Alegatos, acusaciones y una carta: los momentos de la audiencia de Rosario Robles
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Alegatos, acusaciones y una carta: los momentos de la audiencia de Rosario Robles

El costoso viaje a París y la ‘Fake-licencia’: así fue la audiencia de Rosario Robles donde defensa y Fiscalía cruzaron acusaciones.
Archivo Cuartoscuro
12 de diciembre, 2019
Comparte

Vestida con pantalón y blusa de color beige, Rosario Robles se presentó este 12 de diciembre a su audiencia de apelación entre largos bostezos por la desmañanada -eran las ocho y a ella la despertaron horas antes para su traslado desde el penal de Santa Martha Acatitla- y frotándose las palmas de las manos en una mañana gélida en la Ciudad de México. 

Acompañada por su hija Mariana Moguel, y otros integrantes de una nutrida familia que llenaron la sala de la audiencia del Reclusorio Norte, Rosario tomó asiento rodeada de sus abogados, y tras acomodarse un mechón de cabello negro que le caía sobre la mejilla, comenzó a escuchar con el semblante serio la argumentación de Epigmenio Mendieta, uno de sus defensores.

Leer más | ‘No quiero privilegios’: el martes se sabrá si se mantiene o revoca prisión preventiva a Robles

“El juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna violentó el debido proceso y decretó de manera injustificada la prisión preventiva contra Rosario Robles”, señaló el defensor, en referencia a la decisión que el juez de la causa tomó el pasado mes de agosto, cuando mandó a prisión preventiva a la extitular de Desarrollo Social y de la Sedatu, argumentando que había riesgo de fuga por la imputación de la Fiscalía en el caso de corrupción conocido como La Estafa Maestra. 

Durante aproximadamente una hora y media que duró la audiencia, Cristina Porras Odriozola, la magistrada que tendrá que decidir en los próximos tres días hábiles si mantiene, revoca, o modifica la prisión preventiva, escuchó a la defensa y a la Fiscalía en mitad de un silencio que solo interrumpió con constantes llamadas de atención para que abogados y fiscales no se engancharan en descalificaciones mutuas.

Situación que fue imposible, puesto que, aunque la audiencia de apelación de este jueves no era para presentar pruebas a favor ni en contra de Rosario Robles, ésta se convirtió por momentos en un juicio final donde ambas partes buscaban convencer a una magistrada que les reiteraba una y otra vez que allí no se decidiría sobre la inocencia o culpabilidad de la imputada.

Pero las advertencias no surtieron gran efecto y los jaloneos fueron constantes. 

La defensa lanzó el primer ataque: acusó a la Fiscalía de utilizar una licencia de conducir falsa de Rosario Robles para argumentar ante el juez Delgadillo Padierna que ésta había mentido sobre su domicilio, pues la exfuncionaria dijo vivir en Coyoacán, y la supuesta licencia señala que su domicilio está en la calle Tennyson de la delegación Álvaro Obregón, misma que no existe; motivo por el que denunciaron al Ministerio Público por usar presuntamente documentación falsa.

“Es una ‘Fake-licencia’”, dijo Rosario Robles dirigiéndose a la magistrada.

“Señoría, ya ve que ahora hay ‘Fake news’ -le explicó en tono informal-. Pues esta es una ‘Fake-licencia”. 

Leer más: Rosario Robles pide a diputados desechar juicio político en su contra por ser ‘improcedente’

El viaje por París

Por su parte, el agente del Ministerio Público contraatacó utilizando el argumento de la defensa de que no hay riesgo de fuga porque Rosario Robles “no tiene dinero”, pues sus cuentas están bloqueadas por la autoridad. 

“¿Rosario Robles no tiene dinero?”, reviró irónicamente el fiscal. “¿De verdad solo tiene 20 mil pesos?”, volvió a preguntar haciendo referencia a uno de los dichos de la defensa, de que una de las cuentas bloqueadas de Robles tenía esa cantidad. 

