Gobierno acusa incumplimiento de Grupo México ante derrame; la empresa lo niega
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Gobierno acusa incumplimiento de Grupo México ante derrame; la empresa lo niega

"No se ha hecho nada por la salud de las personas y los animales”, criticó el secretario Jorge Alcocer sobre la respuesta de Grupo México por el derrame en Río Sonora.
Cuartoscuro Archivo
23 de diciembre, 2019
Comparte

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, informó que para atender los efectos en la población dañada por el derrame tóxico en el Río Sonora, provocado por el Grupo México, se desarrollará un plan de seguimiento a 15 años.

El diagnóstico de la Secretaría de Salud respecto al Grupo México y su responsabilidad con los habitantes afectados por el derrame de metales pesados en el afluente, es que no se cumplió con el compromiso de dotar de las condiciones médicas y hospitalarias necesarias, explicó.

Por ello, añadió Alcocer, se propuso un nuevo plan que contará con el seguimiento de los tres niveles de gobierno.

“Será un plan de desarrollo a 15 años; el marco legal está basado en cuatro ejes, legal, multiparticipativo, con programas anuales y políticas de participación amplia y evaluación de metas y resultados”, detalló el secretario de Salud en la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Señaló que hubo una reunión el pasado 18 de diciembre, en la que participaron autoridades, ciudadanos, académicos y representantes de la empresa.

“En la reunión aparecieron los afectados por este derrame tóxico”, dijo al mencionar que todos quisieron expresar su opinión y se plantearon exigencias. Con base en ello se planteó el plan de seguimiento, expuso Alcocer.

El derrame ocurrido el 6 de agosto de 2014 empeoró las condiciones de deterioro ambiental que se registra en esa zona; también hay 382 personas afectadas, y existen mil expedientes relacionados con esta problemática.

“El problema se agudizó con el accidente, desde mucho antes hay contaminación de agua, tierra y aire por la actividad minera. No se ha hecho nada por la salud de las personas y los animales”, criticó el secretario.

Las exigencias de los habitantes incluyen que se dé servicio de salud, con el fortalecimiento de los hospitales, ya que el más cercano se localiza a 40 minutos en la capital del estado de Sonora; que haya personal suficiente y especializado, además de equipamiento moderno, y que se mejore el abasto en medicamentos.

“Además, pidieron seguridad en todo el estado y que el fideicomiso para resarcir el medio ambiente sea regulado por el gobierno federal”, señaló el secretario.

Criticó que el Fideicomiso creado por la empresa en 2014 no  ha cumplido con lo establecido en el acuerdo inicial.

“Otro compromiso de la empresa minera, lo repetía, fue la creación de una unidad que se encargara de todo eso, se le dio el nombre de Vigilancia Epidemiológica Ambiental, UVEA, que ustedes conocerán, que fuera financiada por el fideicomiso de la empresa y en opinión de la gran mayoría, y comparto esto, ha sido letra muerta desde 2014, nunca se vieron avances”.

Alcocer dijo que se requieren siete millones de pesos para dotar de todo el personal médico y enfermeras que atiendan a la población afectada, entre los que se encuentran incluso siquiatras porque la salud mental de los habitantes también resultó dañada.

Alcocer señaló que además se planteó que debe haber un manejo de las aguas residuales y de las lagunas de oxidación, para ello se contará con el apoyo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), y se promoverá un programa hidroagrícola en el estado de Sonora.

“Hay evidencias de que sigue la contaminación del agua”, señaló el funcionario federal, quien denunció además que el hospital rural comunitario y el inmueble construido por el Grupo México para que funcionara como una unidad de salud no reúnen las condiciones necesarias para servir en este propósito.

“No existió incumplimiento alguno”

Grupo México, ante los señalamientos del gobierno federal, negó haber incumplido con los acuerdos de reparación del daño.

“El derrame de solución acidulada de cobre en 2014 de la mina Buenavista del Cobre fue atendido oportunamente, con estricto apego a la normatividad oficial; a la operación del Fideicomiso Río Sonora y bajo las instrucciones y supervisión de la Semarnat, la Profepa y la Cofepris”, señaló en un comunicado.

“Se aportaron dos mil millones de pesos, más que los 400 millones de pesos inicialmente previstos para la remediación. No existió incumplimiento alguno por parte de Grupo México”.

