Catedráticos del Conacyt denuncian despido por error técnico; incumplieron con normatividad, dice el Consejo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Conacyt

Catedráticos del Conacyt denuncian despido por error técnico; incumplieron con normatividad, dice el Consejo

Investigadores acusan que por fallas técnicas en la plataforma del Conacyt no alcanzaron a presentar su evaluación anual y fueron despedidos del programa de Cátedras.
Conacyt
21 de enero, 2020
Comparte

Flor estaba emocionada con su proyecto de investigación —evaluar científicamente la alimentación tradicional de la región Sureste para usarla en la prevención de enfermedades— porque acababa de viajar a la Ciudad de México a hacer pruebas de laboratorio que no puede hacer en Chiapas, donde trabaja.

Pero todo se vino abajo cuando por fallas técnicas en la plataforma del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) no alcanzó a presentar su evaluación anual, y sin una revisión del problema, fue despedida del programa de Cátedras.

Entérate: Conacyt promete que ningún centro de investigación va a colapsar; reorganizará gastos

Su caso no es el único: afirma que 10 investigadores están en la misma situación, de universidades en Chiapas, Quintana Roo, Puebla, Michoacán, Zacatecas, Chihuahua, Sonora, Estado de México y Ciudad de México, aunque solo siete se han unido para presentar una queja formal.

Conacyt, por su parte, asegura que ellos incumplieron la normativa y que es falso que ocurriera un error técnico.

En septiembre pasado, los más de mil 300 miembros del programa de Cátedras tuvieron dos semanas para enviar un informe anual de su trabajo, acompañado de pruebas como convenios de colaboración, certificados de alumnos a los que titularon, constancias de cursos.

Los científicos tienen que cumplir con altos estándares como pertenecer al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), hacer publicaciones científicas, organizar eventos, aportar al desarrollo de la ciencia o formar nuevos talentos, y son evaluados anualmente con calificación de 0 a 5.

La reglamentación dice que si dos evaluaciones salen negativas, se les quita la plaza. Pero incluso si están inconformes con sus resultados, tienen derecho a una revisión. Un derecho que ni siquiera le dieron a los investigadores afectados este año.

Flor (los nombres fueron cambiados por confidencialidad de los casos) llevaba dos años como catedrática en el Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), en San Cristóbal de las Casas, con un contrato indefinido por 10 años.

Regresando de su viaje de trabajo a la Ciudad de México y después de atender a su pequeña hija, se dispuso a completar el proceso de enviar sus documentos para ser evaluada.

Era viernes 13 de septiembre, el último día, y no sabía que la plataforma del Conacyt estaba teniendo fallas. Además estaba acostumbrada a que el internet tenga problemas en San Cristóbal. Adjuntó todos los archivos que necesitaba, pero nunca terminaron de cargarse.

Algo similar le ocurrió a Mayra, contratada como catedrática en el Instituto Tecnológico de Cancún, en Quintana Roo, con un proyecto de turismo y sustentabilidad en el Caribe Mexicano. Estaba muy satisfecha de que este año había logrado más que los anteriores, ya que por fin arrancaba dos planes de maestría y doctorado, así que se esmeró en preparar una gruesa carpeta para que le fuera mejor que en evaluaciones anteriores. La tenía lista el último día, pero al intentar cargarla al sistema, la página marcaba error.

Llamó a servicio técnico de Conacyt pero nadie contestó; siguió intentando en la página, con el mismo resultado, y finalmente envió correos a la dirección de Cátedras y a su enlace académico, con sus documentos y capturas de pantalla del punto rojo que indicaba el error desde antes de que venciera el horario para cargar los documentos, tratando de que por esta vía fuera tomada en cuenta, al demostrar que estaba enviando en tiempo pero el problema era técnico.

Flor también envió de inmediato correos al Conacyt y le explicó la situación a su enlace académico, que le dijo que no se preocupara, porque ya había pasado en alguna otra ocasión y seguramente solo recibiría una amonestación. A Mayra, igualmente, le dijeron que sería una falta al reglamento y pasaría a consideración del Comité de Evaluación.

