Países Bajos, origen de los sistemas de bicicletas públicas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Países Bajos, origen de los sistemas de bicicletas públicas

La historia de los sistemas de bicicletas pública inició en 1965 en Ámsterdam y se trató de un proyecto con apenas 50 bicicletas blancas de uso libre.
Por Redacción Animal Político
15 de noviembre, 2019
Comparte

La historia de los sistemas de bicicletas pública ya tiene más de medio siglo. Inició en 1965 en Ámsterdam, Países Bajos, y se trató de un proyecto con apenas 50 bicicletas blancas de uso libre. El resultado de este primer experimento fue que a menudo las bicicletas terminaron robadas o dañadas, pero la experiencia funcionó para el desarrollo de los sistemas que ahora conocemos.

Treinta años después, en Copenhague, Dinamarca, se puso en marcha un sistema con monedas de depósito y estaciones de anclaje, el plan resultó mejor que su antecesor, aunque se tenía poca información acerca de los usuarios.

Ya en 1998, en Rennes, Francia, la empresa global de publicidad exterior Clear Channel puso en marcha su primer sistema de bicicletas públicas que se distinguió por su diseño y la exhibición de publicidad, además del uso de estaciones fijas y modulares. Este proyecto ya contaba con una interfaz de usuario para hacer check-ins  y check outs y tecnología para la localización, reserva y acceso a las bicicletas.

En 2013, luego de desarrollar y perfeccionar estos proyectos en España, Francia, Noruega, Suecia e Italia, Clear Channel, a través de SmartBike llegó a nuestro país para operar el primer sistema de bicicletas públicas, propiedad de la Ciudad de México.
En la actualidad, SmartBike en nueve países y administra más de 25 mil bicicletas en las que se realizan, anualmente, unos 28 millones de viajes. Hoy esta empresa se asocia con ciudades y proveedores externos para ofrecer en ciudades como Milán, la capital mexicana, Lima y Oslo, una forma sostenible y saludable de transporte público que busca ser un complemento de otros medios de transporte como autobuses o Metro.

Foto: Especial

Esta empresa busca desarrollar proyectos de innovación y ayuda a financiar conceptos de ciudades inteligentes a través de una amplia gama de iniciativas, que incluyen mobiliario urbano y soluciones de movilidad adaptables que sean apropiadas a cada ciudad y los sistemas de bicicletas públicas van en esa dirección.

En las ciudades en las que tiene presencia, busca que una estación de bicis no esté a más de 300 metros de otra y recomienda que en 1 km2 se cuente con alrededor de 12 estaciones; dando como resultado que los usuarios del sistema tengan mayor comodidad y disponibilidad para hacer uso del servicio.

De esta forma, los sistemas de bicicletas públicas operados por SmartBike se caracterizan por prestar un servicio de movilidad práctico, rápido y pensado para el uso cotidiano; sin descartar los viajes orientados al ocio y al turismo; en los que los recorridos son utilizados en trayectos monomodales (entre dos puntos) o como extensión de un viaje intermodal interconectado principalmente con el transporte público de la ciudad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo miles de millones de rayos pudieron ser el origen de la vida en la Tierra

Cómo se formó la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia. Ahora un equipo de Universidad de Yale y la Universidad de Leeds proponen una respuesta.
17 de marzo, 2021
Comparte

Hay una nueva pieza en el rompecabezas del origen de la vida en la Tierra.

Miles de millones de rayos que bombardearon la Tierra durante un largo periodo pudieron ser la chispa que permitió que la vida comenzara a formarse en nuestro planeta.

Esa es la conclusión a la que llegó una reciente investigación de la Universidad de Yale en Estados Unidos y la Universidad de Leeds, en Reino Unido.

El estudio sostiene que durante millones de años los rayos que impactaban la Tierra fueron liberando el fósforo necesario para la creación de las biomoléculas que fueron la base de la vida en el planeta.

Los autores de la investigación afirman que su hallazgo ayuda a comprender cómo se pudo haber formado la vida en la Tierra y cómo podría estar formándose en otros planetas.

La clave es el fósforo

El fósforo es esencial para que se produzca vida.

Este elemento quimico, sin embargo, no estaba fácilmente disponible en la Tierra primitiva, ya que estaba bloqueado dentro de minerales insolubles en la superficie del planeta.

Durante mucho tiempo, los científicos se han preguntado cómo el fósforo de la Tierra se hizo accesible para ayudar en la formación del ADN y otras biomoléculas necesarias para la vida.

ADN

Getty
El fósforo es clave para la formación de biomoléculas.

Este nuevo estudio sugiere que ese fósforo se volvió disponible gracias a los rayos que impactaban la Tierra.

Cuando un rayo golpea el suelo puede crear fulguritos, una formación vítrea que contiene schreibersita, un mineral que a su vez contiene fósforo.

Los fulguritos contienen algo del fósforo de la superficie del suelo, pero en forma soluble.

Con base en modelos computacionales, los investigadores calcularon que hace entre tres mil quinientos y cuatro mil quinientos millones de años, cuando la vida comenzaba a formarse, la tierra firme del planeta era impactada por cerca de entre cien y mil millones de rayos cada año.

Eso, en un periódo de mil millones de años, equivaldría a un total de entre 0,1 y 1 quintillón de rayos (1 seguido de 30 ceros) ayudando a la formación de fósforo en el planeta.

fulgurito

Benjamin Hess/Yale
Los fulguritos se forman cuando un rayo impacta la Tierra.

Bombardeo constante

Anteriormente, otras investigaciones habían sugerido que la fuente de la schreibersita eran los meteoritos.

Este nuevo estudio sin embargo, afirma que la cantidad de meteoritos no hubiera sido suficiente, y tampoco hubiera sido constante, como sí lo fueron los rayos.

Además, es probable que los rayos fueran más frecuentes en regiones tropicales, proporcionando áreas más concentradas de fósforo utilizable, según el estudio.

Los investigadores calcularon que durante la etapa de formación de vida en el planeta, los rayos pudieron ser el origen de entre 110 y 11.000 kilos de fósforo cada año.

planta

Getty
El origen de la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia.

Esa cantidad pudo haber sido suficiente para ayudar a la formación de vida, según le dice al portal Live Science Benjamin Hess, estudiante de posgrado en el Departamento de Ciencias de la Tierra y Planetarias de Yale, coautor del estudio.

“Para que se forme vida, solo es necesario que haya un lugar que tenga los ingredientes adecuados“, dijo Hess a WordsSideKick.com, citado en un reportaje de Live Sicence.

“Si de fósforo al año se concentraran en un solo arco de islas tropicales, entonces sí, bien podría haber sido suficiente. Pero es más probable que eso suceda si hay muchos de esos lugares”.

Según Hess, estos hallazgos convierten a los rayos en buenos candidatos para ayudar a entender el origen de la vida en la Tierra.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.