Catedráticos del Conacyt denuncian despido por error técnico; incumplieron con normatividad, dice el Consejo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Conacyt

Catedráticos del Conacyt denuncian despido por error técnico; incumplieron con normatividad, dice el Consejo

Investigadores acusan que por fallas técnicas en la plataforma del Conacyt no alcanzaron a presentar su evaluación anual y fueron despedidos del programa de Cátedras.
Conacyt
21 de enero, 2020
Comparte

Flor estaba emocionada con su proyecto de investigación —evaluar científicamente la alimentación tradicional de la región Sureste para usarla en la prevención de enfermedades— porque acababa de viajar a la Ciudad de México a hacer pruebas de laboratorio que no puede hacer en Chiapas, donde trabaja.

Pero todo se vino abajo cuando por fallas técnicas en la plataforma del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) no alcanzó a presentar su evaluación anual, y sin una revisión del problema, fue despedida del programa de Cátedras.

Entérate: Conacyt promete que ningún centro de investigación va a colapsar; reorganizará gastos

Su caso no es el único: afirma que 10 investigadores están en la misma situación, de universidades en Chiapas, Quintana Roo, Puebla, Michoacán, Zacatecas, Chihuahua, Sonora, Estado de México y Ciudad de México, aunque solo siete se han unido para presentar una queja formal.

Conacyt, por su parte, asegura que ellos incumplieron la normativa y que es falso que ocurriera un error técnico.

En septiembre pasado, los más de mil 300 miembros del programa de Cátedras tuvieron dos semanas para enviar un informe anual de su trabajo, acompañado de pruebas como convenios de colaboración, certificados de alumnos a los que titularon, constancias de cursos.

Los científicos tienen que cumplir con altos estándares como pertenecer al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), hacer publicaciones científicas, organizar eventos, aportar al desarrollo de la ciencia o formar nuevos talentos, y son evaluados anualmente con calificación de 0 a 5.

La reglamentación dice que si dos evaluaciones salen negativas, se les quita la plaza. Pero incluso si están inconformes con sus resultados, tienen derecho a una revisión. Un derecho que ni siquiera le dieron a los investigadores afectados este año.

Flor (los nombres fueron cambiados por confidencialidad de los casos) llevaba dos años como catedrática en el Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), en San Cristóbal de las Casas, con un contrato indefinido por 10 años.

Regresando de su viaje de trabajo a la Ciudad de México y después de atender a su pequeña hija, se dispuso a completar el proceso de enviar sus documentos para ser evaluada.

Era viernes 13 de septiembre, el último día, y no sabía que la plataforma del Conacyt estaba teniendo fallas. Además estaba acostumbrada a que el internet tenga problemas en San Cristóbal. Adjuntó todos los archivos que necesitaba, pero nunca terminaron de cargarse.

Algo similar le ocurrió a Mayra, contratada como catedrática en el Instituto Tecnológico de Cancún, en Quintana Roo, con un proyecto de turismo y sustentabilidad en el Caribe Mexicano. Estaba muy satisfecha de que este año había logrado más que los anteriores, ya que por fin arrancaba dos planes de maestría y doctorado, así que se esmeró en preparar una gruesa carpeta para que le fuera mejor que en evaluaciones anteriores. La tenía lista el último día, pero al intentar cargarla al sistema, la página marcaba error.

Llamó a servicio técnico de Conacyt pero nadie contestó; siguió intentando en la página, con el mismo resultado, y finalmente envió correos a la dirección de Cátedras y a su enlace académico, con sus documentos y capturas de pantalla del punto rojo que indicaba el error desde antes de que venciera el horario para cargar los documentos, tratando de que por esta vía fuera tomada en cuenta, al demostrar que estaba enviando en tiempo pero el problema era técnico.

Flor también envió de inmediato correos al Conacyt y le explicó la situación a su enlace académico, que le dijo que no se preocupara, porque ya había pasado en alguna otra ocasión y seguramente solo recibiría una amonestación. A Mayra, igualmente, le dijeron que sería una falta al reglamento y pasaría a consideración del Comité de Evaluación.

La sorpresa de ambas investigadoras fue que un mes después, de pronto no tenían acceso a su correo institucional, y al llegar el 1 de noviembre se dieron cuenta de que ya no habían recibido el pago de su quincena.

Sin una notificación formal, fueron despedidas del programa.

Proyectos truncados

Mayra llevaba 5 años trabajando en el Instituto Tecnológico de Cancún, a donde fue enviada por el programa, aunque ella hizo su doctorado en la Ciudad de México. Flor también venía de terminar su formación en genética y biología molecular en la capital.

Y es que uno de los objetivos del programa de Cátedras fue descentralizar la investigación, y promover que científicos de alto nivel se fueran a los estados. Este mecanismo fue creado en 2014 para ofrecer plazas a investigadores jóvenes y evitar la fuga de cerebros, ya que no había plazas para ellos, por lo que se abrió el padrón para menores de 40 años.

A inicios del nuevo gobierno, la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, había hecho críticas a este programa del sexenio pasado, al declarar que había “colgados de la nómina”. Pero poco después dijo que estaban buscando cómo mejorarlo, y en marzo anunció que se abrían 99 plazas.

