José Martín murió en México por falta de atención médica 3 meses después de ser deportado de EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

José Martín murió en México por falta de atención médica 3 meses después de ser deportado de EU

Un michoacano con problemas en el riñón murió en Ciudad de México en junio. Apenas llevaba tres meses en el país después de 35 años en Estados Unidos. La organización Otros Dreamers en Acción (OEA) denuncian el abandono de esta población y la falta de políticas públicas.
Especial
16 de diciembre, 2019
Comparte

José Marín Delgado Jaimes, de 54 años, murió el 24 de junio en un hospital de Especialidades Doctor Belisario Domínguez, de Ciudad de México.

Murió solo, muy lejos de su familia y de California, el lugar en el que residió durante los últimos 35 años. 

Delgado Jaimes nació en Huetamo, Michoacán, pero pasó la mayor parte de su vida en Estados Unidos, donde residen sus cinco hijos. La vida de este hombre que en su último video aparece con el pelo cano y repeinado hacia atrás, delgado y debilitado, tiene varios puntos de quiebre. Cuando fue encarcelado. Cuando cayó enfermo del riñón. Cuando fue trasladado a un centro de detención para migrantes en EUA. Cuando fue deportado. 

Entre la deportación, que tuvo lugar el 10 de abril, y su fallecimiento, apenas transcurrieron tres meses. Así lo señala la denuncia presentada en noviembre por el laboratorio jurídico de la Universidad Iberoamericana ante la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos y la Unidad de Investigación de Delitos para Personas Migrantes de la Fiscalía General de la República (FGR). Con esta iniciativa, los abogados quieren que se investigue si las autoridades cometieron algún tipo de omisión que favoreció el fallecimiento del deportado. 

“El señor Delgado Jaimes se encontraba en una lista de espera para trasplante de riñón en Washington. Además, se encontraba en espera de una audiencia judicial ya programada para aplazar su orden de deportación y poder recibir el trasplante y los cuidados médicos que necesitaba. Sin embargo, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos, una agencia ejecutiva policial del gobierno federal de los Estados Unidos encargada del cumplimiento de las leyes de inmigración y la investigación de las actividades delictivas y terroristas de ciudadanos extranjeros que residen en los Estados Unidos, aceleró su deportación”, dice la querella.

Sus problemas renales se agravaron nada más pisar México, asegura Margarita Loredo, cofundadora de Otros Dreamers en Acción (ODA), una organización que acompaña a deportados que llegan al que fue su país, pero se encuentran con el abandono de sus instituciones. Este colectivo, fundado por retornados como ella, se encargan de atenciones de las que el Estado no se preocupa: acompañan a los recién llegados a sacar su documentación, les explican los trámites que deben realizar para, por ejemplo, recibir atención médica en el Instituto Mexicano de Seguridad Social. 

“José Delgado no contaba con ningún familiar en la Ciudad de México, no tenía recursos económicos disponibles y su familia se encontraba en Estados Unidos. Además, no había estado en México por más de 30 años por lo que no contaba con una red de apoyo ni posibilidades efectivas de asegurarse derechos mínimos, atención médica, trabajo e ingreso o vivienda”, dice la denuncia. 

“Existe una doble responsabilidad del Estado”, asegura Loredo, que censura la participación directa de México en la deportación y la falta de alternativas ofrecidas una vez Delgado James fue retornado. 

Según datos de la Unidad de Política Migratoria del Instituto Nacional de Migración, hasta el mes de septiembre un total de 176 mil 220 mexicanos fueron deportados desde EUA. El gobierno de Donald Trump debería pisar el acelerador en las expulsiones si quiere alcanzar la cifra de 2018, cuando 203 mil 669 mexicanos fueron devueltos al país. 

No hay cifras sobre cuántos de ellos llegaron enfermos. 

Animal Político preguntó al Instituto Nacional de Migración (INM), la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) y el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) sobre los programas de apoyo a los repatriados. Las diferentes instituciones se pasaron la pelota la una a la otra, sin especificar cómo ayudan a un colectivo que tiene una gran relevancia. En la última década se registraron más de tres millones de deportaciones de mexicanos desde Estados Unidos.

A pesar de la retórica xenófoba con la que llegó Donald Trump a la Casa Blanca, los números más elevados de la última década se los lleva Barack Obama, que en 2009 expulsó a 601 mil 356 mexicanos. 

