close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Contenido patrocinado
Carlo Echegoyen
La cerámica mexicana imparable y su encuentro con la tecnología
Luis Ribo es parte de campaña “Mexicanos Imparables” por ser un emprendedor comprometido con el medio ambiente y con las comunidades artesanas del país.
Carlo Echegoyen
19 de noviembre, 2019
Comparte

Luis Ribó es un reconocido publicista desde hace 23 años, sin embargo su formación inicial como matemático lo hace explorar desde un enfoque distinto los terrenos de la innovación y el desarrollo de nuevos productos. Luis es un autodidacta apasionado del diseño y la funcionalidad de los objetos, así que en la mayoría de sus creaciones, además de explorar de manera científica una hipótesis, el resultado final cumple también con una estética innovadora y única. 

En esta ocasión y con motivo de la conmemoración de los 135 años de Citibanamex, el Banco Nacional de México reconoce a los Mexicanos Imparables como Luis Ribó, un emprendedor comprometido con el medio ambiente, con la tradición artesanal del país y el desarrollo de tecnología.  

En su faceta como emprendedor, Ribó ha generado diferentes productos creados desde su estudio en casa, para esta entrevista decidimos enfocarnos en un proyecto en específico. Un filtro de agua que combina varios elementos: la cerámica que producen artesanos mexicanos, un diseño ideado por mexicanos y el desarrollo de una aplicación inteligente que ofrece data sobre el consumo de agua y su impacto en el medio ambiente, desde el ahorro de plástico, ingesta por hogar, proceso de purificación entre otros. 

Foto: Carlo Echegoyen

Foto: Carlo Echegoyen

En México, el terremoto de 1985 derivó en una cultura de consumo de agua embotellada que 34 años después afecta de forma desmedida nuestro consumo de plástico diario y genera un nocivo impacto en el medio ambiente. Este tema se ha convertido en una preocupación para varios emprendedores como Ribó. En aquellos años, el daño a las tuberías provocó que el consumo de agua embotellada en garrafón evitara enfermedades gastrointestinales.  

Sin embargo, hoy en día, es posible volver a confiar en el agua potable y hacerla bebible a través de filtros. “La cerámica ofrece una frescura que otros materiales no tienen”, explica Ribó que pronto lanzará al mercado, vía comercio electrónico, este novedoso objeto de diseño capaz de filtrar 5 litros de agua en 2 horas, con la posibilidad de incluso enlazarlo al celular para registrar la cantidad de agua consumida por el usuario y otros datos.

“La funcionalidad no debe estar peleada con la estética, con este producto mi intención es encontrar ese balance entre estética y eficacia. Sin duda, es algo que busco que mis diseños generen” comentó Ribó.

 

Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.