Las académicas entrevistadas tienen dudas de si este programa continuará, y como por ahora no hay convocatoria abierta, dudan que puedan recuperar su lugar si no hay una revisión a sus casos.

Como muestra de su compromiso con sus escuelas y proyectos de investigación, y esperanzadas de que sí se solucionaría, siguieron dando clases hasta diciembre pasado sin cobrar, para no dejar a la mitad el semestre.

Pero ahora, no solo sus proyectos de investigación se ven truncados.

Mayra estaba asesorando a siete alumnos para titularse de licenciatura o maestría; el programa de doctorado de Ciencias Ambientales, que arrancaría en agosto junto con la Universidad de Chetumal, tendrá que buscar rápidamente a un académico con doctorado para dar clases, ya que para pertenecer al Padrón Nacional de Posgrados tienen que contar con un cierto número de profesores de este nivel, y que pertenezcan al SNI.

Flor deja a medias una investigación de nutrigenómica sobre cómo el consumo de plantas, hongos, insectos y platillos tradicionales, como el tamal de chipilín, pueden formar una dieta que reduce la glucosa y ayuda a personas con diabetes a mejorar su salud.

Los investigadores han intentado seguir insistiendo con el subdirector de Evaluación y Seguimiento de Cátedras del Conacyt, Diego Axel, en que se reconsideren las plazas que ocupaban.

Esta no es la primera vez que científicos denuncian que una falla técnica del Conacyt los deja fuera de sus proyectos de investigación. Pasó el semestre pasado con los estudiantes de posdoctorados en el extranjero, cuando por un cambio en el sistema informático no había espacio para subir un documento, sino solo una nota posterior que pedía cargarlo junto con otro. En noviembre, el organismo reconoció el error y aceptó volver a recibir las solicitudes de beca para ahora sí evaluar los proyectos.

Animal Político solicitó a Conacyt saber qué estaba ocurriendo en esta ocasión y esta fue su respuesta:

“Con relación al tema de los siete casos de catedráticos Conacyt a quienes se les rescindió el contrato, afirmamos que es totalmente falso que la plataforma no sirvió, como se ha dicho en varios medios y redes sociales con la intención de desinformar a la opinión pública.

El programa Cátedras Conacyt cuenta con más de 1 300 miembros, de los cuales siete incumplieron con la normatividad que les obliga a presentar en tiempo y forma sus informes. No lo hicieron. No presentaron sus informes y sus contratos especifican claramente que de no cumplir con ese requisito, dichos contratos se cancelan. Cabe señalar que el Conacyt les avisó, con anticipación y varias veces, que se acercaba la fecha de vencimiento. Algunos de los excatedráticos se han acercado al Conacyt y se ha establecido un diálogo con ellos, el cual aún está en proceso”.

Los científicos afectados esperan que se pondere el valor de los proyectos que estaban desarrollando y la dependencia reconsidere su situación, ya que de la noche a la mañana se quedan investigaciones a la mitad y ellos, a pesar de su alto nivel académico, se quedan en la calle.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El caso de Antonia Barra, la joven de 21 años que se suicidó tras ser violada y que estremece a Chile

A mediados de septiembre, Antonia Barra, de 21 años, fue violada. Tres semanas después, se suicidó. El fallo, que descartó la prisión preventiva del acusado, ha desatado indignación en Chile.
23 de julio, 2020
Comparte
Antonia Barra

INSTAGRAM
Antonia Barra fue violada en la mañana del 18 de septiembre de 2019. Un mes después, se suicidó.

Antonia Barra no llegó a conocer al colectivo feminista Las Tesis, pero este miércoles su grito iba dedicado a ella.

Ni la pandemia global ni la distancia social pudieron impedir que miles de mujeres salieran a las calles de varias ciudades de Chile a corear el famoso himno feminista “¡El violador eres tú!”, dar cacerolazos, hacer barricadas y manifestarse con la misma consigna: justicia para Antonia.

El caso de Antonia lleva tiempo haciendo ruido en los medios chilenos, pero este miércoles la indignación creció aún más tras saberse que el juez, que acreditó la violación, ordenó sin embargo el arresto domiciliario del acusado, Martín Pradenas, pero no su prisión preventiva.

La joven fue violada a mediados de septiembre pasado. Casi un mes después, se suicidó. Tenía 21 años.

El rechazo a la prisión preventiva de Pradenas, de 28 años, se argumentó en que no había pruebas suficientes que evidenciaran el delito y en la buena conducta del acusado, investigado por cinco casos de abuso sexual y violación a otras jóvenes.

“La chispa que enciende la movilización ciudadana, porque se entiende que esto es una instancia en medio de un proceso judicial, no su sentencia definitiva, es el argumento del juez, que resulta indignante y que no se hace cargo de la gravedad del caso“, le cuenta a BBC Mundo desde Santiago de Chile la periodista Paula Molina.

Además, el juez del caso, Federico Gutiérrez, definió que dos de las cinco acusaciones -ocurridas entre 2010 (a una joven de 16) y 2014 (a otra de 19 años)- están prescritas. En Chile, este tipo de delitos prescriben transcurridos cinco años.

