"El #MeToo desnaturalizó el acoso, pero no ha bajado la violencia contra mujeres": experta de la ONU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

"El #MeToo desnaturalizó el acoso, pero no ha bajado la violencia contra mujeres": experta de la ONU

Alda Facio, feminista e integrante del Grupo de Trabajo de la ONU sobre la discriminación contra la mujer y la niña, asegura que en el caso de México preocupan los reportes sobre la violencia de género, a pesar de ser un país que tiene una Ley y diversos mecanismos para prevenirla y combatirla.
Cuartoscuro
27 de diciembre, 2019
Comparte

La situación de las mujeres en Latinoamérica no ha mejorado en muchos aspectos, sino que cada vez se ve, por ejemplo, más violencia en su contra, advierte en entrevista Alda Facio, feminista costarricense e integrante del Grupo de Trabajo de la ONU sobre la discriminación contra la mujer y la niña.

Como representante de este Grupo en América Latina, visitó México en noviembre pasado para la elaboración del informe anual sobre discriminación femenina que presenta ante el Consejo General de Naciones Unidas. Este año, el tema en el que se enfoca es el futuro de las condiciones laborales para las mujeres en el mundo.

Para ello, ya se hicieron consultas en Tailandia, dentro de la región de Asia; en Etiopía y Marruecos, de África; en Ginebra, de Europa; en Nueva York, como ciudad de América del Norte; y de las islas del Pacífico, en Australia. Ahí, uno de los puntos clave fue observar qué pasa con las mujeres de etnias originarias, y fue evidente que les cuesta más conseguir un empleo.

Lee: Puerta Violeta, la estrategia del gobierno de AMLO para mujeres víctimas de violencia

En el caso de México y Latinoamérica, el Grupo también ha decidido poner el énfasis del estudio en las mujeres indígenas y las migrantes. Facio dice que no es muy optimista sobre los resultados que van a encontrar, y que serán presentados en un informe final en junio de 2020.

“En las mismas consultas que se han hecho, ha salido que las cosas no están mejorando para nada, que más bien están empeorando para muchas mujeres en el mundo. Por ejemplo, por todo el problema del cambio climático, se tienen que ir de sus tierras, o las que se van a vivir a la ciudad y no tiene un trabajo o es mal pagado”, señala.

Algunos indicadores en México dan muestra de una situación desfavorable, por ejemplo, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), viven en pobreza el 84.3% de las mujeres indígenas en zonas rurales. O en términos de violencia, la ONU advierte que cada día son asesinadas un promedio de 10 mujeres.

Sin emitir una opinión oficial sobre México, Facio explica que sí preocupan los reportes y quejas de organizaciones sociales que llegan al Grupo sobre la violencia de género, a pesar de ser un país que tiene una Ley y diversos mecanismos para prevenirla y combatirla.

“Sí tenemos reportes que nos dicen que no funciona, ni la alerta de género está funcionando, ni la protección a las mujeres. No ha bajado la violencia, más bien ha aumentado, entonces hay mucha preocupación de cómo frenar esta violencia, hay muchas opciones contradictorias sobre cómo solucionar este problema”, expresa.

“Y más que nada, el acoso sexual en las calles, en las universidades, todo lo que está pasando últimamente con el Me Too mexicano”, dice en referencia a la ola de denuncias de acoso que hubo en redes sociales a partir de marzo pasado.

Falta ampliar la lucha

Facio, de 71 años, es una reconocida jurista, experta en derecho con perspectiva de género, y feminista desde hace más de 40 años.

Con esta trayectoria, hace un balance crítico a título personal sobre el movimiento feminista actual y considera que aunque no está tocando todos los aspectos que afectan a las mujeres, sí ha generado ya un cambio sobre un punto muy específico, el acoso, que históricamente se había dejado pasar como si fuera normal.

“El acoso sexual en el trabajo ha existido desde que las mujeres empezaron a trabajar formalmente. Mujeres del Siglo XIX decían que era parte del trabajo, aguantar el acoso sexual. Si una quería trabajar y recibir un salario, tenía que aguantarse el acoso. Como las empleadas del hogar se aguantaban el acoso o casi la violación sexual como parte de su trabajo, el cuerpo era del patrón.