La sorpresa de ambas investigadoras fue que un mes después, de pronto no tenían acceso a su correo institucional, y al llegar el 1 de noviembre se dieron cuenta de que ya no habían recibido el pago de su quincena.

Sin una notificación formal, fueron despedidas del programa.

Proyectos truncados

Mayra llevaba 5 años trabajando en el Instituto Tecnológico de Cancún, a donde fue enviada por el programa, aunque ella hizo su doctorado en la Ciudad de México. Flor también venía de terminar su formación en genética y biología molecular en la capital.

Y es que uno de los objetivos del programa de Cátedras fue descentralizar la investigación, y promover que científicos de alto nivel se fueran a los estados. Este mecanismo fue creado en 2014 para ofrecer plazas a investigadores jóvenes y evitar la fuga de cerebros, ya que no había plazas para ellos, por lo que se abrió el padrón para menores de 40 años.

A inicios del nuevo gobierno, la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, había hecho críticas a este programa del sexenio pasado, al declarar que había “colgados de la nómina”. Pero poco después dijo que estaban buscando cómo mejorarlo, y en marzo anunció que se abrían 99 plazas.

Las académicas entrevistadas tienen dudas de si este programa continuará, y como por ahora no hay convocatoria abierta, dudan que puedan recuperar su lugar si no hay una revisión a sus casos.

Como muestra de su compromiso con sus escuelas y proyectos de investigación, y esperanzadas de que sí se solucionaría, siguieron dando clases hasta diciembre pasado sin cobrar, para no dejar a la mitad el semestre.

Pero ahora, no solo sus proyectos de investigación se ven truncados.

Mayra estaba asesorando a siete alumnos para titularse de licenciatura o maestría; el programa de doctorado de Ciencias Ambientales, que arrancaría en agosto junto con la Universidad de Chetumal, tendrá que buscar rápidamente a un académico con doctorado para dar clases, ya que para pertenecer al Padrón Nacional de Posgrados tienen que contar con un cierto número de profesores de este nivel, y que pertenezcan al SNI.

Flor deja a medias una investigación de nutrigenómica sobre cómo el consumo de plantas, hongos, insectos y platillos tradicionales, como el tamal de chipilín, pueden formar una dieta que reduce la glucosa y ayuda a personas con diabetes a mejorar su salud.

Los investigadores han intentado seguir insistiendo con el subdirector de Evaluación y Seguimiento de Cátedras del Conacyt, Diego Axel, en que se reconsideren las plazas que ocupaban.

Esta no es la primera vez que científicos denuncian que una falla técnica del Conacyt los deja fuera de sus proyectos de investigación. Pasó el semestre pasado con los estudiantes de posdoctorados en el extranjero, cuando por un cambio en el sistema informático no había espacio para subir un documento, sino solo una nota posterior que pedía cargarlo junto con otro. En noviembre, el organismo reconoció el error y aceptó volver a recibir las solicitudes de beca para ahora sí evaluar los proyectos.

Animal Político solicitó a Conacyt saber qué estaba ocurriendo en esta ocasión y esta fue su respuesta:

“Con relación al tema de los siete casos de catedráticos Conacyt a quienes se les rescindió el contrato, afirmamos que es totalmente falso que la plataforma no sirvió, como se ha dicho en varios medios y redes sociales con la intención de desinformar a la opinión pública.

El programa Cátedras Conacyt cuenta con más de 1 300 miembros, de los cuales siete incumplieron con la normatividad que les obliga a presentar en tiempo y forma sus informes. No lo hicieron. No presentaron sus informes y sus contratos especifican claramente que de no cumplir con ese requisito, dichos contratos se cancelan. Cabe señalar que el Conacyt les avisó, con anticipación y varias veces, que se acercaba la fecha de vencimiento. Algunos de los excatedráticos se han acercado al Conacyt y se ha establecido un diálogo con ellos, el cual aún está en proceso”.

