close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Violación sexual y robo a transportista con violencia aumentan en Miguel Hidalgo

Esta alcaldía se encuentra en el tercer lugar con más delitos de la Ciudad de México después de Cuauhtémoc y Benito Juárez.
Cuartoscuro
Por Hallazgos Índice GLAC
19 de noviembre, 2019
Comparte

Las violaciones sexuales aumentaron 91% en la alcaldía Miguel Hidalgo entre enero y septiembre de 2019 respecto al mismo periodo del año pasado mientras que el robo a transportista con violencia aumentó 200% en el mismo lapso de tiempo, según las denuncias registradas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y analizadas por GLAC Consulting.

La incidencia delictiva total en esta demarcación, aumentó 6% entre 2018 y 2019, esta se encuentra en el tercer lugar con más delitos de la Ciudad de México después de las alcaldías Cuauhtémoc y Benito Juárez durante el periodo enero-septiembre de 2019.

La alcaldía Miguel Hidalgo tiene una extensión de 47 kilómetros cuadrados y cuenta con 375 mil 951 habitantes según proyecciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO) para 2019. Colinda al norte con Azcapotzalco, al suroriente con Benito Juárez, al sur con Álvaro Obregón y al poniente con Cuajimalpa y los municipios mexiquenses de Huixquilucan y Naucalpan.

La alcaldía Miguel Hidalgo cuenta con el segundo Índice de Desarrollo Humano (IDH) más alto del país después de la demarcación Benito Juárez, también en la Ciudad de México, según datos de 2018 del Programa las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El IDH es una medición internacional elaborada por las Naciones Unidas que mide los logros de un país, entidad o municipio en cuanto a salud, educación e ingreso.

Lee: Aumentan secuestro, robo de vehículo y violación en la alcaldía Xochimilco en 2019

Por la demarcación Miguel Hidalgo pasan vialidades como Constituyentes, la cual comunica al oriente y poniente de la Ciudad de México. También concentra sitios de interés turístico como el Bosque de Chapultepec, el Paseo de la Reforma, museos, comercios, restaurantes, centros de entretenimiento y cadenas internacionales de hoteles.

En 2019 la alcaldía Miguel Hidalgo se posicionó en el tercer lugar para el delito de violación sexual, donde 1 es peor y 16 es mejor. El año pasado ocupó el octavo lugar, lo que significa que el aumento en el número de casos denunciados resultó en que la demarcación quedara entre las 5 con mayor número de violaciones denunciadas.

En 2019 las alcaldías con las tasas más altas de denuncias por violación fueron Cuauhtémoc, Álvaro Obregón, Miguel Hidalgo, Milpa Alta y Cuajimalpa mientras que Magdalena Contreras fue la que tuvo menos casos por cada 100 mil habitantes.  En 2018, Cuauhtémoc, Coyoacán, Iztapalapa, Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero fueron las 5 con más denuncias por violaciones, mientras que Cuajimalpa fue la que tuvo menos.

En la alcaldía Miguel Hidalgo, la Agencia Número 46 especializada en Delitos Sexuales ubicada en la Privada General Sóstenes Rocha s/n y Vicente Guía en la Colonia Tacubaya, se encarga de canalizar las denuncias de este, tipo. Igualmente El Instituto de las Mujeres Frida Kahlo en Av. Parque Lira No. 128, Col. Ampliación Daniel Garza.

En materia de delitos sexuales, Cuajimalpa aumentó 123% su número de denuncias entre 2018 y 2019. Debido a este incremento, pasó de ser la alcaldía con menos denuncias en 2018 a ubicarse en la quinta posición para el conteo de este delito.

Lee: Aumenta narcomenudeo en la CDMX: se duplican denuncias en alcaldías Magdalena Contreras, Iztacalco y Tlalpan

A finales de septiembre de 2019, agentes de la Policía de Investigación de la Procuraduría de Justicia capitalina concretaron una orden de aprehensión contra un hombre acusado de tentativa de violación agravada en perjuicio de una menor de edad, a quien amenazó con causarle daño a su familia si lo denunciaba. 

