AMLO prepara indultos, ¿a quién se los han concedido otros presidentes?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

AMLO prepara indultos, ¿a quién se los han concedido otros presidentes?

El presidente López Obrador dijo que “gente mayor, enfermos, mujeres, indígenas” y el exgobernador Mario Villanueva serían beneficiados con indultos para salir de la cárcel.
Cuartoscuro Archivo
26 de diciembre, 2019
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló este 24 de diciembre en su conferencia matutina que preparaba algunos indultos para que salgan de la cárcel, según dijo, “gente mayor, enfermos, mujeres, indígenas” y el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, aunque este último con prisión domiciliaria.

La figura del indulto es diferente a la de la amnistía, ya que no se aplica a todos los que cumplan una condición que va a perdonarse de ser considerada delito, sino individualmente a personas ya juzgadas para que sean liberadas, directamente por orden presidencial, y en varias ocasiones se ha concedido a personas consideradas presas políticas.

Está establecido en la Constitución mexicana en el artículo 89, sobre las facultades del presidente, “conceder, conforme a las leyes, indulto a los reos sentenciados por delitos de competencia de los tribunales federales”.

López Obrador no sería el primer presidente en conceder indultos; en este siglo, esa figura se ha usado 13 veces, de acuerdo con un documento de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal obtenido vía transparencia. Enrique Peña Nieto otorgó un solo indulto en su sexenio; Felipe Calderón, cuatro y Vicente Fox, ocho.

¿A quiénes indultaron?

El último caso de indulto y único de Peña ocurrió tras años de polémica por el encarcelamiento del indígena tzotzil y activista chiapaneco Alberto Patishtán Gómez. Acusado de encabezar una emboscada en la que murieron siete policías, había sido condenado en 2002 por los delitos de lesiones y homicidio calificados, robo, portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y delincuencia organizada, a 60 años de prisión.

Durante años se pidió su liberación por irregularidades en el proceso, como que demostró que durante la emboscada él estaba en otro lugar, o que fue detenido sin orden de aprehensión. Su caso fue llevado hasta la Suprema Corte de Justicia, que lo rechazó, y los tribunales locales ratificaron la sentencia.

En el primer año de gobierno de Peña, el Congreso hizo reformas legales para que una de las razones para el indulto fuera que hubo violaciones a los derechos humanos de un reo. Un día después de aprobadas, el 31 de octubre de 2013, Patishtán fue liberado mediante indulto presidencial.

Calderón dio cuatro indultos a personas acusadas de robo calificado, insubordinación en el Ejército, malversación y violación.

Este último caso fue el más sonado. Antonio Ortega Gallardo estuvo cuatro años en la cárcel acusado de violar a dos adolescentes en la Ciudad de México, pero había sido juzgado teniendo como única prueba un retrato hablado dado por las víctimas. Tras otros ataques sexuales, se identificó que el violador era otro, y el presidente indultó a Ortega en 2011.

En su primer año como presidente, Calderón concedió un indulto a un hombre condenado a casi tres años de prisión por robo calificado. Otros dos indultos fueron para personas juzgadas en tribunales militares: uno en 2009 a una subteniente acusada de insubordinación y condenada a un año de prisión, y otro en 2011 (que no se publicó en el DOF) a un ciudadano juzgado por malversación y condenado a siete años de cárcel.

De los ocho indultos concedidos por Fox, cinco fueron a militares a los que les conmutó la pena de muerte por 20 años de prisión, tras actos de insubordinación que derivaron en la muerte de un superior o un abuso de autoridad en el homicidio de un inferior. Otro fue también a una militar, teniente profesora, a la que le perdonó un año de prisión por una insubordinación de palabra.

El primer indulto de ese sexenio fue concedido a un miembro del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), conflicto en Chiapas que Fox había prometido resolver en 15 minutos. En marzo de 2001, indultó al luchador social Arturo Pérez Velázquez, que había sido condenado por portación de arma de fuego y delincuencia organizada.

Fox indultó a otros dos activistas sociales en febrero de 2002, los pescadores michoacanos Leocadio Ascencio Amaya y Aurelio Guzmán Mateo, que llevaban un año presos, de una condena de 20, acusados de privación ilegal de la libertad de funcionarios de Medio Ambiente que habían acudido a Pátzcuaro a imponer una veda de pesca.

Las normas legales para conceder indultos han tenido diversas modificaciones en la historia de México, aunque siempre ha existido, por lo que en la segunda mitad del siglo pasado solo Carlos Salinas lo utilizó al conceder tres perdones en sus primeros años como presidente, por los delitos de robo.

Y antes de eso, no se había usado esa figura desde la década del 60, cuando se aplicó a personajes acusados de delitos políticos, como el famoso muralista y comunista David Alfaro Siqueiros, que en 1960, a sus 64 años, había sido encarcelado en Lecumberri por el delito de “disolución social”, y en julio de 1964 recibió el indulto mediante un decreto que reconocía que su obra pictórica implicaba “importantes servicios prestados a la Nación”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la 'regla del silencio incómodo' que utilizan famosos emprendedores como Tim Cook o Jeff Bezos

Si alguna vez te has arrepentido de hablar sin pensar, te contamos cómo funciona una singular regla que algunos de los que manejan las mayores empresas del mundo han aplicado en su ambiente laboral y frente al público.
30 de septiembre, 2020
Comparte

Cuando nos apresuramos en dar una respuesta, las cosas pueden salir mal, y por eso no sería extraño que más de una vez te hayas arrepentido de hablar sin haber pensado lo que ibas a decir.

Hay una estrategia que conocidos emprendedores como Tim Cook, director ejecutivo de Apple, y Jeff Bezos, fundador de Amazon, han puesto en práctica, precisamente para concentrar toda su atención en sus palabras.

