para la inversión en activos de proyectos productivos sustentables.

El programa tuvo en 2018 un presupuesto modificado de 5 mil 234.1 mdp, y de eso gastó 5 mil 233.8 mdp. 

Pero la entidad fiscalizada no dispuso de los diagnósticos para identificar, ubicar y cuantificar a las unidades económicas rurales en transición, empresariales con rentabilidad frágil, empresariales pujantes y empresariales dinámicas, vinculadas con el sector agroalimentario focalizadas en las regiones o zonas con mayor rezago económico por entidad federativa y municipio, que debieron ser su población objetivo. 

Respecto del componente de “Acceso al financiamiento” la ASF no pudo comprobar el número de apoyos otorgados mediante los tipos de incentivo “Servicio de garantía” y “Reducción del costo de financiamiento”, ni el monto ejercido, ya que derivado del análisis de las bases de datos, se precisó que la Secretaría de Agricultura reportó que entregó 41 mil 687 apoyos, correspondientes al periodo 2014-2018; sin embargo, no acreditó que el total reportado correspondió a ese lapso, ni el número de subsidios otorgados en 2018, ni el mecanismo mediante el cual entregó los apoyos.

Con la revisión de las bases de datos proporcionadas por la Sader también se precisó que, de esos 41 mil 867 subsidios, el 46.4% (19 mil 428) se identificaron como duplicados, puesto que coincidía el nombre del beneficiario, la CURP, el tipo de persona (física o moral), la entidad federativa, el folio interno y el RFC. Las duplicaciones van desde 2 veces hasta 598 veces, sin que se proporcionara la evidencia documental que justifique las causas.

La entonces Sagarpa careció también de un programa anual de trabajo para constatar la consecución de los compromisos establecidos en el total de los 52 mil 311 subsidios entregados en este programa, por lo que desconoció el destino final del monto involucrado en los mismos, 5 mil 154.8 mdp, así como los resultados obtenidos con su erogación en los componentes de “Acceso al financiamiento”; “Activos productivos y agrologística”; “Desarrollo Productivo del Sur Sureste y Zonas Económicas Especiales”, y “Riesgo compartido”.

En cuanto a la documentación que justificara y comprobara el ejercicio de los recursos entregados a los 52 mil 311 beneficiados, la entidad fiscalizada únicamente acreditó el 21.5% ( mil 108.9 mdp) del total de los 5 mil 154.8 mdp reportados como ejercidos por concepto de subsidios, por lo que no fue posible identificar el destino final de los 4 mil 045.1 mdp restantes (77.3% del total de los recursos ejercidos). 

5 Programa de Fomento Ganadero 

Este programa se creó para apoyar con subsidios para infraestructura productiva, maquinaria y equipo y el re poblamiento y post producción pecuaria. Para esto tuvo un presupuesto modificado de 3 mil 149.3 mdp. 3

Pero la entidad fiscalizada no dispuso de los diagnósticos para identificar, ubicar y cuantificar a las unidades económicas pecuarias en las regiones y zonas con mayor rezago social y económico por entidad federativa y municipio, por lo que no demostró que 412 mil 417 subsidios por un monto de 2 mil 063.3 mdp fueron entregados a la población objetivo del Programa de Fomento Ganadero.

La secretaría careció de un programa anual de trabajo para constatar la consecución de los compromisos establecidos en los subsidios entregados, por lo que desconoció el destino de los 2 mil 063.3 mdp y los resultados obtenidos con la erogación de los mismos en los componentes de capitalización productiva pecuaria; estrategias integrales para la cadena productiva; investigación, innovación y desarrollo tecnológico pecuarios; PROGAN Productivo, y sustentabilidad pecuaria.

Respecto de la confiabilidad de la información financiera por concepto de subsidios, la entidad fiscalizada registró en las bases de datos de los beneficiarios de los cinco componentes del programa, que ejerció un presupuesto de 2 mil 063.3 mdp, inferiores en 33.0% (mil 018.4 mdp) a lo sustentado con las CLC, de 3 mil 081.6 mdp.

La Auditoría Superior de la Federación solicitó diversas intervenciones del Órgano Interno de Control en la SADER para investigar el ejercicio de un total de 2 mil 980.4 mdp.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué países están vacunando a niños contra COVID-19, por qué y cuáles son los de América Latina

Te contamos por qué cada vez más países están inoculando a menores contra Covid-19, a partir de qué edad los vacunan y qué está ocurriendo en la región latinoamericana.
17 de septiembre, 2021
Comparte

Hasta ahora, la vacunación contra el Covid-19 se ha enfocado en la población adulta, sobre todo en los mayores de 60 años, que son quienes tienen más probabilidades de sufrir consecuencias graves o morir a causa de esta enfermedad.

