close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

México, reprobado en acceso a derechos sociales pese a que creció en cobertura: Coneval

En 2018, menos de la mitad de la población derechohabiente (47.8%) recibió servicios preventivos relacionados con padecimientos crónico-degenerativos en instituciones públicas, un servicio básico que es obligación del Estado.
Cuartoscuro Archivo
11 de diciembre, 2019
Comparte

El Coneval presentó este 10 de diciembre su Sistema de Información de Derechos Sociales en el que registra información sobre el acceso efectivo a educación, salud, alimentación, vivienda y seguridad social. Los hallazgos muestran que la cobertura de servicios ligados a estos ámbitos ha crecido en México, pero eso no quiere decir que se proporcionen con suficiencia y calidad.

En educación, entre 2010 y 2018, el porcentaje de población de 15 a 21 años que asistía al nivel medio superior aumentó casi siete puntos porcentuales, al pasar de 56.1% a 62.8%.

Sin embargo, “si bien el rezago educativo ha descendido en el país, la calidad de la educación aún muestra amplios márgenes de mejora”, mencionó José Nabor Cruz, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), durante la presentación del Sistema.

De acuerdo con la prueba PLANEA, en 2017 los estudiantes de tercer grado de secundaria con niveles satisfactorios o sobresalientes en dominio de campos como el Lenguaje y Comunicación o Matemáticas eran bajos (26.1% y 13.7%).

Lee: Mujeres, indígenas, personas LGBTI y adultos mayores tienen los peores salarios en México

Estos resultados evidencian la necesidad de redoblar esfuerzos en materia pedagógica, así como de seguir generando información que permita dar cuenta de la calidad del aprendizaje en el país.

En tanto que en salud, entre 2010 y 2018, el porcentaje de población que obtuvo acceso a servicios médicos aumentó de 70.8% a 83.8%.

Pero, explicó Nabor Cruz, la afiliación a los servicios o programas no es condición suficiente.

En 2018, por ejemplo, menos de la mitad de la población derechohabiente (47.8%) recibió servicios preventivos relacionados con padecimientos crónico-degenerativos en instituciones públicas, un servicio básico que es obligación del Estado proporcionar.

Los sistemas de seguridad social, por su parte, desempeñan un papel fundamental en la generación de igualdad de oportunidades y bienestar en distintos momentos del curso de vida de las personas. En el caso de la población de niñas, niños y adolescentes, el porcentaje de personas con acceso a mecanismos de protección social se ubicó en 35.9% en 2010 y aumentó ligeramente a 38.9% en 2018.

Sin embargo, el año pasado, solo tres de cada diez personas de 65 años o más recibió una jubilación o pensión (contributiva o no contributiva) por un monto igual o mayor al valor promedio de la línea de pobreza por ingresos (equivalente al costo de la canasta alimentaria y no alimentaria). Aunque se espera que este indicador mejorará el siguiente año con las pensiones para los adultos mayores que puso en marcha la actual administración federal.

Respecto al derecho a la alimentación, el porcentaje de población que vive en hogares con seguridad alimentaria donde, además, se consume una dieta diversa, mejoró tres puntos porcentuales entre 2014 y 2018.

Lee: Desabasto de medicinas pega más a enfermos de diabetes, hipertensión y cáncer

A pesar de ello, en 2016 cerca de tres de cada diez personas de 20 años o más presentaba sobrepeso u obesidad, principal factor modificable de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes mellitus, las enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cánceres.

La información sugiere la urgencia de mejorar el acceso de las personas a dietas de calidad y servicios de salud, así como de garantizar que este acceso se distribuya de manera equitativo entre todos los miembros del hogar.

Mientras que el porcentaje de población con acceso a servicios básicos en la vivienda en 2018 fue de 80.2%, e incluso hubo una mejoría respecto de 2010, (77.1%), “solo la mitad de la población tiene disponibilidad de agua entubada dentro de la vivienda todos los días”, señaló Nabor Cruz, y esta situación no mostró cambios entre 2010 y 2018 (pasó de 52.5% a 53.6%, respectivamente). Tales índices reflejan la necesidad de sumar esfuerzos desde la política pública en materia de accesibilidad a los servicios básicos de la vivienda.

En cuanto a grupos prioritarios, “las mujeres indígenas están sobrerepresentadas en el decil de ingreso más pobre, por el contrario solo 2 de cada 100 está en el decil de ingresos más ricos”, reveló el secretario ejecutivo del Coneval.

En 2018, 75.3% de las mujeres indígenas rurales residía en viviendas sin acceso a agua entubada o en las que se cocina con leña o carbón, sin tener chimenea. Esta situación afectaba a 6.5% de las mujeres no indígenas que vivían en la ciudad. La brecha (68.8 puntos porcentuales) refleja con claridad la acumulación de desventajas a las que están expuestas, no solo por su pertenencia a un grupo étnico, sino también por su lugar de residencia.