“¿Y, entonces, cómo pudo hacer un viaje por Europa, por Francia e Italia? -cuestionó el fiscal, para añadir que Robles, antes de recibir el citatorio para comparecer ante la justicia, tenía proyectado un viaje de dos meses con su hija Mariana Moguel para visitar, entre otros lugares, París, Francia.

“¿Quién puede permitirse un viaje así con esa cantidad de dinero?”, insistió el agente, que también preguntó a Robles cómo puede pagar entonces a su nutrido equipo de abogados: “¡Aquí, en esta audiencia, tiene hasta cuatro despachos de abogados presentes!”.

Además, el fiscal utilizó sin nombrarlo el caso del exgobernador de Veracruz Javier Duarte para atacar a Rosario Robles. 

“Hoy pueden decir que vienen a dar la cara, pero eso no es suficiente, Señoría. Sabemos que hay helicópteros que pueden llevar a una persona rápidamente a Guatemala”, insinuó el agente, en clara referencia a Duarte, quien un día aseguró en una entrevista en un medio de comunicación que daría la cara ante la justicia por las acusaciones de desvíos de recursos públicos por el caso de Las Empresas Fantasma de Veracruz, documentado por Animal Político, y a las horas ya se encontraba en paradero desconocido y a la fuga, hasta que fue detenido meses después en Guatemala. 

“Lo que sucedió fue que ella (Rosario Robles) vino aquí con la confianza de que no le iba a pasar nada, tal vez por las declaraciones de su antiguo jefe (el expresidente Peña Nieto), cuando le dijo: ‘No te preocupes, Rosario’”, insistió el fiscal en su exposición, en la que también acusó a Robles de contar con una “red de apoyo” de funcionarios y exfuncionarios “que la podrían ocultar”. 

“Estamos hablando de 5 mil millones de pesos. Es dinero suficiente para que alguien la pueda ayudar a ocultarse”, recalcó el Ministerio Público, haciendo referencia a la acusación original que imputa a Robles, que es el presunto delito de ejercicio indebido de la función pública que tuvo como consecuencia un presunto daño al erario por más de 5 mil millones de pesos en el caso de La Estafa Maestra. 

Entérate: Rosario Robles defiende su inocencia ante el juez y pide seguir su proceso en libertad

“¿Soy un trofeo?”

A pesar de los esfuerzos de la magistrada por cortar el intercambio de acusaciones, el termómetro en la sala de audiencias ya había subido varios grados. Aunque, Rosario seguía teniendo frío. 

“Señoría, ¿puedo levantarme para ponerme mi chamarra? Me estoy congelando”, preguntó la exfuncionaria. 

Rosario se puso de pie y dejó a la vista una silueta delgada, que tapó con un abrigo muy diferente a la elegante gabardina de marca y al vestido blanco que lucía recién llegada de Europa para encarar su primera audiencia, cuando, maquillada y con tacones, bajó de una camioneta y se presentó ante los medios asegurando que daba la cara con la frente en alto y agarrando el toro por los cuernos. 

Acto seguido, escuchó a la magistrada que le informaba que la audiencia se cerraría con su alegato final, y tomó asiento de nuevo para empezar a leer un discurso que llevaba anotado en una libreta de la que tomó cuatro hojas adornadas con dibujos juveniles de pintalabios y corazoncitos, y frases como ‘U never takes a day off’ –Tú nunca te tomas un día de descanso-. 

Durante 10 minutos, Rosario leyó la carta que había escrito en prisión con letra clara, subrayados, y algún que otro tachón, y pronunció un discurso repleto de pausas enfáticas y de gesticulación con las manos. 

Por momentos, Rosario hizo gala de su dominio de la oratoria como funcionaria veterana tratando de ganarse la complicidad de la magistrada, a la que le preguntó si también era madre como ella para atacar uno de los argumentos del juez Delgadillo Padierna sobre el posible riesgo de fuga.