”Eso lo hemos sabido. Pero todo esto que salió así tan fuerte, tanto en Estados Unidos como aquí, como en Argentina donde se ha dado más fuerte el Ni Una Menos, lo que estamos viendo es que no era una loquita, ni solo una que le pasó porque era muy linda o muy sexy, sino que es una cosa generalizada”, subraya.

Recuerda que su propia madre le contaba que en su época, viviendo en Nueva York, usaban sombreros que se sostenían con un alfiler, y entonces usaba eso como arma cuando se subía al transporte público para encajárselo a quien se propasara, pero jamás se le hubiera ocurrido poner una denuncia o hablar del tema. Ella misma reconoce que las mujeres solo pensaban en cómo defenderse, cómo cuidarse usando el transporte solo a ciertas horas o no yendo a ciertos lugares, pero no habían alzado la voz al respecto.

Lee: Aprueban Ley Olimpia para castigar violencia digital contra las mujeres en CDMX; ONG alerta fallas

“Ahora ya, especialmente las más jóvenes, están suficientemente empoderadas por todo el movimiento feminista que vino antes, que tal vez no se atrevió a denunciar así masivamente, pero que ya abrió para que ahora sí se denuncie. Yo espero que con esto ya quede desnaturalizado el acoso. No es que va a parar, porque para eso tiene que cambiar la mentalidad de los hombres. Pero que quede desnaturalizado”, afirma.

Aun así, cree que a las feministas de hoy les está faltando una visión más amplia de lucha contra muchas formas de discriminación y misoginia en todos los campos, como lo hicieron las activistas de los años 60: en el lenguaje, los chistes, la cultura, la ropa. Además de causas de fondo, agrega, que están en la estructura social del patriarcado y también en el neoliberalismo, al presentar a las mujeres como objeto sexual y a los hombres con derecho sobre sus cuerpos.

Pese a que es abogada y ha dedicado su vida a eliminar leyes discriminatorias y mejorar los contextos legales para las mujeres, dice que ese trabajo es solo una parte y cambia apenas un poco, mientras que hace falta que los medios de comunicación y la educación hagan también un trabajo por la igualdad.

Su idea es que hace falta un cambio completo en las relaciones sociales y la forma de vida de la humanidad, y considera que los jóvenes por eso están involucrados en nuevos movimientos que tienen que ver con todo el planeta y que pueden unirse con el mismo propósito.

“Cuando estoy optimista pienso que esto del cambio climático tiene la posibilidad de unir a los diferentes movimientos. Porque lo que ha estado pasando es que las feministas están en un sitio, los que están con la ecología y salvar al planeta en otro, los que están por la justicia social están en otro. El cambio climático tiene que ver con la justicia social, tiene que ver con la violencia contra las mujeres, con cuidar el planeta y tener otra forma de vivir. Y tenemos que ver más esas conexiones y esos vínculos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es un virus endémico, en lo que se podría convertir el COVID-19, según la OMS (y qué ejemplos hay)

El SARS-CoV-2 "puede no irse nunca", advirtió la Organización Mundial de la Salud. Te contamos qué es un virus endémico y por qué este tiene el potencial para serlo.
15 de mayo, 2020
Comparte

El nuevo coronavirus puede haber llegado para quedarse, advirtió esta semana la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El SARS-CoV-2, causante de la enfermedad covid-19, ya ha sido diagnosticado en más de 4,2 millones de personas en todo el mundo y hasta este jueves había dejado 300.000 muertos.

Los expertos no tienen claro cuándo se podrá frenar su expansión y ahora advierten que puede que el virus no desaparezca nunca.

“Es importante poner este asunto encima de la mesa: podría convertirse en otro virus endémico en nuestras comunidades, y estos virus pueden no irse nunca“, dijo Michael Ryan, el director de Emergencias Sanitarias de la OMS esta miércoles.

“Creo que es importante que seamos realistas y no me parece que nadie pueda predecir cuándo desaparecerá la enfermedad”, añadió.

Pero ¿qué es exactamente un virus endémico?

Mike Ryan

Reuters
El director de Emergencias Sanitaras de la OMS dijo que no es posible pronosticar el fin de la enfermedad.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos recogen la definición de este y otros términos del ámbito de la epidemiología en su página web.

Endémico “se refiere a la constante presencia y/o habitual prevalencia de una enfermedad o un agente infeccioso en una población de una área geográfica”, explican los CDC.