Entre las mujeres adultas mayores solo 2 de cada 10 recibieron una pensión contributiva, como resultado de su baja participación en el mercado laboral formal, así como de las trayectorias laborales interrumpidas por los trabajos domésticos, de crianza y de cuidados de los hijos.

Respecto a la población con discapacidad, en 2018, mientras que 69.4% de la población sin discapacidad realizaba alguna actividad económica, sólo 39.8% de la población con alguna discapacidad lo hacía. Esta diferencia, de casi 30 puntos porcentuales, visibiliza la exclusión de uno de los espacios de participación social más importantes para su desarrollo, puesto que el trabajo no sólo aporta ingresos, sino oportunidades de socialización, aprendizaje y autoestima.

Entérate: Los mexicanos más pobres gastan 61% de sus ingresos en pagar vivienda

En el caso de los jóvenes, este grupo enfrenta condiciones de precariedad laboral, en 2018 solo 4 de cada 10 jóvenes urbanos ocupados contaron con acceso a prestaciones laborales de seguridad social. Esta situación se agrava para los jóvenes que residen en el ámbito rural, pues solo 15.1% recibieron este beneficio por parte de su empleador.

El sistema de información del Coneval también muestra las brechas por estados. En el total nacional, solo 49.9% de la población tiene viviendas con espacios suficientes, es decir espacios exclusivos para dormir o cocinar y sin hacinamiento. Un porcentaje bajo que empeora en Chiapas, Michoacán, Puebla y Guerrero, donde la población en viviendas con estas características es menor a 27%.

A nivel nacional, el porcentaje de hogares que consumen diariamente frutas y verduras llegó apenas a 21.1%. La situación es más grave en entidades, como Guerrero, Chiapas, Yucatán, Tabasco, Campeche, Veracruz y Oaxaca, donde este porcentaje era menor al 13%.

En esta fase inicial, el Sistema está compuesto por 139 indicadores distribuidos en dos componentes: el primero es el de acceso efectivo a educación, salud, seguridad social, alimentación y vivienda, con 47 indicadores y desagregación a nivel entidad federativa.

El segundo componente es el de brechas de desigualdad en grupos específicos de población. Este tiene 92 indicadores, a nivel nacional, que hacen visibles las brechas en el ejercicio de los derechos entre grupos de población históricamente en desventaja, como mujeres indígenas, población joven (12 a 29 años), población adulta mayor (65 años y más) y población con alguna discapacidad.

En una segunda fase, el Sistema tendrá indicadores relacionados con el derecho al trabajo, al medio ambiente sano y a la no discriminación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Creía que el machismo y la homofobia ya se habían superado": Fabián Cháirez, autor del cuadro de Zapata

El cuadro representa al héroe revolucionario montado desnudo sobre un caballo, con tacones altos y un sombrero rosado.
12 de diciembre, 2019
Comparte
El cuadro "La Revolución" muestra a un Zapata desnudo, con tacones y sobrero rosado, sobre un caballo sexualmente excitado

Getty Images

Unos han pedido que a una pintura de un héroe patrio la saquen de una exposición, que la escondan o que la quemen. Otros la han abrazado como símbolo de la libertad artística o para exigir que lo femenino o lo “queer” se deje de ver como algo negativo en México.

Todo por un Zapata con zapatos de tacón.

No esperaba esta reacción“, le dice el artista Fabián Cháirez, autor de la polémica pintura de Emiliano Zapata, a BBC Mundo.

“Hay temas que creía ya superados o bajo control: la inclusión, el respeto a la diversidad o a lo diferente. Temas como el machismo, la misoginia, la homofobia…”, señala.

Su cuadro del líder revolucionario luciendo la bandera mexicana sobre su cuerpo desnudo, a caballo, con unos zapatos de tacón que a su vez son pistolas, forma parte de una exposición en el Palacio de Bellas Artes, en Ciudad de México, donde se exponen otro centenar de obras que interpretan la figura del héroe de la lucha campesina en el marco del centenario de su muerte y de la Revolución.

Pero solo la de Cháirez, que según el autor se concibió como una contraposición a la imagen predominante del hombre blanco, masculino y “fortachón”, fue interpretada como un intento premeditado de deshonrar a Zapata por parte de sus descendientes.

“¿Qué le parecería a cualquier persona que denigren de esa forma a su abuelo?”, cuestionó el nieto del revolucionario, Jorge Zapata González, quien dijo que presentaría acciones legales para exigir la retirada de la obra.

“Cuando me invitan a participar en esta exposición el sentimiento era de felicidad de exponer junto a grandes íconos de la plástica nacional e internacional. Todo estaba hasta hace unos días en lo contento que estaba”, añade el pintor.

Y entonces se armó la revolución.