Las deportaciones se han reducido cerca de dos tercios desde entonces. Sin embargo, Loredo percibe dos fenómenos: que ahora se habla mucho más de las devoluciones y que no existen políticas públicas que atiendan las necesidades del colectivo.

“Se asumen muchas cosas por parte del estado que no son correctas. Se asume que tienes familia, que tienes una casa, que tienes un lugar donde ir. Pero no es cierto”, dice Loredo. Ella misma retornó a México en 2008, harta de que su condición de irregular fuese una traba para hacer su vida diaria. Junto a Jill Anderson, fundó ODA en 2016 como espacio de unión para la comunidad de repatriados.

Dinero en efectivo del que nadie se hace responsable

José Marín Delgado Jaimes es un ejemplo extremo de la soledad del deportado. Un mexicano que hizo su vida en Estados Unidos, que fue obligado a retornar a un país que no conocía y que murió sin apenas recursos.

Según consta en la denuncia ante la FGR, Delgado Jaimes fue trasladado el 10 de abril desde el centro de detención de Tacoma, donde había permanecido los últimos cuatro años, hasta Ciudad Juárez, en la frontera. Junto a él se encontraba, entre otros, Eladio Clemente Pacheco, un oaxaqueño de 35 años al que lo deportaron después de seis años encerrado en la cárcel para extranjeros en situación irregular.

Delgado James y Pacheco tienen varias cosas en común. 

Ambos pasaron un tiempo en prisión antes de ser trasladados a Tacoma. Delgado Jaimes por una acusación familiar (“acoso sexual”, dice su compañero). Sus acompañantes de ODA afirman que él siempre sostuvo su inocencia y que se vio forzado a declararse culpable por malos consejos de un abogado de oficio. Pacheco, acusado de “violencia doméstica”, aunque él asegura que fue “una discusión normal”.

Ambos tenían problemas de salud. El primero, la enfermedad renal que terminaría por matarlo e hipertensión. El segundo, una afección cardíaca para la que, según afirma, todavía no ha logrado tratamiento dentro del sistema mexicano.

Por último, los dos fueron trasladados de Ciudad Juárez a Ciudad de México en un vuelo comercial. 

Pacheco relata que la expulsión se llevó a cabo con engaños. “A él nunca le dijeron que le iban a deportar”, dice. El oaxaqueño asegura que una mujer del consulado de México en Seattle les prometió que tendrían apoyo. “Todo era mentira”, se queja.

Los engaños, según esta versión, prosiguieron en frontera, cuando la expulsión era un hecho. “Nos dijeron que nos llevarían a Puebla, donde tendríamos tratamiento. No fue verdad”, afirma.

Finalmente, ambos recalaron en el aeropuerto de Ciudad de México. Ahí les esperaba un funcionario del Instituto Nacional de Migración llamado Héctor Castillo. Según la denuncia interpuesta ante la fiscalía, este les hizo entrega de 9 mil pesos en metálico y les condujo a Constitución de 1917. Alcoholismo y Drogadicción A.C, un centro de rehabilitación ubicado en Iztapalapa que, en ocasiones, también acoge a recién llegados de EUA.

“No nos dio recibo de nada”, dice Pacheco.

Fuentes del INM confirmaron la pertenencia de Castillo a la institución que dirige Francisco Garduño. Sin embargo, negaron que exista protocolo alguno por el que sus funcionarios entreguen dinero en efectivo. 

Delgado Jaimes debía someterse a hemodiálisis cada tres días. Pero no disponía de documentación, ya que a los deportados los dejan en México solo con la “Constancia de recepción de mexicanos repatriados” que emite el INM y el “Certificado de Presunción de Nacionalidad Mexicana” que entrega el consulado. Ninguno de estos documentos sirve para identificarse o para acceder al sistema sanitario. Para ello es imprescindible la Clave Única de Registro de Población (CURP), y eso toma su tiempo. 

Así que Delgado Jaimes gastó rápidamente el dinero que Castillo le entregó. Cada sesión en la clínica privada Médica Santa Carmen cuesta 1,860 pesos, por lo que para el 22 de abril el deportado tenía los bolsillos vacíos y mucha urgencia. 

Sin dinero y sin apoyo, su historia a partir de entonces es la de un hombre que depende del voluntarismo para salir adelante. Duerme en el albergue de Constitución 1917, que le permite seguir ahí por un tiempo indefinido, según su vicepresidente, José Luis Gutiérrez. Recibe el apoyo de ODA para obtener su documentación y se enfrenta a un penoso peregrinaje a través de las instituciones.