También incluyen el término “hiperendémico“, que se refiere a altos y persistentes niveles de ocurrencia de una enfermedad.

En palabras de Rosalind Eggo, académica especialista en enfermedades infecciosas de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, “la infección endémica está presente en una zona de manera permanente, durante todo el año, todo el tiempo, año tras año”.

https://www.youtube.com/watch?v=xhM2rTMB9I4

La existencia de un virus endémico no se debe confundir con la de una epidemia o una pandemia, tal como se lo aclaró la experta a la BBC para otro artículo.

  • Epidemia: un aumento de casos seguido de un punto máximo y, luego, una disminución.
  • Pandemia: una epidemia que ocurre en todo el mundo más o menos al mismo tiempo.

Pese a que el SARS-CoV-2 tenga el potencial de convertirse en un virus endémico, eso no significa que sea incontrolable, expuso Ryan, de la OMS.

Y mencionó el caso del VIH, el virus que puede causar el sida, en su alocución.

“El VIH no ha desaparecido, pero hemos encontrado la forma de convivir con el virus. Encontramos tratamientos y métodos de prevención y las personas no se sienten asustadas como se sentían en un principio y podemos garantizar la vida de quienes conviven con el virus”, explicó.

El VIH se conoce desde hace cuatro décadas y aún no existe una vacuna para combatirlo.

Una prueba de VIH

AFP
El VIH ha sido diagnosticado en decenas de millones de personas en las ultimas cuatro décadas.

Según datos de la OMS, hasta 2018 la enfermedad se había cobrado la vida de más de 32 millones de personas y unos 40 millones convivían con el virus.

A pesar de que “continúa siendo uno de los mayores problemas para la salud pública mundial”, dice la OMS, “la infección de VIH se ha convertido en un problema de salud crónico llevadero que permite a las personas que viven con el virus llevar una vida larga y saludable“.

Ello debido a que la medicina ha logrado desarrollar diagnósticos tempranos y tratamientos paliativos. Sin embargo, no se tiene una cura.

Aquí recogemos otros ejemplos de infecciones endémicas mencionados por la experta de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

La varicela

Una enfermedad producto de un virus endémico existente desde hace siglos es la varicela, la cual se disemina en la población a través del altamento contagioso virus varicela-zóster (VVZ).

“La varicela puede ser grave, especialmente en los bebés, los adolescentes, los adultos y las personas con el sistema inmunitario debilitado”, explican los CDC.

Un niño con varicela

Getty Images
La varicela suele atacar a los menores de edad y a los adultos que no han desarrollado inmunidad por contagio o vacuna.

Las personas que nunca han tenido la enfermedad, o que no se han vacunado para prevenirla, son los receptores del virus y suelen contraerlo al tocar o inhalar partículas provenientes de las ampollas de la varicela.

Y es que la persona contagiada desarrolla de 250 a 500 ampollas que causan mucha picazón. Al ser frotadas, liberan las partículas.

Países con falta de recursos, en donde no se ha aplicado un esquema de vacunación general, son los más afectados por los brotes endémicos del virus.

La malaria (paludismo)

El paludismo -conocido comúnmente como malaria- es otra enfermedad endémica desde hace décadas y para el cual se ha desarrollado la vacuna recientemente.

Su transmisión se da por parásitos del género Plasmodium que son contagiados a través de la picadura del mosquito hembra Anopheles infectado.

Un paciente de malaria

Getty Images
La malaria se ha extendido por diversas regiones del mundo, principalmente las subtropicales.

En 2018 se registraron 228 millones de casos de malaria en el mundo, de los cuales más de 400.000 derivaron en la muerte de la persona contagiada, según la OMS.

El 67% de las víctimas fatales fueron niños menores de cinco años.

El principal método de prevención ha sido la fumigación contra los mosquitos, particularmente en África, donde se concentra la mayor parte de los casos.

También se emplean antipalúdicos, uno de ellos la cloroquina (y su derivado, hidroxicloroquina), fármacos que se están investigando para el covid-19 y cuyo uso ha sido controvertido.

No fue hasta 2015 que se desarrolló la primera vacuna para combatir esta enfermedad, pero ofrece una protección parcial a los niños.

La primera distribución de la vacuna a gran escala tuvo lugar en 2019, según la OMS.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.