Jesús Flores: de buzo a defensor del pulpo en la península de Baja California
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pronatura

Jesús Flores: de buzo a defensor del pulpo en la península de Baja California

Para los pescadores libres como Jesús, la veda de pulpo resultaba una temporada difícil ya que es un trabajo que realizan durante todo el año, y comenzaron a establecer temporadas para su pesca.
Pronatura
Comparte

Los 20 años que lleva dedicado al buceo orillero y a la pesca de pulpo y pepino marino le han permitido a Jesús Flores Cordero, líder de la comitiva Buzos Orilleros del Mar de Cortés en la Bahía de Los Ángeles, Baja California, mejorar las prácticas pesqueras en su comunidad para aprovechar los recursos marinos del sitio, prevenir la veda del pulpo y llevar estas experiencias a otros poblados de la bahía.

Hoy día, Jesús no solo continúa ejerciendo el oficio de la pesca y el buceo orillero en su comunidad, sino que, también, se convirtió en líder pesquero tras crear la primera cooperativa pesquera que implementa prácticas sostenibles de pesca en beneficio del ecosistema y la economía de Bahía de los Ángeles.

Lee: Pesca ilegal ‘agota’ el pulpo, el mero y el pepino marino en Yucatán

Con ayuda de Pronatura Noroeste A. C., encargados de encabezar el proyecto de Mejora Pesquera en la zona, fue que Jesús introdujo iniciativas sostenibles en una de las dos pesquerías de la región y, que a su vez replicó entre sus compañeros pescadores.

El programa de Mejora Pesquera, de Pronatura, comprende tres puntos principales: el fortalecimiento de la gobernanza en las áreas marinas protegidas y protección de sitios prioritarios; mejoramiento de las pesquerías para conducirlas a la sostenibilidad; y la inspección y vigilancia en áreas marinas protegidas y zonas de pesca.

Con esas estrategias lograron que los pescadores de Bahía de Los Ángeles firmaran el acuerdo que refrenda el compromiso por la veda de pulpo, que busca su pesca sostenible, prevenir la pesca ilegal e implementar un reporte de irregularidades y en caso necesario, sancionarlas.

El líder pesquero

“Mi padre era pescador. Estudié, aunque en la comunidad no existía secundaria y preparatoria cerca, tuve que salir a otros lugares para estudiar. Al cumplir 16 años ya no pude estudiar, entonces, me vine a mi poblado a buscar en qué trabajar”, contó Jesús Flores en entrevista para Animal Político.

Jesús Flores Cordero nació en la comunidad de Guerrero Negro, en el estado de Baja California Sur, sin embargo, desde pequeño migró a la comunidad de Bahía de Los Ángeles por decisión de sus padres. Ahí aprendió a bucear y pescar bajo enseñanzas de su familia.

Además de la pesca, Jesús también trabajó en un campo turístico donde limpió cabañas en las que se hospedaban turistas americanos, según relató. Cuando cumplió 20 años, su hermano le enseñó el buceo de pulpo.

Entérate: El pulpo maya que advierte la destrucción del medioambiente

“Fue cuando dijo que me enseñaría algo que me serviría toda la vida. Él me enseñó a sacar pulpo, que en ese tiempo era muy barato, la gente lo compraba a 13 pesos”.

Jesús se acostumbró a trabajar solo. Cada día se levanta muy temprano, antes de que amanezca, si es posible. Toma su auto y echa todo su equipo de buceo y se dirige a bucear a las orillas del mar donde dedica entre cuatro y cinco horas de trabajo al día, “saco lo necesario para vivir”.

Te puede interesar: Las especies animales que se extinguieron en esta década

De acuerdo con Pablo Álvarez Morales, coordinador de proyectos de Mejora Pesquera en Pronatura Noroeste, el trabajo de conservación marina y pesca sostenible es uno de los temas con mayor tratamiento que en la asociación han realizado desde ciertas regiones, una de ellas y estratégica para ellos, es Bahía de Los Ángeles, debido a que cuenta con un área natural protegida.