La primera dificultad fue obtener su CURP y su credencial del Instituto Nacional Electoral (INE). En diversas ocasiones fue rechazado ya que las instituciones no reconocían su acta de nacimiento. Finalmente, ODA terminó interponiendo una denuncia ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Posteriormente también se interpuso otra denuncia ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Finalmente, “logró la afiliación al Seguro Popular y acceder a servicios y atención médica, pero dicho esquema no cubría la hemodiálisis por lo que se mantuvo el tratamiento en la clínica privada. Durante todo el periodo siguió alojado en el albergue y centro de rehabilitación “Constitución de 1917. Alcoholismo y Drogadicción A.C”, indica la denuncia. 

Dependiente de una institución privada para su tratamiento, las últimas semanas del señor José fueron un calvario y transcurrieron entre el albergue y diversos centros hospitalarios.

El 25 de junio es hospitalizado por última vez en el Belisario Domínguez. Fallece a las pocas horas. 

Margarita Loredo, una de las pocas personas que acompañó a Delgado Jaime en sus últimos tres meses de vida, señala directamente al Estado y denuncia que su abandono no es una excepción. 

Clemente Pacheco, su compañero, teme por propia vida y dice que, tres meses después de su deportación, nadie le ha dado soluciones para su padecimiento de corazón.

Los deportados son miles, cientos de miles. Pero sin el voluntarismo de gente como Loredo, muchos están abandonados a su suerte.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 experimentos de Darwin que puedes hacer en casa (y que demuestran su pasión sin límites por la naturaleza)

A pesar de sus muchos problemas de salud, el gran naturalista realizó durante décadas experimentos meticulosos en el jardín de su casa cerca de Londres.
13 de abril, 2020
Comparte
Polilla polinizadora de la orquídea de Darwin

BBC
“Darwin veía las mismas cosas cotidianas que vemos todos, pero siempre buscaba en ellas el significado profundo”. Un ejemplo es su famosa predicción de la existencia de una polilla que fue descubierta décadas después.

Desde orquídeas a crustáceos y semillas.

La curiosidad de Charles Darwin por el mundo natural era tan grande, que cuando se enfocaba en algo su interés no solo se convertía en pasión, sino que derivaba en meses o años de experimentos meticulosos.

El naturalista era capaz de ver preguntas profundas en hechos que a la mayoría de la gente ni le llaman la atención.

Este 24 de noviembre se cumplen 160 años de la publicación de “El Origen de las Especies” y muchos recordarán la inspiración que Darwin halló para su libro en Sudamérica, durante su viaje de cinco años a bordo del Beagle.

Pero a su regreso, el biólogo pasó décadas haciendo experimentos en su casa en Kent, a poco más de una hora de Londres, en busca de evidencias para su teoría de la evolución mediante selección natural.

Darwin no desistió de sus experimentos a pesar de que gran parte de su vida adulta sufrió de problemas estomacales, mareos, fatiga extrema y otros síntomas debilitantes.

Charles Darwin en su juventud

Science Photo Library
Darwin padeción problemas de salud durante gran parte de su vida adulta. Pero nunca desistió de sus experimentos.

Darwin tenía problemas de salud y solo alguien que realmente amara estudiar la naturaleza habría perseverado como él lo hizo a lo largo de décadas de experimentos y observaciones cuidadosas“, señaló a BBC Mundo Ken Thompson, profesor de biología de la Universidad de Sheffield en Inglaterra y autor del libro “Las plantas más maravillosas de Darwin”.

“La teoría de la selección natural, con toda su importancia, puede ser vista como una consecuencia del intenso amor y curiosidad de Darwin por el mundo natural”.

En BBC Mundo te contamos cinco experimentos realizados por Darwin que puedes replicar, y qué buscó demostrar con ellos el gran naturalista inglés.

1. Hacia la luz

Brote doblado hacia la luz de una lámpara

Science Photo Library
Con sus experimentos sobre cómo los brotes respondían al estímulo de la luz “Darwin descubrió en efecto las hormonas de las plantas”.

Darwin constató cómo el brote de un pasto, Phalaris canarienses, se doblaba hacia la luz de una lámpara.

“Nos sorprendió ver como la parte superior determinaba la dirección de la curvatura de la parte inferior”, escribió Darwin en su libro “El poder del movimiento en las plantas”, que escribió junto a su hijo Francis.

Para probar si la parte superior del brote era la parte sensible a la luz, el biólogo cubrió la punta del brote con un “sombrero” de material opaco. El resultado fue que la planta ya no se doblaba hacia la luz.