Se trata de la “regla del silencio incómodo”, un concepto desarrollado por Justin Bariso, consultor y autor del bestseller “EQ Aplicado, Guía para la Inteligencia Emocional en el Mundo Real”.

Consiste en que cuando te enfrentas a una pregunta desafiante, en vez de responder de inmediato, haces una pausa y piensas profundamente cómo quieres responder.

¿Por qué es incómodo?, porque la pausa puede ser de 10 segundos, 20, o incluso más tiempo, haciendo que el interlocutor se sienta desconcertado, si no está acostumbrado a este tipo de interacciones.

En diálogo con BBC Mundo, Bariso cuenta que Tim Cook es conocido por hacer largas pausas que, en el contexto de un diálogo, se pueden volver muy incómodas.

También lo hace Jeff Bezos, aunque su estilo -agrega Bariso- sigue una manera metódica: al principio de las reuniones se toma un tiempo largo para leer informes en silencio antes de iniciar el diálogo.

Mentes inteligentes como Tim Cook o Jeff Bezos acogen la regla del silencio incómodo”, dice Bariso.

Jeff Bezos

Getty Images
Jeff Bezos, fundador de Amazon, también utiliza largos intervalos de silencio al inicio de las reuniones, explica Justin Bariso.

“Esta regla siempre ha sido una herramienta valiosa de la inteligencia emocional, porque te permite equilibrar el pensamiento y la emoción, en vez de reaccionar basado solo en los sentimientos”.

El silencio de Steve Jobs

Tim Cook y Jeff Bezos no son los únicos directores de empresas que han utlizado la regla del silencio incómodo.

En una ocasión, Steve Jobs se tomó cerca de 20 segundos en contestar un ataque personal, entregando una respuesta contundente.

Era 1997 cuando Jobs -que recién había regresado a Apple- participaba en una conferencia con desarrolladores.

Una persona del público lo atacó diciéndole, “no sabes de lo que estás hablando“.

Lo primero que hace Jobs es quedarse sentado en silencio. Y pensar.

Steve Jobs

Getty Images
En 1997 Steve Jobs, respondió a un ataque en público utilizando la regla del silencio incómodo.

En un tiempo que seguramente parecía una eternidad para la audiencia en el contexto del ataque y la esperada respuesta, Jobs tomó un poco de agua y cerca de 10 segundos, comenzó a responder.

“Tú sabes”, le contesta. “Puedes agradar a algunas personas en algunas ocasiones, pero…”, Jobs vuelve a hacer una pausa como de ocho segundos.

Luego continúa con su respuesta. “Una de las cosas más difíciles cuando estás tratando de lograr un cambio es que, personas como este caballero tienen razón… en algunas áreas”.

Ese es el inicio de una larga respuesta que dejó al público deslumbrado. Pero más allá de las habilidades de Job para responder al ataque y plantear su visión a largo plazo, una de las cosas que destaca Bariso es la duración y efectividad de esa técnica discursiva.

8 beneficios

La inteligencia emocional, agrega, se refiere a la capacidad de entender y manejar las emociones.

Cuando estamos bajo presión, hablamos y actuamos de una manera diferente a cuando tenemos tiempo de analizar las cosas.

“Yo tiendo a hablar demasiado rápido y me he metido en problemas por eso“, cuenta el autor.

Imagen de un reloj

Getty Images
El silencio incómodo suele extenderse por un período de tiempo de entre 10 y 20 segundos.

Esa fue una de las razones por las que Bariso decidió entrar al campo de la inteligencia emocional.

Y cuando practicas la regla del silencio incómodo por un tiempo suficiente, agrega, dejarás de sentirte incómodo.

Estos son algunos de los beneficios que puede proveer la práctica regular de esta regla, según Bariso:

  • Silenciar el mundo exterior
  • Ejercitar tu pensamiento
  • Llegar a la raíz de los problemas con mayor efectividad
  • Dar respuestas mejor pensadas, más profundas
  • Equilibrar tus emociones
  • Estar en armonía con tus valores y principios
  • Decir lo que realmente quieres decir
  • Aumentar tu confianza

Una de las dudas que genera esta regla es si efectivamente cualquier persona puede implementarla.

No solamente por la capacidad personal de ponerla en práctica, sino porque en contextos formales puede generar un rechazo por parte de las demás personas.

Es decir, no todos somos Cook, Bezos o Jobs. Y lo que en algunas personas puede parecer muy interesante, en otras podría llegar a ser visto como insólito, inadecuado, o completamente fuera de lugar.

“Personas como Cook o Bezos no siempre estuvieron en posiciones de poder”, contesta Bariso.

“Una de las razones por las que llegaron donde están, es porque tenían confianza en sus habilidades”, agrega. “Seguir la regla te ayuda a desarrollar la autoconfianza”.

¿Puede la regla jugar en tu contra?

La regla no es una solución mágica y puede jugar en tu contra cuando enfrentas determinadas circunstancias, como cuando se requiere exactamente lo contrario: una respuesta rápida.

“Siempre habrá escenarios donde tienes que hablar o responder rápidamente”, responde Bariso.

“Pero esos escenarios son menores en número de lo que la gente piensa. La mayor parte del tiempo, tomarse 10 o 30 segundos antes de responder, no te hará mal”.

Y si los segundos de pausa se te hacen demasiado eternos, el autor recomienda resistirse a la tentación de contestar lo primero que se te viene a la cabeza y al menos dejar un pequeño espacio para pensar antes de hablar.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6hsbyQAQcWw

https://www.youtube.com/watch?v=j5UTs94JcUE&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.