Los científicos afectados esperan que se pondere el valor de los proyectos que estaban desarrollando y la dependencia reconsidere su situación, ya que de la noche a la mañana se quedan investigaciones a la mitad y ellos, a pesar de su alto nivel académico, se quedan en la calle.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué las noches se están calentando más rápido que los días

Los científicos están entendiendo cómo la variación de las temperaturas nocturnas y diurnas puede afectar no sólo al ambiente, sino también nuestro entendimiento sobre el clima.
31 de julio, 2021
Comparte

Las temperaturas nocturnas están aumentando de forma más acelerada que las diurnas, con impactos significativos en el clima y el medio ambiente.

Es un patrón que científicos y expertos del clima han observado en los últimos años en todo el planeta, con una posible relación con eventos climáticos extremos, como la ola de calor que está afectando al noroeste de Estados Unidos y parte de Canadá.

Esto ocurre porque el incremento de las temperaturas mínimas, normalmente las que ocurren durante las horas en las que no hay sol, se están acelerando en comparación con las temperaturas máximas, usualmente diurnas.

Es decir, noches más cálidas. Lo que contrasta con la idea de que las noches son generalmente más frescas.

Es lo que algunos científicos llaman “asimetría de calentamiento”, y pasa porque el efecto del incremento de las temperaturas no es uniforme en todo el planeta todo el tiempo.

Con temperaturas máximas récord, el foco de atención se ha centrado este año en el domo de calor en Norteamérica, un evento del tipo “solo uno en 1.000 años” y “virtualmente imposible” si no fuese por el efecto de la acción humana sobre el ambiente, según dijo la red World Weather Attribution.

Pero no todo se trata de medir cuánto suben las temperaturas máximas. Los científicos le están poniendo un ojo a las variaciones en las temperaturas mínimas, un detalle que sería crucial para entender el cambio climático.

Un hombre se refresca en Vancouver durante la ola de calor en Canadá

Reuters
En Norteamérica, la gente aprovechaba cualquier opción con tal de refrescarse de las extremadamente altas temperaturas

Máximas y mínimas

El pasado junio ha sido, desde que se llevan registros, el junio más caluroso en EE.UU. y Canadá, con cientos de muertos y afectados por el calor extremo.

El calor se intensificó entre finales de junio y principios de julio en forma de domo de calor, el cual elevó las temperaturas en ambos países como nunca antes.

En Columbia Británica, Canadá, se registró una máxima histórica de 49,6ºC, más de cuatro puntos por encima del récord nacional de 45ºC.

En Portland, Oregón, un estado conocido por su clima lluvioso, también se registraron máximos históricos durante tres días seguidos: 46,1ºC, 44,4ºC y 42ºC respectivamente. Los incendios forestales en este estado han quemado casi 150 mil hectáreas, provocando miles de evacuaciones.

Pero aunque las temperaturas máximas sorprendieron (y preocuparon) a los expertos, en el rango de las temperaturas mínimas también hubo cambios.

Según los datos de la Oficina Nacional de Administración Oceanográfica y Atmosférica, solo en la última semana de junio se rompieron los récords de temperatura máxima unas 1.328 veces en todo EE.UU.

Esta cifra obedece a las medidas diarias que registra cada una de las estaciones de medición desplegadas a lo largo y ancho de ese país.

Pero en contraste, en lo que respecta a las temperaturas mínimas, se rompieron los récords máximos unas 1.602 veces.

Gráfico de cambios en temperaturas máximas

BBC
Gráfico de cambios en temperaturas mínimas

BBC

“Hay una tendencia global a que las temperaturas nocturnas aumenten a un ritmo más rápido que las diurnas”, dicen científicos del Instituto de Sustentabilidad y Ambiente de la Universidad de Exeter en Inglaterra.

Era lo mismo que había advertido el Informe Especial de Ciencia del Clima en 2018 al asegurar que las temperaturas mínimas promedio estaban aumentando “a un ritmo ligeramente más alto que las temperaturas máximas promedio”, un patrón que estaba siendo observado en distintos puntos del planeta.

De hecho, las temperaturas mínimas inusualmente más cálidas se están volviendo cada vez más comunes en EE.UU., según más datos de la NOAA.

¿Por qué aumentan las temperaturas por las noches?

Daniel Cox, del Instituto de Sustentabilidad y Ambiente, explica por qué las temperaturas nocturnas cambian a un ritmo distinto que las diurnas.

