Narcocultura, un tema que sigue siendo urgente en México (Capítulo de regalo)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Narcocultura, un tema que sigue siendo urgente en México (Capítulo de regalo)

A 10 años de la primera edición de "El Cártel de Sinaloa", su autor, Diego Osorno, actualiza la investigación con información de la evolución del narcotráfico en México.
Cuartoscuro
Comparte

En 2009, el periodista Diego Enrique Osorno escribió El Cártel de Sinaloa, investigación en la que denuncia las consecuencias colaterales de la Guerra contra el Narcotráfico emprendida por el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y la narcocultura que devino de este fenómeno.

Hoy, el autor presenta la versión actualizada de dicha investigación con hechos documentados que transcurrieron a una década.

En el libro, Osorno evidencia el uso político del narcotráfico, incluso cuestiona si la estrategia del gobierno, conocida como la Guerra contra el Narcotráfico, sirvió para combatir a fondo el narcotráfico o solo justificó la crisis política de esos años.

“Llegó un momento en que la guerra contra el narco sí tenía mucha popularidad. Había un respaldo importante de la sociedad, se creía que sí era una guerra”, dice Enrique Osorno en entrevista para Animal Político.

En una década, la investigación de Osorno pasó por una diversidad de eventos entorno al narcotráfico en México, eventos como la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán, después su detención, la extradición y el juicio de Guzmán “que fue un show”, comenta el autor.

“Al mismo tiempo llega un gobierno que no cambió la política antidrogas que tenía el presidente Calderón, lo que hizo, nada más, fue cambiar la narrativa porque la política fue la misma”, señala.

En días recientes, en el norte del país, la población de Culiacán fue testigo del operativo fallido que el Estado emprendió con la captura de Ovidio Guzmán, hijo del capo Joaquín Guzmán Loera, donde los habitantes, de nuevo, quedaron en medio del fuego cruzado entre grupos criminales y efectivos de seguridad.

Un segundo evento sucedió con el asesinato de nueve personas entre los límites de Chihuahua y Sonora, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, en voz del secretario de seguridad, Alfonso Durazo señaló que este evento pudo haber sido “una confusión” tras la disputa de grupos del narcotráfico en esa región. 

“La variable con la que trabaja el mercado negro del narcotráfico es la variable del riesgo y la seguridad que se tiene o no para mover un cargamento ilícito en un territorio no solo por las acciones oficiales sino por la competencia”, refiere Osorno.

De la política antidrogas a la transparencia

A pesar de los 10 años en que transcurrió la investigación de Osorno El Cártel de Sinaloa, aún resulta ser un tema de urgencia en un país donde la política antidrogas no ha cambiado, “ni el uso político del tema del narco”.

En el libro, Osorno ahonda en entrevistas con soldados y académicos que, analizan la manera en cómo la narcocultura transformó la percepción de la sociedad en el imaginario estilo de vida que podrían llevar los capos mexicanos; así como considerar que la actual administración intente cambiar la política antidrogas en el país. 

“Creo que podría pasar que cambie la política antidroga si este gobierno decide resistir a las presiones de Estados Unidos que es quien ha dictaminado nuestra política antidroga los últimos años”, acota el autor.

Osorno también se dice partidario de la apertura total, al reconocer la labor de este gobierno, a la que se refirió como una “transparencia inusual y valiosa” en temas de información, y a pesar de ser peligrosa y riesgosa de ejercer prefiere el exceso de información que el secretismo con que se han manejado algunos temas, anteriormente.

Y agrega que, para evitar especulaciones y proyectar zozobra, “creo que este gobierno debería abrir información sobre la cooperación con Estados Unidos en el tema de combate al narcotráfico”.

Amnistía en tiempos de violencia

“Quizá, soy un iluso porque hace 10 años tenía la expectativa que para este entonces ya iba a estar acabado el régimen prohibicionista. Tenía esa expectativa”, opina el autor.

Osorno considera que la amnistía resulta un buen planteamiento que forme parte del proceso de solución al problema de narcotráfico, ya que no basta con legalizar las drogas en el Congreso, también hace falta una serie de acciones de justicia trasnacional.

“Lo que he venido diciendo en la legalización de las drogas es que México no pasa si no hay interlocución con grupos como el cártel de Sinaloa. No se va a acabar el crimen organizado, no se va a cabar la violencia, pero vamos a dar un paso grande para disminuirla”, añade.

Con autorización de editorial Grijalbo y Penguin Random House y del autor, en Animal Político te regalamos el primer capítulo de regalo de El Cártel de Sinaloa de Diego Enrique Osorno.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Variante de COVID que llegó a Brasil por la Copa América, más transmisible y con una mutación inédita

Esta nueva versión del coronavirus fue detectada por primera vez en Colombia, donde ya es bastante común en algunas regiones del país, pero aún hay poca información sobre su impacto real en la pandemia.
14 de julio, 2021
Comparte

Detectada por primera vez en Colombia, la variante B.1.621 de coronavirus también llegó a Brasil, donde fue registrada en dos hombres que formaban parte de las delegaciones de Ecuador y Colombia que disputaron la Copa América en el país sudamericano.

Ambos casos fueron diagnosticados en Cuiabá, capital del estado de Mato Grosso.

La B.1.621 fue descrita por primera vez en enero de 2021 en Colombia. Desde entonces, se ha extendido a otros 19 países de América y Europa, según el sitio web Pango Lineages, que reúne a expertos en vigilancia genómica de diversas universidades y centros de investigación.

Por ahora, los lugares con más casos de covid-19 relacionados con esta variante son Estados Unidos, Colombia, España, México y Holanda.