En esa región, ya son más de 10 años de colaboración con la comunidad. Uno de los logros más importantes es la relación que tienen ahora con dos cooperativas pesqueras y, en particular, con la Cooperativa Buzos Orilleros de la que Jesús es socio y presidente de la mesa directiva.

“Cuando me volví el líder de mi sociedad fue porque se hizo una veda comunitaria del pulpo en Bahía de Los Ángeles. Yo era un pescador libre, sentía que a mí nadie me decía nada y tal vez es porque nadie nos enseñaba cómo estaba el rollo de cuidar y proteger al pulpo”.

Para los pescadores libres como Jesús, la veda de pulpo resultaba una temporada difícil ya que es un trabajo que realizan durante todo el año, y comenzaron a establecer temporadas para su pesca.

Con ayuda de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), que en México administra a las áreas naturales protegidas y Pronatura, sin embargo, fue que se organizaron con los pescadores de Bahía de Los Ángeles para conformar una cooperativa que estuviera formalmente constituida y obtuvieran apoyo sobre asesoría legal, cuestiones administrativas, papeleo, con el objetivo de establecerse como una cooperativa pesquera.

“Ahí fue donde Jesús Flores tuvo el liderazgo de impulsar a sus compañeros y los motivo para que se constituyeron en la cooperativa pesquera para después regularizar sus permisos de pesca de pulpo, y que forma parte del proyecto que tenemos con ellos”, señaló Pablo Álvarez de Pronatura.

Pescaderías sostenibles en Baja California

Con la creación de estas cooperativas, los pescadores de la región lograron mayor concientización y un cambio de percepción para respetar la normatividad, como es el caso de la pesquería de pulpo en temporada de veda.

Otro de los logros de este proyecto es que los pescadores en Bahía de Los Ángeles ahora saben en qué estatus se encuentran determinadas especies marina, o si son protegidas, amenazadas o en peligro de extinción, como es el caso del pulpo que se encuentra en una categoría de protección por lo que se requiere una licencia de pesca.

“Si uno no tiene un permiso para el aprovechamiento de cualquier recurso de pesca estaría haciendo una actividad ilegal, cual quiera que sea la especie, y en el caso del pulpo hay que tener un permiso para explotarlo y bajo ninguna circunstancia puede aprovecharse de él en temporada de veda, aun siendo una persona con el permiso para explotar el pulpo”, recalcó Pablo Álvarez.

Otra de las especies es el caso del pepino de mar, que de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, de Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo tiene categoría Pr, es decir, cuenta con protección especial.

Hasta ahora los pescadores de Bahía de Los Ángeles que se dedican a extraer el pepino y cuentan con un permiso para ello, pero en caso de que la categoría de protección del pepino de mar cambie su estatus, podría representar que los pescadores ya no puedan sacarlo.

“Es un aspecto que debemos tener siempre en México con todas las especies, tener presente que el manejo adecuado de las pesquerías, y con uso adecuado me refiero a sostenible, tiene sus particularidades, pero cualquiera que sea, debe tener un enfoque sostenible en su manejo. Lo mismo para el pulpo y el pepino”, agregó Pablo Álvarez.

Las ganancias de un día de pesca

De acuerdo con Jesús Flores no se tiene un monto exacto en el total de ganancia de un día de pesca del pulpo o el pepino, ya que su precio varía constantemente, pero desde su experiencia, al menos en un “día bueno” llega a obtener hasta 2 mil 500 pesos diarios.

Datos proporcionados por Pablo Álvarez de Pronatura indican que el kilo de pulpo, a precio de playa, ronda entre los 100 y 120 pesos por kilo.

“Ese es el precio en que lo vende el pescador, de ahí, los precios varían entre el intermediario, el comercializador o vendedor final con costos que incluyen transporte y el mantenerlo frío. Lo que aumenta el importe final”.

“Antes no tenía ni idea de cómo cuidar y cómo proteger”, recordó Jesús Flores. “No existía nadie que nos dijera qué estaba mal y que estaba bien, y ahora con estas organizaciones que están aquí en nuestra comunidad como es Pronatura y Conam, ellos nos han enseñado el impacto ambiental y todo lo que daña el mar, el ecosistema, además de no tirar basura y cuidar las especies. Nos han ayudado mucho”, agregó.