Él y un equipo de científicos estudiaron las temperaturas máximas y mínimas por día y hora entre 1983 y 2017 a partir de los datos otorgados por la NOAA.

“La exploración de la variación en las temperaturas se ha centrado principalmente en las medias diarias, mensuales o anuales. Sorprendentemente se le ha prestado poca atención a la variación en las tasas a lo largo del ciclo diario”, reza el estudio, publicado en la revista Global Change Biology.

Después de analizar los datos, los científicos encontraron que 54% de la superficie terrestre había experimentado una asimetría de calentamiento mayor a 0,25ºC entre el día y la noche.

“Los aumentos de CO2 en la atmósfera y otros gases de efecto invernadero están aumentando las temperaturas máximas y mínimas con mayor tendencia por las noches. Pero las direcciones en las que se producen estos cambios varía dependiendo del lugar y el momento del día”.

Gráfico emisión de CO2 en toneladas

BBC

No solo eso. También hallaron que un mayor aumento en las temperaturas nocturnas estaba relacionado con la humedad y la generación de nubes.

“Encontramos que en aquellas regiones donde había un incremento de nubes, la temperatura nocturna aumentaba más rápido que la diurna. Mientras que un aumento de las temperaturas diurna estaba relacionado con regiones más secas”, explica Cox.

Esto ocurre porque las nubes actúan como “una manta”, empujando el calor hacia abajo y atrapándolo en la superficie terrestre. A más calor en la superficie, más vapor de agua en el aire, que a su vez atrapa más calor.

En zonas sin nubes, en cambio, el clima se vuelve más seco y caliente durante los días, pero la temperatura disminuye por las noches al “liberarse” el calor.

¿Se relaciona esto con eventos climáticos extremos como las olas de calor?

Para Cox, olas de calor tan extremas como las vistas en Norteamérica son eventos muy específicos que hay que estudiar con mayor detalle, mientras que él y su equipo analizaron los datos correspondientes a 35 años.

Sin embargo, Cox dice que su estudio es una primera aproximación y que quedan muchas preguntas por responder para entender cómo incluso los pequeños cambios que ocurren en el planeta tienen grandes implicaciones.

“A medida que aumenten los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera, los eventos extremos serán cada vez más comunes. Pero las temperaturas no aumentan de forma lineal”.

Que las temperaturas sean más altas por las noches puede tener implicaciones directas sobre el medio ambiente como, por ejemplo, la fotosíntesis y la respiración de las plantas, según Cox.

Pero también tendrá efectos negativos entre las personas. Mayores temperaturas nocturnas significa que la tierra no tiene suficiente tiempo para enfriarse. Esto significa también que nuestros cuerpos no pueden refrescarse, especialmente durante picos de calor extremo.

Si el cuerpo no se aclimata a la temperatura, pueden producirse mareos, náuseas, desmayos y sudoración. Y en casos extremos puede producirse un golpe de calor, lo que requiere ayuda médica.

Gráfico variación temperaturas anuales

BBC

Entender el cambio climático

El planeta se ha calentado aproximadamente unos 1,2ºC desde que comenzó la era industrial. Y 2020 ha sido el segundo año más caluroso de la historia desde que se tienen registros, superado solo por 2016.

De continuar con las proyecciones de calentamiento, tal como aumentan las temperaturas, el planeta podría superar el umbral de 1,5ºCentre 2030 y 2052, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés).

Los científicos han estado tratando de predecir cómo el cambio climático puede afectar al planeta.

Inundaciones en Europa, 2021

EPA
La ciencia no ha podido predecir las inundaciones en Alemania y Bélgica

Pero eventos tan extremos como el domo de calor y las inesperadas inundaciones en Alemania y Bélgica están haciendo pensar a los expertos que las proyecciones se están quedando cortas y que las consecuencias del cambio climático estén haciéndose sentir antes de lo esperado.

Sin embargo, Cox cree que hay un lado positivo en todo esto y que analizar las variaciones de temperaturas por horas puede ser de utilidad.

“Al considerar el cambio climático de forma temporal durante el ciclo diario, podemos evaluar con mayor precisión el cambio climático y la amenaza que representa”, asegura.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gkjLnmiDu20

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.