¿Qué tiene de diferente esta variante y qué ya sabe la ciencia al respecto?

Actualmente, la B.1.621 forma parte de una “lista de alerta” de la Organización Mundial de la Salud junto con otras versiones virales que necesitan ser monitoreadas y estudiadas.

Como es relativamente nueva, aún no fue nombrada con una letra griega, como sucedió con la variante Alfa (Reino Unido), la Beta (Sudáfrica), la Gama (Brasil) y la Delta (India).

Gráfico de las 11 variantes del coronavirus

BBC

Una sopa de letras y números

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Europa señala que la B.1.621 trae al menos cinco mutaciones importantes en la proteína de espiga, la estructura que se encuentra en el exterior del coronavirus y es responsable de pegarse en los receptores de nuestras células y dar inicio a la infección.

Cuatro de estas alteraciones genéticas (E484K, N501Y, D614G y P681H) ya se habían observado en otras variantes más preocupantes, como Alfa, Beta, Gamma y Delta. Perola mutación R346K parece ser nueva y no se ha descrito en otras versiones del virus.

Estas modificaciones en el código genético pueden hacer que el agente infeccioso sea aún más transmisible, lo que representa un peligro para el control de la pandemia.

El CDC europeo también informó que esta variante podría tener algún impacto en la inmunidad obtenida después de haber pasado la covid-19 o por vacunación, pero esto aún debe estudiarse más a fondo.

Presencia en Colombia

En la práctica, esta versión del coronavirus parece haberse propagado con relativa facilidad a ciertos lugares.

Según información de Gisaid, una iniciativa de vigilancia genómica global, la variante representa el 24% de todas las muestras recolectadas y analizadas en Colombia.

En algunas localidades, como Córdoba, Bolívar, Atlántico y Chocó, ya está presente en más del 60% de todas las investigaciones genéticas realizadas desde principios de año.

La situación de la pandemia en Colombia, de hecho, es muy preocupante: el país latinoamericano tiene actualmente el tercer peor promedio móvil de muertes del mundo (solo por detrás de Namibia y Túnez).

Ataúdes en una sala en una ciudad próxima a Bogotá, en Colombia,

Getty Images
Colombia registra 4,5 millones de casos y 113.000 muertes por covid-19.

Pero, ¿esta variante tiene algo que ver? Se desconoce. Colombia no cuenta con un sistema bien estructurado de vigilancia genómica del coronavirus, que realice una gran cantidad de pruebas diarias. Por eso, no se puede conocer con exactitud la presencia y el impacto de las variantes en el país.

Aun así, la B.1.621 ha llamado la atención del Ministerio de Salud y del Instituto Nacional de Salud.

En un artículo publicado en mayo, muestran su preocupación por “el rápido aumento de la frecuencia” de esta variante “en poco tiempo”, especialmente en ciudades que “parecían estar cerca de una eventual inmunidad colectiva”.

La situación en Brasil

El virólogo Fernando Spilki, profesor de la Universidad Feevale de Rio Grande do Sul, señala que, por ahora, no hay razón para entrar en pánico con la variante B.1.621.

“Hay pocos casos reportados en Brasil. Está claro que hay que monitorearla, pero los datos de Colombia y otros países no indican mayor agresividad, a pesar del aumento de casos en algunas regiones”, evalúa.

“Tampoco tenemos datos sobre una posible resistencia de esta nueva variante a las vacunas ya disponibles”, agrega el especialista.

Según una nota difundida por el gobierno de Mato Grosso, los casos de covid-19 provocados por esta versión del coronavirus fueron detectados en dos hombres de 37 y 47 años, que formaban parte de las delegaciones de fútbol de Ecuador y Colombia, respectivamente.

El 13 de junio, los dos países se enfrentaron en la primera ronda de la fase de grupos de la Copa América. El partido se desarrolló en Cuiabá.

Arena Pantanal

Getty Images
El Arena Pantanal, en Cuiabá, Mato Grosso, uno de los estadios donde se jugó la Copa América.

La buena noticia, según información de las autoridades de Mato Grosso, es que los dos pacientes fueron aislados en un hotel luego de su diagnóstico y permanecieron en cuarentena hasta que recibieron un certificado que les permitía regresar a sus países de origen.

Pero aunque el protocolo posterior al diagnóstico se siguió estrictamente, no se sabe si los dos hombres tuvieron contacto con otras personas antes de someterse a los exámenes.

Por lo tanto, existe el riesgo de que hayan extendido la variante por todo el país, de ahí la necesidad de monitorear de cerca la situación y ver si la B.1.621 gana terreno en territorio brasileño o no.

Aún en el terreno de la incertidumbre, no es posible determinar si esta variante causará mayor daño en Brasil, donde están en circulación otras versiones del coronavirus que son bastante dominantes, como el caso de la Gama, detectada originalmente en Manaus).

Independientemente de las mutaciones en la espiga del virus o del mayor potencial de virulencia, una cosa es cierta: las medidas preventivas contra la covid-19 siguen siendo eficaces y necesarias.

Por ello, es importante reforzar la distancia física, el uso de mascarillas (preferiblemente la PFF2 o N95), la higiene de manos y la circulación del aire en las habitaciones. Otra medida esencial es tomar ambas dosis de la vacuna.

Las vacunas disponibles siguen siendo eficaces contra las variantes ya descubiertas y, con un buen número de personas vacunadas, consiguen evitar que otras versiones aún más peligrosas del coronavirus aparezcan en algún rincón del planeta.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpkidolMaRw&t=8s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.