Diputados reclaman por recortes a Salud que propone el Ejecutivo y piden aumento de 4,766 mdp 
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Diputados reclaman por recortes a Salud que propone el Ejecutivo y piden aumento de 4,766 mdp 

La Comisión de Salud emitió una opinión técnica sobre el proyecto de presupuesto para salud que envió el Poder Ejecutivo, que incluye recortes a cinco hospitales de especialidad e institutos de salud.
Cuartoscuro
14 de noviembre, 2019
Comparte

La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados solicitará que se aumenten 4 mil 766 millones de pesos al sector salud en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, pendiente de discutirse y aprobarse en San Lázaro, para temas como hospitales de especialidad, atención a mujeres, niños con cáncer, vacunación e infraestructura hospitalaria.

En la opinión técnica elaborada por esta comisión sobre el proyecto entregado por el Poder Ejecutivo el 8 de septiembre, se reclama por ejemplo el recorte de recursos a cinco hospitales de especialidad o institutos de salud: al Hospital Infantil de México Federico Gómez con 2% menos, y al Instituto Nacional de Geriatría de 2.8% menos.

También hubo reducciones menores al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Ismael Cosío Villegas de 0.6%, al Instituto Nacional de Cancerología de 0.1%; y del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, señala que se le mantiene con el mismo presupuesto.

En contraste con esto, se propone aumentarle 500 millones de pesos a Cancerología, 250 millones al Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío, 149.5 millones al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, 32.5 millones al Federico Gómez y 10 millones tanto al Ramón de la Fuente como al Instituto Nacional de Enfermedades.

Atención al cáncer infantil

La propuesta incluye, además, repartir 10 millones extras entre los institutos Nacional de Pediatría, Cancerología y el Hospital Infantil, exclusivamente para atención a cáncer infantil.

“Hasta el momento los recursos humanos y materiales resultan insuficientes para atender la demanda nacional de servicios especializados de atención del cáncer infantil”, señala el documento.

“Hasta 2018, en nuestro país solamente existen 27 centros estatales de oncología y cancerología. Asimismo, hay sólo 237 especialistas en oncología pediátrica y 420 oncólogos certificados por el Consejo Mexicano de Oncología”.

La Comisión de Salud también reclama el recorte de 7.1% para el Seguro Médico Siglo XXI, un programa sujeto a reglas de operación destinado a niñas y niños menores de cinco años que no tienen seguridad social por sus padres.

Con todo y recorte tiene el compromiso de mantener la cobertura a 5.8 millones de niños y afiliar a 200 mil más el próximo año. Por lo que se solicita un aumento de 152.5 millones de pesos.

“Tiene programado gastar $1 mil 984 millones 403 mil 598 pesos en el proyecto del Ejecutivo Federal, cifra totalmente insuficiente, sobre todo si consideramos que su propósito es la atención a la infancia, los más vulnerables.

”Esto mientras padres de familia de niños con cáncer protestan para pedir al Presidente Andrés Manuel López Obrador que envíe los medicamentos para las quimioterapias de sus niños con cáncer”, subraya el documento.

El reclamo por la atención a niños con cáncer ha desatado varias manifestaciones en los últimos meses de padres de menores enfermos que han sufrido desabasto de medicamentos, como Metotrexato, y que están en la incertidumbre de no saber qué pasará con la atención a sus hijos una vez que desaparezca el Seguro Popular, una duda que también plantea el documento de la comisión de Diputados.

Seguro Popular y Prospera

El pasado 24 de octubre se aprobó en Diputados el decreto para crear el Instituto de Salud para el Bienestar, en sustitución del Seguro Popular, pero todavía falta su aprobación en el Senado.

El proyecto de PEF, mientras tanto, aún contempla el programa creado en el sexenio de Vicente Fox y le asigna 72 mil 538 millones de pesos.

Esta cantidad es casi igual que el año anterior, pero en términos reales implica una disminución de 1.7%, por lo que la Comisión de Salud manifiesta su preocupación y pide garantizar el dinero para su funcionamiento al menos en 2020. Por ello propone aumentarle mil 240.8 millones.