En cuanto al robo a transportista con violencia, en 2019, la Alcaldía Miguel Hidalgo se ubicó en el lugar 10 del conteo de ese delito. El año anterior se posicionó en el lugar 11, es decir que el incremento de este delito empeoró su ubicación dentro del ranking de las 16 demarcaciones de la Ciudad de México.

En 2019 las 5 alcaldías con más robos violentos a transportistas denunciados fueron Venustiano Carranza, Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero e Iztapalapa mientras que en 2018 fueron Azcapotzalco, Iztacalco, Gustavo A. Madero, Iztapalapa y Venustiano Carranza.

Durante los dos años señalados, Milpa Alta fue la delegación con menos robos violentos a transportista.

En la alcaldía Miguel Hidalgo, además de la Avenida Constituyentes, la cual comienza en Circuito Bicentenario y llega hasta la Carretera México-Toluca, hay conexión con el Anillo Periférico a través del Boulevard Manuel Ávila Camacho y Av. Río San Joaquín. Por estas vialidades circulan un gran número de transportes de carga.

Entérate: Anáhuac, la colonia que concentra la mitad de los delitos de la alcaldía Miguel Hidalgo

A mediados de junio se reportó la detención del chofer de un tráiler que circulaba sobre la Avenida Constituyentes con dirección a Santa Fe, Alcaldía Cuajimalpa. Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana le marcaron el alto al darse cuenta de que el vehículo tenía reporte de robo. Sin embargo, el conductor continuó la marcha hasta la zona de El Trébol, donde una patrulla le cerró el paso

En cuanto a la incidencia delictiva total de la Alcaldía Miguel Hidalgo, esta registró un incremento sostenido entre 2015 y 2018. La cifra de delitos totales por cada 100 mil habitantes del año pasado fue la más alta desde 2011.

El delito de violación descendió entre 2011 y 2013. Entre 2017 y 2018 registró un repunte. El total de denuncias por cada 100 mil habitantes en lo que ya va de 2019 es más alta que la del año pasado.

El robo a transportista con violencia disminuyó entre 2015 y 2018. Sin embargo, el número de denuncias por este delito en lo que va de este año es mayor al total del año pasado.

El número total de delitos o incidencia delictiva total aumentó 6% entre 2018 y 2019, al pasar de 11 mil 747 (equivalentes a 3 mil 43 por cada 100 mil habitantes) a 12 mil 432 (equivalentes a 3 mil 665 por cada 100 mil habitantes).

El incremento de la incidencia delictiva total en esta demarcación obedeció  al aumento de delitos como el secuestro (83%), robo a negocio con violencia (73%) y robo a casa habitación con violencia (68%), mientras que el homicidio doloso con arma de fuego aumentó 60% y el homicidio doloso 37%.

A finales de junio, se detuvo a tres personas que intentaron robar una vivienda en la Colonia Bosque de las Lomas, luego de que el dueño del domicilio se percatara de la situación y llamara al 911. Los asaltantes fueron puestos a disposición de la Procuraduría capitalina.

En agosto, se reportó el hallazgo del cadáver de una mujer de origen colombiano dentro de su domicilio en la Colonia Granada. De acuerdo a los primeros reportes, la mujer de aproximadamente 30 años de edad presentaba distintos golpes y magulladuras en el cuerpo.

Lee: Aumenta narcomenudeo en la CDMX: se duplican denuncias en alcaldías Magdalena Contreras, Iztacalco y Tlalpan

En  octubre, se  detuvo en Polanco a cinco personas relacionadas con casos de secuestros, ocurridos en la zona de bares de esta zona. Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Procuraduría General de Justicia detuvieron a dos mujeres y tres hombres que se hacían pasar por conductores de taxis seguros en la zona.