“Eso es algo que indigna porque sabemos que a las víctimas les toma muchos años denunciar. Al mandar a prescripción lo que denuncian hace que todo el proceso sea inútil. Además, resulta difícil de entender cuando parece existir un continuo de delitos similares, como se denuncia en este caso”, explica Molina.

Durante la audiencia judicial, que fue transmitida en vivo, se emitió un video de Antonia y Martín, que después se publicó en la televisión nacional, en el que se ve cómo él tira de ella mientras caminan.

“Al ver el video donde aparece el acusado junto a la víctima, que va a ser violada y que se va a quitar la vida, el juez dice: ‘Yo solo veo a una pareja caminando’. Es una señal muy potente de cómo la justicia chilena no ve o elige no ver lo que ocurre en estos delitos“, explica Molina.

El Poder Judicial transmitió la audiencia en directo.

Poder Judicial
El Poder Judicial transmitió la audiencia en vivo. A la izda., el juez Federico Gutiérrez.

Pradenas contó en un video de YouTube publicado el 17 de julio que en las imágenes que distribuyeron “se puede ver cómo con Antonia nos damos besos, abrazamos, y después nos vamos como personas normales”.

Meses antes había confirmado que tuvieron relaciones sexuales, pero dijo que fueron consensuadas.

El padre de Antonia, Alejandro Barra, no pierde la esperanza.

“Seguimos adelante. Lo importante es que el delito de mi hija ha sido considerado y trabajaremos para que en el caso sea juzgado como corresponde este individuo”, añadió Barra.

El juicio comenzó el martes 21 de julio. El juzgado estableció 120 días para la investigación de los hechos.

¿Qué se sabe sobre el caso de Antonia Barra?

En la mañana del 18 de septiembre de 2019 Antonia Barra despertó en una cabaña (un alojamiento turístico) en Pucón, en el sur de Chile. Pradenas yacía sobre ella. Después de gritarle que se apartara, se vistió y se fue.

Había viajado a esa ciudad junto a su amiga Consuelo y su novio, con quienes fue a una discoteca. Allí habría comenzado el acoso de Pradenas, registrado en las cámaras de seguridad.

Los mensajes de texto y audio que la joven mandó a varios amigos por WhatsApp y que fueron publicados por la Fiscalía dan cuenta de su relato.

Antonia Barra

INSTAGRAM
Antonia guardó silencio durante casi un mes por miedo a la reacción de sus padres, según su propio relato.

En ellos cuenta que fue violada por Pradenas y que no quiso denunciarlo por miedo a la reacción de sus padres.

Antonia guardó silencio hasta el 12 de octubre de 2019. Ese día llamó por teléfono a su exnovio, Rodrigo Canario, y relató la agresión sexual que había sufrido. Él la insultó y, además, grabó la llamada y la reenvió.

Un día después, ella le mandó un mensaje de despedida. Después se quitó la vida.

“Hastío”

El caso de Antonia Barra ocurre en medio del estallido social que se inició el 18 de octubre del año pasado y que ha tenido una repercusión especial. “Hay un hastío con lo que se percibe como abusos en general en la sociedad chilena”, dice Molina.

“En esa reacción inmediata, intensa, a lo que se planteó en la audiencia del juicio hubo esa sensación en mucha gente. De alguna manera, es como la misma pulsión del 18 de octubre y de las últimas manifestaciones que hemos vivido. Hay muchas personas que no están dispuestas a callar cuando consideran que algo es injusto“.

La periodista chilena considera que el caso de Antonia Barra pone de relieve que “existe la percepción de que el acoso sexual a las mujeres es una cuestión muy generalizada en Chile”.

Mujeres en Santiago de Chile coreografiando "Un violador en tu camino". Diciembre de 2019.

JAVIER TORRES/Getty Images
Mujeres en Santiago de Chile coreografiando “Un violador en tu camino”.

“Precisamente un día antes de la audiencia judicial se publicó una radiografía del acoso en Chile donde se decía que más del 90 por ciento de las mujeres vive situación de acoso de distinto tipo en el país. Eso crea una identificación de parte de muchas mujeres con las víctimas”, añade Molina, que se refiere a una encuesta nacional en la que participaron más de 1.200 mujeres.

Pero el contexto de la fuerza actual del movimiento feminista en Chile también influye.

“Precisamente, la última gran manifestación antes de la pandemia fue la del 8 de marzo, y no solo hubo activistas o militantes, sino mujeres que, pensando distinto en muchos temas, coinciden en que es momento de que las mujeres reivindiquen la total igualdad de derechos. Eso también ha movilizado una toma de conciencia en muchas mujeres“, opina la colaboradora de BBC Mundo.

“También en otros países hay una sensación generalizada de que en los procesos judiciales todo el peso de la prueba recae sobre las mujeres, y de que el mismo proceso judicial revictimiza a las mujeres y las cuestiona de una manera que no se condice con la agresión que denuncian”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2l6SQqdn2Y8

https://www.youtube.com/watch?v=L1x85oILvOU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.