Otro programa que desapareció el nuevo gobierno y que ya no aparece en el proyecto de Presupuesto de este año es Prospera, que en 2019 había tenido 6 mil 587.8 millones.

En 2020 será sustituido con el programa de Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral, al que se le asignaron 6 mil 634 millones.

Salud para las mujeres, vacunación y epidemias

La Comisión de Salud observó que la partida para Salud Materna, Sexual y Reproductiva sufre un recorte de 10% en términos reales.

Ese programa incluye igualdad de género en salud, prevención y atención de la violencia familiar o de género, prevención y control del cáncer en la mujer,  planificación familiar y anticoncepción, salud materna y perinatal, y salud sexual y reproductiva de los adolescentes.

Para estos fines se asignaron 2 mil 328 millones en el proyecto de PEF, por lo que la Comisión de Salud sugirió aumentarle 500 millones de pesos.

Al Programa de Vacunación se le recortaron 5.4% de recursos, por lo que se sugiere un incremento de 150 millones de pesos, de los 2 mil 89 propuestos.

La Comisión advierte que se corre el riesgo de no mantener coberturas de vacunación del 95% por biológico, lo que aumenta el peligro de mantener erradicada la poliomielitis, el control epidemiológico de la difteria, la tosferina, la eliminación del tétanos, sarampión, rubéola, y la prevención de influenza, así como la incidencia de Virus de Papiloma Humano.

“El Primer informe Presidencial detalla que los esfuerzos realizados para cumplir con el esquema de vacunación se vieron afectados por la situación internacional de abasto debido a problemas de producción de vacunas, lo que generó un retraso en la entrega y el desabasto de algunos biológicos para México, ¿Cómo podemos solucionar estos problemas, sino contamos con recursos suficientes y tenemos un déficit de vacunas disponibles?”, se pregunta.

También se solicita un aumento de 60 millones al Programa de Vigilancia epidemiológica, que tiene asignados 532.7 millones, el 7.1% menos que en 2019. El documento reclama que hay una desatención al sistema de vigilancia, y prueba de ello es que los casos de dengue se hayan multiplicado casi por cuatro este año.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La creciente rivalidad entre dos monarquías que está haciendo subir los precios del petróleo

Una ruptura pública entre Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos provocó el abandono de las conversaciones entre las naciones exportadoras de petróleo más grandes del mundo.
8 de julio, 2021
Comparte

Una amarga división pública entre los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita por las cuotas de producción de petróleo esta semana provocó el abandono de las conversaciones entre las naciones productoras de petróleo más grandes del mundo y dejó a los mercados de energía en el limbo, llevando los precios del petróleo a un máximo de seis años.

Las 23 naciones de la OPEP+, que comprende el grupo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y productores aliados como Rusia, tuvieron que posponer sus negociaciones indefinidamente.

La decisión generó temores sobre la estabilidad de un grupo que ha manejado hábilmente los suministros durante los últimos 18 meses para hacer frente a la crisis económica mundial relacionada con el coronavirus.

El problema comenzó la semana pasada, cuando Emiratos Árabes Unidos rechazó una propuesta de los líderes de la OPEP en Arabia Saudita y Rusia para extender las restricciones de producción por otros ocho meses.

Torre de petróleo

Reuters
La OPEP y sus aliados aún deben fijar una fecha para su próxima reunión sobre cuotas de producción de petróleo

Emiratos Árabes Unidos quería renegociar su línea actual (el nivel a partir del cual se calculan los recortes o aumentos de producción) para dar libertad para extraer más petróleo. Sin embargo, Arabia Saudita y Rusia se opusieron a hacerlo.

Las negociaciones dieron un giro habitual cuando los ministros de energía de los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita, que son aliados cercanos, hicieron públicas sus diferencias.

“La ruptura ha sido una sorpresa, pero quizás la pelea fue inevitable”, dice Ben Cahill, investigador principal del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.

“La capacidad de producción de Abu Dabi no va acorde con su cuota en la OPEP. Ha invertido mucho dinero para aumentar su producción. Y ahora la demanda está incrementando. Es por eso que los emiratíes se han sentido frustrados durante el último año por su incapacidad para aumentar la producción”, añade.