En el extremo opuesto están los niños, el grupo etario que menos riesgos corre a causa del coronavirus.

Si bien un pequeño grupo de menores infectados -se estima que 1 de cada 5.000- desarrolla una rara pero grave enfermedad llamada síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (o PIMS, por sus siglas en inglés), la vasta mayoría padece síntomas muy leves o es asintomática.

No obstante, varios países empezaron a vacunar a sus niños, luego de que algunos fabricantes de vacunas confirmaron que son seguras para los menores.

La estadounidense Pfizer probó su vacuna con éxito en menores a partir de los 12 años, y las dos vacunas chinas, Sinovac y Sinopharm, se aprobaron para mayores de 3.

Estos países no solo están vacunando a los niños que tienen un mayor riesgo por tener condiciones preexistentes. La mayoría vacuna a toda su población infantil a partir de los 12 años, aunque algunas naciones incluso están vacunando a edades más tempranas, como los 2 o 3 años.

La vacuna Pfizer

Reuters
La vacuna Pfizer fue aprobada para niños de 12 años en adelante en mayo.

¿A qué se debe?

Existe una serie de motivos que han llevado a estos países a decidir inocular a su población más joven.

Reino Unido, que acaba de recomendar que los chicos de entre 12 y 15 años reciban una dosis de la vacuna Pfizer, justificó su decisión afirmando que esto debería evitar interrupciones en su educación.

La decisión del gobierno británico se dio luego de que el comité científico que lo asesora se opusiera a vacunar a niños sanos solo por motivos de salud, afirmando que el virus representa una amenaza muy baja para ellos.

El director médico de Inglaterra, Chris Whitty, dijo que fue una “decisión difícil”, pero que perder tiempo de escuela “ha sido extraordinariamente difícil para los niños”, especialmente en las zonas más desfavorecidas del país.

Agregó que la interrupción prolongada de la escolaridad puede causar problemas de salud mental y tener efectos a largo plazo.

Una encuesta publicada en julio por la Oficina Nacional de Estadísticas de Reino Unido había mostrado que casi 9 de cada 10 padres estaban de acuerdo con vacunar a sus hijos.

El gobierno británico espera que esta medida sirva para ayudar a frenar la propagación de la variante delta, la más contagiosa del coronavirus, que ha causado una nueva ola de infecciones en ese país.

Señalan que una sola dosis reduce el riesgo de contraer esta variante -si se entra en contacto con ella- en aproximadamente un 55%.

También reduce las posibilidades de enfermarse con gravedad y de contagiar el virus.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Variante delta

Los estragos que está causando la variante delta también explican por qué varios otros países empezaron a vacunar a sus menores.

Estados Unidos y Canadá empezaron a vacunar a niños, a partir de los 12 años, en mayo pasado.

Según el último informe del Centro para el Control de Enfermedades (CDC, en inglés), la cantidad de niños hospitalizados con covid-19 en EE.UU. es de 3,4 a 3,7 veces mayor en los estados que menos han vacunado a su población.

Algunas juntas escolares en ese país incluso decidieron que la vacuna sea obligatoria para que los niños de 12 años o más puedan asistan a clases, algo que ha sido objetado por algunos padres.

La farmacéutica Pfizer ya ha empezado a testear su vacuna en niños de 5 a 11 años, y se espera que esos resultados estén listos este mes.

El presidente Joe Biden ya señaló que las vacunas para ese grupo etario estarán disponibles “pronto” después de que los reguladores revisen los datos clínicos.

China, que también enfrenta un aumento de casos por la variante delta, aprobó la inoculación de niños a partir de los 3 años en junio pasado, con las vacunas Sinovac y Sinopharm.

Se convirtió así en el primer país en permitir la vacunación de un grupo de edad tan joven, seguido por Emiratos Árabes Unidos en agosto, que también empezó a vacunar a niños desde los 3.

El gigante asiático empezó a vacunar a menores de entre 12 y 17 años a principios de 2021 y para mediados de agosto ya había administrado 60 millones de dosis a ese grupo etario, según la Comisión Nacional de Salud.