Con prácticas sostenibles, con información y capacitación de las autoridades, Jesús se ha convertido en el principal líder de la comunidad pesquera de Bahía de los Ángeles donde el pulpo y el pepino marino son cuidados de los grupos y personas dedicadas a la pesca ilegal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
BBC

Covid-19: cómo la falta de bolsas plásticas gigantes está demorando la fabricación de vacunas

Falta de componentes clave, así como problemas de comunicación y suministro ralentizan la campaña mundial de vacunación. Analizamos los factores en juego más importantes en este proceso.
BBC
8 de agosto, 2021
Comparte

Aunque la producción de la vacuna contra la covid-19 se ha incrementado de cero a miles de millones de dosis en un tiempo récord, la escasez de materias primas y equipos ha limitado la cantidad de dosis que se pueden fabricar.

A fin de resolver algunos de estos cuellos de botella, se ha creado un mercado, una especie de equivalente farmacéutico de eBay, para ayudar a los fabricantes y proveedores a ver que está disponible y permitirles comerciar en un solo lugar.

La plataforma ayudará a crear una conexión entre los materiales no utilizados y excedentes con las empresas que los necesitan, comenzando con las cosas que están en mayor demanda.

Aquí echamos un vistazo a algunos de los componentes clave que causan cuellos de botella, así como a problemas más amplios relacionados con el programa de vacunación, como la propiedad intelectual.

1. Bolsas plásticas gigantes

Fabricación de vacunas - ilustración

BBC

Uno de los problemas más urgentes ha sido la escasez de grandes bolsas de plástico estériles que se utilizan para cultivar células de vacunas dentro de grandes recipientes llamados biorreactores.

Se parecen un poco a las bolsas que se utilizan en el proceso de elaboración casera, dice Matthew Downham, director de fabricación sostenible de la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI), un organismo mundial que tiene como objetivo acelerar la producción de vacunas y una de las organizaciones líderes en el lanzamiento del mercado.

Las bolsas de plástico gigantes, que pueden contener hasta 2.000 litros, son necesarias en el proceso de elaboración de los cuatro tipos de vacunas que se fabrican actualmente.

2. Filtros y tubos de plásticos

Fabricación de vacunas - ilustración

BBC

También ha generado preocupación la disponibilidad de filtros y tubos de plástico, a veces denominados como “conjuntos de un solo uso”.

Ambos son, nuevamente, requeridos por los cuatro tipos de vacuna en producción.

Los tubos de plástico se utilizan en muchos procesos biológicos, pero solo se pueden utilizar una vez.

3. Materias primas

Los ingredientes esenciales para el desarrollo de cultivos celulares, que se utilizan para producir algunas de las sustancias farmacológicas, también han escaseado.

Fabricación de vacunas - ilustración

BBC

También ha habido problemas con un ingrediente especializado llamado nanopartículas lipídicas: partículas ultrapequeñas que son cruciales para las vacunas pioneras de ARNm producidas por BioNTech / Pfizer y Moderna.

Antes de la pandemia, estas nanopartículas -que se usaban para albergar la sustancia farmacológica para facilitar su administración en el cuerpo- solo se producían en pequeñas cantidades para la investigación clínica, por lo que su producción masiva ha sido un gran desafío.

4. Trabajadores capacitados

A medida que ha aumentado la fabricación de vacunas, también lo ha hecho la necesidad de personal capacitado.

Los involucrados en la industria dicen que algunos lugares han tenido dificultades para encontrar suficientes trabajadores capacitados para ocupar puestos especializados.

Fabricación de vacunas - ilustración

BBC

Downham dice que a las empresas les resulta difícil trasladar a su personal entre sus propios sitios, pero que es “incluso más complicado” cuando se transfiere personal a otra empresa contratada para realizar la fabricación.

Para ayudar a resolver el problema, la industria farmacéutica quiere que los trabajadores puedan viajar entre sitios internacionales con mayor facilidad.

5. Propiedad intelectual

Que la propiedad intelectual y la protección de patentes se consideren como algo que bloquea el despliegue global actual depende en gran medida de a quién le pregunte.