Tú puedes hacer el mismo experimento: planta una semilla, ve cómo se dobla el primer brote hacia la luz de una lámpara, y luego cubre la punta con un pequeño “sombrero” de papel de aluminio para ver la diferencia.

Darwin era un experimentador cuidadoso y paciente, pero según Ken Thompson “su verdadero genio radicaba en su habilidad de formular las preguntas correctas“.

Down House

Getty Images
Darwin realizó muchos de sus experimentos en Down House, su casa en el condado de Kent, a poco más de una hora de Londres.

En este experimento, “la idea clave de Darwin es que la parte de una planta que responde a un estímulo, en este caso la luz, no necesariamente es la misma parte que percibe el estímulo.

“Y esa constatación lleva a una conclusión inevitable, algo transporta esas señales de una parte a otra de la planta”.

Darwin había descubierto en efecto las hormonas de las plantas, que siguen siendo una de las áreas más activas de investigación en fisiología vegetal”.

2. Muerte a raudales

Planta de papa rodeada de otras plantas

Science Photo Library
En sus experimentos con malezas, Darwin quería demostrar que más organismos individuales nacen de los que pueden sobrevivir.

En 1857 Darwin experimentó con malezas en su jardín, y demostró que la vasta mayoría de las semillas que germinaban no sobrevivían.

Tú puedes hacer lo mismo, delineando con cuerda una pequeña parcela en la que dejas expuesta la tierra y marcando el sitio en el que emerge cada semilla.

“Cada día marqué las plantitas de maleza que emergieron durante los meses de marzo, abril y mayo. De 357 que emergieron, 277 ya perecieron, principalmente debido a las babosas“, escribió Darwin.

¿Por qué estaba el naturalista tan interesado en demostrar la muerte masiva de organismos jóvenes?

Joseph Hooker, Charles Lyell y Charles Darwin en el escritorio de Darwin en su casa en Kent, Inglaterra

Science Photo Library
Darwin (der) en su casa, Down House, junto al geólogo Charles Lyell (de pie) y el botánico, Joseph Hooker. Hooker era director del Jardín Botánico de Londres, Kew Gardens, y Darwin mantuvo una extensa correspondencia con él sobre sus experimentos. Pintura de Victor Eustaphieff.

En “El Origen de las Especies”, Darwin escribe: “Puesto que más individuos son producidos de los que pueden sobrevivir debe haber una lucha por la existencia“.

Thompson señala que la teoría de la selección natural estaba basada en la idea, luego descrita como supervivencia del más apto por Herbert Spencer, de que más organismos individuales nacen de los que pueden sobrevivir.

Solo los más aptos se reproducen y pasan sus genes a la nueva generación.

“Darwin estaba interesado en cualquier ejemplo de este proceso en acción, en este caso la muerte de la mayoría de los brotes en una parcela de tierra”.

3. Semillas en el agua

Semilla en varias etapas de germinación

Science Photo Library
Probar que las semillas podían sobrevivir durante largos períodos en agua de mar y luego germinar era importante para demostrar la presencia de una misma especie en lugares apartados.

Darwin pasó más de un año probando la capacidad de las semillas de sobrevivir en agua de mar.

El experimento era crucial para responder a los críticos de la teoría de la evolución.

“La creencia imperante en la época de Darwin era que los animales y las plantas eran hallados en los sitios en que Dios los había colocado”, explicó Thompson.

Encontrar una misma especie en lugares muy distanciados, a veces en continentes diferentes, era considerada una prueba de ese designio divino.

Estudio de Darwin en Down House

Getty Images
El estudio de Darwin en su casa, Down House, ahora preservada como museo.

“Darwin quería mostrar que las especies pueden dispersarse a distancias mayores de lo que la gente creía. Por eso, probar que las semillas podían sobrevivir durante largos períodos en agua de mar y luego germinar era importante, ya que implicaba que era posible la dispersión a grandes distancias a través de las corrientes oceánicas”.

Otra posibilidad considerada por Darwin era la dispersión de semillas en el barro de las patas de las aves.

¿Pero había semillas en el barro?

Darwin recogió tres cucharadas de barro de la orilla de un estanque, que mantuvo cubierto en su estudio durante seis meses, registrando cada una de las semillas que germinaban. Y contó en total 537.

4. Plantas carnívoras

Drosera rotundifolia

Science Photo Library
Darwin llegó a referirse a esta planta, Drosera rotundifolia o rocío de sol común, como su “amada Drosera”.