View this post on Instagram

Foto: @ekiro

A post shared by Fabian Chairez (@fabian_chairez) on

“Falta de respeto”

Las quejas de la familia por retratarlo como “gay” las repitieron otros en redes sociales y hasta en el exterior de Bellas Artes, donde este martes hubo una protesta de agricultores comuneros admiradores de Zapata y su legado, por considerar la obra una falta de respeto, que acabó en enfrentamientos con defensores del cuadro.

“Creemos que es una ofensa a la memoria del general y si el pintor, en su libertad, quiere pintar penes de caballos, de burros, lo puede hacer, pero no atentar contra la figura de Zapata”, dijo Álvaro López Ríos, líder de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas.

Otros se sumaron al rechazo en redes sociales: “Es un icono mexicano y se debe conservar su imagen. Pinten a gente que lo sea (gay) y listo. Esto es oportunista y abusivo”, reza un tuit.

“Qué dirán los niños si llegan a ver esto, se imaginan la confusión a la que se enfrentará su mente, en la escuela ven a Zapata como el caudillo de la Revolución Mexicana y en esta pintura ven otra cosa”, dice otro.

protesta de agricultores comuneros

Getty Images
Admiradores de Zapata protestaron al considerar la obra una falta de respeto.

El pintor se crió con esos mismos símbolos, pero su punto de vista es muy diferente.

“Cuando vas creciendo y ves que la forma en que tu cuerpo o tus gestos se manifiestan no encajan dentro de los estereotipos o las expectativas de otras personas resulta doloroso e incómodo. Estamos acostumbrados a que la imagen del héroe esté cerca de esa masculinidad hegemónica y resulta triste que no estamos abiertos a otras posibilidades”, considera.

“Mi papel como artista es cuestionar y hacer una propuesta donde se valorice y se exponga otra forma de representar al cuerpo masculino”.

Las autoridades culturales mexicanas aseguraron que la pintura seguirá expuesta y defendieron su inclusión en la muestra.

El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió por su parte que “los artistas tienen toda la libertad y no puede haber censura“.

Una figura “intocable”

¿Habría sido igual la polémica de haber sido otro personaje histórico el protagonista del cuadro? Al fin y al cabo Cháirez ya había retratado en un estilo similar a otros personajes de la cultura mexicana, desde el luchador enmascarado a figuras religiosas, sin despertar esta reacción.

La razón por la cual el caso de Zapata es diferente, asegura el politólogo, activista y autor mexicano Genaro Lozano, es que “muchos héroes de México son intocables, igual que los símbolos patrios”, y escandaliza que se le represente como afeminado.

Zapata es una figura recurrente en marchas y protestas de los campesinos, pero no son el único grupo que reivindica su legado y su lucha, de ahí que sea un personaje celebrado ampliamente como referente nacional mexicano.

Hombre toma una foto del cuadro de Zapata

Reuters
La “feminización” de Zapata ha enardecido a los admiradores del líder revolucionario.

La interpretación de Cháirez rompe con la “hipermasculinización de los héroes revolucionarios y los roles de género que la Revolución dejó: el hombre que salía a luchar por la tierra; la mujer, la Adelita, que lo seguía para alimentarlo”.

“Esta pintura incomoda esos roles tan fuertes que hay en el machismo mexicano“.

La realidad detrás de un cuadro

Cháirez, que considera a Zapata como parte del imaginario público mexicano, defiende su derecho como artista a cuestionar e interpretar su realidad.

Pero el debate sobre esta pintura es, en realidad, parte de un cuadro más complejo.

Por un lado, México ha sido pionero en el reconocimiento legal de las personas LGBTIQ y su capital se convirtió en 2010 en la primera administración en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en América Latina.

Por otro, “a pesar de que México cuenta con legislación de avanzada, particularmente a nivel federal, la garantía y ejercicio de estos derechos está lejos de poder ser una realidad en la vida diaria,” explica el activista Alex Orué, coordinador global de la organización pro LGBTIQ It Gets Better.

Manifestantes en México de la comunidad LGBTI.

Getty Images
Miembros de la comunidad LGBTIQ se manifestaron a favor de la pintura.

En México, el matrimonio igualitario y las leyes sobre identidad de género se deciden en las legislaturas de cada estado, por lo que no todos los congresos las han aprobado aún. Y grupos de derechos LGBTIQ alertan que las llamadas terapias de conversión aún son legales en el país.

Además, más de 500 personas LGBTIQ fueron asesinadas en el país en los últimos 7 años por su orientación sexual, su identidad o su expresión de género, según un informe de la organización Letra S, que alerta de la especial vulnerabilidad de la comunidad trans.

En México, añade Orué, “la feminidad es castigada y vista como desechable para el machismo”. “Que nos ridiculicen en la ‘comedia’ parece no despertar la misma indignación” por parte de algunos sectores que esta pintura, protesta.

“Y mucho menos los crímenes de odio por homofobia o transfobia ni los feminicidios”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.