La propiedad intelectual (PI) se refiere a las creaciones o invenciones protegidas por la ley mediante patentes, derechos de autor y marcas comerciales.

Su objetivo es garantizar que el creador sea recompensado con ganancias y que su invención conserve su calidad e integridad.

Estados Unidos ha apoyado una medida en la Organización Mundial del Comercio (OMC) -un organismo intergubernamental que promueve el comercio mundial- para levantar temporalmente dicha protección de patentes para las vacunas contra el coronavirus.

Esto se hizo tras una campaña de India y Sudáfrica y un grupo de unos 60 países que argumentan que la renuncia a las protecciones de propiedad intelectual permitirá que los conocimientos de fabricación se transmitan más fácilmente.

Pero los fabricantes de vacunas dicen que incluso si se libera la propiedad intelectual de una vacuna patentada, las nuevas empresas no podrían empezar repentinamente a hacer vacunas.

Fabricación de vacunas - ilustración

BBC

Todavía necesitarían las instalaciones y los conocimientos especializados y competirían por el mismo número limitado materiales y personal capacitado.

Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer, sostiene que una exención podría en realidad “descarrilar el progreso” en el programa de vacunación global.

Liz Breen, especializada en operaciones de servicios de salud de la Universidad de Bradford, en Reino Unido, está de acuerdo en que liberar la producción intelectual no es una solución instantánea.

“Es solo una parte del rompecabezas”, dice.

¿Qué tan mala es la situación y qué se está haciendo al respecto?

Los fabricantes tienen como objetivo suministrar al mundo un estimado de 11 mil millones de dosis de vacunas contra el coronavirus para fines de 2021, un aumento masivo en la capacidad, triplicando la producción anual anterior de vacunas.

Pero la industria dice que solo puede cumplir con estos compromisos si la escasez actual de materiales y componentes se aborda junto con medidas que permitan el libre flujo de trabajadores en todo el mundo.

El Banco Mundial ha dicho incluso que las demoras resultantes podrían retrasar la fecha de inmunidad colectiva mundial, que había predicho que podría alcanzarse para marzo de 2022.

Matthew Downham, de CEPI, dice que “hay una gran cantidad de actividad en marcha” para tratar de aliviar las presiones sobre los componentes y materiales clave, para que se produzcan y envíen a los fabricantes de vacunas lo más rápido posible.

Se ha creado un grupo de trabajo de fabricación global -una rama del esquema Covax que tiene como objetivo garantizar que las vacunas estén disponibles en todo el mundo- para tratar de abordar la escasez.

Y ahora se ha lanzado Covax Marketplace, una plataforma segura que permitirá a los fabricantes y proveedores comprar y vender productos en un solo lugar, lo que ayudará a aumentar la visibilidad de qué está disponible en determinado momento.

Inicialmente se centrará en seis categorías de suministros: bolsas de biorreactor, conjuntos de un solo uso, filtros, cultivos celulares, lípidos, viales de vidrio y tapones.

Sin embargo, dice Downham, también es necesario trabajar para garantizar que los fabricantes de vacunas estén utilizando toda su capacidad en todo momento.

Por ejemplo, si los servicios de “llenado y acabado” de un fabricante -que es cuando las vacunas se envasan y empaquetan- no están disponibles, es necesario que haya formas de utilizar otras instalaciones para garantizar que la fabricación no se ralentice ni se detenga.

A largo plazo, el grupo de trabajo de fabricación tiene como objetivo desarrollar la capacidad de producción (fábricas, personal y experiencia) en todo el mundo, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos.

Pero ahora que la demanda mundial de dosis supera ampliamente la oferta, dado los devastadores niveles de covid-19 en lugares como India y Brasil, la presión para encontrar soluciones rápidas nunca ha sido mayor.

Thomas Cueni, de la Federación Internacional de Fabricantes de Productos Farmacéuticos, se mostró intransigente en una sesión informativa de la industria sobre cuál sería el resultado si no se satisfacía esa demanda.

“Le fallaríamos al mundo”, dijo.

Diseño e ilustraciones Zoe Bartholomew.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=eeU0dpGZPZ8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.