“¿Cómo puede decir el juez que no tengo arraigo (en la Ciudad de México)? Tengo una casa en la que he vivido los últimos 25 años. Y, de manera especial, usted, como mujer y como madre, sé que me entenderá muy bien cuando digo que no hay mayor arraigo en un lugar que nuestros hijos. Ellos son nuestra principal raíz”, dijo Robles a la magistrada, que la observaba en silencio. 

Finalmente, tras lamentar la paradoja de que se le acusa por omisiones en irregularidades que habrían cometido terceros funcionarios en el caso de La Estafa Maestra, ella es la única vinculada a proceso que enfrenta su caso en la cárcel, mientras varios de esos terceros que ya fueron vinculados continúan su caso en libertad. 

“¿Soy un trofeo para exhibir un supuesto combate a la corrupción?”, preguntó enfáticamente Rosario Robles, mientras, en la sala contigua a la audiencia, los reporteros se afanaban a transcribir la frase que minutos después abrió los encabezados de buena parte de los periódicos de México. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

La 'broma' que usuarios de TikTok afirman haber hecho a Trump para dejar vacíos los asientos su mitin

Según políticos, expertos y medios, miles de jóvenes usuarios de TikTok y fanáticos del K-Pop le jugaron una broma a Donald Trump.
AFP
21 de junio, 2020
Comparte

Todo había sido preparado con pompa para el gran regreso a la campaña.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvía este sábado otra vez al ruedo de los mítines electorales tras el largo lapso de la pandemia del coronavirus.

Y pese a los temores de que un evento de este tipo podría contribuir a la propagación del covid-19 en un país donde ya han muerto casi 120,000 personas por esa causa, el mandatario anunció que un millón de seguidores habían pedido entradas para ver y escuchar a su presidente.

“¡Casi un millón de personas solicitaron entradas para el Rally de la noche del sábado en Tulsa, Oklahoma!”, escribió en Twitter.

Mientras un funcionario de Tusla pronosticó que esperaban unas 100,000 en las afueras del lugar del evento, el Bank of Oklahoma Center.

Era tanta la multitud esperada que por primera vez desde que Trump se sumó a la política hace cuatro años, los organizadores decidieron instalar un escenario al aire libre para que el presidente también pudiera hablar a los que se quedarían fuera del lugar.

“Esta será la primera vez que el presidente hablará en persona a las multitudes que se encuentren tanto adentro como afuera”, escribió en Twitter Brad Parscale, el jefe de campaña de Trump.

Sin embargo, poco antes del esperado momento, el escenario exterior fue removido: no había casi nadie. Las esperadas multitudes nunca se presentaron.

Entretanto, dentro del recinto donde tendría lugar el mitin, con 19.000 asientos de capacidad, los largos espacios vacíos marcaban el discurso del presidente.

Trump llamó “guerreros” a los seguidores que llegaron hasta allí, en un número considerablemente menor al esperado.

Pero ¿qué pasó? ¿Cómo fue posible? ¿Cómo la campaña del presidente de EE.UU. pudo equivocarse de forma tan estrepitosa?

El desafío de Tiktok

La campaña de Trump culpó a los manifestantes “radicales” y a los medios de comunicación por la falta de participantes, aunque el presidente posteó fotos en su Twitter de las “multitudes” que habían llegado allí por él.

Sin embargo, cuando las fotos de los medios de comunicación comenzaron a mostrar la falta de público en un evento que prometía reunir hasta un millón de personas, las redes sociales comenzaron a ofrecer un punto de vista sobre lo que sucedía.

Según políticos, expertos y medios de Estados Unidos, miles de jóvenes usuarios de TikTok y fanáticos del K-Pop estuvieron detrás de lo sucedido: volvieron un desafío en la red social pedir tickets para el evento… para luego no presentarse.

trump

Reuters
El número de asistentes fue mucho menor que el esperado.

El estratega político Steve Schmidt, quien trabajó para la campaña de George W. Bush, reveló que miles de adolescentes de Estados Unidos ordenaron boletos sin tener la intención de presentarse para asegurarse de que hubiera asientos vacíos.