Una de las pasiones de Darwin fueron los percebes. Su deseo de describir un único percebe que había traído de Sudamérica derivó en ocho años de estudios y dos libros sobre estos crustáceos que crecen adheridos a rocas golpeadas por olas.

Pero según describe Thompson en su libro, las cartas de Darwin revelan que en 1860 la nueva pasión de Darwin eran las plantas carnívoras.

El científico llegó incluso a referirse a una de ellas, Drosera rotundifolia o rocío de sol común, como su “amada Drosera”.

Drosera rotundifolia con un insecto atrapado entre sus pelos

Science Photo Library
“Para Darwin era obvio que Drosera había evolucionado a partir de una de las muchas plantas que tienen pelos glandulares por otras razones, como defensa contra insectos”.

Darwin quería descubrir la dieta favorita de esta planta y experimentó alimentarla con una gran variedad de alimentos, desde azúcar a leche, aceite o gelatina.

Las plantas insectívoras eran un ejemplo maravilloso de plantas que gradualmente evolucionan y desarrollan una habilidad de hacer algo que la mayoría de las plantas no puede hacer“, explicó Thompson a BBC Mundo.

“Para Darwin era obvio que Drosera había evolucionado a partir de una de las muchas plantas que tienen pelos glandulares por otras razones, como defensa contra insectos. Y podría a su vez evolucionar y convertirse en algo diferente como la llamada Venus atrapamoscas”.

5. Coevolución

Trébol rojo

Science Photo Library
Darwin hizo experimentos con trébol rojo para estudiar la dependencia de las plantas de sus insectos polinizadores.

Darwin estudió la relación entre las plantas y los insectos que las polinizan, una dependencia fruto de la coevolución de dos especies diferentes.

El científico experimentó con plantas de trébol rojo. Y tú puedes hacer algo parecido. Antes de que el trébol florezca cubre algunas partes de la planta con una malla a prueba de insectos. Luego compara el número de semillas producidas por las flores cubiertas o expuestas.

Uno de los casos más famosos de coevolución es el de una célebre predicción de Darwin.

El naturalista recibió de un famoso horticultor inglés, James Bateman, varios ejemplares de una llamativa orquídea de Madagascar, la estrella de Belén, cuyo nombre científico es Angraecum sesquipedale y que es conocida como la “orquídea de Darwin”.

Orquídea de Darwin

Science Photo Library
La “orquídea de Darwin”, Angraecum sesquipedale, tiene un nectario de 30 cm de longitud. ¿Qué insecto podría alcanzar el néctar y polinizarla?

Al científico le llamó la atención la gran longitud del nectario o canal (unos 30 cm), en cuya parte inferior se encuentra el néctar.

“Para Darwin estaba claro que si una orquídea tenía un nectario de unos 30 cm, ese nectario había evolucionado por una razón”, explicó Thompson.

“Él cultivó Angraecum en su propio invernadero y anticipó que debía ser polinizada por una polilla con una proboscis (lengua) lo suficientemente larga para alcanzar el néctar“.

Xanthopan morganii praedicta

Science Photo Library
Darwin predijo la existencia de una polilla con una proboscis (lengua) lo suficientemente larga como para polinizar a la orquídea de Madagascar. La relación entre la polilla y la orquídea solo fue comprobada más de un siglo después.

Tuvieron que pasar cerca de 40 años para que se descubriera en Madagascar una polilla con esas características.

“Y demostrar que la polilla efectivamente polinizaba a la orquídea llevó más de un siglo“.

La polilla fue descrita con el nombre de Xanthopan morganii praedicta, cuyo epíteto alude a la predicción realizada por Darwin sobre su existencia.

Un mensaje de Darwin para todos

Foto de Charles Darwin a los 72 años.

Getty Images
“El mundo está lleno de preguntas, para aquellos que tienen los ojos para verlas”, señaló Thompson.

Los experimentos de Darwin tienen un gran mensaje para todos nosotros, según Thompson.

“Darwin nunca dio nada por sentado”, señaló a BBC Mundo el profesor de la Universidad de Sheffield.

“Él veía las mismas cosas cotidianas que vemos todos, pero siempre buscaba en ellas el significado profundo”.

“El mundo está lleno de preguntas para aquellos que tienen los ojos para verlas”.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg&t=17s

https://www.youtube.com/watch?v=oFbgfkh4cj8&t=6s

https://www.youtube.com/watch?v=-O7sw3Pe5TI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.