A mediados de ese mismo mes, se difundió un video en el que se muestra a dos personas encañonando y sometiendo a uno de los empleados en un restaurante en la Colonia Lomas de Chapultepec. Luego de despojar a los comensales de sus pertenencias, los asaltantes huyeron en un automóvil.

Una de las prioridades para mejorar la Seguridad con Bienestar de los habitantes de la demarcación Miguel Hidalgo es la atención que deben dar las autoridades a los delitos sexuales, los cuales están generalmente asociado al secuestro y al robo a casa habitación con violencia. Estos últimos se incrementaron sustancialmente entre 2018 y 2019. Así mismo, se deben dirigir los esfuerzos a la atención del homicidio doloso y homicidio doloso con arma de fuego, los cuales también se incrementaron durante ambos años.

Reuters

Paro nacional en Colombia: 3 factores inéditos que hicieron del 21 de noviembre un día histórico

La huelga del jueves puede ser recordada como el día demostró que Colombia, para bien o para mal, ya no es el país de antes. Pese a los disturbios y destrozos usuales, el paro nacional mostró facetas inéditas en un país sin tradición de protesta.
Reuters
23 de noviembre, 2019
Comparte

En un país sin tradición de protesta como Colombia, el paro nacional del 21 de noviembre de 2019 fue histórico.

La huelga estuvo originalmente convocada por las centrales obreras, pero se convirtió en una protesta en contra de las reformas pensional, laboral y educativa y a favor del acuerdo de paz firmado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En suma, la población se movilizó en contra del poder establecido, hoy materializado en el presidente, Iván Duque, un aliado del expresidente Álvaro Uribe que en un intento de ser moderado ha generado rechazo entre la izquierda y la derecha.

A medida que las manifestaciones en Ecuador, Chile y Bolivia aumentaron, dejaron decenas de muertos y generaron cambios políticos importantes, la expectativa ante el paro en Colombia se tomó la agenda nacional durante días.

El gobierno militarizó partes del país, acuarteló el ejército, cerró las fronteras y otorgó facultades extraordinarias a gobiernos locales para “mantener el orden”; se produjeron allanamientos; el partido de gobierno, el derechista Centro Democrático, alertó de la supuesta injerencia de gobiernos chavistas.

Y, como suele pasar en jornadas de protesta en América Latina y el mundo, en el paro hubo —según reportaron medios locales— disturbios, saqueos, daños a la infraestructura pública y abusos de fuerza por parte de las autoridades.

Dicho eso, es probable que la historia recuerde al paro nacional del 21 de noviembre en Colombia como el día en que los colombianos, una población traumatizada por un conflicto armado de 60 años, mostraron su disposición a salir a la calle. Pese a la lluvia. Pese a la represión.

Este paro tuvo una magnitud que ninguna protesta tuvo en 60 años“, le dice a BBC Mundo el reconocido historiador y columnista Jorge Orlando Melo.

“La protesta en Colombia siempre fue localizada, y siempre recibió una respuesta negativa del Estado, que la convertía en peligro”.

“Pero esta salida (al paro) de tanta gente no organizada en todo el país, que buscan una política social más clara y un cumplimento genuino del proceso de paz, puede ser la oportunidad de una alternativa no tradicional sin antecedentes en el país”, concluye Melo.

Tres cosas inéditas demuestran el carácter histórico de la jornada.

Protesta en Colombia

AFP
Cuando parecía que las protestas habían terminado tras la represión policial, miles de colombianos volvieron a salir para reiterar su grito de protestas contra, entre otras cosas, el neoliberalismo.

1. El paro en sí mismo

Colombia no ha tenido la tradición de protesta de países como Chile, Argentina o México por varias razones, pero se destacan la baja tasa de representatividad sindical, de menos del 5%, y la vigencia de un conflicto armado que distorsionó el escenario político clásico de izquierdas y derechas y laceró la viabilidad política de la izquierda democrática, que nunca ha llegado al poder en el país.