Schmidt, que pertenece al Partido Republicano, contó que su propia hija de 16 años y sus amigos habían solicitado “cientos” de boletos.

Varios padres respondieron a la publicación Schmidt contando que sus hijos habían hecho lo mismo.

La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez elogió en su Twitter a los jóvenes y a los fanáticos del K-pop que dijo que “habían inundado la campaña de Trump con reservas de boletos falsos” a través de TikTok.

No está claro cuántas de las cientos de miles de reservas de boletos promocionadas por la campaña de Trump fueron falsas, pero un video de TikTok del 12 de junio que alienta a las personas a registrarse para obtener boletos gratis para asegurarse de que haya asientos vacíos recibió más de 700.000 me gusta.

Según el Departamento de Bomberos de Tusla, solo unas 6.200 personas participaron en el mitin, aunque la campaña de Trump dice que unas 12.000 pasaron por el detector de metales.

El video fue publicado después de que se anunciara la fecha original del evento para el 19 de junio, lo que provocó numerosas críticas porque coincidiría con la celebración del fin de la esclavitud estadounidense y en el sitio donde tuvo lugar una de las peores masacres raciales en la historia del país.

Una chispa

Mary Jo Laupp, una mujer de 51 años de Iowa parece haber jugado un papel central en alentar a los jóvenes estadounidenses a ir al sitio web de Trump, registrarse para asistir al evento y luego no participar.

“Todos aquellos que queremos ver este auditorio de 19.000 asientos apenas lleno o completamente vacío, vayan a reservar boletos ahora para que lo dejemos solo (a Trump) allí en el escenario”, escribió en TikTok.

Mary Jo Laupp

TikTok
Mary Jo Laupp fu una de las que inició la broma en TikTok.

Fue una chispa en un polvorín: centenares de usuarios comenzaron a publicar videos que mostraban que también se registraron para el evento y publicaciones similares comenzaron también a aparecer en Instagram y Twitter.

Otro video se dirigió a los fanáticos de la música pop surcoreana, que cuentan con gran poder en las redes sociales y que se han unido en las últimas semanas a las protestas virtuales contra el racismo.

TikTok, una red social utilizada para compartir videos cortos y graciosos, no había sido utilizada hasta ahora para fines políticos de este tipo.

Miedos por el coronavirus

El mitin electoral de Trump en Tulsa estuvo marcado también por las preocupaciones por la celebración de un evento de este tipo a medida que los casos de coronavirus vuelven a aumentar exponencialmente en varios estados, incluida Oklahoma.

Los críticos del presidente lo cuestionaron por poner en riesgo a sus seguidores, a quienes no se les pidió que utilizaran mascarilla.

No obstante, los asistentes al evento tuvieron que firmar una exención que protege la campaña de Trump de la responsabilidad por si se enfermaban de covid-19.

Horas antes de que comenzara el evento, las autoridades dijeron que seis miembros del personal involucrados en la organización del mitin habían dado positivo a un test de coronavirus.

La pandemia fue de hecho uno de los temas que mencionó Trump en su largo discurso de casi dos horas de duración.

Según dijo, había pedido a sus oficiales que disminuyeran el número de pruebas que se hacían, porque a mayor cantidad de pruebas, mayores serían los casos.

Tabla con caso del covid19 en aumento en EE.UU.

BBC

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins, se han reportado más de 2.2 millones de casos de covid-19 y 119.000 muertes asociadas a la enfermedad en EE.UU.

“Aquí está la parte mala: cuando hagas pruebas, vas a encontrar más personas, encontrarás más casos. Así que dije ‘hagan menos pruebas'”, dijo a la multitud que lo vitoreaba.

El comentario provocó amplio rechazo en EE.UU., por lo que un funcionario de la Casa Blanca luego trató de matizar lo sucedido y aseguró que el presidente estaba “obviamente bromeando”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.