Actualmente, continuó, “no existe prueba científica que vincule afectaciones al estado de los recursos naturales o la salud en la zona con aquellos hechos. Mediciones de la calidad del agua del Río Sonora posteriores al incidente han sido incluso más bajas que las de diez o más años antes de que ocurriera.

Grupo México ha realizado un esfuerzo sin precedentes, al realizar un programa de monitoreo por cinco años con muestras tomadas en pozos de la  región, en colaboración con Conagua. Esa información es pública”.

Con información de Notimex

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Teotihuacan: las obras que amenazan el sitio Patrimonio de la Humanidad en México

Arqueólogos y defensores del patrimonio cultural de Teotihuacan han alertado sobre la construcción de una obra que amenaza con destruir vestigios arqueológicos de la zona.
30 de mayo, 2021
Comparte

Una obra de construcción con maquinaria pesada iniciada hace meses amenaza con “arrasar” parte del patrimonio protegido de la ciudad prehispánica de Teotihuacan, en Ciudad de México.

El gobierno de México informó que se trata de una construcción “no autorizada” en terrenos que son parte de una zona protegida por la ley.

La construcción con excavadoras ha afectado unas siete hectáreas y “amenaza con arrasar vestigios arqueológicos”, alertó el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), un organismo afiliado a la ONU.

Ante la denuncia de Icomos y de varios arqueólogos, la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) condenaron el martes las obras.

Las instituciones aseguraron que hace semanas habían identificado el problema y colocado sellos de clausura en la obra, los cuales fueron violados, por lo que presentaron denuncias.

Una vista aérea de la zona arqueológica de Teotihuacan

AFP
La zona arqueológica de Teotihuacan es un sitio protegido por la ley.

Teotihuacán es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1987 y es una de las atracciones turísticas más populares de México.

En su época de esplendor, fue la ciudad prehispánica más grande de su tipo en América y sus ruinas han estado envueltas en misterio durante mucho tiempo.

¿Qué se construye?

A comienzos de este año, la oficina de Icomos en México había detectado la edificación realizada en la zona de Oztoyahualco, que es parte del municipio de Teotihuacan.

En los siguientes meses fue empleada maquinaria pesada en dos parcelas, cuando la supervisión de los alrededores de la zona arqueológica era limitada debido a la pandemia de covid-19.

Saúl Alcántara, presidente de la organización, señaló a Milenio Televisión que se está edificando un “centro recreativo”.

“Realmente es arquitectura chatarra que va a tergiversar la arquitectura completa de la zona arqueológica de Teotihuacan. Es completamente espuria esta construcción y está arrasando con el patrimonio de hace 2.000 años. Es sumamente alarmante lo que sucede”, señaló.

El terreno afectado está ubicado en el Área B de la Zona de Monumentos Arqueológicos de Teotihuacan, donde los propietarios comunitarios tienen acceso para realizar labores de agricultura y pastoreo, pero no edificaciones porque es “un espacio de alto potencial arqueológico”.

El INAH indicó que en el terreno se tienen detectadas “25 estructuras arqueológicas y grutas con vestigios prehispánicos”.

Según Icomos México, las excavaciones amenazan “restos arqueológicos, habitacionales y monumentales que también están siendo saqueados”.

Orden de suspensión

Las autoridades aseguran el que el pasado 5 de marzo se ordenó la suspensión de la obra y se colocaron sellos para evitar más daños.

“Debido a que los sellos de suspensión fueron violados y las obras continuaron, el 20 de abril se presentó denuncia penal ante el Ministerio Público Federal con sede en Texcoco, por el presunto delito de daño al patrimonio arqueológico“, indicó el INAH.

Un pastor en Teotihuacan

Getty Images
Los terrenos de propiedad comunitaria son usados para el pastoreo y la agricultura ligera, pero no se pueden hacer edificaciones.

“Nos enfrentamos a una conducta reiterada y soberbia por parte de quienes alientan esas obras irregulares, que afectan una zona rica en vestigios de los primeros asentamientos de la ciudad vieja de Teotihuacan”.

El arqueólogo Rogelio Rivero Chong, director de la zona arqueológica de Teotihuacán, dijo a un diario que los agentes de policía que habían ido a examinar la construcción habían sido amenazados por trabajadores con palos, piedras y tubos.

Las autoridades no han identificado quién es el responsable de la construcción.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WhrDWNcNQEM&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.