El último gran paro nacional se produjo en 1977. Convocado por los sindicatos, el paro fue asumido por profesores, trabajadores y estudiantes y puso contras las cuerdas al gobierno del liberal Alfonso López Michelsen, que enfrenaba una dura crisis económica y una disputa con los militares.

Durante los últimos años, por supuesto, han habido huelgas importantes, como el paro de corteros e indígenas contra el gobierno de Uribe en 2008 y el paro agrario contra Juan Manuel Santos en 2013.

También hubo grandes manifestaciones, como la marcha contras las FARC en 2008 y la que pedía la implementación del acuerdo de paz un día después de que fuera rechazado en un plebiscito en 2016.

Pero al menos desde 1977, y guardando las diferencias de carácter histórico, Colombia no había vivido una jornada de huelga cívica como la del 21 de noviembre.

Prácticamente todos los gremios acataron el paro; en cada rincón del país hubo protestas; la mayoría de quienes no protestaron vivieron una suerte de día feriado; el país estuvo paralizado por un día.

Solo el comercio, por ejemplo, se vio paralizado en un 50%, según la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), lo que equivale a pérdidas de US$60 millones.

En un país históricamente institucionalista, el shock político, económico y cultural que significó el paro del 21 es inédito.

Protesta en Colombia

EPA
Marchas masivas ha habido antes en Colombia, pero esta es la primera vez que un paro es acatado por prácticamente todos los sectores de la economía.

2. El cacerolazo

Al final de la tarde del jueves, cuando las marchas parecían ya haberse apaciguado tras la dispersión policial, miles de colombianos volvieron a las calles.

De noche, muchos en piyama, con el ambiente festivo y musical que marcó el inicio de la jornada, muchos salieron a la calle a reanudar su grito de protesta.

Y con un detalle que es usual en Venezuela, Argentina o Chile, pero que en Colombia no se había visto —o escuchado— en historia reciente: la cacerola.

Desde la calle o desde sus casas, en Bogotá y en otras ciudades del país, un inédito cacerolazo se tomó al país al cabo del día, justo cuando Duque daba un mensaje televisado de 4 minutos en el que criticó los actos “vandálicos”, apoyó a las fuerzas de seguridad y llamó al “diálogo social”.

El cacerolazo se escuchó en barrios de diferentes sectores socioeconómicos y se espera que se reactive en los próximos días.

Protesta en Colombia

AFP
Aunque en Bogotá se vieron las protestas más grandes, en ciudades como Medellín (foto) protestas se vieron en casi todo el país.

3. Protesta en ciudades uribistas

Si los colombianos, en general, históricamente han preferido gobiernos de centro-derecha o derecha, hay ciudades donde esa afiliación política parecía inamovible.

Y una de esas es Medellín, la segunda ciudad más importante del país, tierra del hoy senador y líder del partido de gobierno, Álvaro Uribe, el político más popular de la historia reciente del país gracias a su política de mano duro contra las guerrillas.

Las imágenes de la masiva marcha del jueves en Medellín terminaron de demostrar que la capital de Antioquia se ha diversificado políticamente.

Hace un mes, en unas elecciones regionales en las que el uribismo fue el gran derrotado a nivel nacional, los paisas eligieron como alcalde a un ingeniero de 39 años que apoya el proceso de paz, no hace parte de las maquinarias políticas y marchó el jueves: Daniel Quintero.

La marcha del jueves dejó claro que Medellín ya no es tierra sagrada del uribismo.

Y no fue la única: ciudades tradicionalmente uribistas como Montería, Neiva y Pereira también vieron sus calles tomaras por el paro nacional.

Otra razón para pensar que Colombia, para bien o para mal, ya no es el mismo país del pasado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZxEkMGziyDU

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=MwE1aP9WWS0

¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.