Dos príncipes

Durante varios años, la relación entre Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos ha dado forma a la geopolítica del mundo árabe.

El vínculo personal entre el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, y el príncipe heredero de Abu Dhabi,Mohammed bin Zayed, ha sido fundamental para consolidar esta alianza.

Combatiente con balas para ametralladora

Reuters
Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos han respaldado a las fuerzas progubernamentales en la guerra civil de seis años de Yemen

Ambos hombres son vistos como gobernantes de facto de su país y tienen visiones ambiciosas.

Durante varios años hubo una profunda cooperación en cuestiones estratégicas. Formaron una coalición militar árabe en 2015 para librar una guerra contra el movimiento rebelde hutí, alineado con Irán en Yemen, e impusieron un embargo diplomático, comercial y de viajes a Qatar en 2017.

Pero las grietas en la relación comenzaron a aparecer hace dos años, cuando los Emiratos Árabes Unidos retiró la mayoría de sus tropas de Yemen, dejando a los saudíes disgustados.

En enero, los emiratíes aceptaron a regañadientes un acuerdo liderado por Arabia Saudita para poner fin al embargo de Qatar, a pese a la desconfianza que les genera Doha.

Del mismo modo, Arabia Saudita no estaba entusiasmada con la decisión de los Emiratos Árabes Unidos de normalizar las relaciones con Israel el año pasado.

Foto archivo de dos mujeres viendo un avión de Qatar Airways

AFP
Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Qatar acordaron “dejar de lado” sus diferencias en una cumbre en enero.

Las grietas comenzaron a profundizarse en febrero, cuando Arabia Saudita emitió un ultimátum a las empresas multinacionales para que reubicaran sus sedes regionales en el reino para 2024 o perderían contratos gubernamentales.

Esto se percibió como un ataque implícito a Dubai (en los Emiratos Árabes Unidos), el centro comercial de la región.

Después de que los emiratíes bloquearan el acuerdo propuesto por la OPEP+, los saudíes parecieron tomar represalias suspendiendo los vuelos a los Emiratos Árabes Unidos.

Alegaron preocupaciones sobre las variantes del coronavirus, pero la decisión se tomó justo antes de una festividad islámica cuando muchas personas se dirigen a Dubai para tomar un descanso.

Arabia Saudita también anunció que excluiría las importaciones de zonas francas o vinculadas a Israel de un acuerdo arancelario preferencial con otros estados del Golfo, dando un golpe a la economía de los Emiratos Árabes Unidos, que gira en torno a un modelo de zona franca.

Competencia económica

La lucha en la OPEP+ se ve subrayada por una creciente rivalidad económica, con ambos países tratando de diversificar sus economías reduciendo su dependencia de las exportaciones de hidrocarburos.

Con Arabia Saudita adoptando una estrategia económica más agresiva bajo el mando de Mohammed bin Salman, el país compite ahora en sectores como el turismo, los servicios financieros y la tecnología.

“Arabia Saudita es el gigante de la región que ahora está despertando. Y, en cierto nivel, eso es motivo de preocupación para los emiratíes”, dice Neil Quilliam, miembro asociado de Chatham House en Londres.

Foto panorámica Dubai

Reuters
La posición de Dubai como centro comercial preeminente de la región está siendo cuestionada.

“En 15 a 20 años, si Arabia Saudita se transforma en una economía dinámica, sería una amenaza para el modelo económico emiratí”.

Todavía no está claro si Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos llegarán a un nuevo acuerdo con la OPEP+.

Ali Shihabi, un analista saudí cercano a la corte real, no cree que la ruptura obstaculice su relación a largo plazo, a pesar de que la postura rígida de los emiratíes fue una “sorpresa” para los saudíes, especialmente dado que habían trabajado muy duro para lograr el consenso.

“Ambas partes han tenido desacuerdos mucho mayores en el pasado”, dice.

“Todas las relaciones pasan por altibajos, incluidos Estados Unidos y el Reino Unido. Pero los fundamentos de esta relación son realmente fuertes para causar un daño permanente a esta alianza”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Nkdrq_AVABk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.