Ahora un nuevo brote, que según los medios locales está “centrado en las escuelas”, ha llevado a algunos expertos a pedir que el programa de vacunación se amplíe para cubrir a los niños de entre 3 y 12 años.

Alumnos de un colegio en Shanghái reciben la vacuna contra el covid-19.

Reuters
Alumnos de un colegio en Shanghái reciben la vacuna contra el covid-19.

Inmunidad de rebaño

El periodista especializado en Salud de la BBC Jim Reed señala que China se ha fijado como objetivo vacunar al 80% de sus 1.400 millones de habitantes para fin de año, “una cifra imposible de cumplir sin inocular a un gran número de menores de 18 años”.

Lo cierto es que, si bien los chicos no suelen padecer formas graves de covid-19, siguen siendo una vía de contagio.

Y en algunos países donde una gran proporción de los adultos ya está vacunada, los niños representan una importante fuente de infección.

Esto explica por qué varios países de la Unión Europea (UE) empezaron a vacunar a menores de entre 12 y 15, luego de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprobara el uso de la vacuna Pfizer para esas edades en mayo.

Alemania, que solo permitía la vacunación de menores con problemas de salud previos, en agosto extendió su programa de vacunación para incorporar a todos los niños de 12 en adelante.

En tanto, España, Dinamarca y Francia ya han vacunado a la mayoría de su población de esa edad con al menos una dosis.

Las autoridades francesas informaron que, a partir de octubre, todos los adolescentes deberán presentar evidencia de que han sido vacunados o que tienen una prueba negativa de coronavirus para acceder a lugares como cines, museos, restaurantes y centros comerciales, como ya ocurre con los adultos.

Otro país que aplica un sistema similar -llamado “pase verde”- es Israel, una de las naciones que más rápido logró vacunar a la mayor parte -casi el 90%- de su población adulta.

En medio de un fuerte aumento de casos por la variante delta, en junio el país empezó a vacunar a los chicos a partir de los 12 años, edad que se redujo a los 3 a mediados de agosto.

Niñas en un colegio en Jerusalén

EPA
Israel empezó a vacunar a los niños desde los 3 años en agosto, en medio de un aumento de casos.

También empezó a requerir que los niños de esas edades muestren su pase verde para poder acceder a muchos lugares cerrados, incluyendo bibliotecas, gimnasios y piletas.

América Latina

Varios países latinoamericanos también están vacunando a su población más joven.

Uruguay fue el primero en empezar a inocular a menores de entre 12 y 17 años con la vacuna Pfizer a comienzos de junio.

Chile, que al igual que Uruguay también tiene una de las mayores tasas de vacunación del mundo, comenzó a hacer lo propio unas semanas después.

El pasado 13 de septiembre el país se convirtió en el primero de Sudamérica en dar luz verde a la inoculación de menores de hasta 6 años, con la vacuna de Sinovac.

Los primeros en ser vacunados son quienes tienen comorbilidades, pero a partir del 26 de septiembre se vacunará a todos los menores de esa edad.

“Los niños también se pueden enfermar. Un 12% de los casos que hemos tenido en nuestro país durante este año y medio son niños menores de 18 años”, explicó la subsecretaria de Salud Pública chilena, Paula Daza.

La funcionaria destacó que las vacunas “son seguras, eficaces y, además de proteger a cada una de las personas, son un acto solidario”.

Un niños es vacunado en Santiago

Getty Images
Chile empezó a vacunar a los menores de 12 a 17 en junio, y ahora extendió la vacunación a partir de los 6 años.

Argentina, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana también empezaron a vacunar a niños con comorbilidades a partir de los 12 años, entre junio y julio.

Algunos luego extendieron la cobertura a todos los menores de esa edad.

A mediados de septiembre, el presidente salvadoreño anunció que empezarían a vacunar a niños más pequeños, a partir de los 6 años.

En tanto, Cuba se convirtió a principios de mes en el primer país del mundo en vacunar a niños a partir de los 2 años.

Las autoridades sanitarias empezaron a administrar a los menores la vacuna Soberana 02, producida en la isla.

El programa de vacunación pediátrico coincidió con el inicio del ciclo escolar, aunque la educación se ha mantenido en formato virtual.

El presidente Miguel Díaz-Canel señaló a través de un comunicado que el objetivo es llegar a noviembre con más del 90% de la población vacunada.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpkidolMaRw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.