close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro / Archivo

Pasan la noche afuera de hotel para pedirle a AMLO que no cierre instituto de atención para mujeres

El centro atiende a mujeres que habitan en los 19 municipios que conforman la región de la Montaña en Guerrero.
Cuartoscuro / Archivo
24 de noviembre, 2019
Comparte

Un grupo de mujeres se quedó a dormir afuera de un hotel donde se hospeda el presidente Andrés Manuel López Obrador en Tlapa de Comonfort, Guerrero, para pedirle que no cierre el Centro Ciudad de las Mujeres.

De acuerdo con el periódico Reforma, las mujeres se quedaron sobre la banqueta del Hotel Villa Celeste de Tlapa, cerca de donde el mandatario se presentará en un mitin este domingo a mediodía.

“Nos dijeron que aquí estaba, llegamos y llegamos las ocho de la noche: estamos buscándolo porque sabemos que es un gran hombre, porque sabemos que él no ha recibido nuestra petición, porque creemos en todo el cambio que él está haciendo por el País y que él dijo que los proyectos que sí funcionaran los iba a dejar”, dijo al medio Eréndira González.

Lee más: Presupuesto 2020: Programas sociales de AMLO, los grandes ganadores; castigan a órganos autónomos

El Centro Ciudad de las Mujeres en Tlapa, Guerrero, fue inaugurado en 2015 y está bajo la administración de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y proporciona atención en salud sexual y reproductiva, violencia de género, educación y autonomía económica. 

Según información de Sedatu, el centro busca “atender las necesidades específicas de las mujeres y problemas estratégicos que impiden el avance hacia la igualdad” de las mujeres que habitan en los 19 municipios que conforman la región de la Montaña en Guerrero.

Eréndira González dijo a Reforma el Centro Ciudad de Las Mujeres funciona, “prueba de ello es que estamos trabajando todo este año sin presupuesto, para poder realizar nuestras acciones con las mujeres indígenas alrededor de la Montaña”.

Entérate: Refugios para mujeres, endeudados y con menos personal porque siguen sin recibir recursos

Además, solicitó un diagnóstico del instituto y “sobre todo que todas las mujeres que atendemos –en el caso de que lo cierren– que les diga a dónde se va a llevar sus procesos jurídicos escolares de salud y muchas otras atenciones que realizamos”.

En este sentido, el 18 de noviembre, Sedatu informó en un comunicado que había finalizado el trámite de pago las 43 mujeres que prestan servicios en el centro, y señaló que “esta es la única erogación que realizará la secretaría y con ella, se da por concluido el pago de los servicios realizados del primero de diciembre de 2018, al 30 de octubre de 2019”.

Con información de Reforma (suscripción necesaria)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El hombre que pagó las cuentas eléctricas de 36 familias como regalo navideño

Michael Esmond, un empresario y veterano de la guerra, le pidió a las autoridades de la ciudad si podía pagar todas las cuentas atrasadas en su comunidad. El hombre de Florida quiso tener un gesto navideño con los más necesitados.
22 de diciembre, 2019
Comparte
Michael Esmond con una tarjeta navideña enviada por la ciudad

BBC News
Michael Esmond dice haberse sorprendido cuando la ciudad envió tarjetas navideñas a los beneficiarios de su generosidad.

El dueño de una empresa instaladora de piscinas, en Florida, Estados Unidos, pagó las cuentas eléctricas atrasadas de 36 familias que estaban en riesgo de quedar sin energía durante las festividades.

Después de recibir su propia cuenta del servicio eléctrico, Michael Esmond tuvo la idea de “alivianar un poco el estrés” de la temporada a sus vecinos.

Se comunicó con las autoridades del suburbio Gulf Breeze de Pensacola, donde vive, para indagar sobre cómo ayudar a todos los que tenían cuentas atrasadas.

Dice que estuvo motivado por su propia experiencia de una temporada festiva hace años, cuando se quedó sin calefacción.

El plazo encima

Cuando fue a pagar su cuenta de gas, y agua, a comienzos de este mes, Esmond, de 73 años, dijo haberse dado cuenta de que el plazo para pagar era el 26 de diciembre y que el servicio se cortaría si no se pagaba para entonces.

“Eso realmente me pasó en los años 80”, le contó a la BBC, explicando que, en ese entonces, había tenido problemas haciendo malabares entre el pago de cuentas y los costos de los regalos de Navidad.

“Nos cortaron el gas durante todo el invierno”, recordó, añadiendo que coincidió con uno de los inviernos más fríos registrados en la zona de Pensacola.

Joanne Oliver, la supervisora de facturación de Gulf Breeze, dijo al canal local WEAR-TV que lloró cuando Esmond le propuso la idea.

“Para que alguien como él, un veterano, llegue con ese grandioso gesto, me tocó el corazón”, expresó.

En total, Esmond pagó US$4.600 para ayudar a 36 familias en su comunidad de unos 6.000 residentes.

Un artículo de portada en un diario local que describe la generosidad de Michael Esmond

BBC
La generosidad de Esmond fue titular del diario local.

Lo que no llegó a saber, sino más tarde, fue que la ciudad envió tarjetas navideñas a los beneficiarios de su generosidad que decían: “Es un honor y un privilegio informarles que sus cuentas atrasadas del servicio han sido pagadas por Gulf Breeze pools & Spas (la empresa de piscinas de Esmond)”.

Y el mensaje continuó: “Pueden tener un poco más de tranquilidad en este temporada festiva sabiendo que tienen una cuenta menos que pagar”.

Esmond se sorprendió de la reacción que obtuvo por su gesto.

“Creo que toqué un punto sensible con muchas personas. La gente no se da cuenta de que hay personas en este momento que no tienen calefacción ni electricidad ni nada en sus casas y están pasando la Navidad sin eso”, observó.

“Mi teléfono no ha dejado de sonar con mensajes y correos durante días”, afirmó. Muchas de las personas que lo han contactado le prometen que responderán con la misma bondad hacia otros, haciendo obras de caridad inspiradas en sus acciones.

“Es alucinante para mí”, reconoció.

Esmond dice que ya está pensando en qué hacer el año entrante, pero asegura que definitivamente no será el mismo tipo de gesto de bondad.

“La gente me pregunta ‘¿vas a hacer lo mismo el año entrante?’, y mi respuesta es que si la gente supiera que lo fuera a hacer, nadie pagaría su cuenta”, señaló.

“Todos esperarían que yo las pagase”, dijo riendo. “Voy a tener que idearme algo”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RYBMPAGd6PA

https://www.youtube.com/watch?v=mQckRZL-Gho&t=13s

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss&t=32s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.